miércoles, 28 de noviembre de 2018

Andrade, Gorrín y compañía: delincuentes de “cuello rojo” sí son investigados por la AN, por @liderhumano




Ramón Flores 27 de noviembre de 2018
@liderhumano

La nueva “campañita” de los “guerreros del teclado”, tanto en Venezuela como en el extranjero, apunta hacia una supuesta protección que los miembros de la Asamblea Nacional le estaríamos dado a esa cuerda de malandros que han saqueado las arcas de la República en estas dos décadas de “socialismo”, tesis que representa una nueva infamia que pretende vulnerar la credibilidad del único poder legítimo constituido en Venezuela que tiene pleno reconocimiento internacional.

Sin ánimo de meter las manos en el fuego por todos los diputados, sí puedo afirmar que desde la bancada de Voluntad Popular, el joven partido venezolano que lidera el preso de conciencia Leopoldo Lopez, hemos llevado la bandera de la lucha contra la corrupción: no protegemos ni ocultamos absolutamente nada, porque si algo nos ha caracterizado es que los únicos compromisos que tenemos son con la verdad, con nuestra conciencia y con esos 14 millones de venezolanos que votaron en 2015 por este Parlamento.

Y no crean lo que digo, a los hechos me remito:


¿Quién fue el diputado que en octubre de 2016 presentó las denuncias de corrupción sobre el descomunal desfalco de más de 11 mil millones de dólares ocurrido durante la gestión del ahora “chavista originario”, Rafael Ramírez, en la presidencia de PDVSA?: Ese fue nuestro hermano Freddy Guevara, cuando presidía la Comisión de Contraloría de la AN, que a raíz de esas revelaciones fue acosado por la delictiva burocracia “roja rojita” que gobierna el país, al punto que en enero del año 2017, ese Tribunal Supremo de Justicia integrado por magistrados seleccionados entre gallos de medianoche por la anterior directiva de la AN, ordenó de forma ilegal su procesamiento, violando su inmunidad parlamentaria. La persecución de la que fue víctima por parte del régimen de Nicolás Maduro y que puso en riesgo su integridad física, obligó a Freddy Guevara a buscar el apoyo del Gobierno de Chile, en cuya embajada en Caracas permanece desde hace más de un año.

¿Quién puso en la palestra pública el escándalo de la constructora brasileña Odebrecht, cuando “tirios y troyanos” intentaban “hacerse los locos”?: Ese fue nuestro colega diputado Juan Guaidó, que incluso puso a disposición de la ciudadanía el portal web www.denunciaelguiso.com, para realizar en tiempo real denuncias de corrupción. Guaidó también ha dado a conocer casos de los desmanes administrativos registrados en Cadivi y Cencoex, donde “boliburgueses”, “bolichicos” y “bolichoros” han robado fortunas con empresas fantasmas y de maletín a costa del hambre y la muerte de venezolanos.

Otro compañero de bancada, como es Freddy Superlano –al contrario de “otros y otras” que hoy en día intentan ocultar las fotos en las que salen con el dueño de Globovisión-, ya había denunciado hace meses la forma obscena en la que se enriqueció Raúl Gorrín, y el tiempo le dio la razón con la investigación que actualmente realiza la justicia de Estados Unidos, que lo acusa de lavar dólares al tiempo que le incautó multimillonarias propiedades.

La investigación que avanza en la AN no ha dejado cabo suelto y de hecho en esta red de corrupción ha salido a relucir el nombre de Alejandro Andrade, alias “El Tuerto”, quien ya oficialmente es un confeso ladrón tras declararse culpable en EEUU por robar a manos llenas cuando se desempeñó como tesorero de Hugo Chávez. En el mismo caso está señalado -además del ya citado Raúl Gorrín-, el banquero alemán Matthias Krull, el “lavador oficial” de todo el dinero sucio que nos robaron estos chavistas sinvergüenzas.

Tampoco podemos dejar de mencionar a otro hermano de lucha, como es Ismael León, por cuyas manos han pasado numerosos y escándalosos casos del malandraje rojo que ha estafado al país, haciendo las denuncias respectivas sin que los organismos competentes actúen, lo que evidencia la red de complicidad “socialista” que asqueó nuestras instituciones.

Asimismo, “nobleza obliga”, y también debemos reconocer el digno trabajo que realizan otros hermanos de lucha en distintas organizaciones políticas, como Américo De Grazia y Andrés Velásquez –ambos de La Causa R-, con quienes hacemos equipo para denunciar ante Venezuela y el mundo lo que constituye el peor crimen ecológico en la historia de la humanidad, como es el que ejecuta el régimen de Maduro con el Arco Minero que provoca la destrucción del ecosistema de la Amazonía.

Otro parlamentario que ha estado de forma permanente en la lucha anticorrupción es Ismael García, que además de denunciar al “Cartel del sol” –militares de alto rango vinculados al narcotráfico-, también señaló con pruebas en mano cómo fue el descomunal megarobo perpetrado en el Ministerio de Alimentación durante las gestiones de Carlos Osorio y el actual gobernador del estado Aragua, Marco Torres. Por dar a conocer esos y otros casos fue acosado junto a su familia por el régimen chavista, con funcionarios encapuchados y armados del SEBIN acechándolo de forma permanente, por lo que tuvo que salir del país para poder preservar su integridad física. No obstante, esto no ha sido obstáculo para continuar su labor y ante la justicia de Estados Unidos consignó recientemente documentos que probarían el presunto lavado de dinero en el que habría incurrido el presidente de la espuria Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello.

En este punto tampoco podemos dejar de mencionar a los exparlamentarios Walter Márquez y Carlos Tablante, ambos con un legado de lucha anticorrupción tanto en la etapa democrática como en esta era “socialista”. De hecho, en el caso de Tablante –también dirigente de Voluntad Popular-, el desnudar junto a Marcos Tarre cómo opera la delincuencia organizada “roja rojita” a través de las instituciones del país en los libros “Estado delincuente” y “El gran saqueo”, le costó su salida de Venezuela, producto de las numerosas amenazas de muerte que recibió.

Guillermo Luces y Richard Arteaga también han destacado en este combate por adecentar la patria, y junto a otros colegas diputados han debatido y actuado en casos como el saqueo al Ministerio de Alimentación, los CLAP podridos, los “guisos” en Corpoelec y con las plantas eléctricas de Derwick, los “Panamá Papers”, las azucareras expropiadas, la estafa con las obras inconclusas del Metro y hospitales y pare usted de contar.

Todas esas denuncias han traído como consecuencia amenazas de muerte, acosos, cárcel y exilios forzados, por el solo hecho de cumplir con el juramento hipocrático que hicimos al ser electos, como es el de investigar, controlar y legislar.

Lamentablemente, en la Venezuela “chavista” existe un permanente “concierto para delinquir”, donde las instituciones del Estado han sido secuestradas por los mismos malandros que deben ser investigados, por lo que la impunidad reina, sin embargo, sabemos que estamos en camino hacia una transición que esperamos sea pacífica, y llegaremos al escenario en el que lucharemos para que la justicia impere.

Una vez retomemos el camino democrático, aplicaremos la Ley de Recuperación de Activos producto de la Corrupción –que fue presentada por nuestro compañero de bancada Juan Guaidó-, que ya fue aprobada por la Asamblea Nacional en primera discusión y que tiene como objetivo repatriar todos los bienes que se robaron estos criminales: no crean estos delincuentes de “cuello rojo” que van a quedarse con todo lo que se han robado.

No se lo vamos a permitir.

Ramón Flores
Diputado a la Asamblea Nacional
Presidente del Parlamento Amazónico
@liderhumano

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico