10 Últimos

martes, 13 de diciembre de 2016

Directora general de Cáritas de Venezuela: No hay una figura de canal humanitario todavía



MUD 12 de diciembre de 2016
@unidadvenezuela

Hasta los momentos no tenemos información de que se haya asumido un canal humanitario, ni que hay una ayuda humanitaria. Lo que tenemos es que se ha abierto algún camino de la cooperación internacional, que es diferente”.

Así lo afirmó en entrevista a Prensa Unidad Venezuela, Janeth  Márquez de Soler, directora general Cáritas Venezuela, quien aseguró que hay cierta confusión en los conceptos que se manejan y que esta indefinición no permite afirmar que se ha aceptado esa figura de canal humanitario.

“No hay una figura de canal humanitario todavía. Nosotros quisiéramos, pero como lo que nosotros no queremos es crear falsas expectativas, al día de hoy no está clara esa figura”, expresó.

Dijo que la información que se maneja es  que  habrá cooperación a través de la Organización Naciones Unidas (ONU), gestionada directamente por  el Estado,  y una colaboración puntual a través de Cáritas.

“Creo que algunas organizaciones se han confundido, pensando que nosotros vamos a administrar lo que traiga la ONU. Eso es imposible”, apuntó, al tiempo que destacó que Naciones Unidas, en estos casos,  tiene los órganos con los cuales hace efectiva la ayuda, así como la Iglesia tiene a Cáritas.

Indicó que en Cáritas están conscientes que aunque su personal se está formando en materia de los protocolos, “nosotros no tenemos el músculo para distribuir con facilidad las donaciones que puedan llegar, sobre todo a nivel de nacional”.

Aseguró que el gobierno permitió que el Vaticano, a través de Cáritas, pueda enviar al país alimentos y medicamentos “y eso se hará con una figura de préstamo”, pero que aún no está claro cómo se hará llegar esa colaboración. “Préstamo significa que si nosotros traemos, ellos en un futuro nos van a devolver lo que traemos”, apuntó.

Manifestó que hay que evitar malos entendidos y no alimentar la desesperanza en la gente, recalcando que es imposible que la Iglesia pueda atender toda la situación. “No sabemos ni las cantidades, no es para responder a las necesidades de este país. Yo me imagino que será para responder a un tres por ciento de las necesidades”, aseguró.

Pidió despolitizar el tema, con una tregua de unos cuatro meses. “Nosotros estamos haciendo un llamado a todos los actores políticos, económicos y sociales a despolitizar este tema, porque estamos jugando con la gente”, acotó.

Informó que Cáritas ha sostenido reuniones con representantes del Seniat para “conocer los manuales de procedimiento” y aseguró que no se presentan problemas a este nivel “porque ellos agilizan bastante todo el tema de los impuestos”.

Agregó que  Cáritas también es reconocida por el ministerio de Relaciones Interiores como una organización “de fe, legal y con credibilidad”.

“Nosotros tenemos que actuar de buena fe y pensar que en estos momentos nos van a dejar traer los medicamentos. Estaremos vigilando. Estará toda la Conferencia Episcopal en el marco de este convenio y tenemos que tener la esperanza de que no nos lo van a quitar”, señaló.

La situación se agudiza

Márquez de Soler manifestó que ya se ha hecho una evaluación sobre la situación de salud, con la colaboración de organizaciones de médicos y  con representantes de centros hospitalarios de todo el país. Manifestó que Sucre, Miranda y Caracas están entre las diez entidades de mayor vulnerabilidad en esta materia.

Aunque no quiso referirse a cifras, manifestó que un indicador de que la situación con las medicinas y los alimentos se ha agudizado es la cantidad de personas que piden ayuda a la organización que ella dirige.

“Si a nuestras puertas, a nivel nacional, llegaban 10 personas pidiendo medicamentos y hoy llegan mil, nosotros tenemos un indicador que es que la demanda fue aumentada por mil”.

Informó que también tienen un proyecto de acompañamientos a niños en el cual “hemos visto cómo hay niños con tendencia a la desnutrición”, al tiempo que agregó que aunque no se puede hablar de una desnutrición aguda, sí alerta de que hay una situación preocupante.

También se ha incrementado el número de personas que llegan a los comedores de Cáritas, así como las que requieren ayuda en jornadas de salud y en actividades como la denominada Olla Comunitaria, que ofrece alimentos a quienes lo requieren. “No nos damos abasto con tantas solicitudes”, apuntó.

Agradeció que desde que se habló de la posibilidad de abrir esta ventana a favor de los venezolanos que lo necesitan,  han recibido la oferta de muchas personas que han ofrecido “sus bondades” para colaborar, como es el caso de algunas líneas aéreas que ha ofrecido vuelos gratuitos y personas que han puesto a su disposición sus habilidades. Aseguró que se trata de un “oxígeno” para la ayuda social.

Fue muy cuidadosa a la hora de hablar de personas que han fallecido en medio de la crisis de salud. “Cuando hablamos de que mucha gente muere, sí, es verdad y la responsabilidad es del Estado; pero también a veces somos responsables de algunos de esos elementos”, acotó, al tiempo que resaltó la necesidad de enfocarse en dar respuestas urgentes a las personas que lo requieren.

MUD
@unidadvenezuela