10 Últimos

lunes, 30 de julio de 2012

CNE prohibe video educativos de Ciudadania Activa

El CNE prohibió los videos, mostrados a continuación, donde Ciudadanía Activa informa y enseña sobre lo que dicen las leyes y la constitución en lo referente al tema de utilización de recursos públicos en campaña electoral.











 http://youtu.be/1fsbl9D_XTc


Los amables leectores haran su juicio sobre si las piezas constituyen publicidad o un llamado a la equidad. La historia castigará a quienes utilizan el poder para torcer la verdad.
 




¿Cuántos problemas?


Escrito por GERVER TORRES el Jul 27th, 2012

Un nuevo gobierno requerirá de una narrativa que lo conecte emocionalmente con el pueblo

Hoy les hago una invitación. Agarren papel y lápiz, y listen los principales problemas a los cuales deberá enfrentarse un nuevo gobierno en Venezuela. Piensen en la magnitud de cada uno de ellos y en las opciones para enfrentarlos. Jerarquícenlos. Aquí listo solo algunos.

¿Cómo se pone en marcha la reunificación del país, teniendo en cuenta que posiblemente, el chavismo en la oposición mantendrá un discurso incendiario y divisionista?

¿Cómo se aborda la reinstitucionalización de la Fuerza Armada?

¿Por dónde y cómo iniciar la recuperación del Poder Judicial, totalmente partidizado hoy?

¿Cómo enfrentar el narcotráfico, que ha formado grupos y redes de poder muy fuertes en organizaciones claves del país?

¿Cómo desarmar la enorme cantidad de civiles que generan graves problemas de seguridad?

¿Por dónde comenzar la recuperación de Pdvsa?

¿A qué velocidad y en qué secuencia desmantelar los innumerables controles establecidos; en particular, el control cambiario?

¿Qué hacer con las empresas estatizadas, que funcionan ahora mucho peor de lo que lo hacían antes?

¿Cómo recuperar la inversión privada? ¿Cómo dotarse de los recursos humanos, tecnológicos y financieros para enfrentar todos los problemas mencionados?

La cantidad y complejidad de los problemas que tendrá que enfrentar un nuevo gobierno es tal, que requerirá, no solo de respuestas técnicamente sólidas para cada uno de ellos, sino más importante aún, de un discurso muy inspirador, de una narrativa poderosa que lo conecte emocionalmente con el grueso de la población, de manera tal que cuente con el voto de confianza y el tiempo necesario para resolverlos. Si el nuevo gobierno intenta consolidarse solo a partir de una propuesta tecnocrática, de resolución de problemas, sin contar con esa narrativa, posiblemente no logre hacerlo. En ese sentido, asegurar esa narrativa es la primera condición para enfrentar los problemas de la transición.


Gana quien cuenta más votos



Por Geronimo Figueroa Figuera, 28/07/2012

Después de 14 años, un discurso agotado y desfasado sobre el imperialismo, el capitalismo y el socialismo, así como un rosario de promesas incumplidas que han colocado a Venezuela a la par con los países mas pobres del mundo, donde mas de 700 mil familias se acuestan todos los días sin cenar y sin saber que van a desayunar en la mañana, el presidente candidato Hugo Chávez nuevamente se disfraza de abuelita para comerse a la caperucita. Igual que en 2006 el candidato presidente saca a relucir el corazón como símbolo de su campaña electoral, para ver como revierte la decisión tomada por los venezolanos de cambiar las cosas en el país.

A pesar del ventajismo aplicado por todos los poderes del estado, incluyendo a las cuatro mujeres que hacen mayoría en el Consejo Nacional Electoral que se hacen sordas y mudas con relación a la utilización de los recursos del estado a favor del candidato presidente Hugo Chávez, Henrique Capriles en su campaña recorre pueblo por pueblo por todos los estados llevando un mensaje de esperanza y escuchando de cerca los problemas que afectan a los venezolanos en todos los rincones del país, está despertando las pasiones rumbo al próximo 7 de octubre.

Pero, así como el candidato de la unidad y de la esperanza está haciendo su trabajo al recorrer el país casa por casa y pueblo por pueblo, los partidos políticos comprometidos con la unidad están obligados a preparar y organizar todo lo relacionado con los testigos de mesas y la logística que se implementará antes, durante y después del 7 de octubre, porque como dicen los expertos, las elecciones no las gana quien convoque y entusiasme a mas gente para que vayan a votar, sino el que esté mejor preparado para contar los votos emitidos en las urnas.

Ya las cuatro mujeres que hacen mayoría en el CNE decidieron no sancionar al candidato presidente por utilizar las cadenas de radio y televisión para hacer propaganda política, lo que hace necesario que Capriles y la vocería política de la unidad no desperdicien los espacios que todavía ofrecen algunos medios de comunicación para hablar del ventajismo que sin dudas seguirán, sino para denunciar los graves problemas que viven los venezolanos y las soluciones para resolverlos en el próximo gobierno que nacerá el 7 de octubre.

Hay que hablarle claro al país. A los venezolanos que han perdido un ser querido producto de la violencia desatada, a los que le quitan la luz hasta por 10 horas diarias, los que no consiguen asistencia médica en los hospitales, los choferes que tienen que hacer maromas para no caer en los huecos que hay en las carretas venezolanas, las amas de casas que van al mercado y no encuentran el alimento que necesitan viéndose obligadas a pagarlo a los buhoneros hasta cinco veces mas caros de lo que cuesta, o a los desempleados que salen todos los días a buscar trabajo y regresan a sus casas sin conseguirlo, les importa muy poco el discurso antimperialista o que el socialismo tiene que derrotar al capitalismo, sino que quiere escuchar cómo le van a resolver esos problemas.

No hay que caer en trapos rojos o discusiones innecesarias que plantea el candidato presidente, porque eso es precisamente lo que quiere. Ellos por tener nada que ofrecer, no quieren que se hable de los verdaderos problemas del país y nuevamente el candidato presidente recurre al engaño igual que en 2006 vistiéndose de buena gente y casi que de rodillas utilizando el mismo libreto pide 6 años mas para terminar lo que no ha querido o no le ha dado la gana de hacer en 14 años.

Visita a http://www.lodicetodo.com

UNETE A: @lodicetodo
geron2ff@yahoo.com
geron2ff@hotmail.com

Tomado de:

El crepúsculo del caudillo

Antonio Sánchez García Domingo, 29 de julio de 2012

En eso quedó el escándalo del asesinato del milenio. Como sus 14 años de desafueros, en el ridículo. Como para salvarle el rostro, que ya no tiene compostura, le entregaron la cabeza de cera de un supuesto Bolívar al natural.

Que para mayor INRI pareciera ser una copia a color de la imagen que la Escuela Médico Legal de Mérida diera a la publicidad en los años 80. Otra estafa. Eso quedará de esta bacanal del gobierno de la infamia: en la inmundicia de un pobre y miserable infeliz, que no encuentra literalmente de qué palo ahorcarse. En su último intento de medición de convocatoria, fue abucheado y caceroleado por el indignado vecindario de Coche, que quiso espantar con sus pailas, sartenes y cacerolas la paupérrima asistencia que logró convocar el falso descubridor del hielo. Pobre Venezuela, parodia de Macondo: Dios se compadezca.

1

Nada expresa de manera más cruenta e irrefutable el derrumbe del caudillo que todo lo acontecido en torno a los restos del Libertador. Todavía en el fulgor de su gloria, aunque ya afectado por las primeras derrotas y dando la vuelta a la esquina con el puñal escondido, como Pedro Navaja, decidió el último golpe de osadía: descerrajar el sarcófago, desempolvar los despojos y hacerse con la reliquia de Simón Bolívar en medio de un espectáculo que estuvo pensado como para un desenlace son et lumiere digno de las pirámides de Egipto.

Siguiendo un guión copiado de los filmes de ciencia ficción, un equipo de “especialistas”, rigurosamente vestidos de blanco y con los rostros enmascarados, filmados con tomas cenitales y en medio de un murmullo de zapatilla forradas y sobajeo de guantes de seda como para manejar reliquias de la Capilla Sixtina, le mostró al mundo el esqueleto derruido de quien fuera en vida la máxima figura de la guerra independentista de la América Hispana. Jamás se sabrá el verdadero propósito de tal ultraje. Conjurados a guardar el más religioso y críptico silencio, según se comenta con riesgo de perder sus vidas, los protagonistas de esta operación X se comprometieron a no revelar lo que ya la chismosa Caracas comentaba por todos los corrillos de la ciudad: angustiado por sus pesadillas cual Moctezuma ante la proximidad de los conquistadores – pesadilla de las que la más sangrienta es la desaparición como por arte de magia de sus soberanos poderes – habría decidido hacerse con polvos de la osamenta para que un equipo de paleros de grandes ligas de la barbarie afrocubana le preparara una infusión que le devolviera sus desvanecidos poderes.

La justificación seudo científica intentaba entre tanto copiarse de unos documentales de History Channel que pretendían descubrirnos las causas de la muerte mediante un eventual asesinato del mítico faraón egipcio Tutankamón. Pues iluminado por unas de esas subitáneas visiones que suelen acometerle en medio de sus desvaríos, el teniente coronel – bautizado en la portada de una revista satírico política chilena como Tutankabrón – había recibido de ultratumba la información de que a Bolívar – no podía ser menos – lo habían asesinado en la Quinta Alejandrina, en Santa Marta. Autores del heroicidio, obviamente, la burguesía colombo venezolana. Más concretamente Páez y Santander, los enemigos mortales del samaritano caraqueño. Prohombres que dieran luz dos siglos después a los traidores miembros de la Mesa de Unidad Democrática. En insólita colusión con quien resultaría ser nada más y nada menos que descendiente del propio Libertador, el joven caraqueño Henrique Capriles Radonsky. Cosas veredes, Sancho…

2.-

Los polvos removidos por la violación del sarcófago de bronce en el que durante casi dos siglos reposaran los huesos de un pequeño gigante conmovieron las redacciones de los medios. Las páginas de sucesos dejaron de preocuparse del medio centenar de muertos que azotan a todas las capitales de los Estados más populosos de Venezuela cada fin de semana, para ocuparse del misterioso crimen del Libertador. Nada de tuberculosis, “tisis pulmonar” como diagnosticara su abnegado médico de cabecera en la fase postrera de su vida, el afamado médico cirujano francés Dr. Alejandro Próspero Reverend. Cianuro o cualquier otro medio letal ofrecido al general por mano aviesa era el responsable de su temprano deceso. Chávez tenía esta vez los pelos del burro magnicida en la mano.

Poco efecto habrá surtido el brebaje imaginario – o real, jamás lo sabremos – pues además de ser azotado él mismo por un tumor maligno que lo acercó peligrosamente a la tumba – a cuya vera aún se mantiene, según todas las apariencias – su carrera política cogió definitivamente por el atajo del barranco. Tocado por la maldición del milenio y parapetado con todo tipo de esteroides se hinchó como sapo de cuento de hadas, hasta parecer una cruenta caricatura de sí mismo. Se vio condenado a desaparecer de los entremeses dominicales, corrió a auxiliarse en brazos de su padre putativo y mantenido palaciego, en La Habana, fue pasto de todos los rumores y pasó a convertirse en un fenómeno mediático tipo Jack el destripador o Herr M, el asesino. Personaje más de Fritz Lang que de Karl Marx, la revolución perdía a su principal mecenas. Y la política negra ganaba otro personaje de la demonología medieval que la caracteriza en suelos tropicales.

Entretanto, el mundo seguía dando vueltas. Surgió de los desiertos africanos como un vendaval la primavera árabe que mandó al infierno a sus más queridos y dilectos amigos, uno de ellos empalado con un trozo de cabilla recogido del desierto (sic). La rocambolesca historia de sus sufrimientos llegaba a las orillas de Miraflores, en donde se armaba el zaperoco de la sucesión. Un ex capitán de ejército de inicio espaldero pero enriquecido de la noche a la mañana como en uno de los cuentos de las Mil Noches y una Noche, un ex chofer de autobús encumbrado a las alturas de la diplomacia mundial como efecto del aluvión caribeño y un hermano de sangre, tan sombrío como el duque de Orange, llamado por ello el Rey Taciturno, se trenzaron en la agria pero soterrada disputa por el Poder. Pero el caudillo de Sabaneta insistió en sus 13. Se designó, dedocráticamente, único candidato revolucionario. Y comenzó una débil, azarosa, pálida y desfalleciente campaña electoral, montado en una carroza y asistido más por un equipo de emergencia sanitaria que por un comando de campaña.

En pocas palabras: los pies de barro se le comenzaron a desmoronar. Todas sus virtudes teologales, que lo encumbraran de la administración de una cafetería cuartelera a la herencia directa del propio Fidel Castro, a la cabeza de la revolución mundial, fueron opacadas por los chismes, rumores y habladurías de conventillo sanitario que pretendieron describir con lujo de detalles el avance irremediable de sus tumores, sus sarcomas, sus células patógenas y otras desgracias de la oncología. Chávez se moría irremediablemente en medio de la famosa controversia del milenio: ¿estaba enfermo de verdad verdad o era el protagonista de una comedia de enredos escrita, escenificada y dirigida por el propio Fidel Castro para dar comienzo a la Misión Lástima, sacarlo de la fosa común y reaparecerlo en el escenario venezolano entre explosiones de luminarias y gritos de admiración, como la última versión del ave Fénix. La resurrección de Jesucristo, parte 2.

3.-

 Jamás sabremos si en efecto padeció el tan afamado cáncer abdominal que lo tuvo en 3 y 2, fue operado en tres oportunidades y sanó luego de múltiples sesiones de radio y quimioterapia o si todo fue una burda trama digna de un director de comedias hollywoodense. Del que fueran víctimas propiciatorias desde afamados comunicadores sociales hasta médicos de prestigio internacional. Salvo que en efecto la metástasis se lo devore y finalmente se nos muera, como suele morírsenos la gente: en el momento menos pensado.

Sea como fuere: lo cierto es que los meses desaparecido en Cuba – o Dios sepa dónde – surtieron el efecto contrario. El sapito feo se marginó del debate electoral, las dudas sobre su sobrevivencia minaron seriamente su actividad de campaña, sus lastimeras apariciones televisivas lo mostraron como un mortal más, nada de valeroso y digno, por cierto. Creando las condiciones óptimas para que emergiera como un volcán el joven Henrique Capriles Radonsky, y lanzado con todos sus jóvenes bríos a la conquista del chavismo por todo el país lo acorralara hasta imponerle dejar la comedia de lado y enfrentar el turbión, ya sin calle, fuerzas físicas ni fervor. Que como bien reza el refrán: amor de lejos, amor de pendejos.

Fue entonces que sus asesores recordaron la película negra de las osamentas, el brebaje, los paleros y el sensacional escándalo del asesinato. Se habrá perdido la partida del tumor, que parece haber postergado su acechanza hasta el zarpazo final, pero aún quedaban algunas cartas de la vieja partida por jugar. Así fue como volvieron a revivir el escándalo del ultraje. Pero como dice el refrán: al que llegó a martillo, del cielo le caen los clavos. Los expertos en medicina legal descubrieron que el ínclito pariente de San Joaquín murió de algo así como de una tuberculosis. No han encontrado ninguna traza que indique que no murió de una complicación respiratoria, vulgo tisis pulmonar. Después de tanto escándalo y esa monumental gastadera de real hubiera sido una vergüenza confesar que la autopsia original del Dr. Reverend contenía la santa palabra de un médico serio y devoto de su más importante paciente, irrespetado como suele hacerlo con quien se le cruce por delante por un teniente coronel con pretensiones de Dr. Bernard.

En eso quedó el escándalo del asesinato del milenio.
Como sus 14 años de desafueros, en el ridículo. Como para salvarle el rostro, que ya no tiene compostura, le entregaron la cabeza de cera de un supuesto Bolívar al natural. Que para mayor INRI pareciera ser una copia a color de la imagen que la Escuela Médico Legal de Mérida diera a la publicidad en los años 80. Otra estafa. Eso quedará de esta bacanal de tres gobiernos de la infamia: en la inmundicia de un pobre y miserable infeliz, que no encuentra literalmente de qué palo ahorcarse. En su último intento de medición de convocatoria, fue abucheado y caceroleado por el vecindario de Coche, que quisieron espantar con sus pailas, sartenes y cacerolas la paupérrima asistencia que logró convocar el falso descubridor del hielo. Pobre Venezuela, parodia de Macondo: Dios se compadezca.



El oráculo presagia la derrota del guerrero


Por Mario Villegas, 29/07/2012
Publicado en el Diario 2001
Columna de Puño y Letra


¿Se acuerdan de “El Oráculo del Guerrero”, aquel librito del chileno Lucas Estrella que el presidente Hugo Chávez siempre propagandizó como su libro de cabecera? En cada discurso político, en cada alocución institucional, en cada emisión de su “Aló, Presidente” o en cualquiera otra ocasión, el Jefe del Estado no perdía oportunidad para leernos párrafos o capítulos completos de esta obra en la que él se sentía retratado y que, según su propia confesión, consultaba religiosamente.

Años hace que no comparte en público sus lecturas o reflexiones sobre este volumen en el que el autor desgrana las vicisitudes de un guerrero desde que nace hasta que muere. Y el Presidente no lo hace, simple y llanamente, porque tras largos años aferrado al poder, ciertos contenidos del texto podrían en la Venezuela chavista del siglo XXI haber pasado a la categoría de literatura subversiva o golpista.

Veamos, por ejemplo, un capítulo perfectamente asimilable a la actual coyuntura político electoral y cuyo título no podría ser más elocuente: “El guerrero es derrotado. Dice así:Una vez arriba y otra vez abajo. Una vez adelante y otra vez atrás. Es éste un momento de derrota para ti. Has perdido el camino del conocimiento. Has perdido un combate. Asúmelo, hazte cargo de tu derrota. Nadie más que tú es el responsable de la misma. A nadie puedes culpar por ello. O te faltó sabiduría o te faltó valentía. La cosa es que no hiciste lo que debías hacer en el momento justo. Debes aceptar con humildad tu equivocación. Si heriste, pide perdón. Si destruiste, construye. Si separaste, une. Lo importante es que no cometas de nuevo el mismo error. Sólo así podrá el sol brillar para ti. Ahora bien, además de hacer cuanto esté a tu alcance por reparar lo dañado debes estar preparado para enfrentar las consecuencias que de tu accionar devengan. Reflexionar, corregir, esperar. Luego actuar. El cielo se refleja en el mar y sólo entonces mira hacia la Luna”.

¿Y qué tal este otro capítulo? Se titula “El guerrero se retira” y reza así: “Todo está indicando que debes retirarte. Si continúas donde estás, lágrimas serán vertidas inútilmente. No estés. Retrocede. Desaparece dignamente. No huyas. Retírate en silencio, sin que nadie lo note. Deslízate suavemente. No es éste tu lugar. No perseveres obcecadamente en tu objetivo. Si todo se ha mostrado adverso y, lo que es peor, dudas, es que no es éste el momento ni el sitio oportuno. Vete sin dejar rastro alguno y no habrá heridas que cicatrizar”.

Quien tenga un ejemplar que lo ponga a buen resguardo. No vaya a ser que aquel predicador que antes guiaba sus pasos por las indicaciones del comentado librito ordene ahora su incautación y destrucción tratando de evitar la derrota que su oráculo le tiene marcada en la frente.

Breves

- Voces chavistas nos revelan que en el partido Podemos, ahora oficialista, ya hay fricciones internas, focalizadas principalmente entre Didalco Bolívar y Baudilio Reinoso, quienes conducen la organización tras el arrebatón que el Tribunal Supremo de Justicia le hizo a sus antiguos dirigentes y militantes. Reinoso, vicepresidente del nuevo Podemos, vendría siendo objeto de deslealtades y humillaciones por parte de Bolívar, quien funge como presidente y actúa a su real discreción. También afloran enfrentamientos a niveles regionales y locales por las postulaciones a los consejos legislativos y los concejos municipales.


- Casi seis meses literalmente cerradas llevan dos importantes calles del casco central de Catia debido a interminables trabajos de reconstrucción. Una de ellas es la tercera avenida, situada frente al mercado municipal, y la otra es la que comunica la calle Colombia con el barrio Los Magallanes. Los vecinos se quejan de la desidia del alcalde Jorge Rodríguez.


Twitter: @mario_villegas



domingo, 29 de julio de 2012

El Fondo Chino pero en lenguaje coloquial


Apertura Opina, 29/07/2012

Pregunte a mis amigos, familiares, a los conocidos, a compañeros de trabajo, en fin a un grupo de aproximadamente 25 personas adultas, hombres y mujeres y quede sorprendido pues nadie me pudo explicar con claridad que es el “Fondo Chino”, la conclusión que pude sacar de esa pequeña encuesta realizada entre los cercanos es que el gobierno ha ocultado los detalles de este mecanismo de endeudamiento.

El Fondo Chino es un mecanismo que inventaron los Bolivaristas del régimen de Hugo Rafael y el gobierno Chino, que por cierto de pendejos no tienen ni un pelo. De esa manera Venezuela evita recurrir a otras fuentes de endeudamiento internacional como el FMI (Fondo Monetario Internacional), Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, etc., tan criticados por el gobierno.

Tratemos de explicar en qué consiste el Fondo Chino; Mediante acuerdos firmados entre ambos gobiernos en el año 2008 (si mal no recuerdo) se crea un fondo rotatorio de préstamos que se ha ido ampliando hasta alcanzar una cifra de 38,000 millones de Dólares. Venezuela recibe los Dólares, claro no recibe el dinero, recibe papeles, y el acuerdo establece que estaremos obligados a contratar Empresas Chinas o bienes chinos con el dinero del préstamo. Es decir no podemos comprar en otros países, solo podemos contratar o comprar a los chinos.

El primer efecto del Fondo Chino es que el dinerito que nos prestan los chinos de manera casi inmediata vuelve a China a través de sus Empresas, aunque no conocemos en detalle que están haciendo y vendiendo los chinos, podemos mencionar los siguientes: parte del Plan Ferroviario Nacional, maquinarias, los dos millones de electrodomésticos para el Plan de tu Casa bien equipada, los ascensores de los Bloques del 23 de Enero, parte de Ciudad Tiuna (Gran Misión Vivienda Venezuela), etc,.

Coloquialmente hablando, es como si usted me pidiera un préstamo de 1,000 BsF, yo en vez de dinero le entrego unos papeles que dicen 1,000 BsF, y le digo que puedes ir al Supermercado de la esquina a cambiar los Bolívares por bienes y servicios, claro el Supermercado de la esquina es de mi propiedad. De alguna manera nos recuerda lo que ocurría en las grandes haciendas en el siglo diecinueve, al campesino le pagaban con fichas que solo podía usar en la bodega de la hacienda con lo que el campesino estaba atado a la hacienda y a su propietario.

Bueno ya nos entregaron los papeles que dicen Dólares y de una vez este dinerito volvió a mi bolsillo, excelente para mí (Chino), pues mis Empresas lograron vender productos y servicios. Pero cuidado todavía no le hemos pagado a los Chinos el préstamo, aunque ya nos gastamos los cobres. Como le vamos a pagar al Imperio Colonial Chino?, pues como todo el mundo sabe con petróleo a futuro de la Faja del Orinoco. Pero a qué precio vendemos nuestro petróleo?.

Esa es una información oculta, reservada, nadie sabe exactamente a cuanto le vendemos nuestro petróleo a los Chinos, lo que sí sabemos es que lo venden con descuento, hace un año aproximadamente se filtro la información de un punto de cuenta de Rafael Ramírez al Presidente saliente Hugo Rafael, documento del año 2009 (no estoy seguro de la fecha), denunciado por el Dip. Miguel Angel Rodríguez en que se establecía un precio referencial de 50 Dólares por barril, para ese momento el precio del mercado internacional era muy superior al indicado.

Y para rematar el entuerto la información que se maneja es que como China nos queda muy lejos, el flete lo paga Venezuela, es decir los tanqueros petroleros para llevar el crudo a China, lo pagamos nosotros.

Para este momento, según fuentes oficiales, le estamos entregando 400,000 barriles diarios de crudo a China, para pagar el préstamo del “Fondo Chino”. Claro en la medida que paguemos, el dinero se vuelve a recibir y la centrifuga vuelve a operar. A un precio de 100 Dólares por barril, estaríamos pagando 40 millones diarios, pero a 50 Dólares solo pagaríamos 20 millones todos los días. ¿Cuál será el precio de venta?

Una forma de colonialismo, refrendada por un grupo gobernante que proclama haber conquistado la libertad del país, y que coloca como una de sus líneas maestras en el programa de gobierno seguir profundizando en este objetivo.

¡Dime de qué te alabas y te diré de qué careces!

Ventajismo político

EL PAIS 28 de Julio 2012

 Un jefe de Estado no puede usar a su antojo el poder de exigir a las emisoras la conexión en cadena nacional

Cuando se ve la televisión en algunos países de América Latina, de repente se interrumpe la programación y la emisora pasa a transmitir de manera conjunta con todas las que existen en el país en cuestión, a las órdenes de un mandatario político. Si el espectador se encuentra en Venezuela, obviamente se trata de Hugo Chávez, que ya no hace el programa Aló presidente, pero suma 75 horas de transmisión en “cadena nacional” en lo que va de año —además de 9 horas y 49 minutos con motivo de la presentación de las cuentas de su mandato—. Y continúa haciéndolo, sin importarle que el país haya entrado en periodo electoral desde el 1 de julio, aprovechándose de sus prerrogativas para ordenar la retransmisión en cadena.

Chávez es el caso más extremo, pero no el único. El presidente de Ecuador, Rafael Correa, también recurre con frecuencia a ese procedimiento. Además, dispone de un programa todos los sábados, Enlace ciudadano, que dura tres horas y se retransmite a través de medios de comunicación estatales y algunos privados.

Los argumentos de Chávez y de Correa son similares. Para el venezolano, el objetivo de la retransmisión conjunta es responder a lo que él llama “estrategia burguesa” de ocultar los logros de su Gobierno. Esta misma semana ha contestado a las protestas de la oposición confirmando que no piensa renunciar a sus potestades. El presidente ecuatoriano también lo explica por la necesidad de “desvirtuar las mentiras repetidas y orquestadas por ciertos medios de comunicación”. En relación con estos mandatarios, la argentina Cristina Fernández de Kirchner se comporta como una moderada: en ocho meses, solo ha obligado a las cadenas de su país a conectar 11 veces.

Que un jefe de Estado exija una programación idéntica en todo su país es comprensible en casos de emergencia nacional u otra circunstancia excepcional. Pero eso debe estar regulado. Es un poder demasiado grande como para que el presidente lo use a su antojo a la hora de replicar a la oposición, refutar opiniones contrarias o jalear sus logros.
 
Tomado de: http://elpais.com/elpais/2012/07/27/opinion/1343415924_539723.html

Una historia personal de Marx



Por Lissette Gonzalez, 28/07/2012

Karl Marx está de moda. La creciente desigualdad en los países desarrollados y una serie de políticas económicas que asignan a la población trabajadora el costo de los ajustes, han sacado a la obra de Marx de los anaqueles oscuros, olvidados y polvorientos del final de la biblioteca. Los jóvenes vuelven a leer sus libros, importantes intelectuales se declaran neo-marxistas  en una suerte de revival de los sesenta. Y esto no lo digo yo, aquí les dejo un par de artículos que ilustran este fenómeno:  uno en The Guardian y otro en Prodavinci.

Todo este alboroto por la relectura de los trabajos de Marx parece un tanto exagerado para alguien que no perdió el contacto con su legado. Yo nunca milité en ningún partido, nunca me declaré “marxista-leninista” o alguna otra variante, pero mi contacto con la obra de Marx comenzó muy temprano, cuando cayó en mis manos “Marx para principiantes”. Estudiaba cuarto año de  humanidades en el Colegio San Ignacio y de la noche a la mañana me convertí en defensora del proletariado explotado, explicando el concepto de plusvalía (o lo que entonces entendía de él) como quien predica el evangelio. Las discusiones en las actividades del colegio eran acaloradas, claro. Pero más complicado era el panorama en casa, con unos padres de ideas conservadoras. En aquel tiempo todavía quería ser escritora, así que andaba preocupada por cosas como la “literatura comprometida” que, por supuesto, abandoné con los años junto con muchas otras manías de mi rebeldía adolescente.

Uno de los intereses sobrevivientes fue la preocupación social, la política. Así que terminé estudiando sociología. En la Escuela de Ciencias Sociales de la UCAB comienza mi lectura seria de Marx. Al final de primer año en Sociología I había una serie de exposiciones sobre textos complementarios y a mi grupo le tocó (o escogimos, no recuerdo) el Manifiesto del Partido Comunista. Se iniciaba el año 1989 y alguien del grupo tenía un valioso dato: en Santa Mónica había una “Casa de la Amistad Soviético-Venezolana” y allí podíamos conseguir los libros. El único pana con carro nos llevó hasta allá y es así como llegaron a mi biblioteca un ejemplar del Manifiesto y otro de los Manuscritos de 1844 impresos en Moscú por Editorial Progreso. No sé qué tan fieles sean las traducciones, pero son mi reliquia personal del mundo que existió antes de la caída del Muro de Berlín.

El estudio sistemático de Marx comenzó un año más tarde en Sociología II:  las tesis sobre Feuerbach, La Ideología Alemana, El Capital. Finalmente empezaba entender la lógica del análisis marxista del capitalismo: la alienación, la explotación, la lucha de clases. Más tarde en la misma escuela vendrían otros libros: Razón y Revolución de Marcuse, Historia y Conciencia de Clase de Lukács. Luego mi interés por estos temas fue desplazado por mi creciente afición por la demografía y la estadística… hasta muchos años más tarde, en Bilbao, cuando decidí dedicar mi tesis doctoral a temas de estratificación y movilidad social.

En esta área de la sociología Marx es insoslayable. Si bien el primero en formular el concepto de clase fue Saint-Simon, es el concepto de lucha de clases en Marx el que resulta definitorio en todo cuanto los sociólogos han escrito sobre estratificación desde inicios del siglo XX:  ¿es cierto que sólo hay dos clases?, ¿la clases se definen únicamente por la propiedad de los medios de producción?, ¿existe en realidad una conciencia de clase? , ¿hay necesariamente explotación y conflicto entre las clases sociales? Todas estas preguntas que surgen de la obra de Marx están detrás de múltiples propuestas teóricas, no sólo las de clara orientación marxista. Incluso muchos de los conceptos de Marx han sido retomados y reinterpretados por sociólogos no marxistas por su gran capacidad de análisis: como dominación y conflicto en la obra de autores tan disímiles como Dahrendorf o Bourdieu, así como el rescate de los conceptos de explotación y conciencia de clase en la temprana obra de Giddens.

Creo que hay una diferencia que es importante resaltar: el pensamiento de Marx como doctrina revolucionaria y como intento de explicación científica de la realidad. Si bien para él mismo ambos elementos no podían separarse, la lectura de Marx en el siglo XXI puede tener la utilidad de un manual de instrucciones (como “Qué hacer” de Lenin) o bien puede servir de inspiración para intentar aplicar su esquema de análisis a una realidad muy distinta a la que él observó durante el siglo XIX. Por supuesto, yo considero que lo realmente útil es lo segundo y el testimonio de intentos valiosos al respecto está en la obra de John Roemer o Erik O. Wright. Fíjense, ninguno de ellos está en las noticias de actualidad. ¿Por qué será?

Publicado por: