10 Últimos

sábado, 10 de septiembre de 2011

Las Instituciones


Por Rafael Melo

Una persona en su existencia diaria tiene una vida pública y una privada. La segunda se desarrolla alrededor de la familia, los amigos, los compañeros y vecinos más cercanos y cada quien es tratado por quien es, por cuanto las relaciones interpersonales tiene gran importancia y en estos ámbitos pequeños se generan reglas de convivencia.

En grupos sociales más grandes; ciudades, países, las reglas de convivencia interpersonales no funcionan y es necesario tener un sistema de reglas sociales. El conjunto de reglas sociales que gobiernan estas relaciones se llaman instituciones. Y al ámbito de las relaciones sociales se llama vida pública. En una sociedad compleja la vida pública es el grueso de la convivencia cotidiana, la actividad económica, la organización política, la participación religiosa y/o cualquier iniciativa social institucionalizada.

En la vida pública las personas se relacionan a través de instituciones que norman dicha relación. Por ejemplo, en el sistema de transito, se espera que al llegar a un semáforo nos detengamos si la luz está roja. El semáforo es una institución, el color de la luz nos señala una norma de conducta. Respetándola, nos relacionamos con los otros conductores en la misma intersección. No necesitamos conocernos todos para cruzar las intersecciones.

La intención principal de un sistema de semáforos no se encuentra en evitar colisiones de vehículos o atropellos de personas, sino en aumentar la velocidad promedio de circulación automotor en la ciudad. Si no hay semáforos, los carros pasarán los cruces cuando puedan, pero más despacio, para evitar chocar o atropellar a alguien. Pueden aparecer reglas espontaneas como el 1x1 caraqueño o la ley del más arriesgado como ocurre en Maracaibo o en Oriente. Lo que no ocurre es que cualquiera de estos métodos sea más rápido, en la circulación general, que con el uso del semáforo.

Un sistema de semáforos implica una doble fe en los ciudadanos,

• La confianza de que tiene sentido parase cuando la luz esta en rojo.

• Confianza que los otros actuaran de la misma manera.

Cuando el sistema funciona de esta manera la productividad de la sociedad aumenta y se incrementa la calidad de vida.

Las instituciones proveen dos elementos muy importantes para el funcionamiento fluido de las grandes sociedades:

1. Economía en el conocimiento necesario para la toma de decisiones. Basta con saber las reglas; no es preciso conocer a las personas.

2. Predictibilidad sobre el comportamiento de los demás. Conociendo las reglas y que los otros también se rigen por ellas, podemos saber cómo actuaran en cada situación.
En una sociedad grande sin reglas, la incertidumbre acerca de la actuación de los otros resulta paralizante.

En nuestro País como no tenemos confianza en el funcionamiento de las instituciones, en el ejemplo del semáforo frenamos y observamos el cruce antes de pasar cuando el color es verde, lo que causa una disminución o frenado en el flujo del tráfico, la sociedad en general es poco eficiente y productiva. Adicionalmente tenemos una baja calidad de vida.

Tenemos como sociedad la tarea de construir instituciones, esto implica que nosotros mismos en nuestros hogares debemos trasmitir el respeto por ellas con el ejemplo y la palabra.

Ideas tomadas del libro: La Cultura Pública en Venezuela de Raúl Gonzalez Fabres, S.J., Publicaciones UCAB, 2005

The Bolivarian Empire




Autor: Ana Black
Publicado en el diario Tal Cual en marzo de 2008

La planilla de inscripción del Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando Reverón (¡Uf!) trajo como modalidad este semestre unas casillas en las que los alumnos deben aclarar si son: Afrodescendientes (todopegado), indígenas, inmigrantes, discapacitados u otros. ¡Y se armó lo que antes -cuando este país no intentaba con tanto afán parecerse al Imperio- se llamaba ¡la propia sampablera!

El pobre encargado de atender las inscripciones estaba a punto de enloquecer cuando empezaron esos muchachos a preguntar:

–Si yo soy hija de negro y española ¿soy afrodescendiente o inmigrante?

–Si yo soy hijo de mulata (semi afrodescendienta) y chino ¿qué soy? ¿semi afroasiáticodescendiente?”

–Si mi mamá es goajira y yo también pero tengo los ojos verdes porque mi abuelo paterno era alemán ¿soy caucásica nativa o indígena chimba?”

–Si mi mamá es blanca y mi papá también pero nacidos en esta tierra desde la época de la infame conquista ¿soy eurodescendiente, venezolana, bolivariana o kimosabi?

–Si mi mamá es como marroncita pero pecosa y mi papá no se sabe porque tiene la piel canela, las piernas cambetas, el pelo malo, los ojos achinados y todo lo que conlleva la parafernalia étnica ¿qué soy? ¿un tutti frutti racial?

–Si toda mi familia es pemona menos mi abuelo paterno que era portugués, dónde me anoto ¿en “Otros”?

–Si en mi familia todos tenemos la misma sonrisa pero yo soy marrón clara, mi hermana mayor catira, mi hermano bachaco y mi hermanita como china ¿son mis hermanos?

–Si yo soy afrodescendiente, o sea, hijo de negro y negra, ¿me van a dar unas clases diferentes?”.

Ahora, díganme, por favor a mi, Ana Black: ¿Qué sentido tiene esa encuesta? ¿Cuándo en la vida a los venezolanos se nos ha preguntado de qué color somos? ¿Alguien ha visto algo más segregacionista que eso? ¿De cuándo acá los nacidos en Barlovento, por generaciones de generaciones, pasaron a ser africanos? Qué vienen siendo entonces los andinos ¿colonodescendientes? ¿Primerimperiodescendientes? ¿Cuál es el color oficial del venezolano bolivariano? ¿Quién lo determina? ¡Cómo lo van a establecer! ¿Nos van a repartir una carta cromática? ¿Van a hacer una escala de colores?

¿Yo estoy perdiendo las proporciones o este es un gesto discriminador que nos pretende aplicar la sucursal más fiel del imperio norteamericano? Insistiré en la pregunta porque… es que no entiendo: ¿Hay algo más racista y –por qué no decirlo- ¡baaalurdo! que preguntarle a la gente de qué color es?

¡Fo!

¡Huele a azufre!

viernes, 9 de septiembre de 2011

Encuentros para las soluciones

Una propuesta desde la Sociedad Civil.
Por Ciudadanía Activa, 17/08/2011


La realización de las primarias para la elección del candidato(a) de la Unidad Nacional es apreciado por los venezolanos como un logro sustantivo de las fuerzas democráticas. Asimismo, es amplio el consenso de que “las primarias de la Unidad Nacional”, más que un evento puntual para la elección del candidato(a) –que confiamos será el próximo Presidente(a) de la república- constituye un espacio excepcional para discutir el país que queremos los venezolanos.

El candidato del oficialismo está solo en la arena política haciendo y deshaciendo, mientras los ciudadanos esperan la encarnación efectiva de ese liderazgo alternativo que representa al futuro y la reconquista del sendero democrático, contrapartida del anacronismo que representa el modelo de los hermanos Castro que Chávez pretende consolidar en nuestro país.

“Encuentros para las soluciones”, que consiste en la realización de 5 eventos donde aparezcan juntos, en un Estudio de TV, los precandidatos unitarios dando su visión de país, sus diagnósticos y, principalmente, sus soluciones. No se trata de unos “debates” per se, para que se agredan entre sí. Eso NO. Nunca. Se trata de aprovechar el impacto mediático de verlos juntos, en un formato televisivo de reglas claras y equitativas, de mutuo respeto, donde cada uno de los precandidatos eche su cuento, su “narrativa” para un mejor país.

Para leer la propuesta completa haga clic aquí ==> https://docs.google.com/Encuentro_para_las_soluciones

Publicado por:
http://www.ciudadaniaactiva.org/documentos/

El temor y la solidaridad


Por Luis Ugalde, 9/09/2011

La razón instrumental humana es muy prodigiosa, pero marcha ciega hacia la autodestrucción si el temor y el amor no se dan la mano para llevarla hacia el bien común de todos. Por las malas no hay Venezuela vivible ni desarrollo humano posible.

Aunque sorprenda, el temor es el aliado principal de la solidaridad social: cerramos filas ante el temor a un enemigo común; el miedo a la destrucción atómica ha hecho más por la paz que el amor a la potencia rival. Aprendimos en el catecismo la importancia del temor al infierno para hacer el bien: si fallare el amor de Dios, nos ayude el temor al infierno... Es la condición humana. Entre Francia y Alemania hay medio siglo de paz y amor, porque tres guerras y millones de muertos los convencieron de que es mejor entenderse que matarse.

No es toda la verdad, pero sí parte de ella, lo que dice Hobbes sobre el Estado moderno: "El temor a la muerte inclina a los hombres hacia la paz", y "el motivo final para organizarse en sociedad es la preservación de la propia vida".

Los sentimientos positivos de solidaridad son una importante realidad humana, pero paradójicamente el temor es su gran aliado: el temor al que nos amenaza y también el temor de perder a quien queremos. Los capitalistas en la Europa de 1860 consideraban desastroso e inaceptable lo que 100 años después sus nietos aceptarían como positivo: jornada laboral de 8 horas en lugar de 15 horas, con sindicatos y leyes que regulan el trabajo y consagran el derecho laboral con seguro social, vacaciones, estabilidad y bienestar para los trabajadores.

Así se evita la guerra social y se vive en paz, con instituciones, seguridad y cierta armonía, incluso con quienes no son amados; descubrieron que pagar cuantiosos impuestos para que todos tengan servicios públicos de salud, educación seguridad, infraestructura... es mejor y más barato que la guerra. Tal vez a Marx le cegó la creencia en leyes económicas estrictas y determinantes de la conducta humana, y pensó que la burguesía iba sin remedio hacia el suicidio en una sociedad donde los proletarios no tendrían nada que perder sino sus cadenas.

La verdad es que el temor común (además del amor) une a los sectores sociales enfrentados, a las parejas y a las familias.

Quienes se quieren evitan, por miedo, lo que lleva a perder al otro. El egoísmo bien informado y con visión de futuro cultiva la solidaridad que beneficia a unos y a otros.

Venezuela tiene temores que ayudan (temor a la guerra civil, al desempleo, a la violencia, al modelo cubano...), pero no teme suficientemente quedarse sin buenos profesionales, buenos médicos y educadores, buenos trabajadores, buenos empresarios y buenas instituciones. Si los necesitamos, hay que cultivarlos. El delantero teme que falle el portero y con esto pierdan el partido, y viceversa. Hoy en Venezuela parecemos un equipo sin estos temores-amores.

Aunque sea por temor, la parte acomodada de la sociedad venezolana debe querer el pleno empleo, bienestar, calidad de educación y de vida de los más pobres, y viceversa. Es ridícula y trágica aquella prédica de las altas esferas "revolucionarias" de que les irá bien a los pobres si les va mal a los empresarios y profesionales, y viceversa. Si queremos un futuro bueno para "nosotros" debemos quererlo para "nos-otros".

Solidaridad por amor y por temor. Deseamos bienes que ningún "yo" puede conseguir sino sólo "nosotros".

También esto es cierto para la convivencia entre naciones, para el cuido del hábitat y para la colaboración internacional. Todavía el miedo lleva a la humanidad al absurdo de gastar muchos miles de millones en armas que nunca se van a utilizar, pero el miedo más inteligente puede llevar al desarme: algún día el miedo y el amor se darán la mano con la inteligencia para destinar a escuelas y centros de salud el presupuesto de tanques y bombas.

La razón instrumental humana es muy prodigiosa, pero marcha ciega hacia la autodestrucción si el temor y el amor no se dan la mano para llevarla hacia el bien común de todos. Por las malas no hay Venezuela vivible ni desarrollo humano posible. El instinto de conservación nos hace ver que si no hay vida digna para los otros, tampoco la habrá para mí.

La ética que busca el bien del otro es rentable y produce ganancias, aunque a la corta parezca carga pesada, mientras que la tan celebrada "viveza" cortoplacista es suicida a mediano plazo. Lo que queremos y necesitamos no hay que quitarlo a los que ya lo tienen, sino producirlo en alianza entre ambos.

Publicado por:
http://www.analitica.com/va/politica/opinion/5536909.asp

Debate Ciudadano: Destino de los CLPP

La Fundación de Estudios Municipales y la Red de Encuentro Ciudadano invitan a debatir sobre los CLPP


La gestión económica en el Deporte en el marco de la nueva Ley


Por Carlos Mendoza R., 25/08/2011

La Ley Orgánica del Deporte, Actividad Física y Educación Física (LOAFEF) ha sido publicada el 23 de agosto de 2011 en Gaceta Oficial Nº 39.741, en este caso haré una revisión a ese texto legal desde la mirada de las personas naturales y jurídicas que quieran contribuir con el deporte, la actividad física y la educación física.

¿Quiénes son reconocidos como actores de la gestión económica en el área deportiva?
Toda persona natural o jurídica que esté registrada ante el Instituto Nacional del Deporte, según requisitos establecidos en reglamento futuro y que mantengan actualizados sus datos podrán realizar cualquier gestión económica en materia deportiva, siempre y cuando se dediquen con fines de lucro a las siguientes actividades:

1.- La prestación del servicio público de promoción, desarrollo, formación, entrenamiento y administración del deporte, la actividad física y la educación física.

2.- La organización de la práctica del deporte profesional comprende a los clubes y ligas profesionales.

3.- La producción y comercialización de bienes y servicios asociados al deporte, la actividad física y la educación física.

4.- La intermediación de contratos profesionales, de auspicio, patrocinio o representación de deportistas, profesionales o no, y atletas.

El Instituto Nacional de Deporte será el responsable de supervisar las condiciones de prestación del servicio público y el ejercicio de la actividad económica de gimnasios, academias, escuelas y similares, clubes, ligas profesionales y de las personas que realicen las actividades que se indicaron previamente.

En este sentido, el Estado buscará la masificación del deporte, la actividad física y la educación física a través de la promoción de la creación de empresas públicas de producción de bienes y servicios deportivos, así como la creación de organizaciones socio productivas, atendiendo a los potenciales productivos de cada región o comunidad. A tal efecto el Estado dispondrá lo necesario para la capacitación técnica y administrativa de las comunidades vinculadas con cada proyecto productivo en el área.

Reglas de juego para el patrocinio, la publicidad en medios y proyectos.
La LOAFEF delega en un futuro reglamento todo lo relacionado a las normas para desarrollar los siguientes aspectos:

1- Entidades productoras y comercializadoras de bienes y servicios.
2- Patrocinios.
3- Medios de Comunicación.
4- Proyectos de actividad física y deportes.

Oportuno es destacar que en todos estos supuestos el tema del registro ante el Instituto Nacional de Deportes en un requisito básico.

En materia de patrocinios además del registro, exige la Ley que se informe al Instituto Nacional de Deportes sobre cualquier convenio que se suscriba en esta materia, en un plazo de 15 días a partir de la celebración del mismo. Si el patrocino va a un atleta entonces se regulará en reglamento futuro.

La LOAFEF obliga a los Medios de Comunicación de carácter masivo a transmitir mensajes de servicio público deportivo, relativos a la práctica del deporte, la actividad física y la educación física en la población, que exalten sus beneficios físicos, psicológicos y sociales en pro de alertar sobre los peligros del consumo de alcohol, tabaquismo, drogas, etc…

Por último, en el caso de proyectos especiales enmarcados en la LOCTI, o en la responsabilidad social o bien en la lucha contra el uso ilícito de drogas, deben ser notificados previamente al Ministerio respectivo.

Recursos financieros para el Deporte.
La República, los estados, los municipios, cualquier entidad pública o privada, así como las empresas u otras organizaciones públicas y privadas que realicen actividades económica en el país con fines de lucro, realizarán aportes económicos para contribuir con el desarrollo del Deporte, la Actividad Física y la Educación Física, al Fondo Nacional para el Desarrollo del Deporte, la Actividad Física y la Educación Física.

El aporte a este recién creado Fondo Nacional será del 1% sobre la utilidad neta o ganancia contable anual, cuando ésta supere las veinte mil Unidades Tributarias, y su regulación estará condicionada a un reglamento futuro o a normas del Ministerio del Poder Popular con competencia en la materia deportiva. Este aporte no constituirá un desgravamen al Impuesto sobre la Renta.

La ley permite que hasta un 50% del aporte previsto pueda ser destinado a proyectos propios del contribuyente hacia las actividades físicas y buenas prácticas y para el patrocinio del deporte, pero a tal fin, deberán someterse a lo lineamientos del Instituto Nacional de Deporte, que deberán ser actualizados cada dos años.

Publicado por:
http://estado-ley-democracia.blogspot.com/2011/08/la-gestion-economica-en-el-deporte-en.html

Calendario Venezuela para todos 2012

La Fundación Trabajando Unidos por Venezuela se enorgullece en ofrecer la Novena Edición de su Calendario "VENEZUELA PARA TODOS 2012". Con esta adquisición esperamos seguir fortaleciendo y reforzando la loable labor social que la Fundación realiza a favor de las personas con limitados recursos económicos.

Anexo encontraran la Portada y Contraportada que refleja las fotos que estarán incluidas dentro de este bello ejemplar.

En caso de que deseen colaborar con la compra de los mismos, agradecemos contactarnos a través de los teléfonos:
515.2319/ 0414-249.7898 (Lourdes Granadillo), lunes a viernes de 9:00 a.m. a 3:00 p.m. y gustosamente le atenderemos. El costos es de Bs. 75,oo c/u.

Las personas que vivan en el Sur-Este o sus alrededores pueden retirarlos en mi casa en la Urb. Guaicay, Los Samanes, previa cita, despues de las 05:00 pm.

Los cheques son a nombre de Fundación Trabajando Unidos por Venezuela.

El apoyo incondicional de cada uno de ustedes es vital para continuar con este esfuerzo.

Lourdes Granadillo
Fundación Trabajando Unidos por Venezuela
Dirección: Av. Sucre de Los Dos Caminos, entre 8va. y 9na. Transversales,
Edificio Industrial, Modulo A, Piso 1, (Al lado de la Tienda de electrodomésticos JVG)

Venezuela, ¿Colonia de Cuba?


“Chávez cedió y quebró sus rodillas ante su “gurú político”
el viejo zorro se aprovechó de su debilidad y mirando a
Venezuela como la caperucita roja se la quiere comer.”


Por Carlos Vilchez Navamuel, 31/08/2011

Muchas cosas han pasado desde que Chávez llegó al poder, sus polémicas acciones en el ámbito nacional e internacional quedarán para la historia, la más censurable quizás sea, esa amalgama que hizo con los lideres octogenarios cubanos Fidel y Raúl Castro, primero les entregó su alma -lo cual no nos importaría si no involucrara a toda una nación- luego, traicionó a su patria y se llevó a mas de 50.000 cubanos a Venezuela que infiltró en toda la telaraña del aparato estatal dada la poca confianza que le ha tenido a sus propios coterráneos, los introdujo hasta en los cuarteles, firmó decenas de acuerdos, ha hecho -y continúa haciéndolo- inversiones millonarias en la isla y para rematar, contrató a una empresa cubana para hacer la cedulación venezolana en Cuba.

Por todo lo anterior algunas personas se preguntan ¿Está Venezuela convirtiéndose en una colonia cubana? No lo creemos así, sin embargo desde el punto intelectual y político pareciera que hay una intención de unir a los dos países de alguna forma, se sabe que los Castro influyen directamente en todo lo que el presidente Chávez hace, y consecuentemente en todas las actuaciones de su gobierno. En lo interno -la mayoría- ese 52% de “escuálidos” como los llama Chávez ven la cubanización de Venezuela como un hecho real.

Todo esto es contradictorio, la lógica nos dice que debería ser al revés, puesto que desde el punto de vista económico, se sabe que al día de hoy, la isla depende de Venezuela, el petróleo y las inversiones de este país en Cuba son tan importantes que sin ellas el gobierno de los Castro no hubieran podido subsistir.

Algunas personas influyentes en el exterior también empiezan a hacer comentarios al respecto, Mario Díaz-Balart, representante republicano por el estado de Florida en una entrevista que le hicieran en el programa de televisión Foro Interamericano de la Voz de América afirmó entre otras cosas que “Venezuela es una colonia de Cuba”
http://www.voanews.com/spanish/news/usa/Venezuela-es-una-colonia-de-Cuba-119914404.html

Lo que sí podemos afirmar es que los intereses de estos fracasados gobernantes se encontraron en el espacio y el tiempo, Chávez indudablemente cedió y quebró sus rodillas ante su “gurú político” el viejo zorro se aprovechó de su debilidad y mirando a Venezuela como la caperucita roja, se la quiere comer.

Esta extraña convergencia de intereses, y estrategias políticas liderada por estos megalómanos, tarados inescrupulosos que lo único que les importa es el poder, no durará mucho. En Cuba, en los últimos días se han generado fuertes rumores de que el más anciano -Fidel- está muy enfermo, por lo que posiblemente pronto la tierra tendrá que recibirlo, y no muy lejos de allí, más hacia el sur, en Venezuela, se rumora que la salud del presidente venezolano no es nada buena., el correo de las brujas así lo ha hecho saber.

El fin de esta historia está por llegar.

Visita el Blog de:
http://carlosvilcheznavamuel.blogspot.com/

miércoles, 7 de septiembre de 2011

El Consejo Comunal TEBRIPAR Recibió su certificado de Registro.


Editorial del Equipo Productor

En una situación de normalidad democrática el titulo de la nota no pasaría de ser un hecho dentro de la comunidad donde hace vida esta organización comunitaria del Municipio Baruta, que incluye a Terrazas del Club Hípico y zonas vecinas, pero no es así por las circunstancias y lo simbólico de lo que ocurre en nuestro País.

El consejo comunal(CC) fue elegido el 11/04/2010 por 1074 votantes, personas de carne y hueso que dejaron sus actividades normales un domingo para dedicarle un tiempo a la participación ciudadana, es decir actuaron como ciudadanos, dejaron de ser solo habitantes de una comunidad. En representación de estos ciudadanos los voceros del Consejo Comunal ordenaron toda la documentación exigida por la Ley del Poder Popular y estuvieron asistiendo durante más de un año, dos veces al mes a la taquilla única del Municipio Baruta a consignar dichos recaudos con el fin de hacer el registro correspondiente, un trámite que sólo debería consistir en participar la decisión de una comunidad de organizarse y tener una representación. Pues no fue así, fue un año cuatro meses durante el que por diversas razones (excusas) la documentación no fue recibida. TEBRIPAR está registrado el 24/08/2011.

Otros Consejos Comunales estaban en las mismas circunstancias, por lo que se puede afirmar que existía una exclusión cuyo único hecho común es unos funcionarios públicos que deciden quienes son pueblo y quiénes no. La exclusión es dirigida desde el más alto nivel de gobierno donde se divide a los ciudadanos, en cadena Nacional, es evidente que los apátridas, traidores y pitiyanquis no pueden tener derechos y el funcionariado solo tiene que reconocerlos y apartarlos.

La situación cambió cuando la exclusión fue visibilizada, fue puesta en la vitrina pública, unos CC optaron por la vía legal y fueron a los tribunales, estos fueron los de Prados del Este, Sta. Rosa de Lima y El Peñón, otros por la persistencia, se iniciaron procesos de organización en defensa de la participación y a acudir a los medios de información públicos. Esta presión condujo a que se empezaran a recibir las documentaciones y a darle respuestas positivas a quienes se la habían recibido. Hoy Prados del Este y Sta. Rosa de Lima también tienen su Certificado de Registro.

El aprendizaje debe tomarse, y se resume en:

1- Hay que participar, debemos ser ciudadanos.
2- Hay que organizarse.
3- Hay que visibilizar, protestar cívica y organizadamente.

Lo anterior seguramente nos conseguirá éxito en nuestros emprendimientos ciudadanos.

La Argentina Insolente


Por Dr. Mario Rosen, 10/10/2010

El Dr. Mario A. Rosen es médico, educador, escritor. Tiene 63 años. Desde hace 15 años coordina grupos de entrenamiento en Educación Responsable para el Adulto. Ha coordinado estos cursos en la Argentina y en América Central.

En mi casa me enseñaron bien.
Cuando yo era niño, en mi casa me enseñaron a honrar dos reglas sagradas:

Regla Nº 1: En esta casa las reglas no se discuten.
Regla Nº 2: En esta casa se debe respetar a papá y mamá.

Y esta regla se cumplía en ese estricto orden. Una exigencia de mamá, que nadie discutía... Ni siquiera papá. Astuta la vieja, porque así nos mantenía a raya con la simple amenaza:
"Ya van a ver cuando llegue papá"

Porque las mamás estaban en su casa. Porque todos los papás salían a trabajar. Porque había trabajo para todos los papás, y todos los papás volvían a su casa.

No había que pagar rescate o ir a retirarlos a la morgue. El respeto por la autoridad de papá (desde luego, otorgada y sostenida graciosamente por mi mamá) era suficiente razón para cumplir las reglas.

Usted probablemente dirá que ya desde chiquito yo era un sometido, un cobarde conformista o, si lo prefiere, un pequeño fascista, pero acépteme esto: era muy aliviado saber que uno tenía reglas que respetar. Las reglas me contenían, me ordenaban y me protegían. Me contenían al darme un horizonte para que mi mirada no se perdiera en la nada, me protegían porque podía apoyarme en ellas dado que eran sólidas... Y me ordenaban porque es bueno saber a qué atenerse. De lo contrario, uno tiene la sensación de abismo, abandono y ausencia.

Las reglas a cumplir eran fáciles, claras, memorables y tan reales y consistentes como eran "lavarse las manos antes de sentarse a la mesa" o "escuchar cuando los mayores hablan".

Había otro detalle, las mismas personas que me imponían las reglas eran las mismas que las cumplían a rajatabla y se encargaban de que todos los de la casa las cumplieran. No había diferencias. Éramos todos iguales ante la Sagrada Ley Casera.

Sin embargo, y no lo dude, muchas veces desafié "las reglas mediante el sano y excitante proceso de la "travesura" que me permitía acercarme al borde del universo familiar y conocer exactamente los límites. Siempre era descubierto, denunciado y castigado apropiadamente.

La travesura y el castigo pertenecían a un mismo sabio proceso que me permitía mantener intacta mi salud mental. No había culpables sin castigo y no había castigo sin culpables. No me diga, uno así vive en un mundo predecible.

El castigo era una salida terapéutica y elegante para todos, pues alejaba el rencor y trasquilaba a los privilegios. Por lo tanto las travesuras no eran acumulativas. Tampoco existía el dos por uno. A tal travesura tal castigo. Nunca me amenazaron con algo que no estuvieran dispuestos a cumplir.

Así era en mi casa. Y así se suponía que era más allá de la esquina de mi casa. Pero no. Me enseñaron bien, pero estaba todo mal. Lenta y dolorosamente comprobé que más allá de la esquina de mi casa había "travesuras" sin "castigo", y una enorme cantidad de "reglas" que no se cumplían, porque el que las cumple es simplemente un estúpido.

El mundo al cual me arrojaron sin anestesia estaba patas para arriba.
Conocí algo que desde mi ingenuidad adulta (sí, aun sigo siendo un ingenuo), nunca pude digerir, pero siempre me lo tengo que comer:"la impunidad". ¿Quiere saber una cosa?

En mi casa no había impunidad.
En mi casa había justicia, justicia simple, clara, e inmediata. Pero había piedad.

Le explicaré: Justicia, porque “el que la hace la paga". Piedad, porque uno cumplía la condena estipulada y era dispensado, y su dignidad quedaba intacta y en pie. Al rincón, por tanto tiempo, y listo... Y ni un minuto más, y ni un minuto menos. Por otra parte, uno tenía la convicción de que sería atrapado tarde o temprano, así que había que pensar muy bien antes de sacar los pies del plato.

Las reglas eran claras. Los castigos eran claros. Así fue en mi casa.

Y así creí que sería en la vida... Pero me equivoqué. Hoy debo reconocer que en mi casa de la infancia había algo que hacía la diferencia, y hacía que todo funcionara. En mi casa había una "Tercera Regla" no escrita y, como todas las reglas no escritas, tenía la fuerza de precepto sagrado.

Esta fue la regla de oro que presidía el comportamiento de mi casa:

Regla Nº 3: No sea insolente. Si rompió la regla, acéptelo, hágase responsable, y haga lo que necesita ser hecho para poner las cosas en su lugar.

Ésta es la regla que fue demolida en la sociedad en la que vivo.
Eso es lo que nos arruinó. LA INSOLENCIA.

Usted puede romper una regla -es su riesgo- pero si alguien le llama la atención o es atrapado, no sea arrogante e insolente, tenga el coraje de aceptarlo y hacerse responsable. Pisar el césped, cruzar por la mitad de la cuadra, pasar semáforos en rojo, tirar papeles al piso, tratar de pisar a los peatones, todas son travesuras que se pueden enmendar...a no ser que uno viva en una sociedad plagada de insolentes.

La insolencia de romper la regla, sentirse un vivo, insultar, ultrajar y denigrar al que responsablemente intenta advertir o hacerla respetar. Así no hay remedio.

El mal de los Argentinos (ponga aquí Venezolanos) es la insolencia. La insolencia está compuesta de petulancia, descaro y desvergüenza.

La insolencia hace un culto de cuatro principios:

- Pretender saberlo todo
- Tener razón hasta morir
- No escuchar
- Tú me importas sólo si me sirves.

La insolencia en mi País admite que la gente se muera de hambre y que los niños no tengan salud ni educación.

La insolencia en mi País logra que los que no pueden trabajar cobren un subsidio proveniente de los impuestos que pagan los que si pueden trabajar (muy justo), pero los que no pueden trabajar, al mismo tiempo cierran los caminos y no dejan trabajar a los que si pueden aportar con sus impuestos a aquéllos que, insolentemente, les impiden trabajar. Léalo otra vez, porque parece mentira.

Así nos vamos a quedar sin trabajo, todos.

Porque a la insolencia no le importa, es pequeña, ignorante y arrogante.

Bueno, y así están las cosas. Ah, se me olvidaba, ¿Las reglas sagradas de mi casa serían las mismas que en la tuya? Qué interesante. ¿Usted sabe que demasiada gente me ha dicho que ésas eran también las reglas en sus casas?

Tanta gente me lo confirmó que llegué a la conclusión que somos una inmensa mayoría. Y entonces me pregunto, si somos tantos, ¿por qué nos acostumbramos tan fácilmente a los atropellos de los insolentes?

Yo se lo voy a contestar.

PORQUE ES MÁS COMODO, y uno se acostumbra a cualquier cosa, para no tener que hacerse responsable. Porque hacerse responsable es tomar un compromiso y comprometerse es aceptar el riesgo de ser rechazado, o criticado. Además, aunque somos una inmensa mayoría, no sirve para nada, ellos son pocos pero muy bien organizados. Sin embargo, yo quiero saber cuantos somos los que estamos dispuestos a respetar estas reglas.

Le propongo que hagamos algo para identificarnos entre nosotros.

No tire papeles en la calle. Si ve un papel tirado, levántelo y tírelo en un tacho de basura, llévelo con usted hasta que lo encuentre. Si ve a alguien tirando un papel en la calle, simplemente levántelo usted y cumpla la regla 1. No va a pasar mucho tiempo en que seamos varios para levantar un mismo papel.

Si es peatón, cruce por donde corresponde y respete los semáforos, aunque no pase ningún vehículo, quédese parado y respete la regla.

Si es un automovilista, respete los semáforos y respete los derechos del peatón. Si saca a su perro a pasear, levante los desperdicios.

Todo esto parece muy tonto, pero no lo crea, es el único modo de comenzar a desprendernos de nuestra proverbial INSOLENCIA.

Yo creo que la insolencia colectiva tiene un sólo antídoto, la responsabilidad individual. Creo que la grandeza de una nación comienza por aprender a mantenerla limpia y ordenada.

Si todos somos capaces de hacer esto, seremos capaces de cualquier cosa.

Porque hay que aprender a hacerlo todos los días. Ése es el desafío.

Los insolentes tienen éxito porque son insolentes todos los días, todo el tiempo. Nuestro País está condenado: o aprende a cargar con la disciplina o cargará siempre con el arrepentimiento.

¿A USTED QUÉ LE PARECE?
¿PODREMOS RECONOCERNOS EN LA CALLE?

Espero no haber sido insolente.
En ese caso, disculpe.

Publicado por:
http://www.alternativadigital.net/?p=333

martes, 6 de septiembre de 2011

XIV Censo de Población y Vivienda: porque sí les abriré la puerta


Editorial del Equipo Productor
06/09/2011

Hasta hace pocos días teníamos muy poca información sobre el XIV Censo de Población y Vivienda y en consecuencia no habíamos tomado una posición clara sobre el particular.

Debemos decirlo, gracias a la Redes Sociales, a los medios de comunicación y a los opinadores de oficio (que tan importantes resultan), ahora tenemos un panorama muy claro sobre el Censo.

La alta polarización política que existe en el país, las medidas desacertadas del gobierno en muchos aspectos, el terrible manejo de exclusión política dado a la famosa lista de Tascon, que no olvidaremos hasta el 2031 y mas allá, y el incumplimiento de la “Ley de la Función Pública de Estadística” por parte del INE (Instituto Nacional de Estadística) han colocado a un porcentaje alto de la población en una situación de desconfianza y alerta sobre el cuestionario.

Por otra parte y sopesando los beneficios que se pueden obtener sobre los resultados del Censo, tanto en materia de políticas públicas que le conviene a chavistas y opositores, en materia económica tanto para el Estado como para las Empresas Privadas, en lo social para conocer en detalle nuestros niveles de pobreza y desarrollo, en lo Educativo pues desnudará la realidad de nuestro sistema educativo, en lo político para el beneficio de nuestros Partidos Políticos, en materia de los Servicios Públicos (agua, electricidad, desechos sólidos, combustibles utilizados, etc.), en Salubridad que podría servir de base para un Sistema de Salud, en fin en innumerables aspectos, hemos considerado que es necesario participar.

Sin embargo es necesario resaltar algunos aspectos contenidos en la Ley que rige la materia y que por supuesto se saltaron a la torera:

El primero de ellos está contenido en el Artículo 54, ordinal 5: “La elaboración del Censo de población y Vivienda será competencia del Instituto Nacional de Estadística y su aprobación le corresponde a la Asamblea Nacional”

La aprobación y en consecuencia la consulta a la Asamblea Nacional no se realizó, si se hubiera efectuado probablemente muchas preguntas que pueden ser consideradas invasivas de la privacidad de las personas no se hubiesen incluido, la búsqueda del consenso y la participación plural hubieran sido un factor esencial para lograr la participación genuina y sincera de parte de la población que estamos seguros no responderá todas las preguntas con la debida veracidad, tratando de encubrir a su familia y privacidad.

El segundo es referido al Artículo 9 de la Ley: “Los datos referidos al origen étnico, las opiniones políticas, las convicciones ideológicas, morales o religiosas y, en general, las referidas al honor y a la intimidad personal o familiar no son de suministro obligatorio…”. Preguntas de la Sección V Características individuales, como la 32 y 33 sobre el ingreso personal, la pregunta 30 sobre el nombre de la empresa en la que trabaja, Sección IV sobre la composición del hogar, exigiendo nombres y apellidos de las personas que habitan la vivienda, Sección III Datos del Hogar pregunta 2, ¿Cuántos cuartos utiliza para dormir?; implican una evidente invasión a la intimidad personal y familiar.

Especial comentario es necesario realizar en referencia al Artículo 20 de la Ley: “La información estadística no podrá vulnerar el derecho a la intimidad de las personas; no podrá comunicarse, en ningún caso, en forma nominativa o individualizada…”. Quién garantiza que información relevante sobre personas, ciudadanos o personajes públicos no serán utilizados en la Hojilla TV por el Camarada Mario Silva y su secuaz Amorín, ó por los camaradas Cubanos que están infiltrados en el gobierno, gobernando junto al Comandante Presidente?

Por último es necesario hacer del conocimiento de nuestros lectores que la Ley de la Función Pública Estadística contempla infracciones y sanciones tipificadas en los artículos 67 de infracciones leves, 68 de infracciones graves y 69 de infracciones muy graves con sanciones en unidades tributarias desde 15 hasta 130, establecidas en el artículo 70 de la Ley.

En conclusión nuestra recomendación es que debemos participar, pero conociendo muy bien el cuestionario y preparando las respuestas, así como también la Ley de la Función Pública de Estadística, tenienEnlacedo presente nuestro derecho a la intimidad y privacidad personal y familiar.

Adjunto encontrarán el Cuestionario:
https://docs.google.com/cuestionariocenso2011

La Ley de la Función Pública de Estadística:
https://docs.google.com/leyfuncionpublicaestadistica

Para información detallada visite la página del INE:
http://www.ine.gob.ve/indexine.asp#

Los pobres y la inflación en aumento


Por Ing. Carlos Presencia Jurado
Boletín 55 AIPOP, 29/08/2011

La principal Misión de AIPOP, es informar y alertar sobre todo aquello que afecte la calidad de vida del venezolano, llamando la atención para que sea corregido.

Se han gastado enormes cantidades de recursos en publicidad, para hacer creer que en los últimos años, la batalla contra la pobreza ha sido un éxito; también se han inundado los medios, año tras año con declaraciones sobre “La Inflación”, con promesas y garantías de que estaba siendo abatida. Lo cierto es que ambas peleas han fracasado rotundamente y requieren enseriar el problema y atacarlo en su realidad y sin engaños.

Hoy la INFLACIÓN, la mayor de Latinoamérica y una de las mayores del mundo, sigue campante y desafiante. Cerraremos este año con cifras que golpean de manera decisiva los pocos recursos económicos de la mayoría de venezolanos. Como consecuencia de ello, los pobres siguen en aumento y sin soluciones reales al problema.

Vayamos con los datos y las cifras: En los últimos 12 años, los porcentajes de las clases sociales en Venezuela, casi no han sufrido cambios significativos. Los más ricos, cuyos ingresos mensuales se desconocen y que corresponden a los estratos A y B, son apenas el 2,2 % de la población; La clase media alta (C) formada por empresarios, comerciantes y profesionales y técnicos de éxito, con ingresos mensuales entre 7 y 10.000 bolívares, son el 17,5% de nuestra población; la clase media baja (D), que completa con dificultades el costo de la vida y no puede ahorrar, son el 35,9% y gana entre 3,5 y 4.000 bolívares mensuales,; finalmente la clase pobre que gana entre 2.5 y 3.000 mensualmente, así como la más pobre que vive de lo que caiga, representan el 44,4% de los venezolanos, es decir, casi la mitad de la población.

Claro, los porcentajes son parecidos en los últimos años, pero ante el crecimiento inaudito de la población, según lo registran las cifras de votantes del CNE y los censos oficiales, se refleja que el número de personas en cada estrato ha aumentado.

Las causas de que la pobreza vaya en escalada acelerada, es sin duda una inflación descontrolada que eleva los precios de la canasta alimentaria de manera loca y que incluso obliga a cambiar los hábitos alimenticios de cada familia. Lo vemos al analizar en que utiliza sus escasos recursos ahora, la gran mayoría, para alimentarse:

Gastamos ahora el 47,45% en productos agrícolas, cuando antes usábamos sólo el 22,2%; en cereales gastamos un 14,9% y en lácteos un 13,1%.

Hay un gran descenso en alimentos con proteínas: en carne 11,8% y en pescado apenas el 5,1%; el resto del presupuesto (7,7%) se gasta en aceites y grasas.

Esta es la realidad y su análisis obliga a cambiar el rumbo del barco, pues no sólo se aumenta el número de venezolanos pobres y muy pobres, sino que su alimentación se ve gravemente afectada y el desequilibrio en proteínas va a producir más enfermos y una juventud que crece carente de los alimentos básicos para su formación.


Publicado por:
http://www.aipop.org/site/modules/mydownloads/singlefile.php?cid=19&lid=154