10 Últimos

martes, 31 de diciembre de 2013

Se acabo el 2013… ¡Que año tan conflictivo!… Bienvenido el 2014, @kiko2004


Por José Sierra, 31/12/2013

Rememorando el año 2013 que termina hoy, tengo la sensación que empezó un poco antes, el 8 de diciembre de 2012, pasadas las 9 de la noche, el Presidente re-electo el 7 de octubre de 2012 Hugo Chávez realiza su última aparición pública en cadena nacional, anunciando un recrudecimiento de su situación de salud, su inmediato viaje a Cuba para tratamiento médico y lo mas importante, la designación de su sucesor político Nicolás Maduro, quien para entonces era el Vicepresidente de la República, lo que denota que la decisión anunciada ya estaba planificada desde meses atrás.

Esos minutos marcaron todos los acontecimientos posteriores que ocurrieron hasta el día de hoy 31 de diciembre y que lamentablemente no termina con el nuevo año 2014, continúan en pleno desarrollo con el nivel de incertidumbre al que nos tienen acostumbrados, pero exacerbado por la situación política, económica y social del país.

Es importante señalar que Hugo Chávez realizó su último gran engaño al decirnos desde al año anterior (2011) que si bien tenía algunos problemitas de salud con un cáncer que le habían encontrado “encapsulado” en su abdomen, algo delicado pero en perfecto control de los camaradas del CIMEQ (Centro de Investigaciones Médico Quirúrgicas) de Cuba, extirpado en su oportunidad, nos repitió una y otra vez que estaba en plenas condiciones para asumir su cuarto mandato.

Nada mas falso, como dice el refrán popular: “la mentira tiene patas cortas”, ahora sabemos que engaño a su pueblo, que mintió descaradamente y que sumergió a nuestra Venezuela en una ruta que está llevando al país a una crisis sin precedentes… Pero eso es lo que hay!!!

Para quienes tienen memoria corta (un mal que padecemos los venezolanos), les recuerdo que los últimos días del 2012 se caracterizaron por el rumor de la muerte de Chávez, incluso se suspenden prácticamente todas las celebraciones públicas anunciadas para el 31, sin embargo no lo anunciaron… Pero un personaje oscuro como Alberto Nolia (se acuerdan de los papeles de mandinga en VTV) en su cuenta de twitter lo anuncia el 2 de enero de 2013, twitt que fue borrado a las pocas horas por su autor, pero el testimonio grafico permanece en el tiempo, Alberto Nolia al igual que Mario Silva cayeron en desgracia, interlocutores del eterno para la guerra sucia.


Ernesto Goebbels Villegas (Ministro de Comunicación e Información para el momento) a la mejor usanza de un funcionario fascista, anuncio en varias oportunidades que el Comandante estaba en franca recuperación y que muy pronto regresaría para asumir sus funciones como Presidente electo, una mentira repetida mil veces la trataron de convertir en verdad, pero como dice una canción por allí: “El tiempo, el implacable, el que pasó” obligo a los rojos a reconocer el 5 de marzo de 2013 la muerte de Hugo Chávez.

El resto de la historia es harta conocida por todos los venezolanos, pues la hemos vivido y sufrido en carne propia: devaluación de la moneda de 4,30 a 6,30 Bolívares por dólar en febrero de 2013, segunda devaluación de 6,30 a 11,30 a través del SICAD a partir de julio – Agosto. 24,500 muertes violentas (cifras NO Oficiales), 18,000 apagones y cortes inesperados de luz (cifras NO Oficiales), 52,8% de inflación reconocida por el BCV (quien les puede creer), desabastecimiento superior al 20% caracterizado por el #NOHAY azúcar, harina de maíz, papel tualet, aceite, leche, etc., el robo electoral del 14 de abril desconociendo la victoria de Henrique Capriles, mayor deterioro de la infraestructura de la nación, el golpe terrible al comercio a través de la operación “Daka”, el deplorable estado de la salud y educación, en fin problemas que se acentuarán producto del modelo económico, político y social que nos quieren imponer.

A pesar de todo y por encima del gobierno, nunca perdemos la esperanza, hay síntomas que cualquiera puede encontrar y reconocer, a pesar de los errores y fracasos, la lucha no terminó el 2013, el país sigue, la historia la continuamos escribiendo y estamos convencidos que pronto estaremos en una nueva situación.

Vaya nuestro mensaje de salutación de fin de año a todos los venezolanos, a los rojos, a los azules, a los que se mantienen entre dos aguas; y en especial a la familia que se ha convertido en el icono de la lucha por la defensa de los Derechos Humanos y de los Perseguidos y Presos Políticos, a Bony Pertiñez @bonysimonovis y al Comisario @Simonovis, para ellos toda nuestra solidaridad y afecto.

#LiberenaSimonovis


La cola del perro

FÉLIX R. CHACÓN lunes 30 de diciembre de 2013


Escribir en esta época supone pasar revista al año que termina, y la conclusión obvia, en mi opinión, es de que hemos perdido otro año importante que no podremos recuperar en el futuro, así como irrecuperable es el puesto de aerolínea que no se ocupa.


En lo que llamamos hoy día concierto de naciones, para referirnos al grueso de los países del mundo normal y medianamente lógico, el grueso de noticias apartando los eventos que han significado desgracias para los pueblos, ronda sobre aspectos que pueden ser normales o medianamente normales, y otros que no tanto,  pero que son aquellos que más o menos conocemos y a los cuales estamos acostumbrados a sobreponernos con relativa rapidez. Por lo general hay noticias malas y noticias buenas, somos humanos, no robots programables para sólo producir noticias que nos gusten a todos. Pero aún así, si nos refiriéramos a nuestro contexto, encontramos que los países de la región han logrado llevar a cabo grandes tareas que les ha significado gran estabilidad política, económica y social. Y en su prensa local independiente puede leerse acerca de los muchos problemas que aquejan a la sociedad, pero de igual forma se reportan logros gubernamentales en materia económica y social. Se habla de que bajó la inflación, se mantuvo,  o de que no subió. Se menciona cómo se mantuvo a raya o cómo bajó el desempleo. De cómo se incrementaron las inversiones nacionales y extranjeras. De cuáles pactos bi y multilaterales se celebraron y de las incidencias positivas que se esperan para el país. Se anuncia nuevos mercados para sus exportaciones. Y todo queda plasmado en cifras reportadas que la sociedad puede aceptar más o menos uniformemente y con mediana confianza.



Sin embargo en Venezuela, 2013 ha pasado como un año infame el cual sólo pareciera haber deletreado desesperanza para sus ciudadanos (sólo refiérase al espíritu navideño). Las noticias "buenas" que se reportan se generan en la imprenta gubernamental porque de otra forma no existieran. No en vano el gran esfuerzo que ha puesto el régimen en acabar poco a poco con la libertad plena para expresarse, con medios de comunicación y la prensa libre e independiente.



Hubiésemos querido haber escuchado el anuncio de un programa masivo de construcción y remodelación de hospitales, escuelas, liceos, institutos tecnológicos. El reporte de una inflación reducida o por lo menos controlada hubiese sido bienvenido, así como que no hubo más devaluaciones. Que disminuyó la criminalidad, o que no nos endeudarán más.



Nos hubiese gustado no haber estado en el fondo de la pirámide de Maslow, procurándonos necesidades básicas para subsistir, sino proyectándonos al tope de nuestras potencialidades.



2013 ha sido una especie de montaña rusa de emociones, sí, sólo emociones que fueron y vinieron devolviéndonos adonde estábamos sin remedio alguno. Nada productivo que haya significado avance en alguna dirección. Como el perro que trata de morderse la cola y no va a ningún lado con ello.



No me rindo, ¿y usted?

Escrito por Fernando Luis Egaña Lunes, 30 de Diciembre de 2013


En este terminar del 2013 y empezar del 2014 se siente un aire pesado en el ambiente nacional. Uno que suele producirse cuando se aminoran las energías de cambio y cuando tiende a diseminarse un conformismo madurado en la decepción. Pues bien, aunque hayan razones para ello --el manejo de las elecciones municipales, o el tono sobrancero de Maduro, o los incordios de la oposición, o el panorama ominoso de la economía, la política y la sociedad--, hay que hacer todos los esfuerzos necesarios y posibles para no dejarse envolver por ese aire pesado, casi tóxico, que ataca las entendederas y en especial la espera de bienes futuros, es decir la esperanza.

Para muchos no es tarea fácil y se entiende. La hegemonía continúa su enjaulamiento progresivo de la nación, y las fuerzas que defienden la democracia constitucional no pueden o no saben evitarlo. Algunos elementos de esas fuerzas ni siquiera quieren, y por eso la llamada asimilación al régimen imperante no es una amenaza remota sino una realidad concreta. Así las cosas, el año 2013 no termina mal, políticamente hablando, para el poder establecido; lo que significa que el 2014 no empieza bien para la aspiración de superar la hegemonía y avanzar por un camino de apertura y pluralismo. Y no se requiere un sexto sentido para apreciarlo.

Los jóvenes son especialmente perceptivos al respecto. Y por eso se plantean una vida fuera de Venezuela y no son pocos los que la buscan y la encuentran. Y ello no está condicionado por preferencias políticas o por categorías socio-culturales, sino que acontece a lo largo y ancho de todos los espectros económicos, sociales, regionales de nuestra demografia juvenil. No los aplaudo pero no los culpo. Venezuela ha malbaratado criminalmente su siglo XXI, y la gente joven no quiere cargar con esa factura o esa carga brutal que la puede condenar a un fracaso sin salida.

De allí que la crisis que padece el país sea de alcance existencial y la cosa se agrava porque una parte considerable de los venezolanos no lo ve de esa manera, o no lo quiere aceptar o sencillamente no le importa. Y no faltan quienes juran y perjuran que nunca hemos estado mejor y que la actualidad venezolana es una especie de paraíso social donde reina la "suprema felicidad colectiva"... La propaganda oficial insiste sin descanso sobre ese particular y con una reconocida capacidad de manipulación comunicacional y política. Maduro y compañía se concentran en dicho espejismo y acaso con renovado descaro.

Motivos de más, entonces, para seguir luchando por la reconstrucción general de Venezuela. No se debe convalidar a una satrapía corrupta, despótica, depredadora y desfasada --aunque poderosamente habilidosa para presentarse como un "socialismo benefactor"--, así tenga el apoyo del un porcentaje considerable de los electores, según las cifras del CNE; uno de los organismos más representativos de la satrapía. Se debe, eso sí, luchar para superarla a través de todos los instrumentos y mecanismos que permite y legitima la defensa de los derechos democráticos del pueblo venezolano.

Respetables historiadores han manifestado que Venezuela logró superar situaciones peores que las del presente, y aunque quepa la discusión sobre este tipo de aseveraciones, sí resulta claro que el país posee importantes reservas de recursos humanos y naturales que bien manejados y orientados podrían generar una transformación afirmativa de la nación venezolana. Las catástrofes peruana y colombiana de finales del siglo XX, dejadas atrás en el siglo XXI, también deben ser consideradas al evaluar nuestra realidad y sus perspectivas.

No me rindo. Por mi país, por mi gente, por su futuro, no me rindo. Y espero que usted, estimado lector, tampoco.

Tomado de:
http://www.opinionynoticias.com/opinionpolitica/17790-no-me-rindo-iy-usted

lunes, 30 de diciembre de 2013

Los retos de la Venezuela democrática en el 2014, Santiago Quintero


Por Santiago Quintero, 30/12/2013

Si el gobierno continúa sin enfrentar en forma pragmática todos estos problemas que tienen un común denominador estructural, la falta de una gestión basada en la investigación y conocimiento a fondo de los mismos, podemos esperar que la tendencia natural a la entropía y el desorden, terminen por acelerar la destrucción progresiva de las instituciones que aún se mantienen en pie

En los albores del año nuevo 2014, una pregunta se cierne sobre cada una de nuestras conciencias: ¿Qué nos aguarda en el escenario económico, cuáles son nuestras expectativas sociales, cuál será el estado de nuestros bienes y servicios, cuál será nuestro perfil jurídico, en qué momento serán atendidas las prioridades como el abastecimiento, la salud, la construcción de viviendas, la seguridad e integridad personal de cada uno de los venezolanos?

Si el gobierno continúa sin enfrentar en forma pragmática todos estos problemas que tienen un común denominador estructural, la falta de una gestión basada en la investigación y conocimiento a fondo de los mismos, podemos esperar que la tendencia natural a la entropía y el desorden, terminen por acelerar la destrucción progresiva de las instituciones que aún se mantienen en pie. En vez de combatir a la pobreza de la Nación, se le estimula con medidas tendientes a propiciar el consumo sin producción, el gasto sin inversión, el grado sin conocimiento, la gestión sin experticia, la administración sin economía, la justicia sin derecho, la obra civil sin fundaciones y estudio de suelos, los servicios sin estadística. Vale decir, la ignorancia rampante en todos los órdenes del quehacer nacional. El gobierno está convencido que el único plan de la patria que le conviene para seguir gobernando, es el plan de la ignorancia total. Mientras menos sepas, menos pides, menos exiges, mas rápido te conformas, “esto es lo que hay”, aumenta tu indigencia y por lo tanto, mi poder y control sobre ti y tu destino. Así de sencillo.

De allí que a la Venezuela democrática, le urge que la llamada “oposición” deje de colaborar con los objetivos estratégicos del gobierno hegemónico. Debe dejar de ser cosmética y mediática, para ganar en densidad y profundidad, local y focal, permeando el espacio político depauperado y sin recursos, haciendo que éste aparezca como actor económico a través del trabajo solidario de los descapitalizados. Para eso, tiene que inventar una forma distinta de hacer política. Debe hacer una política de creación de soluciones, de exposición de proyectos e ideas factibles, de programas de fuerza y contenido social, con el amplio concurso de toda la inteligencia del país, a la que debe convocar para apoyarla y promoverla y hacer que ella logre dar respuesta a los grandes e ingentes problemas de la nación. Se trata de dejar atrás el discurso reactivo de la oposición personalizada de los dimes y diretes sin aportar nada a cambio, demostrando capacidad y seriedad para ganar el fervor popular, organizando al pueblo en sociedades civiles que estudien a fondo sus problemas y puedan formular proyectos para su solución, con el concurso de los centros e individualidades que tengan el conocimiento, reseñado en propuestas de decenas de miles de tesis y trabajos de grado que no han sido articulados a la Sociedad. Mientras que todos los países del mundo abren sus espacios de inteligencia para patentar el ingenio de sus pobladores y vencer las dificultades, nosotros todavía esperamos al mesías que nunca llegará a redimirnos sino lo descubrimos dentro de nosotros. Es la hora de sincerar la política, sincerándolo todo. Toda oposición tiene el gobierno que se merece. Mientras menos inteligente y capaz sea, en esa medida se convierte en el primer estímulo de un gobierno torpe e irresoluto.

santiagoquintero@gmail.com

http://analitica.com/va/sociedad/articulos/1442531.asp

2013 Revolucionario, @EfectoNaim


Estados Unidos se encamina a ser una potencia energética y al mismo tiempo se desprestigia como superpotencia mundial. China asume una novedosa agresividad mientras en el Medio Oriente se produce una sucesión de convulsiones inacabadas… Se inicia en el mundo la primera guerra abierta a la desigualdad. Sorpréndase con los cinco cambios del 2013 que están cambiando el mundo.


Para ver Parte 2:

Para ver Parte 3:

Para ver los programas anteriores o para mayor información sobre los canales a través de los cuales transmite NTN24 en Latinoamérica y EEUU por DirecTV haga clic acá: http://www.efectonaim.com. Si conoce a alguien que desee recibir semanalmente la columna y\o el programa de Moisés Naím por favor mándeme su dirección de correo electrónico. Si prefiere no recibir más mensajes como este simplemente responda a este mensaje indicando que no desea estar en esta lista de distribución. Y disculpe la molestia.

Oficina de Moisés Naím

¿Qué esperar del 2014?

Andrés Cañizales Diciembre 26, 2013

El año 2013, tal como lo sostuvimos en un texto publicado en este mismo espacio hace algunos días, fue un período duro para la libertad de expresión y el derecho a la información en Venezuela. Nos gustaría tener una visión optimista del año que está por comenzar, sin embargo partiendo de lo sucedido en estos meses difícilmente puede pensarse en un cambio drástico de las condiciones político-comunicacionales de la Venezuela gobernada por Nicolás Maduro. Este tiempo navideño, propicio para los buenos deseos, puede ser aprovechado para desearle a la sociedad venezolana –y a cada uno de nosotros, como ciudadanos de este país- un clima político favorable a la tolerancia, al respeto de las diversas opiniones y a favor del trabajo en libertad de una prensa crítica. Básicamente se trata de desearle a Venezuela un ejercicio democrático pleno, en el cual el derecho a expresarse e informarse resulta crucial.

Sin embargo, al poner los pies sobre la tierra todo parece apuntar a un período de tensiones, dificultades y restricciones para 2014. No hay señales de que las cosas vayan a cambiar de forma radical en relación al cómo se dieron en 2013. Desde mi punto de vista continuará un control político, ejercido desde la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), sobre el sistema radioeléctrico, eso implicará no sólo sanciones directas contras las emisoras de radio y televisión sino la muy perniciosa práctica de las llamadas telefónicas, una suerte de censura sutil, que comenzó a ejercerse de forma rutinaria en el año que está concluyendo. Los canales nacionales de televisión fueron doblegados para que modificaran su línea editorial, en un proceso que venía en práctica desde tiempo atrás, pero que bajo el gobierno de Maduro alcanzó una clara expresión con el blackout que sufren hoy los líderes de la alternativa democrática. La invisibilización de las voces opositoras en los medios radioeléctricos de alcance nacional seguirá en 2014 y posiblemente se agudizará, especialmente en momentos delicados como aquellos que vamos a vivir en materia económica.

En los meses finales de 2013 quedó en evidencia la intención oficial de controlar la prensa escrita, que ha sido una suerte de última frontera en la cual aún se ejerce, mayoritariamente, un periodismo crítico en Venezuela. El chantaje con la asignación de divisas para las importaciones de papel periódico, junto al uso recurrente de juicios –que en su mayoría quedan estancados, pero aún así son una amenaza- y procedimientos administrativos de diversa índole para castigar o sencillamente hacerle la vida más complicada a los medios impresos, serán un asunto cotidiano en 2014. No puede obviarse que el discurso público desde el poder ha convertido a los medios impresos en “enemigos” del gobierno, con llamados directos del presidente Maduro para que se le haga un boicot, por ejemplo a El Nacional. Una línea de acción futura contra la prensa escrita podría incluir en 2014 una ley de prensa, que en diversas ocasiones voceros oficiales han destacado como necesaria.

Avizoro para este 2014 una acción gubernamental para controlar la información económica, incluso desde sus propias entidades tales como el Banco Central de Venezuela (BCV) o el Instituto Nacional de Estadística (INE). El manejo que se presentó en relación con la difusión del índice inflacionario del pasado mes de noviembre, constituye desde mi punto de vista una señal de algo que puede convertirse en rutina. Es de esperar un “maquillaje” gubernamental de las cifras oficiales junto a una dinámica de generar “seudo-eventos”, con una eficacia política como lo demostró con la “guerra” al comercio iniciada en las semanas finales de noviembre.

El presidente Maduro seguirá con su política de apropiarse del espacio público de forma recurrente con el uso abusivo de las cadenas de radio y televisión. Sobre esto ya habíamos alertado que cualquier jefe de Estado posterior a Chávez difícilmente limitaría este mecanismo que le permite proyectar una voz única sobre toda la nación, se trata de un poder comunicacional sin par.


Comunicado de VEPPEX en relación a los ascensos militares a Golpistas del 4F, @Veppex1


La Organización de Venezolanos Perseguidos políticos en el Exilio (Veppex) expresa su rechazo e indignación por los recientes ascensos a los militares retirados que participaron en la intentona golpista del 4 de febrero de 1992 entre...quienes destacan Diosdado Cabello Rondón, actual Presidente de la Asamblea Nacional quien fue ascendido al grado de capitán, Francisco Arias Cárdenas, actual gobernador del estado Zulia, ascendido a Coronel y Ramón Antonio Rodríguez Chacin, actual gobernador del estado Guárico, ascendido al grado de contralmirante.

Estos ascensos realizados por Nicolás Maduro, constituyen una violación a la constitución nacional y a las leyes de la república de Venezuela por tratarse de oficiales que ya están retirados y que además cumplen cargos de elección popular, para los cuales los miembros activos de las fuerzas armadas por ley no pueden postularse, ni ejercer.

Nicolás Maduro, con estos ascensos ilegales, trata de reafirmar de manera grotesca y desafiante el carácter militarista de su régimen ilegitimo y se burla de los oficiales activos institucionales que aun se encuentran dentro de las filas castrenses. En las fuerzas armadas venezolanas siempre ha existido un rechazo por la reincorporación a sus filas de oficiales que pasaron a situación de retiro por cualquier circunstancia.

Hacemos un llamado a la reserva moral de las fuerzas armadas, sobre todo en sus cuadros medios a darse cuenta del mensaje que manda Nicolás Maduro a lo interno y a lo externo del país, haciendo ver y sentir que en Venezuela existe un régimen sostenido por los militares. La falta de actuación dentro de las filas castrenses que no están de acuerdo con lo que acontece en el país, deja en entredicho y en la sombra de la duda, si realmente existen oficiales institucionales que desean cumplir con la constitución y sacar a los ilegítimos del poder.

José Antonio Colina y 11 firmas adicionales de la Junta Directiva

Las consecuencias legales de no publicar la inflación

Por José Ignacio Hernández G. 28 de Diciembre, 2013

Ya todos sabemos que el Banco Central de Venezuela (BCV), al día de hoy, no ha divulgado la cifra de inflación correspondiente al mes de noviembre de 2013. Un silencio que se produjo poco después de que el Gobierno nacional alertara sobre la “conveniencia” de que la inflación medida por el BCV tomase en cuenta la “ofensiva económica” emprendida para bajar los precios.

 ¿Por qué el BCV debe informar sobre la inflación? ¿Qué consecuencias jurídicas derivan de la omisión del BCV en dar esa información?

 El deber de divulgar la inflación

La medición de la inflación permite conocer cómo varían los precios de los bienes y servicios. Precisamente, la lucha contra la inflación es uno de los grandes objetivos que la Constitución asigna al BCV. De esa manera, el objetivo fundamental del BCV –se lee en el artículo 318 de la Constitución- es “lograr la estabilidad de los precios y preservar el valor interno y externo de la unidad monetaria”.

Para cumplir con ese objetivo, el BCV tiene diversas competencias, incluyendo proveer información sobre los datos relevantes para el desarrollo de su actividad.

Hay que recordar que la Constitución puso mucho énfasis en controlar la autonomía del BCV, pues se temía que esa institución se convirtiese en una especie de “Estado dentro del Estado”. Por esa razón, la Constitución estableció como principio general la responsabilidad pública del BCV en el cumplimiento de su objeto. Por ello, de acuerdo con el artículo 319 de la Constitución el BCV está obligado a rendir informes periódicos “sobre el comportamiento de las variables macroeconómicas”. La inflación, precisamente, es una de las variables macroeconómicas cuya información debe divulgar el BCV.

El artículo 319 de la Constitución, incluso, se encarga de acotar qué debe pasar si el BCV no cumple los deberes que la Constitución le asigna: ese incumplimiento “dará lugar a la remoción del directorio y a sanciones administrativas, de acuerdo con la Ley”.

Esa obligación constitucional fue precisada en una regulación dictada por el BCV y el Instituto Nacional de Estadística (INE): las Normas que Regulan el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), de 2008. El INPC es el índice que mide la inflación, y a decir de las Normas, es un elemento de gran importancia. Las Normas señalan, por ejemplo, que el INPC “constituye un aporte invalorable para la sociedad en general y para los agentes especializados en particular”. Además, el INPC es un “un elemento esencial para la cuantificación y análisis del poder adquisitivo a escala nacional”. Finalmente, el INPC “deberá regirse por criterios de alta rigurosidad metodológica, objetividad, oportunidad y calidad”.

Tan importante es el INPC que las Normas establecen una obligación específica, que desarrolla el deber constitucional del BCV al cual hacíamos referencia.  De acuerdo con su artículo 4, el INPC “será divulgado mensualmente, dentro de los primeros diez (10) días de cada mes”. Ese deber ha sido asumido puntualmente –o casi puntualmente- por el BCV,  a través de su página web, así como por el  (INE).

No obstante, de conformidad con el artículo 319 de la Constitución, el deber principal de divulgar la inflación corresponde al BCV, divulgación que de acuerdo a las Normas debe ser oportuna, o sea, dentro de los diez primeros de cada mes. Caber recordar además que la divulgación del INPC tiene efectos concretos prácticos, pues ese dato servirá para aplicar las distintas regulaciones que aluden a la actualización de precios conforme al INPC (artículo 5 de las Normas).

Tenemos entonces dos conclusiones. La primera, que el BCV debe informar públicamente sobe variables macroeconómicas. La segunda, que dentro de esas variables encontramos el INPC, o sea, la variable inflación, que debe ser divulgada dentro de los diez primeros días de cada mes.

Las consecuencias de la falta de divulgación de la inflación

¿Y qué consecuencia tiene el incumplimiento de ese deber? La falta de divulgación del INPC afecta el cumplimiento de los objetivos del BCV, como se desprende de las propias Normas. De manera más directa, la falta de divulgación del INPC constituye un incumplimiento a las Normas dictadas por el BCV en coordinación con el INE.

Ese incumplimiento puede acarrear la remoción del Directorio del BCV, como señala el artículo 319 de la Constitución. Incluso, de acuerdo con el artículo 25 de la Ley del Banco Central de Venezuela, los Directores del BCV serán removidos de sus cargos por la Asamblea Nacional, por incumplimiento de los “los actos o acuerdos del Directorio”. Precisamente, el incumplimiento de las Normas que obligan a divulgar el INPC dentro de los primeros diez días de cada mes, sería una causal que podría ser considerada por la Asamblea Nacional para evaluar la conducta del Directorio y, de ser el caso, acordar su remoción.

Incluso, la Asamblea Nacional puede investigar la omisión del BCV en divulgar las cifras de la inflación, de acuerdo con el artículo 92 de la Ley, a fin de considerar, además, la responsabilidad política de los funcionarios que han omitido divulgar la información del BCV.

Más allá de estas concretas normas jurídicas, la falta de divulgación de la inflación por parte del BCV constituye un atentado al principio general de publicidad, básico en todo sistema democrático. Una de las dudas en torno a la autonomía de los bancos centrales es cómo asegurar el debido control político sobre sus decisiones, siendo que tales autoridades no son electas democráticamente. Por ello, como ha señalado Joseph Stiglitz,  los bancos centrales deben rendir cuenta de sus decisiones.

A ello se refiere, exactamente, el artículo 319 de la Constitución. El BCV, en el sistema democrático, debe actuar con transparencia y publicidad, bajo el principio de responsabilidad política. Todo lo cual implica, cuando menos, divulgar oportunamente la información sobre la inflación. Incumplir ese mandato es, por ello, una actuación contraria al sistema democrático.


domingo, 29 de diciembre de 2013

Las mujeres de la revolución, @Zulmaire



Por Zulmaire González, 28/12/2013

"Aplicamos la ley a hechos. No aplicamos sentimientos a los hechos."
Sonia Sotomayor

El 2013 pasará a ser un año de relevancia política para la historia de Venezuela, no solo por el fallecimiento de Hugo Chávez, la diatriba generada por la dudosa nacionalidad de quien ejerce la Presidencia de la República, sino por una serie de acciones y omisiones llevadas a cabo por las instituciones del Estado presididas por mujeres, quienes son las grandes protagonistas y responsables de la debacle político-institucional de nuestro país.

Decisiones relevantes del Tribunal Supremo de Justicia a cargo de su presidenta para consolidar el régimen comunista en Venezuela; descaradas acciones de quien preside el Consejo Nacional Electoral y sus rectoras para fraguar y decidir elecciones a favor del PSUV; acciones coordinadas por la fiscal general de la república para perseguir a quien disiente políticamente del régimen; negligencia de la contralora general encargada para investigar hechos de corrupción cometidos por altos funcionarios del régimen; omisión e incompetencia de la defensora del pueblo para defender derechos humanos en nuestro país, así como desmedida parcialidad política partidista de ministras, diputadas, gobernadoras y demás altas funcionarias del régimen.

Aplaudo y apoyo que mujeres sean responsables de dirigir importantes instituciones del país, incluso se han superado ciertos atavismos en instituciones que en el pasado solamente eran presididas por hombres, como el caso del Ministerio de la Defensa que hoy cuenta con la primera mujer ministra. Estoy segura que el compromiso, responsabilidad, innovación y sacrificio que nos caracteriza en el campo laboral ha hecho posible que tanto organismos públicos como empresas privadas sean liderizados por mujeres.

Lo que se cuestiona es que las mujeres de la revolución han violado sistemáticamente la Constitución de la República y se han desviado del mandato constitucional. Gracias a sus acciones y omisiones Venezuela se aleja cada día de ser un Estado democrático y social de derecho y de justicia. La libertad, justicia, igualdad, preeminencia de los derechos humanos y separación de poderes se convirtió en utopía. Venezuela cada día está más cerca de una dictadura comunista a un país libre y democrático.

Mujeres de la revolución, siempre hay tiempo para reflexionar y enmendar errores cometidos. Este capítulo de la historia de Venezuela no se ha terminado de escribir y el 2014 podría ser el año para separarse de los sentimientos e ideologías castrocomunistas y comenzar a cumplir y hacer cumplir la Constitución.

zulmairegonzalez@gmail.com

http://www.eluniversal.com/opinion/131228/las-mujeres-de-la-revolucion

Darle la razón a la esperanza, Eduardo Mayobre



Por Eduardo Mayobre, 29/12/2013

A Chile le costó 2 décadas de autoritarismo y otras tantas de pasividad llegar a darle la razón a la esperanza


“De nosotros depende darle la razón a la esperanza”. Con estas palabras concluyó Michelle Bachelet su discurso de agradecimiento al pueblo de Chile por haberle otorgado un triunfo contundente a ella y a la nueva mayoría. Al oírla, en estos días de Navidad, renace el orgullo de ser de izquierda. La lucha contra la desigualdad y la pobreza, por la democracia y los derechos humanos en la cual hemos creído desde niños recobra sentido cuando observamos a una líder socialista que promete un futuro mejor y tiene un pasado que la avala.

Ante la presencia de esta mujer valiente, quien después de sufrir cárcel y exilio ha sabido liderar a los chilenos en la transición desde una dictadura militar y una democracia formal amarrada de manos a un nuevo pacto social que promete no solo el crecimiento económico sino la igualdad de oportunidades para jóvenes, mujeres y sectores postergados, renace la esperanza de que vale la pena luchar por una sociedad más justa.

Chile, con una de las más limpias tradiciones democráticas de América Latina, debió sufrir durante 17 años una de las dictaduras militares más crueles e inhumanas de que haya recuerdo. El general Augusto Pinochet Ugarte, en nombre de unas fuerzas armadas confundidas y en favor de una plutocracia codiciosa, convirtió la reacción contra las ansias progresistas de ese pueblo en un régimen personalista, corrupto y asesino. La seguridad nacional fue su consigna. El anticomunismo su divisa.

Con tal engaño y con el apoyo de una oligarquía tradicional que se sentía amenazada por la revolución pacífica, de empanada y vino tinto, que proponía el presidente Salvador Allende, se hizo del poder para promover una dictadura que recordaba a la satrapía de Rafael Leónidas Trujillo en unos de los países más cultos e institucionales de América Latina. Se trataba de la versión de derecha de la ecuación líder-ejército-pueblo que el comandante eterno Hugo Chávez quiso imponer en Venezuela.

Cuando uno intenta oponerse a la camarilla cívico-militar, que ahora encarna Nicolás Maduro, en ocasiones le asalta la duda de si acaso está apoyando a una derecha defensora de viejos privilegios comparable a la que se refugió en el autoritarismo de Pinochet. Le confunde el hecho de que la arbitrariedad se ha disfrazado de izquierdismo, a la vieja usanza del arrogante Fidel Castro. Pero cuando observa que un movimiento cívico y democrático, como el que encarna Bachelet, es capaz de recuperar y de construir una democracia igualitaria, desde las cenizas en las cuales había sido sumida, luego de las buenas gestiones de presidentes de la talla de un Ricardo Lagos, renace la esperanza.

Es posible ser de izquierda desestimando los cantos de sirena del comando cívico-militar que ahora nos gobierna. No es necesario creer en las misiones impuestas desde Cuba para promover la justicia social y luchar en contra de la marginalidad y la pobreza. Existe una vía civilizada e institucional para avanzar tal como lo demuestra el triunfo en Chile de Bachelet. No son necesarios la arbitrariedad, el estancamiento y la inflación para promover la causa de los necesitados. La fuerza armada no es una fatalidad para someternos sino un apoyo para salir adelante. El comandante eterno no es alguien a quien admirar sino un caudillejo, un Maisanta del siglo XXI. Su mirada que ahora nos propone la propaganda oficial desde los edificios de la misión vivienda es más una amenaza que un consuelo.

El triunfo de Bachelet por mayoría abrumadora nos recuerda que es posible luchar por la justicia y la solidaridad sin necesidad de recurrir al personalismo y la violencia. Nos aclara que el supuesto sesgo popular del movimiento que se autodenomina bolivariano es simplemente una impostura. Nos dice que es posible el avance social sin dictadura.

A Chile le costó 2 décadas de autoritarismo y otras tantas de pasividad llegar a darle la razón a la esperanza. Nosotros tenemos 15 años en los cuales hemos retrocedido. Hemos vuelto a las prácticas de un Cipriano Castro. Nos hemos acostumbrado a la insolencia. Pero se trata de una enfermedad pasajera. De una recaída en las tradicionales dictaduras del Caribe. Nuestra sociedad no es ya capaz de soportarla. Por ello no está lejos el momento en que podamos elegir y tener un liderazgo progresista y democrático, como lo ha hecho Chile. Con ello pudiéramos reivindicar nuestras posiciones de verdadero socialismo y repudiar el falso socialismo del siglo XXI con el cual se ha tratado de engañarnos. Así se le daría una razón a la esperanza, tal como lo propone esa líder extraordinaria que ha resultado ser la Bachelet. Lo que nos permite desearles a todos, sinceramente, un feliz año nuevo.



LA PALABRA, EL LOGOS Y EL VERBO

Fernando Mires 24 de diciembre de 2013

En el principio era el Verbo (La Palabra, la Lógica) 
y el Verbo era con Dios
y el Verbo era Dios (Juan, 1)

No vamos a descubrir recién ahora que las primeras frases del Cuarto Evangelio, el de San Juan, son de una increíble belleza poética, incluso musical. O de que su intensidad teológica bordea las aguas del más insondable de todos los misterios. También estamos informados de su polisemia, o significación múltiple de sus versos, así como de su entrecruce judío y griego de donde nació la religión de los cristianos en toda su abundante flora y fauna. Mas, pienso yo, no hemos extraído todavía de esa fuente todas las conclusiones filosóficas que ella nos obsequia. Quizás habría que comenzar a intentarlo. Poco a poco. Primero gracias a la Palabra para acceder al Logos conducido por el Verbo. 

Que en unos textos bíblicos aparezca la Palabra dando sentido al origen de todos los orígenes, en otros el Logos, en muchos el Verbo, no es casualidad. Tampoco tiene que ver con el humor de los traductores de la Septuaginta. De alguna manera la opción semántica está relacionada con ese momento que induce tomar en nuestras manos la Biblia y buscar en ella lo que hemos buscado desde que levantamos la cabeza y vimos que la vida no comenzaba ni terminaba en nosotros.

Para usar un ejemplo personal, a veces prefiero usar la palabra Palabra, otras la palabra Logos, otras la palabra Verbo. La preferencia depende de cual es la relación a establecer entre el presente que me rodea con el infinito que hace de mí, solo la billonésima fracción de un segundo en el espacio de una vida eterna que no es la mía y al mismo tiempo sí, también lo es.

Sin duda prefiero la palabra Palabra cuando trato de leer el texto en su contexto histórico. A ese Juan que revive el Génesis para comenzar a hablar del Hijo de Dios. “La palabra era con Dios y la Palabra era Dios” es una frase que nos dice que estamos frente a una revelación, una que solo se puede expresar con palabras a través del libro de un pueblo. Mas, cuando quiero acceder al sentido polisémico de la palabra no puedo evitar la recurrencia al Logos griego, sobre todo al platónico. Ese era el Logos de Juan.

¿Y antes de la palabra no había Dios?, preguntará el Logos. No había Dios para nosotros, responde el Logos. Luego Dios es el conocimiento de la lógica de Dios a través de la Palabra dicha antes de la Palabra. Sí, porque antes de la Palabra, según el Logos, había la palabra de Dios pero como Dios está en todos los tiempos, el antes de Dios no puede existir y luego la Palabra era (solo) Dios. Pero era una palabra todavía no dada a conocer, o sea, era una palabra no dicha, una des-dicha. Ese es por lo demás el principio de toda filosofía: No hay Ser sin el conocimiento del Ser. También es el sentido íntimo del Logos griego según Juan. La palabra era de Dios, pero el Logos de la Palabra, en cambio, es la palabra de Dios dicha en, por y en nosotros. Dios a escala humana. Según Juan, Jesús. "El Verbo hecho Carne" (Juan 1,14)

A través del Génesis del libro judío accedemos al Logos griego. Al Ser del Saber, pero no al Ser en sí -ese será siempre inaccesible para judíos y griegos- sino al Ser en el Tiempo, al ser que somos siendo en relación con la eternidad. Ese Ser-Tiempo, es decir, ese ser que nos es revelado a través de un "siendo", es un ser en movimiento que convierte a la Palabra de Dios en un Verbo.

La Palabra es la revelación, el Logos es el conocimiento de la revelación y el Verbo es el tiempo de la revelación.

La Palabra no es el nombre de una cosa en sí, es una que va más allá de las cosas, es una palabra verbal, es decir, de las cosas que están siendo. Permítanme decirlo entonces así: el texto judío nos dio la Palabra, su conocimiento griego nos dio el Logos, y la unión de la Palabra y el Logos a través de Juan nos dio el Verbo. ¿No es esta también una versión del Misterio de la Santísima Trinidad? Así parece. El Padre (La Palabra) el Hijo (el Logos) y el Espíritu Santo (El Verbo) y un solo Ser, nada más. El Ser que Es, el Ser que desciende hacia y en nosotros y el Ser que solo Es, siendo.

"Yo soy el que soy" dijo el Dios de Moisés a través de la palabra, apuntando ya a la conjugación del verbo ser. “Nadie puede verme y seguir viviendo” (Éxodo, 6:2-3) La Buena Nueva de Juan -en cierto modo la alteración que introduce Cristo en el legado de Moisés- es que a ese Ser lo podemos ver y seguir viviendo, lo podemos ver en la vida, en el pan de cada día, en el vino de su sangre (Paulo), en nosotros mismos, en ti cuando te amo y, sobre todo, en el nacimiento, pasión y muerte de Jesús.

Lo que nos quiere decir en fin la maravillosa obertura del Cuarto Evangelio es que a través de Jesús ha nacido otro tiempo del Ser. Ese nuevo tiempo es la palabra de Jesús no solo inscrita en el libro sino viviendo en el Logos de cada ser, en el diá-logo de Jesús, en su propio Verbo. Esa es, al fin, la palabra de la lógica del Verbo Divino.
A través del Logos de la palabra griega, podemos, a diferencia de Moisés, conocer a Dios sin necesidad de que se anuncie en una zarza ardiendo, solo a través de su lógica, gracias a nuestro pensamiento. Así sabemos que no hay nada más falso en este mundo que la contradicción entre lógica y fe. Como nunca se cansó de escribir Benedicto XVl, Dios no es ilógico, Dios no es irracional. Pensar en Dios, por lo tanto, no solo es posible. Además, no se puede creer en Dios sin pensar en Dios. Dios es el pensamiento de Dios. La palabra comunicada. La comunión de las almas. “El pensamiento humano llevado a su más alto grado de abstracción” (Durkheim).

Al comienzo fue la palabra, la palabra era el Logos y el Logos es el Ser de Dios en el tiempo. Luego, en clave lógica, la palabra como palabra nació antes de que fuera palabra sin dejar de ser palabra. Los semiólogos nos muestran en ese sentido un largo recorrido que va desde la palabra hacia la sílaba, desde la sílaba hacia el fonema, desde el fonema hasta la más insignificante de sus inaudibles partículas elementales. 

Sin embargo, en su expresión literal en cada uno de nosotros la palabra de Dios no se anuncia a través de su palabra sino a través de un grito. Cada bebé, por ejemplo, estalla a la vida con un grito espantoso, uno que parece partir al mundo en dos pedazos. Jesús también nació gritando. Y Jesús murió gritando, nos recuerda Benedicto XVl, en su profunda "Escatología". El Logos del grito de Jesús nos dice entre otras cosas que el Hijo del Hombre amaba a la vida.

Es por eso que cuando sentimos un dolor o una dicha impronunciable, no hablamos: gritamos. El grito está en los orígenes de cada ser y de cada palabra. Para los humanos, no para Dios, el comienzo fue el propio grito. Por lo mismo, cuando gritamos regresamos al principio de la palabra. Sin ese grito nunca habría aparecido la palabra humana. La transformación del grito en palabra, de la palabra en pensamiento y del pensamiento en verbo, son partes de un largo proceso. Dios se nos da a conocer –para decirlo así- en cuotas.

El camino de la lógica es muy largo, nunca terminamos de recorrerlo, porque si el Logos es Dios, el Logos no tiene fin. La fe, en ese contexto, es la parte del camino que no alcanzamos a pensar durante nuestra breve existencia, sabiendo de modo lógico que el camino es mucho más largo que el breve curso del pensamiento humano. Esa falta de camino en lo humano es, en sentido estricto, el pecado original: Lo que falta: No ser más de lo que somos o de lo que hemos llegado a ser. Muy poco, en comparación con todo lo que nos resta para ser lo que deberíamos haber sido si no fuéramos como somos. Eso es.

Habiendo terminado de escribir estas líneas encendí el televisor. En ese instante un programa transmitía un reportaje sobre el vuelo de los pelícanos. Miles de pelícanos volaban a lo largo del espacio sin tocarse entre ellos, en estricta formación, enfilando rumbo hacia un destino señalado desde hace ya miles, millones de años. 

Cada pelícano era en cierto modo una palabra de Dios. El conjunto era la exacta construcción de un Logos. El vuelo era el Verbo. Todo eso que hacían los pelícanos estaba pensado antes de que ocurriera, mientras ocurría y después de que ocurrió ¿Como acceder al pleno sentido del vuelo de los pelícanos? Mediante la lógica de la fe, no queda otra alternativa. 

La fe no significa la negación de la lógica sino simplemente imaginar de modo lógico que nuestra lógica no termina en nuestra lógica aunque esta se haya convertido en verbo. Aunque ese verbo sea el simple vuelo de los pelícanos. Ese vuelo metafísico es, después de todo y cuando más, solo un signo del Logos.

Quizás será necesario recordar al llegar a este punto que Juan no llamó a los milagros de Jesús, milagros. Los llamó señales (signos). Y que la vida está poblada de signos, nadie lo puede negar. Para descifrar esos signos necesitamos por supuesto de la Palabra, del Logos y del Verbo. Más no podemos pedir. Eso es incluso demasiado para nosotros. Al fin y al cabo no somos más que simples mortales.


Venezuela vive a diario el día de los inocentes…, @carlosvilchezn


... y parte de su población aún no se ha dado cuenta

Por: Carlos Vilchez Navamuel, 28/12/2013

En Venezuela se vive a diario el día de los inocentes, si no lo creen nada más es cuestión  de retroceder en el tiempo y recordar algunas cosas, por ejemplo hace 15 años (El 05-12-1998) el difunto Hugo Chávez afirmó como candidato ante un periodista que entregaría el poder en cinco años, que no nacionalizaría ninguna empresa y  que no quitaría de la empresa privada ningún de los canales de televisión.  http://www.youtube.com/watch?v=yq_baCJP_Gw

Y esa historia se repetiría constantemente durante el período de Chávez, viene otra época,  hace casi un año -en diciembre del 2012  - se hablaba de la muerte de Chávez  en Cuba, sin embargo por la cercanías de las elecciones todo era secreto de estado y nadie supo que de cierto había en todo lo que aparecía en los medios, oficialmente dijeron que murió en marzo del 2013,  lo sacaron en un ataúd del hospital militar donde dicen que lo tenían y apareció luego en otra caja donde le hicieron las honras fúnebres, luego en campaña el candidato Maduro dijo que había hablado con Chávez por medio de un pajarito, pasan los días y gana las elecciones Capriles y al que nombran presidente es a Maduro, hacen devaluaciones constantemente y tienen una inflación galopante siendo un país tan rico y nadie entiende lo que sucede, en fin a los venezolanos los pasan todos los días por inocentes y no se han dado cuenta.

Alfredo Yánez M. escribió un artículo que fue publicado en el periódico Universal el 28-12-13 (el día de los inocentes)  Entre las cosas que dijo rescatamos lo siguiente  “Una vez más los venezolanos llegamos al día de los inocentes, como los perfectos representantes de esa especie; sin entender que dentro de nosotros mismos tenemos los recursos y los conocimientos para salir de un atolladero económico, político y social”.

Y es que como Yánez lo explica, las Instituciones han sido secuestradas, en consecuencia la institucionalidad se ha perdido al igual que la libertad de prensa, como se sabe no existe un medio de oposición, todo lo que existe es una prensa totalmente controlada, la soberanía se ha perdido, la mayoría de los militares han sido comprados, la inflación es la más grande de Latinoamérica, el desabastecimiento se generalizó, Venezuela no produce ni el 10% de lo que consume, PDVSA, la empresa estatal más grande de Venezuela colapsó, los apagones y las colas para comprar los productos básicos continúan y una parte de los venezolanos piensa aún que las cosas andan bien porque vive a diario el día de los inocentes y no se han dado cuenta que ha sido devorada por ideas comunistas.

No entendemos cómo la mitad de un país puede vivir una mentira tan obvia, no entendemos cómo este grupo de venezolanos se dejó llevar tan inocentemente por las directrices comunistas. ¿Hasta cuándo se darán cuenta esa parte de venezolanos que todavía siguen las ideas de Chávez y le permiten al inepto permanecer en Miraflores? ¿Hasta cuándo esos venezolanos dejarán que los gobernantes comunistas cubanos les digan lo que tienen que hacer?

Venezuela en su conjunto, está políticamente discapacitada, por un lado está gobernada por un gobierno corrupto, autoritario, entregado a los intereses del gobierno cubano e inepto para gobernar y por otro lado la oposición en 14 años no ha sabido convencer con su mensaje a esa otra parte de venezolanos lo que realmente sucede en su país. ¡Que tristeza!  


Carlos Vilchez Navamuel
http://www.carlosvilcheznavamuel.com
@carlosvilchezn

Mensaje Navideño de RCTV de 2013, basado en el mensaje de 1985


Este es el mensaje navideño del 2013 de RCTV, interpretación del que salió al aire en 1985, una de los más universales y vigentes mensajes navideños de la televisión venezolana.

La pieza fue realizada en la etapa final de las grabaciones de la telenovela Virgen De La Calle (diciembre 2013), que nos recuerda cual sigue siendo el primer canal de Venezuela; reflejando a todos los que están y a los que llegarán con la esperanza de volver a verlos en el aire, muy lejos del capricho de quien ya no está.

¡Estamos contentos contigo, con todo!





Navidad con Espíritu

FÉLIX PALAZZI* sábado 28 de diciembre de 2013


Llevados bajo el ritmo de las rutinas y costumbres propias de esta época del año cabe preguntarse, más que por el espíritu de la Navidad, por el significado que estas festividades tienen para vivir una Navidad con espíritu.

Para algunos, la Navidad es una época para realizar deseos y "decretar" aspiraciones o sueños. Más allá de ello la celebración del nacimiento de Jesús permite a creyentes y no creyentes un espacio para el encuentro, la fiesta o el descanso. En un tiempo marcado por el desencuentro y la confrontación, es propicio abrir espacios para pensar y reflexionar sobre una dimensión vital de su significado.

Vista esta celebración desde una perspectiva no creyente podría entenderse como la simple conmemoración del natalicio de un personaje importante de la historia universal. Lamentablemente, así también lo piensan muchos cristianos, por lo que el misterio salvífico de la encarnación queda reducido a la celebración de un acontecimiento privado y particular de un personaje histórico al que un número considerable de personas profesan seguir y creer.

La encarnación, Dios hecho hombre, es uno de los núcleos centrales del cristianismo. Así celebramos que Dios se ha hecho humano y ha asumido nuestra carne. Más aún, en y desde ella se nos ha revelado plenamente. Desafortunadamente esta verdad de fe queda sólo como una consideración teológica cuyo significado y alcance es relegado al estudio de los especialistas que difícilmente logran tener tiempo y acceso para pensar y considerar sus implicaciones.

Hoy, cuando nuestra humanidad se desdibuja y se pierde en la confrontación, en la desesperanza y el temor, este misterio de fe, más que nunca, nos invita arepensar lo humano. Esa realidad que Dios ha amado desde un principio, la ha querido, la ha hecho suya y en la que se nos ha entregado. Pensar lo humano es de vital importancia en un tiempo en el que lo inhumano parece prevalecer bajo el rostro de situaciones que nos deshumanizan cada vez más. Es vital discernir lo económico y lo político en nuestra situación actual; pero es igualmente digno y necesario repensar y ponderar nuestra forma de ser humanos.

La Navidad es la fiesta de nuestra humanidad. Es celebrar aquello que estamos invitados a ser. Se refiere a una humanidad tan absolutamente humana que se abre, más allá de sus límites, a la acogida del prójimo y de lo divino. Ser humano se realiza en el ejercicio diario de humanizarnos y humanizar a otros. No se trata de una simple práctica de piedad o recomendación ética. Es la tarea vital de realizar plenamente nuestra propia existencia.

No se puede ser cristiano negando nuestra realidad humana, o la de otros, ni desvalorizándola. El cristianismo no desconfía de lo humano. Al contrario, se opone a todo lo que es inhumano, como la división y el odio. Más allá de los deseos, la Navidad es el momento para celebrar, valorar, recordar y rescatar nuestra humanidad.

Tomado de:
http://www.eluniversal.com/opinion/131228/navidad-con-espiritu

El milagro del pesebre en tu corazón

ROSALÍA MOROS DE BORREGALES sábado 28 de diciembre de 2013

Una de las cosas que más me conmueve de todas las decoraciones navideñas es la gran variedad de nacimientos o pesebres que podemos ver en las casas o expuestos en sitios públicos. Muchos son verdaderas obras de arte, que en mi opinión, reflejan no solo la creatividad de quienes los hacen, sino la inspiración que esta historia produce en quienes entran en contacto con ella. Pareciera que de alguna manera han internalizado el profundo mensaje que reside en el nacimiento del Rey de Reyes y Señor de Señores. El nacimiento de Jesús representa uno de los milagros más maravillosos de la historia cristiana y nos recuerda cuán cerca puede estar Dios de aquellos que humildemente le abren la puerta de su corazón.

Como soberano del universo, Dios pudo haber hecho todos los arreglos necesarios para que Jesucristo naciera en un ambiente que reflejara toda la magnificencia y majestad de su condición. Pero Dios actúa en el hombre y por medio del hombre; por lo tanto, eran necesarios unos cuántos corazones dispuestos a hacer la voluntad del Señor para que, por medio de la acción de cada uno de ellos, se llevara a cabo de una manera tan humana y al mismo tiempo tan divina el nacimiento de Jesús de Nazaret.

La Virgen María es el primer personaje bíblico que le da forma a la voluntad de Dios en la historia que nos narra el pesebre. Dicen las Escrituras que ella había hallado gracia delante de los ojos de Dios, lo cual nos revela que había algo en ella que conquistó el corazón de Dios. ¡Fue escogida como madre del Salvador del mundo! Pero Dios no hace nada violando el libre albedrío que le confirió al ser humano desde su creación. Él espera que nosotros tomemos nuestra decisión, Él espera el Sí de nuestra parte, y María le dio el Sí: Entonces María dijo: "Aquí tienes a la sierva del Señor; hágase conmigo conforme a tu palabra". Lucas 1:38. Ella no lo cuestionó, ni mucho menos puso condiciones, ella tuvo una actitud de entrega absoluta.

Luego, el ejemplo viene de parte de José quien estando comprometido con María recibe la noticia del embarazo de ella. Dice la Biblia que era un hombre justo. No se dejó llevar por sus razones humanas. No quiso deshonrarla, como pudo haberlo hecho de acuerdo a la ley judaica. Sin embargo, José estaba muy preocupado, tanto que se quedó dormido pensando en cómo resolver esta situación, y durante el sueño recibió dirección: Pero mientras pensaba en esto, se le apareció en sueños un ángel del Señor, diciéndole: "José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque el Niño que se ha engendrado en ella es del Espíritu Santo. Y dará a luz un Hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque Él salvará a su pueblo de sus pecados". Mateo 1:20. José dispuso su corazón para hacer la voluntad de Dios, él también le dio el Sí a su Señor: Cuando José despertó del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado. Mateo 1:24.

También en esta hermosa historia tienen un papel muy importante los pastores y los sabios, también conocidos popularmente como los reyes magos. Un ángel del Señor se les apareció a los pastores y les dio las buenas nuevas: "... porque les ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es Cristo (el Mesías) el Señor". Lucas 1:11. Estos sencillos hombres del campo que apacentaban a  sus ovejas creyeron al ángel y dieron su Sí al Señor haciendo como se les había dicho: "Fueron a toda prisa, y hallaron a María y a José, y al Niño acostado en el pesebre. Cuando Lo vieron, dieron a saber lo que se les había dicho acerca de este Niño". Lucas 1:16-17. Los sabios también le dieron su Sí al llamado del Señor, siguieron a la estrella y donde ella se posó encontraron al niño adorándolo llenos de regocijo: "Cuando vieron la estrella, se regocijaron mucho con gran alegría. Entrando en la casa, vieron al Niño con su Madre María, y postrándose lo adoraron; y abriendo sus tesoros le presentaron obsequios de oro, incienso y mirra". Mateo 2:10.

Todos estos personajes tuvieron características en común a pesar de lo diferente que eran unos de otros. Todos anhelaban al Mesías, todos creyeron las señales que Dios les mostró, todos recibieron con gozo al Niño, todos vinieron a Él y postrados le adoraron. Todos fueron parte de esta maravillosa historia que determinó el comienzo de la cristiandad, porque todos le dieron su Sí a Dios, todos se rindieron a su voluntad y todos fueron bendecidos.

Aceptemos hoy el llamado de nuestro Señor y ofrezcamos nuestros corazones como ese humilde pesebre para que more nuestro Redentor. Al darle nuestro Sí al Señor, ciertamente recibiremos en nuestras vidas el mismo milagro que tuvieron María, José, los pastores y los sabios:
¡Jesús el Salvador nacerá en el pesebre de tu corazón!

ROSALÍA MOROS DE BORREGALES

sábado, 28 de diciembre de 2013

Estado Carabobo #8D en números, @kiko2004



La división político territorial del Estado Carabobo consta de 14 Municipios, el oficialismo obtiene triunfos en 9 Municipios, la MUD gana en 3 Municipios (Naguanagua, San Diego y Valencia), Partidos en Alianza con la MUD ganan 2 Municipios (Bejuma y Montalban) y por falta de Unidad se pierde el Municipio San Joaquin.

Venezuela al borde del abismo, @Daniel_Merchan


Por Daniel Merchan, 25/12/2013

Muy pocas veces escribí sobre Venezuela en todo estos años de navegar por el contexto internacional, no porque no sea un actor importante, cuando de hecho lo es en muchos aspectos geopolíticos, pero esta vez deseo reflexionar sobre nuestro drama interno, aquel que nos ha impedido tantas veces tomar las riendas del desarrollo, para terminar desdibujados en pugnas intestinas que nos impiden darle sentido y direccionamiento al timón del estado.

Venezuela se sumerge en una inmensa polarización, que no permite resolver las mas duras realidades que vive la sociedad, elección tras elección nos dominan los espejismos, cada quien se atribuye su propia fantasía, su porcentaje de pueblo, su color predominante, sus ganas de imponer criterios, en fin, su mundo paralelo que no tiene nada que ver con la cotidianidad.

La economía venezolana es la más rezagada de América Latina, con pronósticos nada precisos para el futuro inmediato, pese al incremento de los precios petroleros, su principal producto de exportación. Venezuela lleva varios años imponiendo límites de precios a ciertos productos básicos para tratar de controlar la inflación, la más alta de Latinoamérica y una de las mayores del mundo.

Tales resultados generan un colapso en varios ámbitos de las políticas públicas del país, un ejemplo son las cifras que maneja la federación médica venezolana, aproximadamente 90 de los 100 hospitales públicos de Venezuela que funcionan plenamente tienen apenas el 7% de los suministros que necesitan, el sistema privado tiene solo 8.000 de las más de 50.000 camas de hospital del país, pero atiende al 53% de los pacientes, incluidos 10 millones de empleados públicos con seguro médico. La crisis en el campo de la salud es impulsada por las mismas fuerzas que tienen a los venezolanos esforzándose por conseguir papel higiénico, leche y repuestos de automóviles. Aunado al desbalance del suministro eléctrico nacional y a la principal preocupación de los ciudadanos en todas las encuestas, la amenaza de la inseguridad.

América Latina mantuvo más de 100.000 homicidios por año y un total de más de un millón desde 2000 a 2010. Los latinoamericanos tienen además "la percepción más baja de seguridad a nivel mundial": en promedio, una de cada tres personas dijo haber sido víctima de un delito violento. En Venezuela las perspectivas no son diferentes, una ciudad como Caracas puede llegar a tener una tasa de homicidios de 112 por cada 100 mil habitantes, ubicándola como la tercera ciudad más violenta del mundo. Cifras aportadas por el Observatorio Venezolano de la Violencia indican que en materia de prevención del delito se requiere duplicar la cantidad de agentes; el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas(CICPC) tiene un déficit del 300%, mientras que la cifra llega al 90% en el caso de la Justicia penal y al 70% en el de los fiscales.

Pero no todo es negativo en el panorama actual Venezolano, de hecho forma parte de los retos para un país que también atraviesa un mar de potencialidades, aunque las decisiones sabias y oportunas deben llegar a tiempo, mejorando la infraestructura vial del país, fortaleciendo el transporte y las comunicaciones lo que facilita la distribución de las redes de producción, invirtiendo junto a la empresa privada en la recuperación del incentivo turístico nacional e internacional con múltiples mercados de servicios de calidad, aprovechando una geografía biodiversa, creando fondos calificados de ahorro y distribución de la renta petrolera emulando casos como el noruego o el de emiratos árabes unidos, apostando por las energías alternativas para el aparato eléctrico y el rescate del medio ambiente, inyectando recursos a la nuevas tecnologías entendiendo el alto grado de acceso de nuestros ciudadanos al internet, creando ciudades educadoras y digitales, fijando nuevos parámetros para la seguridad, la atención al ciudadano en las oficinas públicas, fomento de empleo y garantías básicas para la salud, etc. En fin, es un deseo, un propósito, que se puede evidenciar paulatinamente si se quieren cambios para progresar y definir un camino integral al desarrollo, vale recordar una lapidaria frase del presidente Hugo Chávez en aquella famosa cumbre del milenio en Naciones Unidas, refiriéndose a las vicisitudes que atraviesa el mundo contemporáneo, “los gobernantes pueden ir de cumbre en cumbre, pero sus pueblos van de abismo en abismo”, cuan cerca estamos hoy del abismo, ojala tengamos la voluntad suficiente para reconducir el rumbo.

http://www.opinionynoticias.com/opinionpolitica/17767-venezuela-al-borde-del-abismo-

Sobre las posibilidades de un estallido social en el 2014


Por Luis Vicente León 27 de Diciembre, 2013

Un reciente artículo de The Economist coloca a Venezuela en un índice de alto riesgo de convulsión social para el próximo año. Esto ha ocasionado que varios periodistas de las fuentes económica y política se interesen profundamente en entender qué es lo que sucede en el país y hasta dónde existe el riesgo —al menos en la dimensión de lo hipotético— de que en 2014 se generen las condiciones para un conflicto.

Vayamos al grano desde el principio: proyectar una convulsión social es una de las tareas más difíciles para la futurología, porque si hay un tipo de eventos en la historia que no depende de los factores convencionales ni de los elementos que uno teóricamente suele considerar, esos son los estallidos sociales.

El arranque de la Primavera Árabe, en Túnez, tenía como lema “Dignity before bread”. Este antecedente, alejado en el tiempo y en el mapa, es una muestra de que una crisis económica no es invariablemente el prólogo de un estallido social.

Ahora bien, leyendo específicamente lo que se puede advertir del 2014 en el caso venezolano, los eventos económicos pueden empeorar el problema de abastecimiento durante toda la primera parte del año. Además, el gobierno está introduciendo eventos en el tablero que no resolverían el problema, sino todo lo contrario: lo agudizarían. Pero tampoco es cierto que el país estará totalmente desabastecido: Venezuela tiene un flujo de divisas que sigue siendo impresionantemente elevado y nuestra dependencia importadora es histórica, así que es mucho más probable que haya un deterioro paulatino en la calidad de vida, pero sin que se evidencia una escasez total, nada que vaya más allá de algunas faltas en los anaqueles de los mercados, una situación que en el caso de los venezolanos ha demostrado generar habituación en lugar de reacción popular.

Por otra parte, las conexiones políticas del presidente Maduro se han reforzado y su legitimación electoral luce cada vez más evidente, luego de los resultados de las elecciones municipales. Así que difícilmente veremos un conflicto cuyo germen que la ocasione sea el descontento político, al menos a corto plazo, mientras se está llevando a cabo finalmente la luna de miel que Nicolás Maduro no tuvo luego de la elección presidencial.

Sin embargo, es seguro que  habrán conflictos y protestas en diferentes regiones y sectores, pero no por unas condiciones singulares del ambiente político en Venezuela, sino porque es lo típico en una economía en deterioro como la nuestra.

Y esa conflictividad será evidente e incluso podría convertirse, en algunos casos, en estruendosa, pero de ahí a esperar la masificación de esa acción como un evento peligroso para la estabilidad del gobierno puede ser un salto muy alto, que necesitaría de una capitalización política de los acontecimientos muy distinta a lo que puede leerse en este momento.

Así, ni el estallido ni la convulsión social son parte de mi escenario base de proyección para Venezuela en el 2014. Aunque es muy cierto que un movimiento de este tipo no sería imposible en un país desequilibrado, con una economía deteriorada, el anticipo de desabastecimiento más marcado de la región y una acción agresiva contra la empresa privada (que se traducirá en deterioro económico y laboral), sí es muy improbable en un país con un flujo de caja tan elevado, importaciones públicas en crecimiento, populismo desbordado y un gobierno recién fortalecido por el voto popular, frente a una oposición que luce bastante desorientada sobre cómo enfrentar su futuro, mientras sus vínculos de unificación se muestran bastante gastados.

La oposición tiene demasiados retos de rearticulación y solución de problemas internos como para representar un factor peligroso para el gobierno en un año sin elecciones. Y aunque los grupos más radicales de la oposición pueden ganar terreno frente a la derrota en el plebiscito simbólico que se planteó para las elecciones municipales pasadas, el proceso de consolidación de esas fuerzas no será tan rápido.

Pero si el gobierno es demasiado torpe y no cede terrenos en el tema cambiario y de las importaciones, el país entrará realmente en una escasez profunda (incluso con su capacidad de importación) que podría elevar el riesgo de protestas que puede hacer que se pierda el control. Pero esta vez no parece que el Ejecutivo Nacional vaya a dejarse gobernar por instintos suicidas: superada la pasada elección, tiene que introducir elementos menos primitivos para proteger la economía. Amanecerá y veremos.