10 Últimos

viernes, 28 de julio de 2017

¿Qué Tenemos que hacer un día después? Por @DiarioTalCual


Por Rafael Viloria


Venezuela está, salvo algunas excepciones, inmersa en una crisis que tiene signo de aciaga pesadilla, que vivimos todos los venezolanos, sean estos del nivel que sea. Ello ha traído como consecuencia lo que pudiera desencadenar en un cataclismo de imponderables magnitudes.

Lo reflejan los grandes medios de comunicación de carácter nacional, regionales, las redes sociales, el comentario comunitario etc. De ello se han hecho eco, los medios internacionales. Los entes de organizaciones de representación mundial, políticos, religiosos, etc. Es decir el mundo entero conoce nuestra situación de crisis integral. Es notorio, público y comunicacional las razones sociales, económicas y políticas que inspiran las causas, efectos y consecuencias que de la particular crisis se derivan, que a la postre es desestimable por lo complejo del tamaño del desenlace en perspectiva.

Formulas vienen, formulas se van todas por supuesto extrañamente coinciden en un hecho común: la improvisación utópica.

Mientras que eso ocurre, los venezolanos: pareciéramos subyugados, petrificados ante unos propósitos  que lo único que está logrando es crear un ambiente de inconmensurable confusión propio de un cataclismo. Frente a ello, los venezolanos tenemos que plantearnos que vamos hacer frente a la cruda realidad de lo que será inevitable en lo positivo o negativo desenlace. El despertar mañana.

Sin duda que no es, ni será fácil lo que se nos avecina. No es lo mismo iniciar la construcción de un castillo, que recoger sus escombros y volverlos a levantar. Es como tratar de recoger la leche que del cántaro se derramó. No será fácil resolver en el seno de lo “social”, el rescate de la práctica, defensa y preservación de los “valores y principios”.

En Venezuela: la crisis de valores y de principios, constituyen la tarea más difícil (no imposible) de resolver. La historia (12-01-1824) de la patria refleja, la decisión del Libertador de “castigar con pena de muerte a quien robara de un peso  en adelante del erario público”. Ello pareciera indicar la presencia de la corrupción en los  “anales” de la patria, en los albores de la independencia. Qué pena que en los anales de hoy esa decisión no se  mantenga. La práctica (cual vicio indetenible) de la corrupción, convertida en flagelo social; constituye la tarea más aguda en el propósito de resolverla.

Los que inventaron otra vez la política @prodavinci


Por Marcelino Bisbal


* A los jóvenes y estudiantes de este tiempo. Ellos que volvieron a inventar la política en todos los sentidos

1. No nos vamos a referir a quienes acuñaron el término política, que proviene de la palabra griega polis. Con este vocablo los griegos querían nombrar a la ciudad y a lo civil, a lo público, a lo social. Fue la irrupción de la ciudadanía en el mundo de lo social y su conformación como sociedad civil. Desde ahí vamos a partir en este escrito.

2. Sirva el epígrafe de dedicatoria como punto de partida para reflexionar sobre lo que nos acontece en estos días. Es decir, la convocatoria a una inconstitucional Asamblea Nacional Constituyente en la que el poder ha depositado toda su confianza para afianzarse, con más fuerza aún que la que tiene, con todas sus energías con y en el propósito de convertir a la República en una suerte de gobierno absolutista en donde solamente ellos sean los que determinen lo que los venezolanos debemos de ser, querer y sentir…

Los caracteres aquí ofrecidos quieren servir de reconocimiento a los jóvenes, muchos de ellos o casi todos estudiantes, quienes han salido a la palestra de la calle y a distintos espacios para discutir y hablar de política, de democracia, de libertad, de futuro, de historia y para recordarnos, como decía Asdrúbal Baptista, que lo político y lo histórico han de entenderse como inseparables.

3. Volvamos la mirada hacia el pasado. Hagamos una analogía en el tiempo y en distintos momentos de nuestra historia reciente. Dejemos, por un momento nada más, lo circunstancial que nos preocupa e incluso nos agobia.

Nos ubicamos en 1928 y los acontecimientos que allí se dieron. Un grupo de jóvenes universitarios de la Universidad Central de Venezuela (no traspasaban los veinte años) y que a propósito de la elección de una reina de carnaval, salían a la calle en lo que era la Semana del Estudiante. Allí comienzan sus discursos y proclamas, que poco a poco, se van cargando de política en contra de la dictadura gomecista.

El Choque De Trenes por @Leonardo_Padron


Por Leonardo Padrón


El sobresalto se ha convertido en nuestro clima natural. Tenemos años –muchos, demasiados años– refiriéndonos a cada tiempo que se aproxima como “el gran desenlace”, “los días cruciales”, “la cuenta regresiva”, los capítulos culminantes”. Y, para asombro de todos, cada momento de tensión final le abre la puerta a un nuevo capítulo. Como si se tratase de una telenovela que se niega a culminar y enrosca su trama infinitamente. El infierno de Dante y los nueve círculos que retrata en la Divina Comedia son apenas literatura ante las distintas capas de horror que hemos ido descubriendo los venezolanos. Nunca una pesadilla había tenido tantos sótanos. Nunca en nuestra historia moderna habíamos lidiado con tanta adversidad colectiva. La revolución chavista se ha convertido en una catástrofe de dimensiones colosales. El dolor nos ha tumbado la vida a culatazos y patadas.

En estos días previos al domingo 30 de julio, fecha que parece marcar el fin de un país y la llegada de Cuba a tierra firme, se asomó la posibilidad de una negociación entre la dictadura de Maduro y la oposición democrática. Dicha negociación no buscaría otra cosa que evitar el choque de trenes. Se trataría de procurar que las herramientas de la discusión volvieran a ser las palabras y que no nos entregáramos, suicidamente, al argumento de las armas y la fuerza bruta. El solo asomo de la palabra negociación, tan satanizada, tan estigmatizada, gracias a las torpezas y/o vilezas de sus propios oficiantes, encendió las alarmas de muchos. Pero, a pesar de su ya mala reputación, el diálogo se jugaba una última oportunidad: o nos comenzamos a entender o nos terminamos de matar. El espíritu reinante en algunos era procurar un entendimiento que nos alejara de la barbarie y nos acercara al abecedario de la civilización. Pero fuentes cercanas a los dialogantes dejaron escapar la noticia: la negociación baja la Santamaría, la ANC va con todo, se impone la ruta de los radicales del régimen, bienvenida la confrontación, las sanciones, lo que sea, “nos seguimos volviendo locos”.

Vamos a seguir por @RobertoPatino


Por Roberto Patiño


Faltando pocos días para la realización ilegal de la constituyente los venezolanos vivimos una realidad de conflicto,  profunda angustia y preocupación ante un régimen que busca imponerse por la fuerza pese al rechazo de todo un país.

Hemos mantenido la protesta y nuestra convicción de darle solución democrática a los graves problemas de la crisis. Pero ante la presión de Venezuela y el mundo, el gobierno de Nicolás Maduro ha respondido con una escalada de violencia, censura y represión. Los días posteriores a las ya infames sentencias del TSJ que inhabilitaban a la AN, desenmascarando la identidad dictatorial del gobierno, han estado signados por los asesinatos a manos de cuerpos de seguridad y grupos paramilitares de más de cien venezolanos, así como millares de detenciones y violaciones a los derechos humanos.

La sociedad venezolana ha sido duramente vulnerada, en medio de una situación de altísima conflictividad y violencia, signada por la crisis histórica, con la actuación del Estado como uno de los principales factores de perjuicio a la convivencia. Nuestra vida cotidiana ha sido afectada de forma profunda, así como nuestros espacios más íntimos y personales. El ánimo de estos días es de crispación, rabia y miedo, ante los escenarios más desfavorables de agravamiento de la crisis y consolidación de la dictadura.

Pero creemos que en el actual momento es necesaria la toma de conciencia ante los hechos, para verlos también  como señales de transformaciones significativas en nuestra sociedad. Cambios positivos que en medio de la tragedia señalan el proceso de surgimiento de la Venezuela posible.

Grupo paraestatal atacó vivienda de dirigente comunitario del 23 Enero por @CronicaUno


Por Redacción


El dirigente comunitario, Manuel Mir, de la parroquia 23 de Enero, denunció que un grupo de 7 hombres vestidos de civil, con armas largas, intentó allanar su residencia  alrededor de las 12 de la noche de este miércoles, en un supuesto intento de “aprehensión” en su contra, sin presentar credenciales de algún organismo policial ni militar, ni una orden judicial por parte del Ministerio Público.

Mir precisó que ese mismo día varios vecinos le alertaron que se iba a presentar un hecho irregular contra su persona por parte de grupos afectos al oficialismo. “En el momento en que intentaron allanar mi vivienda no me encontraba en el lugar, desde muy tempranas horas se escucharon rumores en la parroquia, por eso mismo fui más precavido”, detalló.

El líder vecinal indicó que el presunto “allanamiento” no se concretó y que ocasionaron destrozos en la entrada principal y la fachada de su vivienda. “Ellos no lograron lo que venían hacer, solo saben generar violencia y odio en la comunidad”, sostuvo.

Explicó que no es la primera vez que ha recibido amenazas por parte de grupos paraestatales en la zona. “Nosotros los dirigentes sociales sabemos el peligro de nuestra labor en una zona como el 23 que está asediada por los colectivos”, aseguró.

DESDE VARSOVIA A CARACAS, por @FernandoMiresOl



Fernando Mires 27 de julio de 2017

Desde Varsovia a Caracas hay un largo trayecto pero en términos políticos una cada vez más notoria cercanía. En Polonia el autoritarismo del partido Ley y Justicia y en Venezuela la dictadura de Nicolás Maduro.

Por cierto, no se trata de comparar el ultra-conservadurismo de Beata Szydlo con el troglodismo de Maduro. Dos personas separadas por siglos civilizatorios. Pero es innegable que ambas naciones experimentan los efectos de una radical involución política.

Venezuela clama tolerancia y compasión, por @OmarVillalbaG



Omar Villalba 26 de julio de 2017

Los venezolanos estamos experimentando un estado emocional muy fuerte, siendo lego en psicología y temas de espiritualidad, me toca hoy reflexionar sobre nuestros instintos, emociones y acciones ante el capítulo que estamos viviendo.

Todo lo que están leyendo se refiere a mi observación, a la observación interior, a verme en retrospectiva sobre las acciones que he realizado a lo largo de mi vida, aceptando, valorando y responsabilizándome de cada una de ellas, y allí es donde he encontrado el significado real de la tolerancia y la compasión. Comenzando por mí, pues como servidor público, se hace necesario la practica de valores primero en mí, para que con el ejemplo, otros puedan practicar también, pues antes que ciudadano soy un alma, hijo de Dios, con defectos, errores, virtudes y disposición de estar atento para aprender de mi entorno.

Comunicado de la Presidencia de la CEV ante las elecciones para la Constituyente, por @CEVmedios




CONFERENCIA EPISCOPAL VENEZOLANA
PRESIDENCIA

ANTE LAS ELECCIONES PARA LA CONSTITUYENTE

Dios no hizo la muerte ni se recrea en la destrucción de los vivientes (Sabiduría 1,13)

1.- Faltando pocas horas para las elecciones de la Asamblea Nacional Constituyente, la Presidencia de la Conferencia Episcopal Venezolana reitera su rechazo a esa iniciativa, por considerarla inconstitucional, pero además, innecesaria, inconveniente y dañina para el pueblo venezolano. En efecto: no ha sido convocada por el pueblo, tiene bases comiciales inaceptables, y en ella estarán representados sólo los partidarios del oficialismo. Será un instrumento parcializado y sesgado que no resolverá, sino agravará los agudos problemas del alto costo de la vida, la escasez de alimentos y medicamentos que sufre el pueblo, y ahondará y empeorará la profunda crisis política que padecemos actualmente.

2.- Vivimos horas difíciles cargadas de incertidumbres y contradicciones, lo que en otras latitudes es expresión normal de la ciudadanía, entre nosotros se convierte en enfrentamientos de creciente intensidad y con un ventajismo desgarrador: efectivos militares y policiales, y grupos civiles armados afectos al gobierno, obran coordinadamente atropellando al pueblo que manifiesta su descontento y su rechazo a la asamblea constituyente.

3.- Una vez más alzamos nuestras voces contra la violencia, venga de donde venga. Es preciso que si se da ese proceso, que no apoyamos, se desarrolle sin violencia. La violencia no puede ser nunca la forma de solucionar los conflictos sociales que se agravan día a día en nuestra sociedad venezolana. La represión desmedida con saldo de heridos, muertos y detenidos genera mayor violencia.

4.- Queremos recordarle a la FANB, responsable en estos días con el Plan República, que su primera obligación es con el pueblo y está llamada constitucionalmente a defender la vida de todos los ciudadanos, sin distingos de ninguna clase ni parcializaciones políticas. Los hechos del día de ayer no parece que vayan en esa línea; por tanto, que en estos momentos de tensión no sea la irracionalidad y la fuerza bruta la que pretenda solucionar el reclamo de buena parte de la sociedad.

5.- El papel primario de la FANB es mantener la paz y el orden para que la racionalidad y el actuar de las partes en conflicto tienda puentes que superen el caos en el que estamos sumidos. No aumentemos más el sufrimiento y la angustia de tanta gente que quiere vivir en paz, que se escuche y respete su voz de protesta y se encuentren caminos de entendimiento y bien para todos. Como nos dice el Papa Francisco "el conflicto no puede ser ignorado o disimulado. Ha de ser asumido. Pero si quedamos atrapados en él, perdemos perspectivas, los horizontes se limitan y la realidad misma queda fragmentada" (EG 226).

7.-Desde el fondo de nuestro corazón y como expresión de fraternidad surgen dos expresiones muy humanas y cristianas: un "no matarás" física o moralmente en forma de violencia y represión que generan muertos, heridos y encarcelados; y un "cultiva la vida" en medio del pueblo por la solidaridad que comparte el pan, el medicamento, la vida en común, la verdad que enaltece, el bien que nos hace mejores, la fe que siembra esperanza.

8.- Que el Señor y la Virgen de Coromoto bendigan a Venezuela y que los venezolanos podamos resolver nuestros conflictos de manera pacífica. Amén.



Caracas, 27 de julio de 2017

+Diego Rafael Padrón S
Arzobispo de Cumaná
Presidente de la CEV.

+José Luis Azuaje Ayala
Obispo de Barinas
1° Vicepresidente de la CEV

+Mario Moronta Rodríguez
Obispo de San Cristóbal
2° Vicepresidente de la CEV

+Víctor Hugo Basabe
Obispo de San Felipe
Secretario General de la CEV

+Jorge Cardenal Urosa Savino
Arzobispo de Caracas
Presidente Honorario de la CEV

+Baltazar Cardenal Porras C.
Arzobispo de Mérida
Presidente Honorario de la CEV

Unidad Democrática convoca a calle contra la Constituyente este viernes, sábado y domingo



Redacción 27 de julio de 2017

La Unidad Democrática convocó este jueves a los venezolanos a una jornada de calle para el próximo viernes, sábado y domingo en todo el país.

“Todos a la calle este viernes, sábado y domingo contra la Constituyente de Maduro”, dijo el primer vicepresidente a la Asamblea Nacional, diputado Freddy Guevara en una rueda de prensa en representación de la coalición política a propósito de los resultados del Paro Cívico de 48 horas.

¡Hoy: Marcha y tranca contra la constituyente! A partir de las 12:30M, por @rescatemos_vzla





¡MAÑANA: Marcha y tranca contra la constituyente! A partir de las 12:30M todos los venezolanos en cada rincón de Venezuela toman las calles!

jueves, 27 de julio de 2017

Sanciones: Una amenaza creíble con efectos devastadores por @agrisanti y @GorkaLG


Por Alejandro Grisanti y Gorka Lalaguna


Días atrás, en lo que algunos han catalogado como el mayor acto de resistencia cívica de nuestra historia republicana, alrededor de 7,6 millones de venezolanos fijaron una posición de rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) propuesta por Nicolás Maduro. Luego de la consulta popular, la comunidad internacional se pronunció en una tónica proclive a la negociación, la restauración del hilo constitucional y una salida pacífica al actual conflicto político que atraviesa el país.

Estados Unidos merece una mención aparte. De acuerdo con un comunicado del presidente estadounidense, Donald Trump, “Estados Unidos no se quedará de brazos cruzados mientras Venezuela se desmorona. Si el régimen de Nicolás Maduro impone su ANC el próximo 30 de julio, los Estados Unidos tomará fuertes y abruptas acciones de carácter económico”.

Adicionalmente, España solicitó a la Unión Europea (UE) que no descarte en aplicar sanciones “individuales y/o selectivas” en caso de que el proceso constituyente siga adelante. Luego de estas declaraciones, creemos que es necesario revisar otros procesos de sanciones para estimar sus efectos sobre la economía  venezolana.

Los costos resultarían alarmantes dados los precedentes inmediatos de sanciones de este tipo y el particular contexto económico venezolano, por lo que consideramos necesario que el gobierno evite someter a la población al impacto de las mismas.

Desobediencia civil: rebelión contra la ley de los tiranos por @WolfgangGil


Por Wolfgang Gil Lugo


“La desobediencia, a los ojos de cualquiera que haya leído la historia, es la virtud original del hombre. El progreso ha llegado por la desobediencia, por la desobediencia y la rebelión”
Oscar Wilde

En la Apología, Platón describe cómo Sócrates defiende, contra sus enemigos, su derecho y su deber de enseñar a los jóvenes su visión de la moral y la verdad. Los enemigos lo acusan de pecar contra la ciudad. Se le acusa de un doble delito: introducir nuevos dioses y corromper a la juventud. Al revisarse el texto platónico, nunca está el contenido de tales acusaciones. Lo que resulta evidente es que sus detractores hacían una clara interpretación de las leyes para anular su magisterio.

Uno supone que el nuevo dios que introduce Sócrates es la conciencia individual, el Daimon, la cual no se somete a lo gregario, ya sean tradiciones o presiones sociales. De la misma forma, se infiere que la corrupción a los jóvenes consiste en la enseñanza socrática del desarrollo de la investigación racional libre que evita el dominio ideológico.

La actitud de Sócrates es rebelde. Uno puede pensar que su posición se reduce a oponerse a las leyes. En otro dialogo, el Critón, cuya acción transcurre en prisión, luego del juicio, mientras Sócrates espera la condena a muerte, Platón narra cómo un amigo del filósofo le ofrece la huida y Sócrates la rechaza. Se rehúsa en nombre de las leyes. Se considera un ciudadano que ha recibido todo de la ciudad, por lo que le debe su obediencia.

La pregunta es si Sócrates se rebela contra las leyes o las acepta. La respuesta es compleja. Sócrates está dispuesto a acatar las leyes divinas. En nombre de ellas, está dispuesto a desafiar las leyes humanas. Se sublevó contra las leyes de la ciudad que consideraba injustas, pero su rebelión no era porque estaba por debajo de la ley, más bien él pensaba en términos que superaban la legalidad humana, en otras palabras, se ponía al nivel de las leyes divinas.

ANTIDIÁLOGO Y DIÁLOGO


Por Luis Ugalde


Todo diálogo tiene que ser dentro de la Constitución y para cumplirla, no desde su violación y para eliminarla. Es falsa la propaganda que presenta la Constituyente (ANC) fraudulenta como fórmula de amplio diálogo, cuando en realidad es una declaración de guerra contra las instituciones democráticas, muerte para la Constitución y eliminación de la oposición y de los derechos democráticos de la población. Constituyente que elimina la Constitución y la expresión de la soberanía popular en el voto libre secreto y universal, y no resuelve ninguno de los problemas, sino que bloquea las salidas. Mienten al decir que una nueva Constitución es necesaria para que haya alimentos, medicinas, seguridad ciudadana e ingresos suficientes sin inflación. Sin  el testimonio directo de las víctimas, yo no hubiera creído en la perversión con que el gobierno está chantajeando y obligando a votar el 30 de julio, abusando de la necesidad de comida y trabajo. Métodos canallescos e indignos que dejan al pobre sin alternativa. Al final darán el resultado que quieran, triplicando el número de los que voluntariamente hubieran votado. Esta Constituyente es anticonstitución, antidiálogo y antipobres. Faltando tres días para la votación el régimen  está atrapado: Si la suspende o aplaza, cae en el ridículo y si proclama el triunfo con la cantidad de votantes que invente, Maduro caerá en la trampa montada por él mismo para el enemigo. Una locura.

El diálogo no es una opción en la democracia, sino una condición indispensable; sin él no hay democracia participativa plural. Los demócratas venezolanos en una extraordinaria  y memorable jornada de Consulta Popular han demostrado ante el mundo que sí es posible el cambio de régimen  y que hay energías y espíritu para ello. La inmensa mayoría no ha caído en la trampa, los venezolanos defienden la democracia y no aceptarán la dictadura comunistoide de la ANC, a pesar de toda forma de coacción. Sin los 100 días de movilizaciones de calle no hubiera sido posible poner al Régimen a la defensiva, y en evidencia su carácter dictatorial. Ahora viene una etapa más exigente: combinar el coraje y firmeza de la movilización pacífica  con la sensatez para reunificar democráticamente la diversidad y construir un país sin pobreza, con reconocimiento  y convivencia pacífica. Sólo es posible producir el bien común con la complementariedad de los distintos y activando las virtudes ciudadanas de creatividad productiva, respeto y solidaridad. Hay que vencer la tentación de la venganza; para quienes violan los derechos humanos están los tribunales nacionales e internacionales y las sanciones debidas, pero sería suicida tomar la justicia por la propia mano y lamentable desatar, en un próximo cambio, linchamientos criminales y “juicios populares”, como los que ocurren  a la llegada de las “revoluciones”. Un pacto de gobernabilidad y de unión nacional para la reconstrucción requiere un esfuerzo sobrehumano animado por una actitud espiritual nueva y constructiva, distinta a los comprensibles sentimientos de venganza y de retaliación. Nada se puede lograr sin un amplio acuerdo nacional para la reconstrucción y sin un extraordinario apoyo internacional.

Máquina de muerte por @froilanbarriosf


Por Froilán Barrios


Entre himnos y cánticos del culto a la personalidad transcurre la vida de los dictadores, quienes disfrutan de una orgía de aduladores especialistas de puestas en escena, de grandes escenarios de majestuosas avenidas y marchas militares, donde se muestra el arsenal disponible para advertir el trágico destino de quienes se atrevan a desafiar el orden establecido por el régimen de turno, siendo su objetivo final multiplicar el ego del caudillo redentor de la patria antiimperialista.

Así ha sido el guion empleado para trazar el destino de la nación utilizando como instrumento la fraudulenta consulta del próximo domingo 30 de julio, con la que pretenden instalar en pleno siglo XXI –ante la comunidad internacional y ante una mayoría nacional cercana ya a 90%– las cimientes de un Estado fascista cuyas únicas fuentes de inspiración sobrevivientes en la actualidad son la dinastía de los Kim Il Sun de Corea del Norte y el castrismo en Cuba.

Hoy la operación madurista orquestada desde La Habana es un insulto y una bofetada a los valores universales alcanzados en materia de derechos humanos en América Latina, luego de haber sufrido en el siglo XX cruentas dictaduras de todo género, y en Europa al ser capaces de juzgar y condenar en La Haya a los responsables del último genocidio en los Balcanes.

Al surgir este aborto de la historia en tierras venezolanas, que se creía superado desde que cayera el Muro de Berlín, por los grandes fracasos que derivaron en tragedias para la humanidad a lo largo del siglo pasado, ha suscitado la alarma general y la exigencia al procaz y arrogante régimen madurista de suspender inmediatamente la fraudulenta constituyente comunal, cada día caricaturizada en extremo por los mensajes de los candidatos, quienes se ubican más como participantes de un congreso del PSUV que aspirantes a producir otra carta magna.

El país como herida por @prodavinci


Por Ana Teresa Torres



¿Pero qué puede el sol en un pueblo tan triste?
Virgilio Piñera, La isla en peso


Muchas cosas han cambiado en este tiempo. Sobre todo, la gente, las necesidades, los miedos, las heridas. Quizás también las ideas. Y los liderazgos, los objetivos políticos, la visión de Venezuela. En la ya casi remota era Chávez nos inundaba un imaginario utópico en el que, desde el gasoducto del sur hasta el satélite chino, la revolución nos llevaría más allá del porvenir. En la era Maduro las metas se han minimizado y pareciera que el logro más rotundo sería entregar un Clap mensual a cada familia revolucionaria, es decir, provista de su carnet de la patria. Es como si el país se hubiera redimensionado desde las proporciones gigantes de la imaginación a la miseria mínima del hambre y la escasez. Para aquellos que pusieron su fe y su confianza en la revolución bolivariana el golpe ha debido ser sorprendente y muy duro. Para quienes siempre vimos con pesar lo que estaba ocurriendo hay menos asombro, pero igual duele. El tiempo ha hecho su trabajo y muchos de los que empezaron esta lucha ya no están, o tuvieron que irse lejos, o simplemente fueron relevados por otros, y una, o quizás dos, generaciones de venezolanos nacieron en este trance. Así que nosotros, los que hemos sido agonistas y antagonistas, testigos y víctimas de esta tragedia, tampoco somos los mismos. Vemos un nuevo paisaje. Es lo que tiene el tiempo, coloca las cosas en su lugar.

Inicialmente los opositores nos dedicábamos a combatir la ideología del régimen, ahora es perder el tiempo. Ahora el problema no es ideológico. Es decir, lo es, pero en una medida insignificante, o si se quiere, en un plano diferente al que ocupan las circunstancias. Ni siquiera la banda delictual que rige al país se preocupa ya demasiado por la ideología; su problema es permanecer en el poder. Y para Venezuela el problema, aquí y ahora, es la supervivencia de la nación, de su población, de su Estado. Ya sé que todo pasa por la democracia, pero de momento estamos en la maldita circunstancia que decía Virgilio Piñera: “Un pueblo se hace y se deshace dejando los testimonios… sintiendo como el agua lo rodea por todas partes”.

Un proceso ilegitimado, por @lmesculpi



LUIS MANUEL ESCULPI 26 de julio de 2017

El proceso no es legítimo. Era previsible desde su origen. Fue concebido como una maniobra política para pasar a la ofensiva. No importaría desdecirse si se lograba el objetivo. La campaña ha sido un verdadero desastre. No importa que la multiplicidad de propuestas nada tengan que ver con su propósito, eso es lo de menos. A final de cuentas lo de "la mejor del mundo" era solo una frase. Están conscientes del inmenso rechazo. Las amenazas ya no surten el efecto esperado. Más de cien días de protestas continuadas lo evidencian. La apatía es percibida en sus propias filas. El desánimo las recorre. La disputa por el control subyace en la cúpula. Es soterrada más a veces no puede dejar de evidenciarse.

De imponerse no dispondrá de reconocimiento nacional e internacional. Lo del carácter originario resulta dudoso, no fue aprobada en referéndum. La solución de los problemas más graves y urgentes de los venezolanos no está asociada a su realización. Lo saben pero siguen en la búsqueda desesperada de ganar tiempo, para eso tal vez pueda serle útil.

Estados Unidos confirma sanciones a 13 funcionarios del gobierno bolivariano



Veintiséis de julio de 2017

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos publicó en su página web las sanciones económicas para 13 funcionarios del gobierno bolivariano.

Se trata de sanciones de carácter económico, individuales, y no en contra del pueblo venezolano.

Rocco Albisinni Serrano, presidente del Cencoex; Alejandro Fleming, viceministro de Europa del Ministerio de Relaciones Exteriores de Venezuela; Franklin García, ex director nacional de la Policía Nacional Bolivariana (PNB); Elías Jaua, jefe de la Comisión Presidencial de Venezuela para la Asamblea Constituyente y ministro de Educación.

Dirigentes de la @unidadvenezuela afirmaron que el paro se ha cumplido en 92%



MUD 26 de julio de 2017
@unidadvenezuela

El paro cívico de 48 horas convocado por la Unidad Democrática, que culmina el viernes a las 6:00 am, ha sido acatado por 92% del país, según informaron este miércoles dirigentes de la coalición opositora.

Luego de cumplirse más de 12 horas del paro, el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, Freddy Guevara y el diputado Tomás Guanipa, ofrecieron un balance de la jornada. Destacaron que en esta oportunidad se sumaron más venezolanos al paro que al convocado la semana pasada, pese a las amenazas y persecución por parte del gobierno a dirigentes de algunos sectores, como el caso del transporte. En este sentido, se solidarizaron con Erick Zuleta, presidente de Fedetransporte, y Hugo Ocando, presidente del Bloque Oeste de Transportistas.

Venezolanos iniciaron paro cívico nacional en rechazo al fraude constituyente propuesto por Maduro, por @unidadvenezuela



MUD 26 de julio de 2017
@unidadvenezuela

Venezolanos iniciaron este miércoles el paro cívico nacional de 48 horas convocado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para exigir de manera contundente que Nicolás Maduro retire su propuesta constituyente ya que amenaza el sistema democrático y republicano del país.

Negocios con sus santamarías abajo, terminales desolados, avenidas, autopistas y calles prácticamente sin tránsito o trancadas es el balance que se ha observado en estas primeras seis horas desde que comenzó la actividad en todo el territorio nacional. Además, una gran parte de unidades de transporte público y privado también han respaldado la protesta pacífica, cuyo objetivo es lograr la restauración del hilo constitucional en Venezuela.

.@partidoUNT convoca a la sociedad civil a participar en el paro cívico y rechaza ataques contra la Unidad Democrática



Prensa UNT 26 de julio de 2017
@partidoUNT

El partido Un Nuevo tiempo (UNT) convoca a la sociedad civil a participar activamente en el paro cívico nacional de 48 horas anunciado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y rechaza los ataques mal sanos contra los partidos que la conforman, que lo que persiguen es desunir y debilitar la alternativa democrática en su lucha por desmontar el proceso constituyente fraudulento del gobierno de Nicolás Maduro,  restituir el hilo constitucional, el respeto a las instituciones y la democracia en Venezuela.

El señalamiento lo hizo el presidente Ejecutivo del partido UNT, el diputado a la Asamblea Nacional por el Estado Zulia. Enrique Márquez, quien agregó que es necesario que el gobierno considere el desmontaje a la propuesta de la Asamblea Nacional Constituyente, que pretende acabar con la democracia participativa y protagónica, las libertades democráticas y las instituciones.

¡SEGUIMOS EN PARO, HUELGA Y RESISTENCIA! continuamos el #ParoCívico, por @rescatemos_vzla





¡SEGUIMOS EN PARO, HUELGA Y RESISTENCIA! Mañana en cada rincón de Vzla continuamos el #ParoCívico y nos preparamos para la #TomaDeCaracas

miércoles, 26 de julio de 2017

En defensa de la República por @marinojgonzalez


Por Marino J. González R.


Venezuela se encuentra en medio de una semana histórica. Pocas veces en la vida se tiene la conciencia de que lo que está sucediendo es único, irrepetible. Para casi todos los venezolanos los acontecimientos de los últimos meses han sido extraordinarios, impensables hace poco tiempo atrás. A diferencia de otros momentos históricos, en los cuales lo imprevisto tuvo un papel especial, en estos meses ha existido una visualización en la cual ha participado toda la sociedad democrática.

La aprobación de las sentencias por parte del Tribunal Supremo de Justicia en las cuales se anulaba a la Asamblea Nacional, hace casi cuatro meses, fueron interpretadas por el país sin confusión. Se trataba del intento deliberado por anular las pocas disposiciones constitucionales que estaban vigentes, para constituir un régimen totalitario, con todo el poder en pocas manos, y con la eliminación definitiva de la democracia como modo de vida y de gobierno.

Es por ello que desde principios de abril el país democrático se ha trasladado a la calle a manifestar reiteradamente en defensa del orden republicano. En esas manifestaciones ha quedado claro el nivel de civismo y entendimiento que los venezolanos tenemos de lo que está en juego. Ante esa determinación, demostrada incluso con más de cien personas asesinadas en el ejercicio de sus derechos políticos, y en el luto que ha afectado sus familias y a todo el país, cualquier gobierno con un mínimo de sensatez y apertura hubiera cesado la agresión, hubiera abierto las posibilidades de entendimiento, para encontrar soluciones y acuerdos.

No es el caso del régimen que se ha constituido desde hace casi 19 años en Venezuela. Se trata más bien de un régimen que quiere instalar en Venezuela un modelo totalitario, sin respeto a los derechos humanos ni a los procesos de una sociedad abierta y democrática. De allí que antes que buscar alternativas de entendimiento, se haya procedido a la convocatoria de una Asamblea Nacional Constituyente en franca violación de los derechos del pueblo venezolano para decidir. Y ante esa convocatoria se ha producido una alineación de los poderes públicos dependientes del Ejecutivo.

¿Por qué todos los extremistas quieren sepultar el 16j? por @centrogumilla


Por El Radar De Los Barrios


Según Laureano Márquez, en su artículo publicado en el semanario Tal Cual, “El día 16 de julio de 2017 será más importante en nuestra historia de lo que nosotros mismos pensamos: es el triunfo de la ciudadanía”.

Con el coincide plenamente el sacerdote jesuita Pedro Trigo, uno de los más profundos conocedores de lo que ocurre en los sectores populares venezolanos, al señalar desde la revista SIC que “Lo que pasó el 16J fue demasiado grande”, para de inmediato alertar contra un peligro inminente: “Sería una pena que tanto la ciudadanía como los líderes no nos percatemos de este tesoro y nos vayamos hacia otras vías no fecundas. La más infecunda, la que el gobierno quiere provocar, es la confrontación total: La fuerza contra la fuerza para ver quién puede más. Eso sería perder la razón. Tenemos que mantenernos en nuestro terreno: vencer al mal a fuerza de bien”.

Peligro que también es advertido por Fernando Mires, que desde su blog señala: “El de después del 16J será, tanto en sus movilizaciones como en sus eventuales negociaciones –sí, negociaciones- un tiempo crucial. No serán los días de ninguna hora cero. Pero sí serán días peligrosos. Puede darse incluso el caso de que, como ya sucedió con Chávez y Erdogan, Maduro intente utilizar la ansiedad de políticos hambrientos de figuración, ejemplares que, lamentablemente, no son escasos en la oposición. Una de las tareas más importantes de esa oposición será, por lo mismo, neutralizar y/o aislar a eventuales salidas divisionistas que atenten en contra de la vía aceptada por su mayoría. Esa vía, hay que repetirlo, es constitucional, pacífica, democrática y electoral”.

Los peligros que Mires ve en “políticos hambrientos de figuración”, Joaquín Villalobos los ubica en sectores políticos, minúsculos pero activos: “Es totalmente falso que en Venezuela haya una lucha entre izquierda revolucionaria y derecha fascista”, advierte desde el diario El País, de Madrid: “El régimen venezolano está enfrentado a una coalición de fuerzas esencialmente de centro que incluye a partidos, líderes, organizaciones sociales e intelectuales de izquierda que creen en la democracia y el mercado. Lo que está en juego en Venezuela es el futuro del centrismo político en Latinoamérica, porque en esta ocasión, las fuerzas democráticas no son compañeros de viaje de extremistas ni de derecha, ni de izquierda. La derrota del extremismo abre la posibilidad de alcanzar una mayor madurez democrática en el continente”.

¿Es posible evitar la Constituyente? Por @luzmelyreyes


Por Luz Mely Reyes


Se inicia la semana crucial en Venezuela. Algunos aún esperan que el presidente Nicolás Maduro detenga la elección de la Asamblea Nacional Constituyente. Pero realmente él luce entrampado. 

Si Maduro avanza, nada garantiza la estabilidad del país, aunque el oficialismo pueda endurecer aún más la represión y la persecución por razones políticas; además cedería totalmente el poder a Diosdado Cabello.  La Constituyente no es garantía de nada. Al contrario, es como una hidra, en la medida en que avanza su posibilidad, le van saliendo nuevas cabezas. Si Maduro retrocede, se debilita todavía más, si no logra al menos algún tipo de seguridad para su integridad y la de sus cercanos.

El oficialismo necesita una puerta de salida, pero no solo porque en la otra acera están la oposición y un país mayoritariamente clamando por elecciones libres, sino por su propia salvación.

Pero este escenario, que puede ser producto de una negociación, igualmente expone a la oposición que también luce enredada entre expectativas infladas, figuras extremas sin fuerza,  pero que generan mucho ruido así como por las diferencias internas,  que siempre afloran.

La Constituyente es un error, pero no porque lo diga la Mesa de la Unidad y otros sectores. Eso lo sabe la cúpula chavista, eso lo sabe el Consejo Nacional Electoral que se ha prestado, como nunca, para llevar a cabo un proceso comicial fraudulento.

El CNE se había ganado el respeto de observadores internacionales en cuanto al sistema de votación, no obstante el ventajismo oficial que precedía cada elección y las críticas de factores de oposición.

Marco Negrón: “Ciudades injustas producen súbditos sumisos” por @prodavinci


Por Cheo Carvajal


Marco Negrón es arquitecto y doctor en planificación del desarrollo regional y urbano, ex decano de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UCV, asesor del Instituto Metropolitano de Urbanismo – Taller Caracas, referencia obligatoria al hablar de ciudad, pero sobre todo de la nuestra, Caracas. Ciudad a la que ha dedicado grandes esfuerzos, académicos y de investigación, técnicos e institucionales, pero también políticos. Sus ensayos suelen apuntar en ese sentido: cómo traducir su conocimiento y experiencia en señales que orienten debates y políticas sobre nuestra ciudad. Y en estos años que corren, aún más, porque es un crítico agudo y severo del llamado “socialismo del siglo XXI”, y de lo que este ha producido en nuestras ciudades.

Planteado el tema del futuro de Caracas, la conversa comienza desde el desaliento: habla del acoso a las universidades y a las organizaciones sociales y políticas, de la migración masiva de profesionales, del deterioro de la UCV. “Caracas está en un mal momento”, dice, “no quedamos bien en los estudios comparativos de ciudades”. Recuerda que antes, mientras en Caracas todo era prometedor, la nube negra se posaba sobre otras ciudades latinoamericanas, pero “la tortilla se invirtió, y acá ahora impera el pesimismo mientras en las ciudades de la región hay viento a favor”.

Explica que nuestro éxito tuvo que ver con políticas importantes de infraestructura, pero también de vivienda, de equipamientos culturales. Hace referencia, como último hito de ese auge, “la cultura Metro”. Pero no todo el deterioro vino en el siglo XXI: “Siempre ha existido esa visión que castiga la idea de las ciudades grandes en Latinoamérica; hay estudios del CENDES de finales de los 60, principios de los 70, que eran muy críticos de la concentración urbana. Uslar Pietri decía que la gente venía a la ciudad encandilada por la TV”.

Navarro: En el PSUV hay gente dispuesta al diálogo pero se impone el terrorismo de algunos dirigentes por @mayearmas


Por Mayela Armas


El exministro y exdiputado asegura que el grupo que planteó la Constituyente es el de mayor poder dentro del partido y el Gobierno, y apunta que la suspensión de las elecciones se daría si avanzan las conversaciones entre las cúpulas. Asevera que la ANC agudizará la crisis.

Caracas. Durante 15 años, Héctor Navarro estuvo en el Gobierno como diputado y ministro de Educación y de Energía Eléctrica, y en 2014 fue expulsado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tras cuestionar la política del presidente Nicolás Maduro y a la dirigencia de partido. Conoce a profundidad el oficialismo y a sus cabezas, por lo que no duda en aseverar que la elección de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) agudizará la crisis. Avala el diálogo entre todos los sectores y apunta que dentro del chavismo “hay gente dispuesta” a conversar.

Adelanta que se “están llevando a cabo negociaciones cupulares al muy viejo estilo de la cuarta República“ y comenta que “la no realización de las elecciones del domingo 30 de julio se daría solo si son exitosas las conversaciones cupulares”.

¿Era necesario reformar la Constitución de 1999? ¿Por qué cree que el Gobierno no consultó si el pueblo —o poder originario— quería o no una Constitución nueva?

—De ninguna manera era necesario reformar la Constitución. Absolutamente todos los planteamientos que hacen los candidatos, e incluso los que anuncia el propio Presidente en lo que atañe a las condiciones de vida de los venezolanos, tienen su solución en medidas de tipo administrativo. La necesidad es de otro tipo: mayor y antidemocrática concentración de poder como objetivo de corto plazo que veremos rápidamente si llega a instalarse la ANC, y, como objetivo estratégico —creo el que más se está pesando para tanta premura—, la legalización de los grandes contratos y concesiones que se han venido otorgando en la Faja Petrolífera del Orinoco y en el Arco Minero de manera inconstitucional e ilegal.

Contra la pared, por @Mibelis



Mibelis Acevedo D. 25 de julio de 2017
@Mibelis

Muchos han coincidido en describir la naturaleza del régimen venezolano como una inusual mixtura, colcha de retazos identitarios que lo hacía sortear las rígidas etiquetas. Amasijo de populismo cesarista, autoritarismo competitivo o “elecciones sin democracia”; militarismo, colectivismo, corporativismo y otros ismos, hicieron de tal maraña algo difícil de descifrar y por ende, de contener. Como sierpe que se escurre y se repliega sobre sí misma para copar cualquier espacio, mientras el chavismo gozó de las mieles de la aceptación pudo adaptarse y evadir fajas ceñidas: estando su legitimidad lacrada con votos, incluso la legalidad ofrecía útil comodín a la hora de justificar transgresiones. Pero la crisis apretando los pescuezos más allá de cualquier aguante lleva a un gobierno ávido de perpetuación a desechar las últimas envolturas democráticas, a demoler la Constitución, a erigirse en autocracia. No obstante, la redefinición no resta singularidad a la anomalía en curso; de allí la complejidad de contrastarla y prever eventuales escenarios, sabiendo que persisten los rasgos de su atipicidad.