10 Últimos

sábado, 17 de diciembre de 2016

Un foco hacia la destrucción del tejido social por @centrogumilla


Por Rosangela Zapata


Los venezolanos se encuentran viviendo una de las situaciones más críticas de la historia, pero más allá de los problemas económicos, no puede pasar desapercibida la polarización política que ha generado una gran división en el país.

Los ciudadanos están acostumbrados a discutir sobre la problemática de la política actual y es que, en los bancos, centros comerciales y en el mercado se escuchan temas políticos, sea de la Asamblea Nacional, del mismo Gobierno y de lo que ha sucedido hasta el sol de hoy. Es casi imposible entablar una charla con un vecino y no hablar de política. Pero ¿qué es la polarización política y desde cuándo tomó fuerza?

Siempre ha existido la división por parte del Gobierno y oposición, desde que existe el Partido Social Cristiano o Partido Verde y Acción Demócratica (AD) se veían divisiones de pensamientos e ideologías, pero se respetaba, y la política no había tomado tanta importancia, nunca se había instaurado una polarización en sí, que afectara el tejido de la sociedad, es decir, los grupos humanos que la conforman.

El fanatismo por las inclinaciones políticas de algunas corrientes ha ocasionado conflictos en las calles, odio en las personas y división en la sociedad. Por un lado, se escucha: “Es un burguesito, es un pitiyanqui y un escuálido” y por el otro “Eres maburro, los colectivos son unos malandros rojitos”, un lenguaje despectivo de ambos bandos, escuchar el discurso del Gobierno y la oposición ha ocasionado mucho daño en los distintos estratos sociales.



¿Venezuela podrá salir de la polarización?

Mariángel Hernández, profesora, destacó que “es difícil pero no imposible. Se necesita un cambio en el pensar de cada uno de los venezolanos. Creo que el cambio empieza por cada uno de nosotros, es necesario evitar sentimientos de odio, rechazo, exclusión con las personas que piensen distinto a nosotros. Es importante reivindicar la convivencia sin exclusión”, dijo.

Hernández participó en un curso del Centro Gumilla, que se encarga de dictar programas de formación, tales como: Efectos de la fragmentación social. Una mirada a nuestra historia. Reconstrucción del tejido social hacia un horizonte común y encuentro en fraternidad.

El Centro Gumilla desea combatir la polarización por medio de la educación y las charlas a los colegios, liceos y universidades.

En ese sentido, Hilnedis Calzadilla, estudiante, resaltó que mientras se viva la crisis y no se realice un diálogo pacífico que permita solucionar los problemas de los venezolanos, será muy difícil salir de la polarización. “Yo pienso que en este momento de crisis que estamos viviendo se ha intensificado este fenómeno, en todas partes se escucha la gente hablando mal del gobierno, que no hay dinero y no hay comida, ese es el desayuno de todos, no hay otro tema”, destacó.

Por otro lado, Cecilia Ramos, habitante, dijo que no se puede atacar porque la sensibilidad humana se está perdiendo. “Ahora con el proceso que tenemos de la división política que es lo que hay, ya nadie está pendiente de los valores humanos, sino de quítate tú, me pongo yo, tú tienes más o yo tengo menos”, destacó.

Igualmente, Ramos explicó que en el trabajo y las instituciones públicas también suceden muchas discusiones y que para combatirlas es necesario comprender y respetar la opinión de cada persona.

“Es difícil eliminar la polarización, hoy en día las personas andan de mal humor y utilizan el maltrato verbal sin importar a quién, los valores de respeto se han perdido”, dijo.

Las respuestas de los ciudadanos de Maturín concluyeron que ejecutando los valores de educación y tolerancia se podrá superar cualquier barrera, pero es elemental aceptar las diversidades de opiniones, implementando la multiculturalidad.

¿Por qué existe la polarización?

Esta es causada por la desigualdad e intolerancia extrema de ideologías entre grupos sociales. En Venezuela existe una polarización política generada por la división de opiniones públicas y ésta se divide como extrema izquierda y extrema derecha. Las consecuencias de la polarización van desde leves hasta catastróficas: se puede presenciar violencia y agresión física y/o verbal entre compañeros o familiares, comportamientos inusuales y hasta rupturas de lazos afectivos.


16-12-16