miércoles, 26 de junio de 2019

Los ‘panas’ que vienen, por @ramirix ‏




RAMIRO ESCOBAR LA CRUZ 25 de junio de 2019

La rápida y masiva migración venezolana comienza a sacudir a algunas sociedades latinoamericanas. ¿Están preparadas para ser países de acogida?

Al comienzo, hace unos tres años, las decenas —o tal vez cientos— de venezolanos que llegaban a Lima, o a otras ciudades del Perú, generaban curiosidad, cierto asombro y frecuentes raptos de gentileza. A los peruanos, que no somos tan tropicales como ellos, nos llamaban la atención su acento, su calidez, sus maneras decorosas y que comenzaran a vender en estas calles tan devotamente culinarias las deliciosas arepas.

Hoy esas escenas callejeras, que no sobresaltaban demasiado ni al Estado ni a los ciudadanos, se han transformado en dramáticos tumultos fronterizos, en colas interminables en las aduanas o en los sitios donde los migrantes venezolanos tienen que regularizar su situación. Hombres jóvenes, mujeres embarazadas, niños, ancianos, personas con discapacidad conforman una marea humana que busca la salvación.

Hay cerca de 600.000 venezolanos en el Perú, más de un millón en Colombia, unos 200.000 en Ecuador, alrededor de 100.000 en Brasil, tal vez 200.000 en Chile y más de 100.000 en Argentina. En relación con el conjunto de la población de estos países no constituyen una cifra aún significativa (en tierras peruanas son el 1,2% de la población económicamente activa), pero su presencia se siente, se escucha, se palpa en el día a día.

Madres y abuelas venezolanas: la presión por emigrar, por @carlosrawlins




CARLOS GARCIA RAWLINS 25 de junio de 2019

Viajan con sus hijos y nietos por tierra a través de tres países, recorriendo puestos de control fronterizos y cruzando ríos cuyas aguas alcanzan la altura de sus cinturas. 16 mujeres cuentan su testimonio en un viaje que han emprendido hacia lo desconocido para resguardar a sus familias

1.       Marlioth Armas, de 28 años, sostiene en brazos a su hija Erimar, de 2, mientras espera en una fila para procesar sus documentos en el centro de servicio fronterizo entre Ecuador y Perú, antes de continuar su viaje a Lima. Marlioth llora de frustración al recordar la escasez de bienes básicos por la que emigró de Venezuela: "Solo quiero vivir en un lugar donde podamos obtener cosas y ser normales".

2.       "Realmente apostaba por Guaidó. Estaba segura de que iba a cambiar el país", señala Andraimi Laya, de 22 años, mientras es retratada con su hija Jessy, de 2, en Tumbes (Perú). Andraimi, que soñaba con ser oficial de policía, abandonó su sueño y su casa cuando el presidente peruano, Martín Vizcarra, anunció que los venezolanos deben tener pasaportes y visas para ingresar a Perú a partir del 15 de junio. "Dije, 'no, no voy a morir aquí. Esta podría ser mi última oportunidad'".

Cubanos en el palacio, tráfico de oro y células de Hezbollah: las revelaciones del ex jefe de inteligencia de Nicolás Maduro, por @Anthony_Faiola ‏




Anthony Faiola 25 de junio de 2019

El general Manuel Ricardo Cristopher Figuera salió de Venezuela tras haber tenido un rol de conspirador sorpresa en el levantamiento del 30 de abril. Luego de refugiarse en Colombia, ahora llegó a Estados Unidos cargado de secretos del régimen chavista

En un palacio que según algunos dicen está ocupado por conspiradores, oportunistas y malhechores, Nicolás Maduro podía al menos contar con la lealtad de un hombre: el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera.

El musculoso hombre de 55 años cargaba el sello rojo de los verdaderos creyentes de la revolución, cultivado durante una década como jefe de seguridad de Hugo Chávez, el padre del estado socialista de Venezuela y mentor de Maduro. Estudió el arte de la inteligencia con los maestros de la Cuba comunista. Llegó al clímax de su poder en octubre, con su nombramiento como cabeza de la policía de inteligencia de Maduro: la temida SEBIN.

ACNUR: Situación en Venezuela, por @ACNURamericas




ACNUR 24 de junio de 2019

Las personas continúan saliendo de Venezuela debido a la violencia, la inseguridad y las amenazas, y la falta de alimentos, medicinas y servicios esenciales. Con más de 4 millones de venezolanos y venezolanas que se encuentran viviendo en el exterior, la gran mayoría en países de América del Sur, este es el éxodo más grande en la historia reciente de América Latina.

Los acontecimientos políticos, de derechos humanos y socioeconómicos que se desarrollan en Venezuela obligan a un número creciente de niños, mujeres y hombres a irse a los países vecinos y más allá. Muchos llegan asustados, cansados y en extrema necesidad de asistencia.

Más de 4 millones de personas refugiadas y migrantes de Venezuela en todo el mundo, de las cuales 3,2 en América Latina y el Caribe (cifras oficiales)

Más de 460 mil solicitantes de asilo de Venezuela en 2014-2018 (cifras oficiales)

Alrededor de 1.800.000 personas viviendo bajo otras formas legales de estadía en las Américas (cifras oficiales)

US$ 134 millones llamamiento de financiación de ACNUR para 2019

SAN JOSEMARÍA ESCRIVÁ*, por @hablarcondios




Francisco Fernández-Carvajal 25 de junio de 2019

— Llamada universal a la santidad.
— Filiación divina. Omnia in bonum!
— Apostolado. Trascendencia de nuestra vida.

I. Os daré pastores conforme a mi corazón, que os apacentarán con ciencia y experiencia(Antífona de entrada).

El Señor ha querido dar a su Iglesia a San Josemaría como un buen pastor conforme a su corazón, para recordar a todos los hombres que somos llamados por Dios a ser santos, a una amistad creciente con Él. Esta cercanía con el Señor se traduce en un deseo ardiente de acercar a muchos a Cristo, para que le amen y le sirvan en la entraña misma de la sociedad. A todos nos pide Dios convertir nuestras ocupaciones ordinarias en medio y camino que nos lleve a Él: la familia, el trabajo, la amistad, el deporte, el dolor y la enfermedad, los éxitos y los fracasos... Del mismo modo, nos pide el Señor a todos señalar el camino de santidad a otros, con el ejemplo y la palabra. Este fue el mensaje fundamental de este Santo sacerdote, fundador del Opus Dei.

El que escribe estas líneas pudo oír de sus labios comentar aquel mandato del Señor: Sed, pues, perfectos como vuestro Padre celestial es perfecto1. Nos decía, con una convicción profunda, que Dios nos quería santos no a pesar del trabajo en medio del mundo, de las dificultades..., sino a través de esas realidades. Nos inculcaba que para todos, cada uno según sus propias circunstancias, tiene el Señor grandes planes. El Maestro llama a la santidad sin distinción de edad, profesión, raza o condición social. Todos podemos y debemos ser seguidores de Cristo, con una llamada personal y única. Dios nos escogió para ser santos y sin mancha en su presencia2.

martes, 25 de junio de 2019

La apuesta por Guaidó por @garciasim



Por Simón García


La gente no ve en el presidente (e) de la República un mesías. Mira un dirigente nuevo y joven, que irrumpió para asumir una gran responsabilidad. Su luna de miel es tipo cuarto menguante y el halo de endiosamiento que encapsula a los caudillos, delgado y precario. Tal vez por eso, el apoyo que recibe Guaidó contiene la disposición de meter el hombro para ayudarlo en su tarea. No se le contempla como un héroe Marvel. 

Paradójicamente su terrenalidad, esta falta de carisma, este ser percibido como un común es una de las fortalezas del presidente. Se le pueden señalar errores; pero, es quien ha llevado la bola más lejos. Y, en el campo opositor,  mantiene la posesión del balón.  

Entre las perplejidades de su liderazgo hay que señalar que cuando todos los dirigentes principales de la oposición le brindan su apoyo y se eximen de guindar un tendedero de quejas en público, algunos adictos a la crítica al blanco denuncian a Henrique Capriles, Henry Ramos, Manuel Rosales o Henry Falcón  de ceder a los extremistas. Los acusan de temerle al deslinde, en vez de celebrar que apoyen a Guaidó y a la AN. 

No es por fe, virtud teologal de creer sin ver, que el país descontento sigue respaldando a Guaidó y exige a los partidos que amplíen y manejen con inteligencia tanta unidad como lo requiera el triunfo. Oslo evidenció un camino que indica que si es posible un cambio como resultado de un acuerdo, entre partes, para formar un gobierno de unificación nacional y realizar elecciones con un nuevo CNE y las exigencias de comicios libres.

En esta perspectiva, los actos de rebeldía deben ser útiles para alguien y algo, deben vigorizar una ventaja competitiva frente al gobierno, recomponer la capacidad de negociación de la oposición; en vez de escenificar amenazas sin tener con qué, golpes al vacío o el empecinamiento en prolongar la táctica dirigida a excluir la negociación con Maduro y fracturar a la FANB. Eso fracasó. La estrategia real se enfoca en el cese democrático y negociado de la usurpación. 

El giro radical de Guaidó, autorizar la negociación,  incendió de furia a los extremistas y lanzan fantasiosas propuestas en dirección contraria a una comunidad internacional que actúa para montar una negociación que asegure un acuerdo de gobernabilidad después de Maduro. El extremismo de la oposición y del gobierno coinciden en dinamitar el puente escandinavo. Para ellos, el acuerdo es kriptonita.     

Michelle Bachelet en Venezuela, ¿marcará una diferencia? @infocracia



Por Andrés  Cañizález


La visita de Michelle Bachelet a Venezuela esta semana, rodeada de altas expectativas por parte de diferentes actores políticos y sociales, genera una interrogante central: ¿marcará alguna diferencia en este país, signado por una profunda y extendida crisis humanitaria y de derechos humanos, la presencia en Caracas de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos?

En el imaginario de muchos venezolanos, tanto opositores como chavistas, prevalecen aun las imágenes de una cercana Bachelet con los difuntos Hugo Chávez y Fidel Castro. Aquella cercanía y pública simpatía de la dos veces presidenta de Chile con estas figuras le generan a los adversarios del chavismo el temor de que la visita, en este junio de 2019, sea una suerte de salvavidas para un chavismo notablemente menguante. Y no pocos funcionarios del régimen de Nicolás Maduro apuestan, también, a que esto sea así.

Desde las organizaciones de la sociedad civil, en tanto la medida en que conocen el funcionamiento de los órganos de Naciones Unidas y que han analizado la trayectoria previa de la oficina del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, esperan que Michelle Bachelet se mantenga en lo que ha sido su discurso previo, así como en la evaluación ya difundida con sendos informes dedicados a Venezuela.

Este país está atravesado por una crisis compleja que impacta a la población, especialmente a los más pobres, y prevalece una vulneración generalizada de los derechos humanos.

Aun cuando la Bachelet de años atrás haya simpatizado con Chávez y Castro, la Bachelet de ahora difícilmente podrá contradecir la documentación previa emitida por su propia oficina, los informes de otras agencias de la ONU y las propias palabras del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien ha manifestado su preocupación por la crisis generalizada del país y su impacto humanitario y en los derechos humanos.

Somos Cacao: Maria Fernanda Di Giacobbe, el cacao en Venezuela, por @tedxchacao_




De una manera muy única y poética, Maria Fernanda Di Giaccobbe nos transporta a los orígenes de la cultura venezolana a través del cultivo de los diversos tipos de cacao en el país. Ella es cocinera, empresaria, artista y chocolatera. Fundadora de KaKao @kakaochocolates chocolatería con la que ha desarrollado el concepto del chocolate venezolano, y desde 2009 ha promovido la transformación social de las comunidades de cacao a través del arte de la tienda de chocolates.

Ha llevado a cabo con éxito diversas iniciativas, como Cacao de Origen @cacaodeorigen, un lugar de encuentro que busca la investigación y la conservación del cacao y tiene su laboratorio "Bean to Bar" para convertir el cacao original en barras de chocolate.

Entre los más de 110 candidatos de 30 países, María Fernanda Di Giacobbe ganó el Premio del Mundo de la Cocina Vasca, un premio que reconoce las iniciativas de transformación a través de la gastronomía y la cocina.

También es la ganadora del Golden Fork 2015, el mayor reconocimiento otorgado a los chefs en Venezuela. Esta charla se dio en un evento TEDx utilizando el formato de conferencia TED pero organizada de forma independiente por una comunidad local.

Delincuencia transnacional organizada y tiranía, por @martadelavegav




Marta de la Vega 24 de junio de 2019

No es nueva la noticia denunciada en junio de 2019 por el Secretario General de la OEA Luis Almagro de la presencia de núcleos de terrorismo de Irán y Hezbollá asentados en territorio venezolano, en alianza con Nicolás Maduro. Las células islámicas terroristas se hallan sobre todo en la isla Margarita.

A ello se agregan las posiciones a favor del usurpador Maduro de los gobiernos de Rusia, Irán, China, Siria y, en América Latina, Cuba y Nicaragua, Bolivia, Uruguay y México. En los primeros, los intereses económicos en el país y la captura de recursos naturales venezolanos priman sobre supuestas consideraciones ideológicas.

En los segundos, o bien por fidelidad a la visión estereotipada de la izquierda como “redentora” y “progresista”, o bien como defensa doctrinaria más dogmática y sanguinaria, leninista y stalinista, del “comunismo radical”, como lo llama el Padre Alejandro Moreno, “que tiene 200 años de atraso”, a ser impuesto con lógica implacable antidemocrática en los gobiernos de Chávez y la tiranía de Maduro.

Solicitudes de asilo aumentan en Europa con la crisis de Venezuela, por @fraguarascio




Francesco Guarascio 24 de junio de 2019

El número de personas que buscan asilo político en la Unión Europea está aumentando de nuevo por los refugiados latinoamericanos, pero se espera que los flujos se mantengan muy por debajo de los niveles durante la crisis migratoria de Europa en 2015, según un informe publicado el lunes.

Entre enero y mayo, los miembros de la Asociación Europea de Libre Comercio (AELC), que incluye a los 28 países de la UE más Noruega, Suiza, Islandia y Liechtenstein, registraron más de 290.000 solicitudes de asilo, alza del 11% frente al mismo periodo de 2018, dijo la Oficina Europea de Apoyo al Asilo (EASO, por sus siglas en inglés).

El aumento se debió en parte al incremento de venezolanos y otros solicitantes de asilo latinoamericanos que huyen de las crisis políticas y económicas en sus países.

LA CRISIS DE LA SALUD EN VENEZUELA (Situación y Soluciones), por @CiprianoHeredia




Irán y Venezuela podrían complicar negociaciones globales sobre petróleo: Kazajistán, por @vsoldatkin ‏




Vladimir Soldatkin 24 de junio de 2019

Las negociaciones entre la OPEP y sus aliados el próximo mes sobre la posibilidad de extender un pacto de reducción de suministros de petróleo “no serán fáciles” y podrían complicarse por la situación que enfrentan Irán y Venezuela, dijo el ministro de Energía de Kazajistán, Kanat Bozumbayev.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros grandes productores, como Rusia y Kazajistán, se reúnen en Viena el 1 y 2 de julio para discutir sobre el acuerdo de producción global, que expira después del 30 de junio.

“Creo que no será fácil”, dijo Bozumbayev a periodistas sobre las conversaciones tras citar “posiciones diferentes” entre las parte sobre el pacto.

También destacó que Irán y Venezuela afrontaban sanciones estadounidenses. “¿Querrán extenderlo o no? Es difícil decirlo”, declaró.

Kazajistán desea que el acuerdo se extienda al segundo semestre este año, indicó, y sostuvo que prefería que el precio del barril se mantuviera en entre 60 y 70 dólares.

ONG y pariente en Venezuela denuncian dos nuevas capturas, demandan resultados a Bachelet, por @VivianSequera ‏




Vivian Sequera 23 de junio de 2019

Un grupo no gubernamental y una familiar denunciaron el sábado que dos militares en retiro fueron capturados y demandaron resultados concretos de la reciente visita al país de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet.

Bachelet estuvo de miércoles a viernes en Caracas, donde se reunió por separado con el presidente, Nicolás Maduro, y con el líder opositor Juan Guaidó, haciendo un llamado a las autoridades venezolanas “a liberar a todas las personas que están detenidas o privadas de libertad por ejercer sus derechos civiles y políticos”. [nL2N23S1FE]

En una rueda de prensa Alfredo Romero, directivo de Foro Penal, organización no gubernamental que defiende a detenidos, dijo el sábado que tenían reportes sobre detenciones: los militares en retiro Francisco Torres Escalona y Miguel Castillo Cedeño, ambos excoroneles de la Aviación.

LA SENDA ESTRECHA, por @hablarcondios




Francisco Fernández-Carvajal 24 de junio de 2019

— El camino que conduce al Cielo es estrecho. Templanza y mortificación.
— Necesidad de la mortificación. Lucha contra la comodidad y el aburguesamiento.
— Algunos ejemplos de templanza y de mortificación.

I. Mientras iban de camino hacia Jerusalén, uno le preguntó: Señor, ¿son pocos los que se salvan?1. Jesús no le contestó directamente, sino que le dijo: Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque muchos, os digo, intentarán entrar y no podrán. Y en el Evangelio de la Misa de hoy San Mateo nos ha dejado esta exclamación del Señor: ¡Qué angosta es la puerta, y qué estrecha la senda que conduce a la vida, y qué pocos son los que atinan con ella!2.

La vida es como un camino que acaba en Dios, un camino corto. Importa sobre todo que, al llegar, se nos abra la puerta y podamos entrar: «caminamos peregrinos hacia la consumación de la historia humana. Dice el Señor: Vengo presto y conmigo mi recompensa, para dar a cada uno según sus obras... (Apoc 22, 12-13)»3.

Dos sendas, dos actitudes en la vida. Buscar lo más cómodo y placentero, regalar el cuerpo y huir del sacrificio y de la penitencia; o bien, buscar la voluntad de Dios aunque cueste, tener los sentidos guardados y el cuerpo sujeto. Vivir como peregrinos que llevan lo justo y se entretienen poco en las cosas porque van de paso, o quedar anclados en la comodidad, el placer o los bienes temporales utilizados como fines y no como simples medios.

lunes, 24 de junio de 2019

El Efecto Bachelet por @hcapriles



Por Henrique Capriles


Comencemos por señalar, porque es relevante, que la visita de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la Organización de las Naciones Unidas no es una buena noticia para ningún país. Su llegada a cualquier nación, hecha en el marco de su labor dentro de las Naciones Unidas, es sólo un síntoma de que en ese país hay violaciones a los Derechos Humanos y crisis humanitarias que deben ser evaluadas, confirmadas y, quiera Dios, atendidas.

De modo que esta visita debe ser entendida como la consecuencia de una crisis humanitaria que, durante años, fue negada sistemáticamente por los responsables de este desastre.  Y, duélale a quien le duela, también debe ser analizada como una acción que llegó con meses de retraso en su itinerario, en especial cuando se considera la gravedad del informe que presentó su delegación en marzo pasado.

Así, Michelle Bachelet llevó adelante su breve visita con una agenda que, de manera evidente, tenía detrás la mano del régimen con intención clara de manipular su percepción. Es la manera en la que operan los totalitarismos. Una actitud que revela cuán desconectados de la realidad y cuán peligrosamente disociados están varios personeros de la dictadura, que son capaces de creer que unas manitos de pintura y un recorrido vigilado pueden modificar la visión de este desastre.

Cualquiera que haya estado atento a la visita habrá notado que las primeras imágenes que se hicieron públicas, salidas de las oficinas de prensa del régimen, mostraban una distancia enorme entre Bachelet y el desfile de indolentes que posaron delante de la bandera. Y esa distancia sólo se fue agrandando, metafórica y políticamente, a medida que avanzaba la agenda de la Comisionada.

Es fácil calcular la cantidad de mentiras y el tipo de patrañas que deben haber servido de eje a esas declaraciones. El problema para la dictadura radica en que esa estrategia, trasnochada y soviética, de hacer que la visita comenzara y terminara con el discurso “oficial” sólo podía terminar de hundir a la usurpación. Y eso tenemos que entenderlo como una victoria.

No una victoria de Bachelet, sino nuestra.

No una victoria de los partidos, sino de Venezuela.

No una victoria de la ONU, sino de nuestra ruta política.

Bachelet en Caracas por @FernandoMiresOI



Por Fernando Mires


Dejemos de lado admoniciones de políticos sin política, de los que intentan perfilarse con críticas a la visita de la comisionada de la ONU, de los que procuran ocultar omisiones y errores para hacer de Michelle Bachelet un chivo expiatorio sobre quien descargar frustraciones, e incluso de los ilusionistas que esperan de la tan anunciada visita un cambio radical en la vida del país.

Bachelet, importante es precisarlo, va a Venezuela comisionada por las Naciones Unidas. En ese sentido importa poco su pasado político y mucho menos su gestión como gobernante de Chile. En la alta política, sobre todo en la internacional, el cargo hace a la persona y no la persona al cargo. Máxime cuando Bachelet solo es representante de una comisión formada por muchas sub-comisiones donde las decisiones no pueden ser tomadas de modo uni-personal. En fin, Bachelet en Caracas no puede ser ni será Juan Pablo ll en Varsovia, aunque al llamado de Guaidó las calles se llenen de manifestantes.

Después que se vaya Bachelet de Venezuela, la visita pasará lentamente al olvido, oculta por otros avatares que suceden en ese país donde todos los días pasan tantas cosas y a la vez nunca pasa nada.

Lo que no quiere decir que la visita de Bachelet carezca de importancia. En ningún caso: puede ser decisiva en muchos aspectos, bajo la condición, claro está, de que logre articularse con otros hechos y procesos que tienen lugar fuera y dentro de Venezuela.

Escribo estas notas antes de que Michelle Bachelet desembarque en Maiquetía. No obstante, todos los indicios hacen pensar en que la visita de la funcionaria internacional cubrirá tres aspectos fundamentales: el primero será informarse al detalle de la realidad del país, el segundo escuchar atentamente a las partes y el tercero, explorar modos internacionales de mediación que ayuden a sacar al país de la crisis política en la que se encuentra inmerso.

De acuerdo al primer aspecto nadie podrá impedir que el informe que redactará la comisión sobre la situación de los derechos humanos en Venezuela sea condenatorio al régimen. Por de pronto, nada ha cambiado desde el último informe que entregara la comisión en marzo del 2019. Todas las acusaciones que pesan sobre el régimen de Maduro son conocidas y es imposible desmentirlas en un lapso tan breve. Violaciones de los derechos humanos, juicios sumarios, maltrato a los prisioneros políticos, subordinación del poder judicial al ejecutivo, desconocimiento de la AN, perversión del sistema electoral, deplorable situación en las escuelas, hospitales y cárceles; y paremos de contar.

Cabe asimismo esperar que las fracciones principales que conforman la oposición venezolana utilizarán el nuevo informe Bachelet para insistir en sus hasta ahora fallidas propuestas. Los ultra- extremistas -Machado, Ledezma y Arria- volverán a exigir una intervención armada desde el exterior y el grueso de la oposición que sigue a Guiadó continuará aguardando que de un modo mágico o bíblico tenga lugar el mítico “cese de la usurpación”. En fin, nada nuevo bajo el sol. Lo importante es que de un informe abiertamente condenatorio a su gestión nadie va a salvar a Maduro.

Comunicación de Caritas de Venezuela, de la iglesia católica venezolana, en el marco de la visita a Venezuela de la Dra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de los DDHH de la ONU Caracas, por @caritasdevzla



Caritas de Venezuela 24 de junio de 2019

Comunicación de Caritas de Venezuela, de la iglesia católica venezolana, en el marco de la visita a Venezuela de la Dra. Michelle Bachelet, Alta Comisionada de los Derechos Humanos de la ONU, Caracas 19 al 21 de junio del 2019

Dra. 
Michelle Bachelet 
Alta Comisionada para los Derechos Humanos
Organización Naciones Unidas 
Presente.-

Estimada Dra. Bachelet:

Apreciamos su valiosa presencia en nuestro país, así como el tiempo y la atención que le ha dedicado a los resultados del trabajo de las organizaciones sociales venezolanas, que junto a la iglesia católica han sido permanentemente considerados por las instancias de la oficina que representa, cuyas puertas siempre han estado abiertas para nosotros.  Sabemos que  ha dado una consideración cuidadosa a todas nuestras denuncias y registros, como bien hemos constatado en sus últimos informes.

Nuestro mensaje hoy es de urgencia. Confiados en sus palabras al declarar “Me esforzaré por ser su voz y su firme defensora, con total objetividad, sin temor ni favor”, es que acudimos a entregar un clamor que ya excede el llamado de socorro que  hemos pedido ya durante varios años. Queremos hoy traer la voz de nuestra gente, vulnerada y disminuida en su dignidad y hablar de:

1.   El retardo del crecimiento por desnutrición crónica. Después de evaluar a más de 30 mil niños en estos últimos 3 años, Caritas puede hablar con pesar de todos estos niños pequeños que están entrando a su edad escolar con retardo de su crecimiento físico y el rezago cognitivo, afectivo y social que eso significa para ellos y para el capital humano con el que nos tocará en los años venideros restaurar nuestra nación. Más de un tercio de los niños que estamos atendiendo están ya en esta situación. Esto es producto de privaciones injustificables que se acumularon todo este tiempo que hemos estado esperando por una solución.
2.   La diáspora masiva:La fisura extensa e irreparable que está dejando en nuestro tejido la emigración. Uno de cada 13 venezolanos se ha ido ya, buscando un lugar donde la vida sea posible. Estamos perdiendo el alma de nuestro pueblo: se nos están yendo madres, padres, maestros, médicos, investigadores, hermanos, personal humanitario, nuestros ancianos. Estamos perdiendo capacidades, cuidado, memoria y todos los vínculos sociales y afectivos que sostienen la institución familiar.
3.   Las nuevas formas de esclavitud: el trabajo precario, la trata de personas, la prostitución hoy merman la integridad física, espiritual y moral. Llegamos al límite. Son miles los venezolanos a los que se le agotaron los medios y están transando su vida con lo único que les queda, su propia integridad. La situación nos está asfixiando hasta llevarnos a tasas sin precedente de suicidios, de prostitución y de hermanos atrapados en redes de trata de personas, en el tráfico ilegal, en trabajos forzados, en situación de esclavitud.
4.   La deserción de nuestro sistema educativo, tanto de alumnos, como de maestros y profesores, está desmantelando el futuro del país. Venezuela tiene, ahora mismo, más de la mitad de sus aulas en escuelas y universidades, vacías. Qué futuro nos depara esto.
5.   La violencia como forma de intercambio social, que atraviesa todas las esferas ya de nuestra sociedad y de nuestras familias. Nos compromete, especialmente, la violencia alimentaria, porque la hemos seguido y registrado. Ésta no es solo la violencia con la que han destruido nuestra agricultura, o la de la escasez y la corrupción. Es también la violencia alimentaria simbólica con la que nos han quitado la memoria, la tradición, el derecho a comer por preferencia y la comensalía como espacio sagrado de creación y vínculo social.
6.   El deterioro físico y la angustia de nuestro propio equipo humanitarioagobiado ante la magnitud creciente de la tarea y las restricciones para operar sin combustible, sin servicios, sin insumos y sin que se nos de la legitimidad necesaria. Es hora de sincerar lo que nos pasa.
7.   La pérdida del Estado de Derecho como recurso, como referencia y valor. No hay a quien acudir, es el sentimiento de orfandad de las víctimas de la violencia del Estado. Esta pérdida afecta nuestra cultura de derechos y nuestra civilidad al erosionar el respeto por la institucionalidad, por el orden, por la justicia y la verdad.
8.   La depredación del medio ambiente por el extractivismo de la riqueza mineral y sobre todo humana. Poblaciones indígenas diezmadas por las epidemias y por una cultura de explotación asociada a la minería ilegal están acabando con una selva que es de toda América.

¿Ante toda esta destitución, qué nos quedará para restaurarnos a nosotros mismos? Este daño es necesario detenerlo ya, para poder reparar las profundas heridas causadas durante tantos años. Es por esta razón que la Iglesia Católica y  Caritas de Venezuela solicita: 

1.   Que en su próximo Informe de Julio, continúe reflejando la grave situación de derechos humanos que se vive en Venezuela.
2.   Que exija al gobierno abrir una oficina de DD.HH. de la ONU en Venezuela que monitoree el cumplimiento de las recomendaciones para restituir los derechos vulnerados.
3.   Que intervenga para que se logre la restitución de los derechos electorales, políticos y económicos de los venezolanos, que permita a todos los ciudadanos vivir en Venezuela con libertad, dignidad y progreso.
4.   Que solicite el desmonte del FAES y de los grupos irregulares que actúan como cuerpos de control, coacción y violencia contra los ciudadanos.
5.   Que se reconozca las organizaciones de la sociedad civil como actores importantes en la actuación frente a la crisis humanitaria. Y que el Estado otorgue las facilidades para su operación y logística.
6.   Que se haga público la data oficial sobre los temas importantes de la vida del venezolano, que permitan tomar medidas correctivas a través de políticas públicas.
7.   Que se flexibilice para las ONG(s) los requerimientos para recibir donaciones, con miras al escalamiento  de la asistencia humanitaria en acción coordinada con el Plan de asistencia de Naciones Unidas.

Caritas espera resultados favorables de su visita y que su compromiso abone los caminos de la diplomacia y la coordinación hacia una articulación solidaria y fraterna que fortalezca las capacidades, tanto del Estado venezolano, como de su sociedad civil, para atender estas urgencias que le hemos expuesto.

Caritas ratifica su disposición a continuar trabajando en los espacios de cooperación y respeto del Sistema de Naciones Unidas en Venezuela y con el equipo y los mecanismos que dentro de este Sistema usted disponga para ello.

Que la Santísima Trinidad y nuestra patrona, la Virgen de Coromoto, guíen su caminar en la importante labor que le ha sido encomendada.

ANEXOS:

CUÁL ES LA ESCALA DE DAÑOS

DESNUTRICIÓN AGUDA.

  • Ahora mismo, 52 de cada 100 niños que están llegando a Caritas tienen algún tipo de déficit nutricional reciente.
  • 10% de ellos necesitan ayuda humanitaria inmediata, unos 130.000 niños pequeños. Nosotros hemos podido salvar solo a 11 mil. Queremos salvarles a todos.
  • 24% de las mujeres embarazadas que recibimos cursa su embarazado con desnutrición. La tercera parte de ellas no tiene todavía 18 años.

Fuente: Caritas Venezuela. Monitoreo Centinela de la Seguridad Alimentaria y la Desnutrición Aguda. S.A.M.A.N.R

RETARDO DEL CRECIMIENTO. DESNUTRICIÓN CRÓNICA

  • Ahora mismo, más de un tercio de los niños y niñas que están llegando a Caritas (35%) ya viene con retardo irreparable de su crecimiento físico. Son niños que están viviendo en privación nutricional al menos hace 5 años.
  • En el 2017 era el 27%. esto es evidencia suficiente que han vivido bajo múltiples carencias, al menos, desde el
  • El retardo de crecimiento se detecta incluso en niños menores de 1 mes

Fuente: Caritas Venezuela. Monitoreo Centinela de la Seguridad Alimentaria y la Desnutrición Aguda. S.A.M.A.N

ECHAR EL RESTO: COMO ESTÁMOS SOBREVIVIENDO
  • 6 de cada 10 familias que escuchamos están viviendo de la mendicidad y rebuscando comida en los vertederos de basura
  • 7 están comiendo cosas que preferirían no tener que comer
  • 4 han tenido que vender sus enseres, destituirse para comprar alimentos
  • 5 se han ido a dormir sin comer
  • 4 han tenido que separarse como familia para poder vivir

Fuente: Caritas Venezuela. Monitoreo Centinela de la Seguridad Alimentaria y la Desnutrición Aguda. S.A.M.A.N

COMER CON SUMISIÓN

  • Han desaparecido del patrón alimentario de la gente más empobrecida la leche, los vegetales, la carne, el pescado, los huevos, el pescado.
  • 7 de cada 10 de nosotros depende absolutamente de comprar la caja de alimentos que el Estado les vende.

Fuente: Caritas Venezuela. Monitoreo Centinela de la Seguridad Alimentaria y la Desnutrición Aguda. S.A.M.A.N

Tomado de: http://caritasvenezuela.org/comunicacion-de-caritas-de-venezuela-de-la-iglesia-catolica-venezolana-en-el-marco-de-la-visita-a-venezuela-de-la-dra-michelle-bachelet-alta-comisionada-de-los-derechos-humanos-de-la-onu-caracas#.XQ1FJC2emkY.twitter

Bachelet. La fuerza de la verdad, por @AmericoMartin




Américo Martín 23 de junio de 2019

No fue especialmente efectiva, como pudo temerse, la ciega campaña contra la unidad nacional; esa confluencia que se había terminado de ensamblar el 5 de enero de 2019, y cuyos emblemas actuales son Guaidó, la Asamblea Nacional y aproximadamente 500 organizaciones nacionales, regionales y locales de la sociedad civil que nacieron o se revigorizaron resistiendo las acometidas del mítico “antiderecho” revolucionario; y seguramente más todavía por la destrucción de la capacidad productiva del país, que ha hundido en tenebrosas profundidades la vida de los venezolanos. Fenómenos como el hambre, la desnutrición de las franjas sociales más vulnerables, la inseguridad social y personal, la profunda crisis de los servicios públicos, la agonía de la educación en todos sus niveles, y de la salud, el desempleo masivo y la carestía derivada de una absurdamente crónica hiperinflación.

Pese a las consideraciones que se hagan sobre la geopolítica o los intereses insoslayables de cada país la solidaridad internacional comprometida con el nuestro ha levantado vuelo de cóndor. Nunca el mundo fue tan solidario con Venezuela ni respetó tan escrupulosamente el sólido cimiento constitucional de la AN y del presidente interino, guardando por supuesto un lógico límite racional: la solución debe ser pacífica y electoral. Y en eso y para eso se concentra la lucha democrática.

Una síntesis del “antiderecho” proporciona un ensayo solicitado por el Club de Roma, capítulo venezolano, al jurista y pensador del derecho Nelson Socorro.

·                En los últimos años se aprobaron –dice Socorro- una Constitución, una enmienda, 270 instrumentos legales y cientos de instrumentos sublegales, además de sentencias de rango constitucional que en su conjunto cambiaron la base misma de la constitucionalidad, dando lugar a un “nuevo Derecho” cuyos fundamentos niegan los ordenamientos legales del mundo civilizado.

·                Pudiera pensarse que una élite de excelsos juristas ha tomado por asalto a Venezuela para enseñar al mundo el Derecho del futuro. El problema es que este asalto nos ha devuelto a una etapa oscura de la civilización. El fundamento del poder es divino. Las autoridades no responden de sus actos. Hostil al hallazgo de la división del Poder, el antiderecho hace del vicio de su concentración una insólita “virtud”, para que de sus entrañas fluya la dictadura.

Para cumplir con la obligación de profundizar en el conocimiento del drama venezolano, tomar medidas que contribuyan a superarlo y escuchar informes serios y documentados acerca de sus agresivas deformaciones ha llegado a Venezuela Michelle Bachelet, Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos y tradicional luchadora en defensa de tales derechos y del progreso continental, quien, con la seriedad del caso, ha venido trabajando la situación de Venezuela, testimonio de lo cual son las importantes consideraciones de su personal técnico, vertidas en cuando menos dos informes preliminares

Su visita ha sido recibida con notable interés por las instituciones democráticas reconocidas en el país y el mundo, incluidas las estranguladas universidades y el ilustrado pensamiento que reúnen las mencionadas organizaciones civiles, los partidos democráticos y esa amplia mayoría que lucha por el estado de derecho, la verdadera inclusión y la urgente prosperidad.

Todos hubieran querido que se prolongara la estada de la Alta Comisionada. Pero el tiempo es corto, aunque la esmerada organización civil y democrática y la propia Comisionada han extremado sus movimientos con el fin de recoger una síntesis apropiada de las dimensiones de la crisis. Con la atención universal sobre nuestra abrumada realidad y la musculatura organizacional proporcionada por la constante expansión de la organización democrática, Bachelet dejará una estupenda huella en el camino hacia la libertad de Venezuela.

Américo Martín