10 Últimos

lunes, 26 de diciembre de 2016

Analistas prevén aumento de conflictividad social en 2017 por @CarlosCrespoR


Por Carlos Crespo


Benigno Alarcón y Carlos Raúl Hernández señalaron que la situación económica y social impulsarán las protestas en el país el próximo año.

Caracas. La inflación, la escasez y la no resolución de la crisis política mantendrán o incrementarán la conflictividad social en 2017. Los analistas Benigno Alarcón y Carlos Raúl Hernández indicaron que el deterioro económico y social del país tendrá su expresión en la protesta social y política.
Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (CEP-UCAB), indicó que la suspensión indefinida del referendo revocatorio y el aplazamiento de las elecciones regionales impidieron que la tensión encontrara una válvula de escape: “El año que viene no va ser más fácil que este. Las razones que hicieron que se solicitara el revocatorio siguen estando, y ahora sin el mecanismo el conflicto no desaparece, se va manifestar de otra forma distinta con protestas de calles y presiones de otra naturaleza”.

Apuntó que es temprano para saber si el Gobierno volverá a aplazar los comicios. “Eso depende de lo que las encuestas digan en el momento del proceso electoral. Si son menos desfavorables al Gobierno, [este] va a aprovechar que la oposición tiene un mal momento para hacer esas elecciones. Si hay algo que indique lo contrario, la probabilidad de no hacer elecciones es alta”, señaló.

Sobre la mesa nacional de diálogo entre Gobierno y oposición, estimó que “como está planteado no tiene viabilidad política”. A su juicio, para que las conversaciones sean fructíferas deben centrarse en los mecanismos para lograr una transición política. “Ese no es el tipo de diálogo que vemos. Lejos de servir para el cambio político, le ha funcionado al Gobierno para mantenerse en el poder”, sostuvo.


Sobre la posibilidad de que el Presidente Maduro culmine su mandato, consideró que esto dependerá de la actuación de la alianza opositora: “Si la oposición sigue con las estrategias que ha aplicado este año, no tengo dudas de que pudiera continuar hasta 2018. La única manera de que tenga probabilidades de acortar el periodo presidencial, es si las estrategias son distintas”.

Como ejemplo, colocó lo que sucede en la mesa de diálogo: “El éxito o fracaso de eso tiene poco o nada que ver con lo que se discuta en la mesa y mucho con lo que sucede afuera. Si se comprende que una parte se sienta a negociar cuando la alternativa a no hacerlo es peor para ellos se pueden alcanzar acuerdos. Si la oposición no hace nada fuera de la mesa el dialogo está condenada al fracaso. Si hace otras cosas, como aumentar la presión social, política e institucional, el acuerdo podría darse”.

“El RR siempre estuvo muerto”

El sociólogo Carlos Raúl Hernández coincidió en que la conflictividad social aumentará. “Desde el punto de vista del deterioro de la sociedad es terrible. Eso no tiene límite, siempre se puede estar peor. Desde el punto de vista económico se pronostica una inflación que puede ser de 2000 % y una devaluación que va a ser una hiperdevaluación”.

En su opinión, la Mesa de la Unidad cometió un error al concentrar sus esfuerzos en lograr el referendo revocatorio, en vez de acentuar su actividad en la exigencia de las elecciones de gobernadores. “El Revocatorio siempre estuvo muerto, fue un embarazo ectópico. La oposición hizo todo lo que tenía que hacer. Lo que hizo la gente en Margarita y en Táchira fueron actos memorables, pero significaba la destrucción del Gobierno y hay que ser infantil para pensar que el Gobierno iba a aprobar que se le viniera el mundo encima”, argumentó.

Sobre la posibilidad de que Maduro culmine su mandato, expresó que se debe esperar por lo que suceda en los comicios de 2017. “Si se produce un proceso en el que la Mesa de la Unidad Democrática gana todas las gobernaciones, o gana 20, Maduro queda privado de toda base de poder. Cada día su situación es más precaria, la escasez avanza en medio de esas condiciones. El revocatorio nos costó el retraso de un año. Si no fuera por eso Maduro ya se hubiera caído debido a la crisis social”.

Respecto al diálogo apuntó que distintos sectores sociales ya lo han dado por muerto: “Si el Gobierno no cumple con los acuerdos es muy difícil que se presenten nuevos encuentros. No se trata de un acto social, sino de algo con fines concretos. No se puede tomar como mamadera de gallo, debe ser para que se resuelvan las cosas”.

25-12-16