10 Últimos

lunes, 7 de agosto de 2017

Tú eres el problema ¡VENEZUELA!..., @Renenunez51



Por René Núñez, 05/08/2017

Que mal estás ¡PATRIA! Pareciera no darte cuenta del engaño, la manipulación y confusión en que te encuentras reducida. Incomprensible, te hayas separado del camino por donde transitabas lenta pero hacia adelante; claro, con problemas y falencias normales de la sociabilidad; pero nunca de la magnitud y gravedad de los de hoy.

Has cometido demasiadas equivocaciones y desaciertos en los últimos tiempos que preocupa en demasía al colectivo. No te das cuenta del caos casero que vienes propagando, consciente o inconscientemente. La resistencia a no reconocerlo ni aceptarlo. La soberbia del fanatismo no te deja hacerlo. Por eso te niegas a oír consejos y a recibir ayudas para la superación y salida del precipicio que tú misma construiste.


Ya no puedes ocultar la palidez, la inseguridad, la violencia, la confrontación, los delitos perpetrados, secuela de tu mal proceder y comportamiento. Una conducta caracterizada por la desmotivación y desinterés al logro productivo y decente. Por la manera irresponsable en el manejo y la disposición de los inmensos recursos de cuna heredado de la providencia. Por el alejamiento de las normas, de los valores y de los principios que en una oportunidad creaste y creíste. Por la no rendición de cuentas. De veras ¡VENEZUELA! estás irreconocible, complicada y arrogante como nunca. Qué te pasó?

No cabe duda, te sale una revisión profunda y sincera para encontrar y examinar las causas de ese procedimiento radical, divisionista, inseguro e improductivo. No puedes seguir empecinada en la cultura de la excusa y búsqueda de culpables para justificar fracasos, vicios y  violaciones.

Un 5 de julio de 1811 lograste la emancipación como adulta y soberana del forjamiento de tus propios destinos y el de la familia. No tienes excusas después de más de 200 años, para mostrarte ahora con ese cambio de personalidad, nada amigable, familiar y conciliador.

¡VENEZUELA! La rectificación es de sabio, tus hijas e hijos, con tu apellido bolivariano, piden a gritos pero de corazón que lo hagas por el bien común. No puedes abandonarlos y darles la espalda cuando más te necesitan.

Sigues contando, afortunadamente, con una inmensa y variada riqueza natural y humana para producir el cambio en ti. Un cambio en positivo, con trabajo, sacrificios, esfuerzos y conciencia plena  de una cultura distinta, la de la colaboración, la del trabajo en equipo, la del logro individual y colectivo, la del respeto a las normas de convivencia y los derechos humanos, la de la disciplina, la de la puntualidad, la de la ética como principio de gestión y de vida, la de la superación de todos por igual. De eso se trata el desafío de hoy y de mañana, de competencias, de anticipación a las amenazas y el aprovechamiento inteligente de las oportunidades; consolidando las fortalezas y superando las debilidades. No la de crear excusas y buscar “chivos expiatorios”, con ánimo de castigo, sino de mejora continua.

En resumen, una cultura de vida país no de muerte país. Donde impere la ley, el respeto, la justicia, la paz, la seguridad, el sosiego, el progreso y el desarrollo humano integral.  ¡VENEZUELA! Cambia, ámate, valórate. No esperes más tiempo para hacerlo. Es el momento.

@renenunez51
(edición 1410).
Martes y jueves de 8 a 9 pm, pueden oírnos y vernos en “3 Visiones, 1 Objetivo País” por News105.3fm (www.news1053fm.com)