10 Últimos

miércoles, 30 de abril de 2014

Más sensatez, Eddie Ramírez


Por Eddie Ramírez, 29/04/2014

Requerimos más sensatez para salir del régimen. Los insensatos del sector democrático son pocos pero hacen daño al sabotear la unidad. Existen en los partidos políticos que participan en la MUD y en los que no están, en ciudadanos no militantes que escriben periódicamente o que disparan twitters desde la cintura e incluso en analistas políticos. Entre ellos hay desde políticos veteranos que deberían ser más sensatos a la hora de declarar, hasta aficionados que actúan cual Savonarolas. Su característica principal es que descalifican a quienes predican tácticas diferentes para enfrentar al régimen. Entendamos que sacudirse de los rojos es tarea compleja y que quizá la ruta pueda no ser idéntica.

No pretendemos ahondar en las diferencias sobre si lo actuado antes del 2006 fue un acierto o un error, ni si la vía electoral es realista o está cerrada. Mucho menos si es el diálogo o la calle lo que permitirá establecer una república civil. Tampoco sobre el papel de la Fuerza Armada. Hasta ahora ninguno de los caminos escogidos nos ha llevado a la meta deseada, pero había que transitarlos. Todavía los venezolanos estamos divididos, con una mayoría creciente del lado opositor, pero con una parte importante que todavía cree en pajaritos preñados.

Ahora, lo sensato es limar asperezas y que la oposición como un todo fije posición sobre los siguientes puntos mínimos demandados por los ciudadanos de a pie: 1- Contundente declaración de que este régimen viola la Constitución al irrespetar los derechos civiles, políticos, económicos, sociales, culturales y educativos. Que no hay déficit de democracia, sino que no hay democracia. 2- Denunciar que el régimen pretende eliminar o reducir a su mínima expresión al sector privado. 3- No descalificar a quienes piensan diferente en cuanto a tácticas para enfrentar al régimen. 4- Exigir la restitución de María Corina en la Asamblea Nacional y de los alcaldes Scarano y Ceballos, destituidos arbitrariamente. 5- Exigir la libertad de todos los estudiantes detenidos, así como de otros presos políticos, y el regreso de los exiliados. 6- Exigir la designación de independientes en los Poderes Públicos. 7- Exigir investigación de los asesinatos y torturas cometidos por organismos del Estado y por paramilitares rojos, y disolver a estos últimos. 8- Abandonar el llamado diálogo en el caso muy probable de que el régimen no acepte los puntos 4, 5, 6 y 7 . 8- Constituir un gran frente opositor con participación, además de los partidos políticos, de los estudiantes, sindicatos y gremios profesionales. Este frente no debe ser para restarle poder de decisión a los políticos, sino para dar mensajes positivos a la población, además de desnudar la mala gestión gubernamental. ¡Clamamos por más de sensatez!

Como en botica: Rindo homenaje al gran luchador Pompeyo Márquez en sus 92 años. La Memoria y Cuenta del Ministerio de Agricultura reconoce innumerables fallas que afectaron negativamente la producción y la productividad. Seguimos solidarios con los valientes estudiantes. ¡No más prisioneros políticos, ni exiliados!


Eddie Ramírez
eddiearamirez@hotmail.com

Textos de la revolución bolivariana adoctrinan a los niños y reescriben la historia de Venezuela, @carlosvilchezn


Por Carlos Vilchez Navamuel, 29/04/2014

Mucha tinta y una enorme cantidad de comentarios han aparecido los últimos días rechazando los nuevos textos para escolares  que se están utilizando actualmente en Venezuela, y este rechazo lo hemos visto también en marchas que se han organizado con el objetivo de protestar ante esta normativa conocida como la resolución 058, el profesor Mariano Herrera, director del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas explicó de qué se trata esto así : “Es una resolución (No un artículo) mediante la cual se establece la normativa y procedimiento para el funcionamiento del Consejo Educativo”. Agrega Herrera que dicha resolución fue promulgada por el Ministerio de Educación el 16 de octubre de 2012, y ya tiene más de un año de vigencia”.

Por su parte la profesora Olga Ramos, directora de Asamblea Educación, comentó que las protestas se empezaron a generar en estos momentos debido a que algunos colegios no habían empezado a aplicar esta resolución hasta ahora.

El profesor Herrera nos dice que “El contenido programático que se está enseñando a los alumnos de la Educación Básica, y nos dice que ese contenido está en varios de los libros de texto de la Colección Bicentenaria”, alerta que la sociedad debe preocuparse por el contenido político y propagandístico en esos libros. Menciona además algo que nos parece grave y ridículo a la vez cuando afirma que  El otro instrumento del curriculum es el nuevo libro de religión chavista que es una edición ilustrada de la Constitución que se distribuye gratuitamente a todos los alumnos de nuestras escuelas y liceos”, explica Herrera. Dice que es un catecismo con dibujos que elevan a personajes del PSUV a nivel de próceres históricos y “hasta la veneración religiosa que se le reserva usualmente a los santos o al propio Jesucristo en la religión católica”.  http://runrun.es/inbox/114282/8-cosas-que-usted-debe-saber-sobre-la-resolucion-058.html

Uno de los textos más cuestionables y que ronda en las redes sociales corresponde al segundo grado, en él se afirma que Simón Bolívar fue amantado por una  criolla cubana antes de que la negra Hipólita le diera de mamar por la imposibilidad de su madre de hacerlo,  Elías Pino dice al respecto que  “Se sabe que Simoncito fue amamantado por una señora llamada Inés Mancebo, esposa de Fernando Miyares, futuro gobernador nombrado por el Rey y figura beligerante de la monarquía”. Y añade más adelante: Pareciera una competencia inútil con Matea y con Hipólita, nodrizas y cargadoras del numen, pero también un estrafalario vínculo que se quiere establecer entre Bolívar y Cuba. Que el intento se realice en un manual para  escolares es un despropósito”.

Fernando del Rincón, periodista de CNN dedicó hace unos días un espacio en su programa Conclusiones  para explicar que es la resolución y cuál es parte del contenido que tienen los textos, nos dice también que algunos funcionarios del mismo ministerio de educación afirman que los textos tienen un gran contenido propagandístico político y de izquierda, por ejemplo en los textos se señala dónde comprar café y se menciona Mercal en un texto para niños de sexto grado, así como también se menciona a Corpolec, Empresa eléctrica socialista, el periodista de CNN destaca otro contenido donde aparece el logo del PSUV para niños de 4to grado de primaria. https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=nQxAxWZIdc8

Noticias al día y a la hora publicó el 25 de abril pasado una nota titulada “El aberrante método de educación sexual para niños de los degenerados del Gobierno” en la misma se destaca una fotografía de parte de uno de estos textos que le hace honor al título.  http://www.noticiasaldiayalahora.co/index.php/curiosidades/3577-el-aberrante-metodo-de-educacion-sexual-para-ninos-de-los-degenerados-del-gobierno-foto.html

Otros educadores han estado manifestándose en contra, así lo dio a conocer dolartoday en una noticia publicada el sábado 26 de abril donde citó  unos comentarios de la secretaria de Comunicación de la federación Venezolana de Maestros cuando dijo que No consideramos pertinentes esos libros, y añadió, refiriéndose a estos textos Están repletos de ideología y no tienen realmente un contenido que brinde conocimientos a los niños”. https://cloud-1398219575-cache.cdn-cachefront.net/esto-es-un-crimen-regimen-de-maduro-adoctrina-y-reescribe-libros-de-historia-de-nuestros-ninos/

Nosotros hemos visto parte de estos textos y la verdad es que lo único que miramos  en ellos es adoctrinamiento socialista, propaganda del Estado y una inducción a la veneración al difunto que no solo nos deja perplejos si no que hace que se nos paren los pelos de punta.


Carlos Vilchez Navamuel
http://www.carlosvilcheznavamuel.com
@carlosvilchezn

Reforma educativa: Hablemos de la escuela que queremos, Luisa Pernalete


Por Luisa Pernalete, 29/04/2014

Imaginemos que yo soy la “profe” de su hijo. Le invito a una reunión de “padres y representantes”, tema: la escuela que queremos.

Le explico que no se trata de estar a favor de ningún gobierno, sino de estar a favor de una educación de calidad, como lo dice la CRVB, se trata, en mi caso, de querer una escuela, que de más felicidad a mis alumnos y a mí, pues esta que tenemos me está dando muchos dolores de cabeza.

Le pregunto: “¿qué cree usted que es lo más importante para mejorar la calidad de la educación el país: la formación de los maestros, la participación de los estudiantes en la gestión escolar, la infraestructura y equipamiento o el cambio de currículo?” Todos estos aspectos son importantes, pero con buenos maestros siempre tendremos más posibilidad de tener buena educación. ¿Qué opina usted?

Pasemos a otros puntos. ¿Cuál cree que es el papel de las familias en el mejoramiento de la calidad educativa,: “ participar de las actividades propias del plantel, participar en programas de formación de las familias, organizar movimientos de familias o sostener reuniones entre las familias y los docentes?”, ¿qué opina usted? Fe y Alegría siempre ha fomentado la formación de las madres y los padres, y sabemos que eso mejora el rendimiento y la conducta de los alumnos. Creo que los padres y las madres tienen que ser corresponsables, ¿ en qué cree usted que debe participar en la escuela?

Me gustaría también imaginar a todos los docentes de mi escuela a opinar sobre cuáles deben ser los objetivos de la educación básica. ¿Ustedes quisieran que la educación que se imparta esté fundamentada en el respeto a todas las corrientes del pensamiento, con la finalidad de desarrollar el potencial creativo de cada ser humano y el pleno ejercicio de su personalidad? ¡Ah pues, yo también! Entonces digámoslo, de paso, eso está contemplado en nuestra Constitución.

¿A usted le preocupa que la violencia agarra terreno dentro de los planteles, y los docentes no tengamos herramientas para enfrentarla? A mí también, no me alcanza el año para ayudar a tanto educador que pide ayuda. Además, hasta ahora no parecía que el MPPE reconocía la violencia escolar como un problema serio. Es el momento de expresar la angustia que sentimos sobre esa realidad.

Otra cosa, a usted, Director, ¿le parece que con tantos problemas que tenemos que atender en las escuelas la supervisión de las zonas educativa quiera resolverlo todo pidiendo más papeles? ¿No le parece que a veces hay una discriminación negativa hacia colegios privados y subsidiados? ¿Cree que la supervisión debiera ser más orientadoras, por ejemplo? ¡Pues vamos a decirlo!

¿Crees que como educador tienes experiencias exitosas que podrían ayudar a otros? ¿Tienes algo qué decir sobre cómo debe ser la relación entre la escuela y la comunidad? ¿Qué tienes que decir sobre la participación de los alumnos en la gestión educativa? Pues creo que este es el momento de expresarse.

Puedo entender los miedos de algunos sectores del país, puedo entender la desconfianza, pero, aún a riesgo de ser etiquetada con horribles epítetos, pienso que la Consulta Educativa es una oportunidad para que educadores, directores, padres, madres, alumnos y sociedad en general exprese no sólo miedos sino, no sólo las quejas, sino, sobre todo, lo que quiere para sus hijos, para el país. Todos los ejemplos apuntados arriba forman parte de la consulta que se está impulsando. No se trata, repito, de estar a favor de un gobierno, sino decir lo que es un derecho y un deber decir: queremos una educación que forme ciudadanos para una sociedad democrática, justa, fraterna, queremos contribuir a que tengamos escuelas en donde la nota reinante sea el respeto por el otro, sea quien sea el otro. No es ingenuidad, lo que creamos que está mal, digámoslo, pero no participar es sellar la exclusión de lo que pensamos. Sinceramente, yo aprovecharía esta oportunidad.

http://sicsemanal.wordpress.com/2014/04/29/reforma-educativa-hablemos-de-la-escuela-que-queremos/

Resolución 058


Si no lo ve siga el link: https://drive.google.com/file/d/0BxL32FcKZlVrUS02YW9Td3lCcW8/edit?usp=sharing

La ardua tarea de la oposición democrática

Escrito por Germán Cabrera Martes, 29 de Abril de 2014
@germancabrerat


Es indudable que enfrentar políticamente a una dictadura clásica de derecha es menos engorroso que enfrentar a un gobierno autoritario autodenominado revolucionario y con veleidades marxistas leninistas.

La primera suele arrancar con todo. Da un golpe de Estado, instaura un gobierno militar, disuelve el Parlamento, reprime ferozmente a los sindicatos, Partidos y cuanta organización civil huela a progresismo o izquierda, clausura los medios de comunicación críticos y no niega sus intenciones de perpetuarse en el poder hasta ver cumplido su objetivo de "instaurar el orden en La República".

Su perfil reaccionario, su discurso primitivo, su visión clasista y la conculcación brutal de los derechos civiles y políticos la mal disponen de inmediato con las democracias auténticas, con las miméticas y con todas las izquierdas del orbe. Enfrentarle se transforma ipso facto en una tarea liberadora y digna.

El segundo, en cambio, comienza disfrazando sus intentonas golpistas (tan militares y militaristas como las otras) tras eufemismos potables y políticamente correctos como insurrección o rebelión.

Desde un principio, para ocultar hacia adentro y hacia afuera de las fronteras sus intenciones totalitarias, "La Revolución" (Perón dixit) será muy cuidadosa en la utilización del lenguaje, no con el criterio de respetarlo, cosa que nunca hará, sino con el de sacarle el mayor provecho posible para sus objetivos.

Vocablos como antiimperialismo, justicia social, revolución, inclusión, liberación, burguesía, explotación y oligarquía serán caballitos de batalla para su imagen progresista.

Paralelamente parasitará la estructura del Estado Democrático, transformando sus componentes en peones del poder autocrático, muy útiles a la hora de imponer justicia, reprimir y organizar elecciones.

Con todo el aparato estatal en su puño y toda la economía al servicio de su proyecto político estructurará un gobierno referendario que legitimará sus arbitrariedades. Como la dictadura clásica, esta será enemiga del proletariado organizado y libre, pero lo combatirá de otra manera: encarcelando dirigentes con acusaciones falsas, creando sindicatos patronales en las empresas del Estado, y paralelos donde no pueda triunfar. Además de armarse hasta los dientes para una hipotética invasión imperialista, ideologizará y pondrá las FFAA al servicio del partido de gobierno y creará grupos paramilitares para las tareas sucias de represión de las que podrá fácilmente deslindarse.

El resultado de toda esta estrategia será el dominio férreo de la sociedad, oculto bajo un manto de democracia justiciera muy útil para su imagen internacional.

En ese contexto complejo y ambiguo, el de la implantación de una dictadura "de a poquito" con anuencia internacional, es que la oposición democrática se verá obligada a actuar.

Se le permitirá participar en procesos electorales bajo condiciones de desventaja abusivas y arbitrarias. Se le descalificará, denigrará, insultará. Mediante un Poder Judicial militante se le amenazará, se le sojuzgará. La libertad de expresión desaparecerá con el cierre de algunos medios, la compra de otros, la amenaza.

Estas condiciones serán determinantes para el perfil y la unidad opositora.

Sirva este artículo como introducción al tema del próximo.

Tomado de:http://www.opinionynoticias.com/opinionpolitica/19072-la-ardua-tarea-de-la-oposicion-democratica

¿Cuándo bajarán los pobres o cuándo iremos por ellos?

Nelson Hamana 29 de abril de 2014
Médico

Es la pregunta diaria de quienes ya quieren quedarse en su casa viendo al gobierno caer a través de algún instrumento de las redes sociales porque sienten que sus marchas ya fueron suficientes y han sido poco eficientes porque no ven menguar la represión o la fuerza del poder.

Como pregunta es realmente ofensiva y desconsiderada, porque está exigiendo carne de cañón para que podamos regresar a la vida ciertamente irresponsable de la que hicimos gala por muchos años.

La repuesta a esta pregunta es simple, yo creo que nunca, porque para ellos la protesta se siente de otra manera. No es del estilo de los pobres hacer  marchas, pancartas o guarimbas.  No me atrevo a decir que el estilo es el del saqueo, porque nunca se investigó, o al menos no lo dijeron,  si el 23 de enero y el caracazo fueron acciones organizadas o espontáneas.

La pregunta correcta sería: ¿Cuándo vamos a subir nosotros?

No se trata de una solicitud filantrópica o generosa ni tampoco hablo en  lenguaje metafórico, porque es indispensable que cambiemos nuestro discernimiento acerca de la pobreza, se trata, cuando menos en América Latina, de una situación de opresión, de una situación de marginamiento social, de un escándalo en el seno de lo que Juan Pablo llamó el continente  de la esperanza.

No se trata de flojos y delincuentes, no se trata de la buhonería como vocación, no se trata de la mala mezcla de sangres innobles, se ha tratado de una diferencia de derechos y oportunidades, no en vano se dice que en nuestro continente latinoamericano, mantenemos el hiato más pronunciado entre las castas económicas, se trata de víctimas, y lo digo a riesgo de ser acusado por  facilitar el ingreso del socialismo marxista en el continente.

Soy testigo de las décadas del 60 y el 70, entonces y a pesar de que las escuelas de los pobres carecían de servicios sanitarios adecuados, de canchas deportivas, de espacios de convivencia y de que los maestros en las áreas de pobreza sufrían porque  eran más víctimas de un confinamiento que de una vocación, la instrucción fue una esperanza y un vehículo de  paz. A pesar de que las Universidades seguían elitistas, la ampliación del margen de opciones permitió que los pobres estudiaran para el futuro de sus hijos, que si llegarían a ser doctores,  y hasta los empresarios que venían de ser beneficiados por las concesiones de la dictadura sentían que sus empresas crecían en medio de la justicia social, íbamos progresando desde el feudalismo hacia un capitalismo.

Pero el camino comenzó a transitarse al revés, la sociedad pactada que nació bajo el llamado “espíritu del 23 de enero” se fue disolviendo en el acumulo de ventajas indebidas. El mal gobernar  fue más una consecuencia que una causa de la disolución social, hasta llegar a la reducción al absurdo en la que vivimos. El rencor y el odio como sistema político tuvo un terreno abonado, no fue difícil arrasar una democracia que toleraba diferencias, pero permitía injusticias. Murió por sus propias debilidades y no por la fuerza de quienes la destrozaron y ahora se reparten los despojos del país.

Los pobres sufren más que nosotros por las carencias, por las vidas a riesgo de cada día, pero en medio de la desgracia generan sus mecanismos de solidaridad, las colas son para ellos un instrumento de organización solidaria, aunque les cause molestias, son capaces de compartir los cupos, de avisar de las dotaciones, de ayudarse a sortear las restricciones y aunque resulten odiosas e instrumentadas, las estructuras vecinales son formas de organización social, ahora y en el pasado manipuladas, pero capaces de crecer y ser civilizadoras, aunque también hay entre ellas quienes comercian con la miseria.

Podemos hacernos solidarios, pero no solo  ellos con nosotros, sino en el sentido genuino de la solidaridad como un actuar bilateral. Hay que entender que el motor de los pobres no es el concepto de libertad o las oportunidades de futuro,  no la han sentido ni antes ni ahora, para ellos el progreso se centra en la satisfacción de la necesidad perentoria y por eso son tan susceptibles al populismo, ellos viven en la esperanza y nosotros en la desesperación.

Hay que saber y sentir que el profesional y el empresario deberían ser más capaces de sortear los riesgos y tenemos la obligación de ser creativos y sin embargo, son los pobres los que tienen ingenio para sobrevivir en medio de la adversidad. La economía informal es un derroche de emprendimiento, lamentablemente explotado por los que les entregan la pacotilla para su comercialización.

Los pobres si son capaces de ser solidarios, pero en los eventos de la vida cotidiana, cuando tenemos alguna necesidad importante, entonces son más generosos que nosotros, se despojan de lo que tienen para asistirnos, se quedan a nuestro lado, son capaces hasta de sobreabundar en ternura y preocupación y les basta tan solo con nuestra gratitud.

Ellos son más víctimas que nosotros de la delincuencia, de la violencia, de las drogas. Son ellos los que ven perderse a sus hijos en las cárceles, son ellos los que siempre ponen los muertos. Ellos luchan con sus sufrimientos, no con protestas y consignas. No les pidamos que sean además carne de cañón.

Tomado de: http://www.reportecatolicolaico.com/2014/04/%C2%BFcuando-bajaran-los-pobres-o-cuando-iremos-por-ellos/

martes, 29 de abril de 2014

¿Quema de libros o rechazo a la pornografía política?, @adrianavigi



Por Adiana Vigilanza, 28/04/2014

Wikipedia define la “quema de libros” como“(…)práctica, generalmente promovida por autoridades políticas o religiosas, de destruir libros u otro material escrito; está vinculada al fanatismo ideológico y suele acompañar a muchos conflictos bélicos. La práctica generalmente es pública y está motivada por objeciones morales, políticaso religiosas, al material publicado (…)”.

He escuchado a algunos comunicadores venezolanos censurar la idea de quemar la versión de la Constitución que se ha repartido en escuelas públicas venezolanas, ilustrada con la figura de Chávez, vestido de blanco,  como venido del cielo, más algunos otros símbolos del “Socialismo del Siglo XXI”, como la marca “Mercal”.Pero, como suele ocurrir en las filas de nuestra oposición, se trata de un rechazo no meditado, más bien casi proveniente del mismo oficialismo, inducido por el recuerdo del acto Nazi del 10 de mayo de 1933, cuando fueronquemados miles de  libros por ser considerados “contrarios al espíritu alemán”, siendo sus autores socialistas, comunistas, pacifistas y judíos.

Este asunto nos viene como anillo al dedo para explicar una tragedia que vivimos los opositores o mejor dicho, los que creemos en la democracia y luchamos por restaurarla, en Venezuela. Seguimos, sin darnos cuenta, matrices de opinión que son creadas desde la izquierda, sobre todo, la más recalcitrante.

Empecemos por el principio: imprimir Constituciones que llevan ilustraciones de un ex Presidente contemporáneo (así  esté muerto), como protagonista de todas las bondades de esa Constitución,es un hecho contrario a la propia Carta Magna, porque ese ex Presidente representa un proyecto político en particular, denominado “Socialismo del Siglo XXI”.  De hecho, la Constitución que tiene tan “Magníficas” ilustraciones, dispone:

Artículo 1.La República Bolivariana de Venezuela es irrevocablemente libre e independiente y fundamenta su patrimonio moral y sus valores de libertad, igualdad, justicia y paz internacional en la doctrina de Simón Bolívar, el Libertador…”

Así que guiándonos por los números de los Artículos violados, es justamente el Artículo 1 de la Constitución el primero que se viola al repartir en escuelas públicas la Constitución de “ingenuas” ilustraciones (así como los demás libros con figuras similares), porque elimina la igualdad entrelas opciones políticas. Ninguna otra opción política cuenta en Venezuela con una herramienta propagandística tan fuerte para moldear mentes en formación y de paso, pagada por el propio Estado. Lo cual nos lleva al “detalle” fundamental en este asunto:Pagar y repartir esa Constitución ilustrada, con dineros públicos, es un delito, previsto en la Ley Contra la Corrupción, en sus Artículos 6[1], 7[2]  y especialmente, el 13,   que dice:

Artículo 13. Los funcionarios y empleados públicos están al servicio del Estado y no de parcialidad política o económica alguna. En consecuencia, no podrán destinar el uso de los bienes públicos o los recursos que integran el patrimonio público para favorecer a partidos o proyectos políticos, o a intereses económicos particulares”.

De nada vale pretender que la imagen de Chávez en una Constitución no es adoctrinamiento, sólo porque no haya en ellas palabras que induzcan al niño a pensar que la “doctrina” de ese líder -quien llegó a llamar a sus contendores a la Asamblea Nacional en 2010, “compotas de pupú”[3]- como la única aceptable. “Adoctrinamiento” es definido en el DRAE[4]como “1. Enseñanza o educación en una doctrina, intentando inculcar determinadas ideas o creencias (…)”.El “intento”, lo más vedado posibleporque se sabe que se comete  delito, es precisamente a través de las ilustraciones.

De lo anterior surge como conclusión obligada que, antes que considerar un horror que un padre o un educador piense en desechar un material cuyo empleo los convertirá en cómplices de un delito, la negativa a usarlo sea considerada un acto de “legítima defensa”.  Si opta por hacer desaparecer el material delictivo, quemándolo o haciéndolo pedazos o si se va por una opción menos drástica, como escribir al lado de cada ilustración chavista algo así como “esta ilustración viola el Artículo 13 de la Ley contra la Corrupción”,  será una opción que cada cual deberá analizar. Pero lo que sí debe quedar clarísimo es que ese acto no sería el de un fanático sino, al contrario, el de un padre o educador preocupado por garantizarle a los niños el goce pleno de sus derechos y su dignidad.

Así pues que no toda quema de un libro es mala. Si se quemara un libro con ilustraciones pornográficas, que se pretenda usar en escuelas, por ejemplo ¿sería un fanático el que lo hiciera? El empleo de la figura de Chávez –y del resto de la iconografía del Socialismo del Siglo XXI-  en textos escolares, por lo demás, es una especie de pornografía: “Pornografía política”[5]

¡ A cumplir la ley y la Constitución!
[1]Artículo 6. En la administración de los bienes y recursos públicos, los funcionarios y empleados públicos se regirán por los principios de honestidad, transparencia, participación, eficiencia, eficacia, legalidad, rendición de cuentas y responsabilidad”.
[2]  “Artículo 7. Los funcionarios y empleados públicos deben administrar y custodiar el patrimonio público con decencia, decoro, probidad y honradez, de forma que la utilización de los bienes y el gasto de los recursos que lo integran, se haga de la manera prevista en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y las leyes, y se alcancen las finalidades establecidas en las mismas con la mayor economía, eficacia y eficiencia”.
[3]http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-6940127
[4]Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe.
[5] Consideramos un deber informar a una comunidad que está muy angustiada ante la pretensión de adoctrinar niños que se evidencia sin asomo de dudas del infamante texto constitucional ilustrado, que participar en esa ideologización de niños, permitiendo el uso de esos textos, sí implica responsabilidad y tiene consecuencias legales, según el ordenamiento jurídico y Tratados Internacionales vigentes.
Los niños no solamente tienen derecho a la salud, la nutrición y la educación, sino que también tienen derecho a no ser objeto de violencia. El adoctrinamiento político es violencia mental y espiritual. En especial, si los progenitores no comparten la ideología que la imagen de Chávez, representa. Además, los Tratados internacionales imponen a los Estados el deber de garantizar que todo niño esté plenamente preparado para una vida independiente en sociedad y ser educado en el espíritu de los ideales proclamados en la Carta de las Naciones Unidas y, en particular, en un espíritu de paz, dignidad, tolerancia, libertad, incluida la libertad de ideología política.


Adriana Vigilanza
@adrianavigi





Dialogar tiene sentido pero…, @gyepesven



Por Gustavo Yepes, 28/04/2014

En principio, esta afirmación la avalo con todas mis fuerzas. Tiene todo el sentido del mundo sentarse con la otra parte para intentar buscar intereses comunes dentro de un contexto de posiciones opuestas. Si la parte más interesada en este diálogo se da cuenta de que tal pretensión es inviable, lo más sensato consiste en abandonar el falso diálogo y buscar otros métodos.

El régimen está empeñado en decirnos a gritos que no va a ceder en nada, que no quiere dialogar, y está jugando, suciamente como es su estilo, a que sea la MUD la que se retire. Hay demasiadas evidencias, comenzando con los mensajitos que el déspota de la AN enviaba a sus seguidores en plena cadena de apertura del diálogo y a solo unos metros de los impasibles acompañantes internacionales. A ellos siguen las continuas, humillantes y desafiantes declaraciones del usurpador, la ridícula ratificación del “éxito” económico, la brutal e inhumana represión, el nuevo intento de adoctrinar a nuestros niños y jóvenes, y la inmoral decisión del TSJ criminalizando cualquier tipo de protesta pacífica. Todo esto dentro de la típica estrategia de elevar el tono, radicalizarse aún más, y humillar al enemigo mientras se “dialoga” con él.

Esto deja a la MUD en una posición delicada, difícil, que debe asumir con mucha inteligencia. El diálogo debe servir para volver a la democracia, reconquistar las libertades que nos han arrebatado, y ayudar a resolver los problemas más perentorios que sufrimos los venezolanos, en ese preciso orden, porque el último es consecuencia de los dos anteriores. Si el diálogo no conduce a eso, pierde todo su sentido y se convierte en una farsa para, una vez más, legitimar a quien es la raíz de lo que hoy vivimos y de paso aumentar el sentimiento de frustración que se ha instalado en el corazón de tantos compatriotas.

La situación es cada vez más delicada. Mientras más libertades nos arrebatan, más razones nos dan para seguir luchando. La juventud sensata ya decidió hacerse cargo de su futuro y está dispuesta, como ya lo ha demostrado, a sufrir las consecuencias. Cada vez más, el pueblo, sin distingos, a su propio ritmo, se está uniendo a esta avalancha que luce indetenible.

Muchos venezolanos le hemos dado el beneficio de la duda a la MUD y pensamos que ha hecho lo correcto, por ahora. También estamos muy atentos a los resultados del diálogo y a la estrategia que va a seguir una vez se dé cuenta de lo que ya parece evidente. Por mi parte, le reitero mi apoyo sin restricciones a nuestros valientes jóvenes, los verdaderos héroes y constructores del futuro que la mayoría deseamos.

Recibido por correo electrónico

Yo me quedó – Venezuela, Video



Mensaje de un Capitan activo de la GNB al país, #28ª




Según el color del cristal

PAULINA GAMUS 27 ABR 2014

Para el chavismo cualquier fotografía o vídeo que muestre una realidad distinta a sus conveniencias carece de valor. Mejor aún, no existe

No es que todo tiempo pasado fuese mejor pero hay muchas cosas que alimentan la nostalgia por la certeza de que se han ido para siempre. Una de ellas, los carnavales en la Caracas de los cincuenta y sesenta del pasado siglo. La ciudad recibía a las más famosas orquestas desde la Sonora Matancera con la inmortal Celia Cruz como cantante estrella, hasta la de Xavier Cugat, el catalán que conquistó Hollywood. Hago un alto aquí para que los menores de 50 años acudan a Google y sepan de quién hablo. Tuve la suerte de bailar al ritmo de esa orquesta en el Hotel Tamanaco y de ver muy cercanos, en la pista de baile, a John Wayne con su esposa. Esa era la Caracas de los prodigios a la que venían artistas y otros personajes famosos, sin miedo a ser asaltados o a destinos peores. Allí, en el Tamanaco, se concentraba la gente decente para llamar de algún modo a los señores que iban con sus esposas y los disfraces imaginativos, de lujo y por consiguiente costosos. La Sonora Matancera actuaba en el Club Casablanca (donde está hoy la Hermandad Gallega) considerado un antro de perdición. En este lugar los asistentes eran hombres solteros o casados pero decididos a echar una o varias canas al aire y mujeres disfrazadas de negritas, lo que las hacía irreconocibles. Por consiguiente podían ser de cualquier estado civil, porque no se crea que ese destape o derrape carnavalesco era exclusivamente masculino.

Un médico amigo de la familia utilizó el pretexto de una guardia nocturna en un lunes de carnaval, para irse de rumba al Casablanca. Llegó a su casa al amanecer del martes, bastante ebrio y se echó a dormir. La esposa registró sus bolsillos y encontró una foto en la que la “guardia” del marido era un disfraz de negrita con la que aparecía de lo más amartelado. Se produjo el escándalo de rigor y el médico no encontró otro argumento más convincente que decirle a la enfurecida cónyuge: ¿le vas a creer a una foto más que a mi?.

Esta introducción viene al caso porque la autodefensa del amigo médico, una especie de reducción al absurdo, ha sido práctica cotidiana del denominado socialismo del siglo XXI, revolución bolivariana o simplemente chavismo. Para el régimen instaurado en Venezuela hace cinco pesados y tormentosos lustros, cualquier fotografía o video que muestre una realidad distinta a sus conveniencias carece de valor. Mejor aún, no existe. El más patente y patético ejemplo fue el asesinato a mansalva de diecinueve pacíficos manifestantes que marchaban con destino al Palacio de Miraflores, sede de la presidencia de la República, el 11 de abril de 2002. Numerosas fotografías y videos mostraron a los pistoleros que disparaban desde el Puente Llaguno, en el centro de la capital, contra la multitud. Todos fueron identificados como militantes del partido de gobierno, uno de ellos era un delincuente que pagó varios años de cárcel por el asesinato de una anciana para robar en su vivienda. A pesar de ese prontuario fue postulado por el partido de gobierno para concejal de Caracas y ejercía ese cargo cuando atacó a tiros a la manifestación opositora.

Richard Peñalver, que así se llama el sujeto, y los otros pistoleros fueron liberados al tiempo que el gobierno decidía la imputación y condena a 30 años de prisión, la pena máxima en Venezuela, de los comisarios Iván Simonovis, Henry Vivas, Lázaro Forero y de los policías Erasmo Bolívar, Julio Ramón Rodríguez y Luis Enrique Molina. Los agentes policiales Arube Salazar y Marcos Hurtado recibieron condenas de 17 y 16 años de prisión. No hubo una sola fotografía, un video o la más remota evidencia que mostrara a estos funcionarios policiales de la Alcaldía Metropolitana de Caracas, cuyo titular era opositor al gobierno de Chávez, disparando contra los manifestantes. Sobraron los testimonios de personas que dijeron haber sido auxiliadas y protegidas por los imputados. Pero la verdad oficial era otra y los condenados siguen en prisión con especial ensañamiento contra el Comisario Iván Simonovis. Las infinitas acciones emprendidas para lograr su liberación por razones humanitarias, en vista de su precaria salud, han sido inútiles.

El argumento de “le vas a creer a una foto más que a mí” no se ha limitado al caso de los asesinatos del 11-A-2002, su empleo más cínico ocurre en el ámbito de la catástrofe económica del país. Desde el comienzo de su gobierno, Hugo Chávez se dedicó sistemáticamente a destruir la industria nacional para sustituirla por la llamada economía de puertos. Expropió centenares de fábricas de todo tipo, entre ellas las productoras de alimentos, y fincas ganaderas que abastecían de carne y leche a todo el país. Las nacionalizó y al cabo de poco tiempo la productividad de las mismas se redujo a cero. Eso que está a la vista de los treinta millones de venezolanos y del mundo entero, ha sido según la versión del gobierno, el resultado de una guerra económica desatada contra su gestión por el Imperio yanqui y por la burguesía apátrida. La respuesta insólita del médico pescado en su mentira por la iracunda esposa, se torna pálida ante lo dicho en cadena nacional a todo el país y buena parte de televidentes de otras naciones, por el zar imperial de la petrolera venezolana PDVSA y dueño absoluto de la economía nacional, Rafael Ramírez, al inicio del llamado diálogo entre el gobierno y la dirigencia opositora, el pasado jueves 10 de abril. Para el susodicho, el modelo económico socialista ha sido profundamente exitoso. No son sólo fotos y videos innumerables, sino la mirada diaria de millones de habitantes del país, lo que da cuenta de la escasez de alimentos imprescindibles en la dieta de los venezolanos y de las kilométricas filas para adquirirlos cuando aparecen. Las autoridades del área alimentaria han debido acudir a la tarjeta de racionamiento para paliar, sin éxito, la angustiante situación. La inflación del 60% es una de las más elevadas del mundo y el país que obtuvo en los últimos quince años, los mayores ingresos en toda su historia de exportador petrolero, hoy le debe una vela a cada santo y es incapaz de honrar sus compromisos porque la corrupción y el pésimo manejo de la economía, vaciaron las arcas de la nación. En ese mismo encuentro, el psiquiatra Jorge Rodríguez, alcalde de Caracas, acusó a la oposición de ser generadora de la violencia que ha ensangrentado las calles de distintas ciudades venezolanas. Por el mundo han circulado innumerables testimonios gráficos y audiovisuales de asesinatos a sangre fría, ya son más de cuarenta, y de la brutal represión que la Guardia Nacional Bolivariana, la policía también bolivariana (para un doble insulto a la memoria de El Libertador) y los delincuentes adscritos a la nómina oficial, han desatado contra las manifestaciones de estudiantes y vecinos. De nuevo la foto es la que miente.

¿Logró convencer a su esposa el médico de la cana al aire aquel lunes de carnaval, de que su palabra era más verdad que la foto en la que aparecía abrazado al disfraz de negrita? Seguramente no, como ya jamás podrá hacer creer Nicolás Maduro a nadie sobre esta tierra, que su gobierno es democrático y respetuoso de la Constitución, las leyes y los derechos humanos. Esa es la foto que rueda por el mundo y la que todos, salvo los beneficiarios del poder y los envenenados por la propaganda oficialista, saben que es la cruda y dolorosa verdad.


La Resolución 058 y la Consulta Nacional por la Calidad Educativa



Por José Ignacio Hernández G. | 21 de Abril, 2014

0. ¿De nuevo la Resolución 058? Diversas noticias han reflejado las protestas realizadas en contra de la Resolución No. 058, que regula a los Consejos Educativos. No es un tema nuevo: esta resolución fue dictada por el Ministerio del Poder Popular para la Educación en octubre de 2012 y, poco después, explicamos el alcance práctico de esos Consejos en Prodavinci.

¿Por qué vuelve a aparecer el tema en la opinión pública?

Además de ser un tema importante por afectar a la educación básica, la Resolución Nº 058 es noticia nuevamente porque el Ministerio de Educación ha iniciado la llamada “Consulta Nacional por la Calidad Educativa”, cuya finalidad última no es otra que amoldar la educación al modelo socialista, tal como éste es definido en el Plan de la Patria.

1. La reforma de la educación y el currículo nacional bolivariano. La aprobación del llamado Primer Plan Socialista (2007-2012), llevó al Gobierno a proponer una ambiciosa reforma de la educación media a través del llamado Diseño Curricular del Sistema Educativo Venezolano o  Currículo Nacional Bolivariano.

En resumen, la propuesta de reforma pretendía amoldar la educación media al Primer Plan Socialista. Por ello, su propuesta podía resumirse en la siguiente frase: “la Educación Bolivariana se define como un proceso político y socializador”.

Esto no sólo implica que el Estado regulará la educación. En realidad, la propuesta iba más allá: el Estado amoldaría la educación de acuerdo con los fundamentos del modelo socialista, tal y como estaban contenidos en el Plan.

Aun cuando se insistió que se trataba solo de un proyecto, en la práctica, el Currículo Nacional Bolivariano fue implementado. Incluso la organización del Ministerio de Educación se adecuó al nuevo diseño curricular.

El siguiente paso se dio en 2009.

2. La Ley Orgánica de Educación y el Estado docente. Cuando en 2009 fue promulgada la nueva Ley Orgánica de Educación, nuevamente se planteó el debate en torno al rol del Estado en la educación. La Ley, finalmente aprobada, recoge la figura del Estado docente que, como es sabido, fue desarrollada por Luis Beltrán Prieto Figueroa.

Sin embargo, en la Ley, esta figura del Estado docente se asumió desde Estado socialista. Aunque, paradójicamente, la palabra “socialismo” no aparece en la Ley, hay que saber leer entre líneas. Por ejemplo, la expresión “trabajo liberador” que se emplea en la Ley conecta directamente con el modelo socialista.

3. Consejos Educativos y Estado Comunal. El siguiente paso fue crear a los Consejos Educativos, en 2012.  Técnicamente, esos Consejos no son más que la organización jurídica de la comunidad educativa. La Resolución No. 058 fue redactada en términos tan amplios que permite una aplicación aceptable de los Consejos Educativos. Al mismo tiempo, esa Resolución permite reforzar la concepción de la educación al servicio del modelo socialista.

Por ello, también hay que leer entre líneas a la Resolución No. 058. Por ejemplo, en su exposición de motivos, se alude a la estrategia del “Punto y Círculo”. Esa estrategia es uno de los fundamentos del modelo productivo socialista, con lo cual queda en evidencia que la educación, para la Resolución, es un instrumento al servicio de ese modelo.

No está de más recordar que el “Consejo Educativo” es una de las instancias del Poder Popular reguladas en la Ley Orgánica del Poder Popular. De acuerdo a esa Ley, todos los “consejos” deben tener, como única finalidad, promover el socialismo (artículos 5 y 7.1).

4. La Consulta Nacional por la Calidad Educativa. Fue así como, en febrero de este año, se inició la Consulta Nacional por la Calidad Educativa, que formaliza la intención de reformar el contenido curricular de la educación.

Una primera lectura de los materiales que el Ministerio ha editado para adelantar esa Consulta podría arrojar comentarios positivos. Por ejemplo: la Consulta insiste en la necesidad de revisar el proceso educativo en Venezuela, para fortalecer su universalización y mejorar la calidad, creando de esa manera “buenas escuelas”. Un planteamiento que, así formulado, luce bastante razonable.

Sin embargo, nuevamente, tenemos que leer entre líneas.

Al explicar los principios de la Consulta, se sostiene que las líneas orientadoras del currículo se enmarcan en el Plan de la Patria. Alguien probablemente dirá que tal afirmación nada tiene de extraordinario, pues la educación debe ser consistente con el Plan de Desarrollo Económico y Social. El punto es que el Plan de la Patria no es, solamente, un Plan de Desarrollo. Es mucho más.

En efecto, el Plan de la Patria se fundamenta en el modelo socialista como modelo único, exclusivo y excluyente. De hecho, el Plan detalla en qué consiste ese modelo socialista. Por ello, en realidad se parece más a un programa político que a las líneas generales de un plan democrático y plural.

Dentro de los objetivo del Plan de la Patria encontramos “Desarrollar en el Currículo Nacional Bolivariano los contenidos de la educación integral y liberadora con fundamento en los valores y principios de la Patria”. No se refiere el Plan a la palabra “Patria” entendida en su sentido general. Aquí, en realidad, la Patria es, única y exclusivamente, la Patria Socialista.

De allí que el concepto de “calidad” que maneja la Consulta parece definirse en función a la adecuación de la educación a los fines del Plan de la Patria. Es decir: a los fines del Estado socialista.

5. Los 10 temas propuestos para la Consulta Nacional. La Consulta se basa en 10 grandes temas sobre los cuales descansa la propuesta de reforma curricular. Algunos de esos temas no presentan una conexión evidente con el Plan de la Patria, mientras que otros se basan, en realidad, en la proyección de ese Plan sobre la educación.

Sucede así, particularmente, con el décimo tema: “la educación, sociedad y trabajo de lógica de educación permanente”. Allí se explica que la educación debe ser un proceso permanente, pero —obsérvese bien— para la formación del “trabajo productivo, liberador y creativo”, enmarcados en el Plan de Desarrollo Nacional. ¿Es decir? En el Plan de la Patria.

Por ello vuelvo sobre la idea principal que quiero destacar: más allá de las propuestas de reforma en las cuales se basa la Consulta (algunas, incluso, bastante interesantes), su fundamento último es promover la reforma curricular para adecuar la educación al Plan de la Patria o, en otras palabras, al modelo socialista.

Esto, por supuesto, no solamente viola la Constitución. También viola tratados de Derechos Humanos.

6. El derecho preferente de los padres a la educación de los hijos. La propuesta de Consulta parece olvidar que la educación es, en primer término, un derecho de libertad, tanto en el sentido del derecho a ser educado como en el sentido del derecho a educar. En suma: el ciudadano debe ser autónomo a la hora de decidir el tipo de educación que recibirá.

Ello no se opone a que el Estado intervenga en la educación, bien sea prestando ese servicio (por se trata de un “servicio público”) o bien regulando el derecho a educar. Pero la Constitución es muy específica al señalar cuál debe ser el basamento de esa regulación: debe basarse en criterios técnicos y objetivos, en tanto la educación se concibe como “instrumento del conocimiento científico, humanístico y tecnológico” (artículo 102). Y en ninguna parte la Constitución señala que la educación es un proceso político, socializador, orientado al trabajo libertador ni enmarcado en el socialismo.

La educación de los niños tiene una arista especial. Además de regirse por el marco constitucional —que ya hemos explicado, en apretado resumen—, la educación de los niños se basa en un derecho fundamental: el derecho preferente de los padres a la educación de sus hijos (artículo 26, Declaración Universal de los Derechos Humanos).

Este derecho es desconocido por la Ley Orgánica de Educación y por la propuesta de reforma curricular, ahora contenida en la mencionada Consulta. Así, el noveno tema de la Consulta concibe a la educación como corresponsabilidad de la familia, la comunidad (en la cual se incluyen consejos comunales y obreros, entre otros) y el Ejecutivo Nacional.

Tal propuesta es inconstitucional. La educación de los niños no es corresponsabilidad de varios sujetos. Es, insisto, un derecho preferente de los padres. En otras palabras: quienes tenemos el derecho a educar a mis hijos somos mi esposa y yo. No es, en absoluto, un “derecho compartido” con la comunidad ni con el Ejecutivo. Mucho menos es una educación que sólo puede orientarse a promover el modelo socialista, como éste es definido en el Plan de la Patria.

7. Reinterpretando al Estado docente. La Ley Orgánica de Educación, y en consecuencia la Consulta, se basa en la figura del Estado docente.  Se trata, recordemos, de una idea desarrollada en el siglo pasado por Prieto Figueroa y que fue plenamente asumida en la legislación educativa. De allí, por ejemplo, que los colegios privados deban ser avalados por el Gobierno.

Esta propuesta puede ser criticable, pues pone en riesgo a la concepción de la educación como derecho humano y, en especial, es un riesgo al derecho preferente de los padres a la educación de sus hijos. Sin embargo, la figura que propuso Prieto Figueroa no es el mismo Estado docente al cual se refiere esta Consulta: un Estado que hace del proceso educativo un instrumento al servicio del modelo socialista.

Me limitaré a dar tres argumentos para demostrar cómo la Consulta se aparta de la tesis de Prieto.

Prieto es el primero que, incluso dentro de su concepción estatista, reconoce la vigencia de la educación como libertad (El Estado docente, Biblioteca Ayacucho, 2006, pp. 42 y ss.). En la Consulta, sin embargo, se desdibuja esa libertad: se quiera o no, la educación es socialista.

El segundo argumento, es que Prieto insistió en que la educación se corresponde con la forma del Estado. Permítanme la licencia de transcribir directamente un pasaje de El Estado docente de Prieto para comprobar este argumento:

Depende la orientación de una escuela de la orientación política del Estado. Si el Estado es fascista, la escuela es fascista. Si el Estado es nazista, la escuela es nazista. Si el Estado es falangista, la escuela es falangista. Y si el Estado es democrático, la orientación de la escuela necesariamente tiene que ser democrática (p. 27).

Fíjese bien cómo Prieto diferencia el Estado docente democrático de la educación propia de Estados totalitarios. El Estado docente no es el Estado que dirige la educación aniquilando la libertad e imponiendo una doctrina única, pues eso sería un Estado totalitario, no uno democrático.

El tercer argumento deriva de una afirmación que encontramos en la página 47 del libro de Prieto y que demuestra la tergiversación del Estado docente en la Consulta: en el Estado democrático, como quien manda teóricamente es la totalidad del pueblo que fija las normas generales de dirección del Estado, la educación no puede ser, no debe ser la expresión de la doctrina política de un partido, sino cuando este partido, esta organización comprende a la totalidad, lo que es un imposible.

El Estado docente no puede convertir a la educación en “la expresión de la doctrina política de un partido”. Sin embargo, el punto central de la Consulta es adecuar la educación al Plan de la Patria, cuyo contenido, insisto, es más propio del programa político de un partido que de un Plan Nacional de Desarrollo formulado —como dispone la Constitución— en el marco del pluralismo democrático.

Como se ve, la propuesta de la Consulta Nacional por la Calidad Educativa pretende cambios no sólo trascendentales, sino inconstitucionales e incompatibles con la educación de una sociedad democrática. En especial, se trata de cambios que desconocen el derecho preferente de los padres a la educación de sus hijos.

Y ésa es una razón de sobra para participar activamente en esa Consulta. Dicho todo lo anterior, debo destacar que esta propuesta haya sido sometida a Consulta, a pesar de que en la práctica la reforma curricular haya venido ejecutándose.

No dudo que existe consenso en que la educación venezolana debe reformarse hacia una educación universal y de calidad. Entender ese cambio dentro del marco constitucional y de los derechos humanos aplicables es el reto que tenemos por delante.

Tomado de: http://prodavinci.com/blogs/la-resolucion-058-y-la-consulta-nacional-por-la-calidad-educativa-por-jose-ignacio-hernandez-g/