10 Últimos

miércoles, 29 de febrero de 2012

Recolectan en menos de 48 horas monto de multa a Albanes



Publicado el febrero 29, 2012 en la página Unidad Venezuela 

La Mesa de la Unidad Democrática suspendió este miércoles la campaña Teresa somos todos, por haber alcanzado la meta que se habían propuesto de recolectar 15.200 bolívares fuertes para el pago de la multa impuesta, por el Tribunal Supremo de Justicia, a la presidenta de la Comisión Electoral de Primarias de la Unidad, Teresa Albanes.

La campaña arrancó la tarde del pasado lunes y ya para el mediodía de este miércoles se había recolectado el monto mencionado. Reiteraron lo que habían anunciado días antes, de que el dinero restante sería entregado a una fundación o entidad de beneficencia pública, de la que más adelante ofrecerán información detallada.

La Unidad agradeció el “alto espíritu de colaboración” de los venezolanos quienes, en cuestión de horas, respondieron voluntariamente al llamado que les hicieran en apoyo a Albanes.

“Los depósitos demuestran que, más allá de lo que quiere hacer ver el Gobierno, el pueblo, en general, apoya las iniciativas y la convocatoria de la Alianza Democrática”, señalaron en un comunicado.

Tomado de:
http://www.unidadvenezuela.org/2012/02/recolectan-en-menos-de-48-horas-monto-de-multa-a-albanes/

¿Cómo pasar del comunismo al capitalismo sin perder el poder?,


Por Fernando Mires | 18 de Enero, 2012 en Prodavinci

  “Parece un museo pre-histórico”- pensé mientras pasaba el plumero sobre libros del los sesenta y setenta agolpados en la parte alta de mi biblioteca. Me interesó hojear el más amarillento: “La transición del capitalismo al socialismo” (Mandel, Sweezy, Bettelheim)
Hoy, en cambio, debería escribirse libros sobre la “la transición del comunismo al capitalismo”- me dije sin asomo de ironía. Pero no conozco ninguno, lo que de veras es un despropósito si uno piensa no en la ex-URSS o China, sino en la pobre Cuba, la que me hizo pasar, hace un par de días, un duro ejercicio de tortura intelectual.
Leer la convocatoria a la Primera Conferencia del PCC que tendrá lugar el 28 de Enero de 2012 es un sacrificio que no deseo ni a mis enemigos. Monótona, aburrida, soporífera, cualquier adjetivo similar queda chico. Sin embargo, como si yo fuera un héroe del trabajo, la leí hasta el final. Y lo hice con la esperanza de encontrar un signo que sugiriera como Cuba se aproxima hacia algo parecido a “un cambio”. Nada. Y sin embargo afirmo: de todas maneras se trata de un documento importante. Quiero decir: hay que mirar ese texto con la perspectiva de un historiador, como si se tratara de un palimpcesto al que no hay que entender sino descifrar.

Lo más resaltante de la convocatoria es que una gran parte está dedicada a las juventudes comunistas. Y si tomamos en cuenta que el PCC es en estos momentos lo más parecido a un asilo de ancianos, eso resulta obvio. Más importante es que al gobierno cubano preocupe el tema del Partido, el que nunca había sido más que un aparato puesto al servicio de las ocurrencias de Fidel Castro. Ahí reside la diferencia entre Cuba y las dictaduras comunistas de la ex URSS y de las “democracias populares”. Mientras en estos últimas el Partido era el organismo hegemónico de la clase dominante, en la Cuba de los Castro ese rol ha sido ocupado por el Ejército a cuya cabeza ha estado el dios supremo, algunos familiares y sus amigos íntimos.
Que hoy la renovación del partido se convierta en tema central, dice algo. Tiene que ver, sin duda, con la renovación económica que intenta imponer Raúl Castro, cuyo objetivo puede ser resumido en esta frase: ¿Cómo pasar del comunismo al capitalismo sin soltar el poder? Ese es, para él, y su “clase”, un dilema existencial.
En ese contexto resulta evidente que el Ejército y la Policía, fuera de servir de muro de contención a toda disidencia, carecen de personal adecuado para enfrentar una transición que requiere de atributos tecnológicos, administrativos y sobre todo empresariales. De ahí se explica por qué el “raulismo” está intentando un lento traspaso hegemónico del Ejército al Partido, o lo que es igual: del comunismo militar al capitalismo burocrático. De ahí también la urgencia por “rejuvenecer” el Partido.
Pero ¿de cuál rejuvenecimiento nos hablan? ¿De uno político o de uno biológico? Leyendo la convocatoria del PCC da la impresión de que se trata sólo del segundo, algo así como introducir nuevos sementales en un corral donde los toros ya ni pastan.
La paradoja es que el capital humano que el PCC busca para desarrollar las fuerzas productivas de la isla existe, pero no en el Partido. Tanto fuera como dentro de Cuba hay cubanos con capacidades empresariales. Hay también manos dispuestas a trabajar duro si es que se trata de salir de la miseria. A su vez, los mejores intelectuales cubanos, escritores, músicos y artistas, no son comunistas. Muchos han emigrado. Por si fuera poco, las mujeres más combativas están en la oposición. Hay, no por último, una nueva generación que desea gozar, no sólo de los beneficios de la modernización económica, sino también de la política y de la cultural. El movimiento de “blogueros” opositores –sólo la punta de un iceberg- es el más dinámico, ingenioso y numeroso de toda América Latina.
Si Raúl entiende algo más de marxismo que su hermano, debería saber que sólo afuera de ese inútil Partido se encuentran las “fuerzas productivas” destinadas a impulsar el desarrollo de la nación. Debería saber, además, que “el capital de todo capital” está formado por seres humanos los que para expandir sus capacidades requieren de tres libertades muy elementales. Nada más que tres, las que para ser decretadas no precisan de ninguna empalangosa convocatoria. Sólo de un par de huevos.
1. Libertad de pensamiento, palabra y opinión.
2. Libertad de asociación
3. Libertad de movimiento.
La convocatoria del PCC no se refiere, sin embargo, a ninguna de las tres. Y sin ellas la renovación nunca podrá ser posible.
Raúl Castro está perdiendo así su gran oportunidad. Con todo el poder que ya tiene podría haber pasado a la historia como el liberador de Cuba. La otra alternativa es la de ser recordado como el último carcelero de una nefasta dinastía. Quizás busca, en su orfandad, el camino intermedio. ¿No habrá nadie que le diga que ese camino no existe? ¿O alguien que le recuerde las palabras sabias de Gorbachov cuando encontrándose en la misma alternativa que el hermano de su hermano, dijo: “la historia castiga a quien llega demasiado tarde”?

Internet le da al ciudadano poder sobre los políticos


Por Hugo Maguey (@hmaguey), 12/02/2012

El asesor en comunicación asegura que los políticos que no usen redes sociales tiene mayor riesgo de perder elecciones, aunque utilizarlas tampoco asegura el triunfo

Los políticos que no usen redes sociales tienen más oportunidad de perder, asegura Antoní Gutiérrez-Rubí, asesor de comunicación y autor del libro “La política vigilada. La comunicación política en la era de Wikileaks”.

“Hacer uso de las redes sociales no te lleva quizá a ganar las elecciones- apunta el autor español- una buena presencia no es decisiva para unas elecciones, pero es decisivo para perder, si no se hace, si no empiezas, si no estás presente, lo normal es que pierdas las elecciones.

El uso de robots digitales, o bots, por parte de políticos, no les servirá porque a pesar de estar contaminando y empobreciendo el Timeline colectivo, no agregan valor, utilizan internet como un espacio publicitario y no se han dado cuenta que cambia la manera de comunicarnos, de organizarnos y crear valor, y estos bots, no sirven para ninguna de las tres.

La política que no comprenda que internet es una forma de hacer política de otra manera, y no un quinto espacio, (prensa, radio, televisión, etc) no va a funcionar. Internet es un ecosistema que cambia las relaciones y las cambia en ese tridente, aunque los políticos tengan gran cantidad de bots y seguidores, no va a funcionar, van a perder crédito y el problema es que van a spamear el canal, pero la gente con el spam es muy crítica y van a dar unfollow.

Poder para la gente

Antoní tiene un largo camino en las comunicaciones, es autor de varios libros sobre política y comunicación, además de escribir varios artículos en distintos medios españoles e internacionales.

Él sabe que las redes sociales le dan poder a la sociedad y asegura que esto es porque la ciudadanía establece una relación más comprometida, más fiscalizadora, y más contractual con la política.

Por ello, “los partidos deben saber que se enfrentan a ciudadanos con la gran capacidad de crear opinión, de transmitirla, y que son ciudadanos activos, no pasivos, y esto genera una relación con la política y sus representantes.

Según el experto en comunicaciones, en internet “hay un nivel de vitalidad democrática y política, hay una energía que para mí es el capital fundamental para reestablecer una nueva credibilidad con la política formal, si nuestros representantes están a ojos de nuestra ciudadanía debilitados y deslegitimados por su praxis, en las redes hay una energía imprescindible para mejorar la política”.

¿Nos pone al mismo nivel que los políticos?

- Ya no estamos en una posición débil, ni subordinada ni inferior, cambia las ecuaciones, por las que elegíamos un representante y él utilizaba nuestra soberanía sin nosotros. Eso se acabó.

Hay un cambio en la opinión pública, la gente hace política sin partidos, me parece que hay una gran energía, aunque en ocasiones todavía caótica, poco focalizada excesivamente vulnerable y reactiva, pero reduce la distancia entre pensar, decir y hacer.

Pienso que no están bien, digo que no está bien, escribo que no está bien, hago, comparto que no está bien, y eso quiere decir que las redes sociales permiten el paso de la consciencia, a la acción, de la consciencia a la movilización de una manera muy enérgica.

El papel de los medios

Antoní mira de vez en cuando su Black Berry y medita bien antes de contestar. Sus respuestas son directas y sin titubeos. Sobre los medios tradicionales afirma que “han perdido el privilegio de la información, hoy se hace política sin partidos, y los ciudadanos se informan sin medios de comunicación tradicionales, esa pérdida de la intermediación, aceptada como el intermediario, los pone en jaque porque les hace perder su protagonismo con base en algo que ellos tenían y los demás no tenían. Yo tengo el poder que tú me das y los administro. Uso esa soberanía con un examen al final del curso, no con una evaluación permanente, como se hace con las redes sociales.

Y agrega: Esa es una buena comparación, porque también pasa con los políticos, ya no esperan al examen final que son las elecciones, sino que están siendo evaluados todo el tiempo, todo el tiempo bajo el escrutinio ciudadano.

Gutiérrez-Rubí asegura que la agenda pública es de gran importancia para los medios, pues ahora se levantan “un montón de temas, que afloran, los ponen en superficie, y rescatan del olvido. Si miras hoy Animal Político, te das cuenta que abordan temas con otra perspectiva. Es un dato, forma parte de la agenda social, y por eso lo están dando”.

Según Antoní no es el momento del adiós al papel, sino que estos medios impresos evolucionarán hacia un soporte con otro tipo de contenidos, seguramente más cerca de una producción cultural, buenos libros, contenidos, o infografías.

El reto para los medios, explica. Gutiérrez, es que está comprendiendo que deben cambiar su modelo de negocio, el basado en lo escaso, ya se acabó, porque vamos dirigidos a unos ciudadanos muy informados, capaces de consumir en otro formato, de cambiar la agenda, la gente quiere las cosas en su mano, en distintas plataformas y eso es en lo que están batallando los medios tradicionales.

El efecto Twitter en la imagen de los políticos

Al ser cuestionado sobre si los resbalones de los políticos afectan su imagen o les cuestan puntos de preferencia en las encuestas, Antoní señala que “hay impactos que se ven co el tiempo. No se ven a simple vista, pero estás infectado, y cuando aparece han pasado meses después de la infección, estamos hablando de un ecosistema muy simultáneo, a veces los deterioros no son tan rápidos, pero existen”.

“Parece que no hubiera fluctuación- explica- pero en muchos sectores el dato ha quedado y se retiene por mucho tiempo. Aunque los políticos tradicionales piensan como prensa impresa, y no le temen a este impacto. Creen que lo único que queda es el papel porque es sólido, y en ese orden de ideas, también creen que internet se evapora. Pero cada vez más los medios tradicionales leen espacios en internet.

El autor español comenta que los medios en internet están impactando en los redactores de los medios tradicionales pues la mayoría de sus fuentes las consiguen por internet, por lo tanto, los contenidos digitales, son esenciales para los medios tradicionales.

El modelo de negocio

Sobre el temor que haya una nueva burbuja de medios en internet, Antoní dice que no sucederá de la manera en que sucedió en 1999 y 2000, cuando se trataba de una especulación financiera sin estrategia sobre un producto que no se entendía.

“Estamos frente a una situación de densidad informativa muy importante, de lo que puede haber es una especie de saturación, pero los mejores quedarán, los que consigan establecer”, dice Gutiérrez Rubí, y agrega que “El activo más importante es la credibilidad, y es muy fácil de perder. Es fácil de ganar si haces cosas de calidad”.

También agrega que los diarios tradicionales confunden lectores con compradores de diarios, “lo que estoy seguro, es que los medios y partidos, que ven a los ciudadanos como compradores, o electores, van a fracasar, aquí van a quedar los mejores, en ese sentido es otro tipo de burbuja, los que no aportan ni generan comunidad”.

El medio más democrático

Si bien internet tiene limitantes y su acceso en algunos países es todavía caro, Gutiérrez-Rubí señala que “es el medio más democrático, por el volumen de personas que convoca, por la globalidad del entorno, por la facilidad de acceso y lo es porque hay menos barreras de acceso”.

Lo vemos por ejemplo con los movimientos del 15M en España, con los indignados, con los occupy. Lo relevante- asegura- no son los logros que puedan tener, sino que reflejan un estado de ánimo que es compartido por personas que no participan, diferente a lo tradicional, actúan en el terreno de la conciencia. Los hace especialmente relevantes por la capacidad casi ejemplar que tienen, hay coraje, resistencia, determinación, generosidad, convicción, valores que creíamos perdidos, y que recuperamos gracias a ver a otros como nosotros en internet.

Tomado de:

martes, 28 de febrero de 2012

Gusto Por La Intriga


PAULA VÁSQUEZ en Tal Cual 27/02/2012

Los tramposos siempre creen que les están haciendo trampa. Al señalar al CNE de cómplices, inyectan veneno en el sistema que ellos mismos han creado. La presión por obtener los cuadernos parece más bien una táctica policial de delación

En un clima de neurosis política como el que reina en Venezuela, el episodio de las primarias y sus tres millones de votos ha dado rienda suelta al malestar oficial y sus consecuencias dramáticas no se hacen esperar. Ya va un muerto. El nuevo enemigo interno del régimen son esos tres millones y para poderlos combatir, el gobierno tiene que, antes que nada, identificarlos.

Las teorías del complot han florecido en el seno del campo oficial: la imposibilidad de votar en tres minutos, las dudas sobre la eficacia de los operadores de las máquinas, etc. Pero lo que me concierne es sobre todo ese gusto por la intriga, esa táctica de sembrar la duda y de maniobrar que corresponden a una cierta manera de hacer política.

Se trata pues de un episodio de delirio manipulatorio que debería ser caso de estudio. Sobre todo por su falta de refinamiento.

Porque pareciera imposible no darse cuenta de que descalificar los mecanismos del voto en Venezuela es descalificarse a ellos mismos que fueron los que lo idearon y pusieron en marcha. Al sembrar la duda sobre la veracidad de la participación de los tres millones de votantes, el oficialismo se autointoxica.

Incapaces de distinguir lo verdadero de lo falso, caen en su propia trampa y lo que antes fue una manera de propiciar el voto a favor del gobierno ahora es una fianza para la oposición.

Lo que pasa también es que la franqueza es una rareza en el juego político oficial. Y por estar acostumbrado al doble juego, así juzgan a los oponentes.

Los tramposos siempre creen que les están haciendo trampa. La intriga ha resultado ser gruesa, burda. Al señalar al CNE de cómplices, inyectan veneno en el sistema que ellos mismos han creado. La presión por obtener los cuadernos parece más bien una táctica policial de delación.

La MUD ha hecho todo para que esos tres millones de ciudadanos que salieron a votar no sean los rehenes de las elecciones de octubre. Con ese pie arranca la campaña chavista, con la intención de llevar a cabo un trabajo de inteligencia policial detectando quiénes de esos tres millones desertaron de las filas oficiales, quiénes están traicionando al benefactor que les está dando becas, salarios o bolsas de comida.

La cosa es tan burda que el periodista de la RNV tuvo que buscar sus numeritos en un mensaje de texto porque fue incapaz de aprendérselos para poder argumentar solito su teoría del fraude. La intriga florentina, ese arte de construir combinaciones complicadas para suscitar rencores y celos, quedó reducida en la Venezuela bolivariana a la chuleta SMS.

Así te roban tu cuenta en Twitter


Por Luis Carlos Díaz, 27/02/2012

Este es uno de los muchos métodos usados en Venezuela para robarle la cuenta en Twitter a cualquier persona desprevenida.

Hoy es 27 de febrero, se conmemoran 23 años de un suceso político y social trágico en la historia del país. Por supuesto: es el tema del día. Es por lo tanto uno de los trending topics más populares. Si buscamos entre los tweets más populares sobre el tema nos encontramos con esto: “Fotos impresionantes del Caracazo”. Atractivo, ¿no?


Fue un día de saqueos, de sangre, de enfrentamiento con la autoridad policial y militar que terminó en muertes y años de impunidad. Pero abres el link, que está recortado para que no veas el destino, y sale esto.



En el dominio de la página verán lo siguiente:
www[.]caracascine[.]com/fotos.php?photo-album=Caracazo-27-de-febrero-de-1989&referrer=twitter&tw_status=TRUSTED__&sc=SECURE

Te hace creer que saliste de twitter y debes reintroducir tu nombre y contraseña para ir a la página. Pero ojo, el dominio no es el de Twitter sino de CaracasCine. Eso un phishing.

La página enmascara el formulario de Twitter y los delincuentes informáticos reciben cómodamente tu nombre y contraseña, si llegas a descuidarte y ponerlo.

Si buscamos de qué es la página CaracasCine, aparecerá esto:



No hay manera de saber en Whois, de quién es ese dominio. Pero si quieres saber quiénes son las cuentas que han sembrado esa trampa en Twitter, aquí las tienes.



Quede el registro y traten de no caer.

Este es el año de la ciberguerra en Venezuela y nadie está a salvo, pero tratemos de hacérselo más difícil a los delincuentes.

Pd: @IsaacBlacky informó que su cuenta también había sido víctima del phishing y por eso publicó el tweet de la estafa. Aclarado el punto, nos alegra que haya recuperado su cuenta.

Pd 2: menos de una hora después y gracias a la difusión masiva en redes sociales y páginas web, los delincuentes dieron de baja a CaracasCine, que alojaba el balurdo sistema de phishing. No significa que la amenaza se haya acabado. Todos seguimos siendo vulnerables. Lo único que necesita un hacker es paciencia para buscar nuestras debilidades.

Publicado por:
http://www.periodismodepaz.org/?p=1180

¿En Venezuela penalizan el voto?


Francisco Alarcón Lunes, 27 de febrero de 2012 en Analitica.com
Ahora los ricos comunistas después de adueñarse de la renta petrolera, tienen todos los recursos para tratar de acabar con las clases depauperadas y media

El único camino para que el pueblo venezolano recobre su libertad y derrote el comunismo será mediante el voto; a menos que existan sectores dispuestos a emprender la lucha armada como ocurrió en este país en la década de los 60.  Para quienes entendemos el voto, como herramienta inconmensurable para lograr nuestra liberación, seguiremos insistiendo en él. A pesar de las amenazas permanentes, de los denuestos diarios irrogados por el jefe supremo de la “revolución” contra el pueblo venezolano.

Ahora los ricos comunistas después de adueñarse de la renta petrolera, tienen todos los recursos para tratar de acabar con las clases depauperadas y media. Son los nuevos propietarios o como bien los bautizan “boliburgueses”. Cuando hablan de poderosos y oligarcas en la Venezuela real los hallamos en las filas del chavismo, cuestión muy sencilla de comprobación. Los desplantes y derroches son visibles desde las cumbres del poder, con el presidente más costoso en los anales de este país. Familias millonarias de la noche a la mañana, funcionarios públicos llenos de oro en barruntos “revolucionarios”. Pregúntenle a cualquiera en la calle quién es el hombre más rico de esta nación y advertiremos como saldrán a relucir los ínclitos comunistas. Son los compra carros de lujo, dueños de empresas, seguros, etc. Y el pueblo en la miseria “amparado” por las misiones que solo paga un salario mínimo cuando la canasta alimentaria triplica sus costos. Qué ironía la de estos comunistas metiéndose en la vida privada de la gente y más si se trata de un disidente. Cómo les ha dolido el proceso de las primarias, que solo les permite vomitar insultos en contra de la población.

Son los dueños de todo y costará ser sacados de ese trono versallesco, ahíto de tesoros. Pero quedó demostrado el poder del voto, y con él en las venideras elecciones de octubre, veremos derrumbarse ese sitial en la lobreguez de un día cualquiera, cuando el pueblo venezolano se disponga masivamente a hacerlo. No habrá ninguna arma capaz de detenerlo, contrariamente la sensatez humana da para que en esos momentos,  los seres racionales sepan escoger la verdad, y que no valdrá la pena sacrificarse por un hombre sino por un país duramente sometido durante más de una década. Nada sumarán las leyes contra el “salto de talanquera” ni otras que “consagran” la voluntad de un único ente. En esos instantes se doblegaría lo construido sobre los cimientos de las mentiras. Un voto de gloria a favor del futuro, de la familia, del país proveerá la mejor de las satisfacciones antes de seguir humillados por el verbo infamante del jefe de la “revolución”.

La clase media tiende a desaparecer, las industrias privadas son desmontadas bajo la figura de las expropiaciones, y con la inflación y bajas remuneraciones nos harán más pobres con las excepciones comunistas, quienes cada día serán más ricos y ostentosos. Por eso, quieren penalizar el voto, por eso hacen los apartheid e intentan tomarlos de las bases de datos de los votantes opositores, cuestión imposible si la población se inclina masivamente a ejercer su derecho a elegir. Quedará en evidencia acaso un 30% de ese chavismo exhausto y el 70% de venezolanos que acarician la paz y concordia. Aquí estará el reto de los compatriotas si no se dejan seducir con los “planes y ayudas”, ni asustarse con los amedrentamientos de ser botados de sus cargos públicos, o no le son pagadas las facturas a los contratistas del estado.

O Venezuela cambia y empieza su reconstrucción, o será reducida a sus cenizas en los próximos meses una vez pasadas las elecciones, y en ese momento no habrá voto que valga ni remordimiento que abata al régimen comunista. ¿Qué dirá Maisanta viendo desde el más allá tantas “riquezas” a su alrededor?
falar@cantv.net

¿De seda o de hierro?



Por Eddie Ramírez, 14 Febrero, 2012

De aquí al 7 de octubre tenemos que definir cómo enfrentaremos al teniente coronel, si con guantes de seda, como predican algunos o con guantes de hierro, como sostienen otros. Sobre nuestro candidato unitario recaerá la principal responsabilidad de la campaña para lograr la victoria.

Muchos piensan que para conquistar a los llamados ni-ni y a los chavistas light hay que utilizar guantes de seda para no dar golpes contundentes y que nuestro candidato no se perciba como extremista. La argumentación se basa en que los ciudadanos están cansados de enfrentamientos, que existe cierta veneración por la figura del teniente coronel, así haya incumplido promesas, y que necesitamos esos votos.

La otra posición argumenta que somos mayoría y que es necesario poner en evidencia la naturaleza totalitaria del régimen, su intención de conducirnos a un castro-comunismo y sus violaciones a la Constitución.

Los resultados de las últimas elecciones y las encuestas indican que quienes adversamos al de Sabaneta somos mayoría. Sin embargo, es una mayoría muy precaria que podemos perder por un manejo inadecuado de la campaña o por las dádivas de quien dispone arbitrariamente de los recursos del Estado.

Si se trata con guantes de seda, parte de la población puede seguir percibiendo que el lenguatón es un santo con la mejor intención, pero que sus colaboradores son unos ineptos.

Bajo esta percepción, probablemente sigan dándole el beneficio de la duda por aquello de que “siempre nos tiene presentes a los pobres, los oligarcas tienen la culpa”, lo cual inclinará muchos votos hacia quien no cumple pero siembra esperanzas.

Tratarlo con guantes de hierro obliga a diferenciar entre el pueblo chavista y Chávez. A sus seguidores hay que expresarles respeto y asegurarles que el nuevo gobierno atenderá los graves problemas de pobreza y de inseguridad. Que los más desvalidos serán apoyados eficaz y eficientemente para que logren superar las limitaciones que les impiden progresar y que no serán despedidos arbitrariamente los partidarios del régimen que laboran en organismos del Estado.

Con respecto al dictador, ¿cómo no desnudar su talante totalitario, sus persecuciones políticas, sus robos a propietarios, su apoyo a grupos armados y la imposibilidad de que con sus ideas decimonónicas podamos salir del subdesarrollo?

Deseamos la unión entre los venezolanos, pero sin darle luz verde al autócrata. Quizá lo apropiado sea descartar los guantes de seda y los de hierro y usar unos de cuero con los cuales se puede noquear al lenguatón, poniendo en evidencia sus abusos e ineptitud.

Como en botica: Por el desfalco en el Fondo Pensiones de Pdvsa, el liquidador de las empresas de Illarramendi demandó a Juan Montes, exgerente de la Pdvsa roja quien, según estatutos, actuó con autorización de la Directiva de Pdvsa. El “ejército de Chávez” es tan minoritario que debe acudir a las milicias y a la reincorporación de los golpistas del 4F y 27N. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!

eddiearamirez@hotmail.com

Tomado de: