10 Últimos

martes, 19 de junio de 2018

La goleada de Duque por @FernandoMiresOl



Por Fernando Mires


Para continuar hablando en jerga mundialista, digámoslo así: Iván Duque (53,98%) ganó a Gustavo Petro (41,81%) por goleada. Salvo para quienes creen en milagros de última hora, el resultado no fue una sorpresa. Desde el punto de vista demoscópico tenía que ser así. Durante la primera vuelta la ventaja de Duque fue considerable y, como escribimos en un artículo anterior, si solo la mitad de los que habían votado por otros candidatos se decidían por Duque, este ya tenía el triunfo en sus manos. Fue más de la mitad. Lo que también es explicable: la mayoría de los votantes de Petro son de izquierda pura y dura y, por lo mismo, Petro no tiene demasiado acceso al electorado de centro, pese a los innombrables esfuerzos que hizo para “socialdemocratizar” a sus ofertas. Un periodista de buen humor llegó a opinar que si Petro seguía modificando su programa iba a terminar votando por Duque.

Por el lado de Duque ocurría algo similar. Para nadie es un misterio que Duque representa también a una derecha dura y pura, con todos los significados, a veces tortuosos, que eso supone en la historia colombiana. Sin embargo, Duque, ya habiendo concitado el apoyo de vastos sectores sociales intermedios, dio muestras de su disposición a transformar su programa de derecha-centro en uno de centro-derecha. O en otros términos: sin dejar de ser uribista encontró frente a sí un panorama muy distinto al que había prevalecido durante la era Uribe: una guerrilla militar y políticamente derrotada, un fuerte crecimiento económico y el aparecimiento de un centro político expresado durante la primera vuelta en la candidatura de Sergio Fajardo, quizás la mayor sorpresa del proceso electoral colombiano.

Cierto es que Fajardo opcionó personalmente por el voto en blanco durante la segunda vuelta. Pero lo hizo de modo simbólico. Digámoslo así: “para sentar presencia”. O para dejar en claro que en Colombia no solo hay una lucha antagónica entre dos extremos irreconciliables sino, además, una fuerte centralidad en condiciones de modificar las posiciones de los dos extremos. Esa fue la razón por la que Duque no fue radicalmente uribista del mismo modo como Petro no fue radicalmente chavista. Por lo demás, Uribe para Duque distaba de ser un lastre como sí lo fue el difunto Chávez para Petro.

Despertando al ritmo del agua: El derecho a la ciudadanía por @EfectoCocuyo



Por María Pilar García-Guadilla


Despierto de un sueño profundo debido al ruido ensordecedor que hace el chirriar de las tuberías del agua que, cual despertador de antaño, me hacen sentarme de golpe en la cama asustada, pensando que tengo una pesadilla.Aún en estado de vigilia, intento vislumbrar lo que ocurre entre las sombras que todavía arropan mi habitación y me doy cuenta que acaban de “poner el agua” por lo que concluyo que deben ser las 5:25 de la mañana.

En vez de estirarme perezosamente como en otros tiempos, corro a plantarme debajo de la ducha para aprovechar la última gota de tan preciado líquido mientras mi esposo, cuál sonámbulo, monta el cafecito que le retrotraiga al mundo de lo real, al mismo tiempo, que termina de lavar los corotos de la noche anterior; quizás el hecho que aún está dormido le permite hacer dos actividades de forma más o menos eficiente al mismo tiempo.

Mis vivencias me hacen pensar que solo nosotras, las mujeres, somos capaces de hacer dos, tres y hasta cuatro actividades al mismo tiempo, sin enredarnos. Algun@s dirán que esta habilidad que nunca me ha gustado desarrollar en el plano doméstico, sea el resultado de nuestra socialización machista aunque yo prefiero pensar que ello se debe a que realmente poseemos más habilidades prácticas.

Ya debajo de una ducha real, sin mediar totuma que alguien recomendó como el método de limpieza más eficiente en el Socialismo del Siglo XXI, tomo conciencia que disponer de 15 o 20 minutos de agua en la madrugada y en la noche, porque al mediodía estoy laborando es hoy día un raro lujo que libo a costa del rato de descanso frente al televisor para ver mis programas favoritos que desafortunadamente compiten con el horario del agua y siempre terminan perdiendo.

Por contraste, con el campo y tal como diría Henry Lefebre en su libro, El Derecho a la ciudad e incluso Louis Wirth, uno de los primeros urbanistas de comienzos del siglo pasado en su texto seminal titulado, El Urbanismo como modo de vida, el derecho a los servicios básicos entre los que se encuentran no solo al agua potable, sino también a la electricidad, a los medios de transporte para movilizarse y a todos “los beneficios que ofrece la ciudad” como lo son las actividades lúdicas son, no solo característicos de la ciudad, sino además los requisitos para que pueda surgir una Ciudadanía de Derechos tal como la entiende Max Weber en su obra clásica, La Ciudad”.

En Venezuela no existe acceso universal a la salud por @centrogumilla



Por ACCSI


Comunicado de RVG

Las puertas de la sede de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Caracas fueron nuevamente el escenario de una concentración pacífica de doscientas personas con VIH, parkinson, y otras condiciones de salud crónicas que se movilizaron desde distintas regiones del país, para dialogar con la Directora general de la OPS Clarissa Etiene, para exponer el impacto de la emergencia humanitaria en el país que tiene en sus vidas y salud, los miles de muertos que se producen, progresivo deterioro de la salud por el desabastecimiento de medicinas, reactivos e insumos, falta de alimentos, entre la larga lista de situaciones negativas producto de la negligencia y las desacertadas políticas del actual gobierno.

La Dra. Etienne se encontraba en Venezuela para el desarrollo de una misión de trabajo en Venezuela, que pautó conversaciones con altas autoridades del gobierno, desde quien ostenta el alto cargo del poder como Nicolás Maduro, el viceministro del área social Elias Jaua, el ministro de salud Luis López y su equipo técnico, representantes de las agencias de las Naciones Unidas, médicos y representantes de la sociedad civil. Todo ello para conocer las distintas miradas ante la situación de emergencia humanitaria que sufre la población del país.

La Red Venezolana de Gente Positiva (RVG+) organizó esta concentración pacífica que contó con el apoyo de la Fundación Mavid, Conciencia por la Vida, Convite, Asociación Venezolana de Parkinson, Prepara Familia, ACCSI, entre otras ONG. Esta acción tuvo la protección policial de la Alcaldía del municipio Chacao.

Luego de tres horas acompañadas de consignas con mensajes alusivos a la grave situación de la salud pública del país, la funcionaria de la OPS en Venezuela Soledad Pérez salió en representación de la Dra. Etienne para recibir a los manifestantes y los documentos que sustentaban los motivos de la movilización.

Hasta 850 protestas se registraron en el país en mayo por @hectorantonlinez



Por Héctor Antolínez


Según lo expuesto por un informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social, las carencias en derechos laborales, el reclamo por mayores derechos políticos y la falta de servicios básicos fueron las causas más comunes.

Caracas. Hasta 850 protestas se registraron en Venezuela en el mes de mayo según lo reflejó un informe publicado por el Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) en el cual se refleja como la crisis en el funcionamiento de servicios básicos ya es uno de los principales tres motivos por el que los venezolanos protestan en las calles.

El reporte señala que las 850 protestas significan una caída de 19 % en comparación a las 1048 que se registraron en el mismo mes del 2017. Sin embargo, el OVCS destaca que las más de1000 protestas registradas en el quinto mes del año pasado ocurrieron en el marco de las protestas políticas que se iniciaron en abril y que significaron un récord en la historia del país.

De las que se registraron en 2018, 68 %, es decir 576, fueron para exigir derechos económicos, sociales culturales y ambientales, siendo 233 de ellas por derechos laborales.

El texto refleja que las principales causas de las protestas por derechos laborales se deben a la falta de insumos e infraestructura para mantener en funcionamiento a las empresas, así como la falta de mejoras salariares para los trabajadores, en especial luego del aumento del salario mínimo y el bono de alimentación el cual colocó el ingreso mínimo legal en 2,5 millones de bolívares.

En las protestas por derechos laborales que se registraron en mayo, tres gremios fueron los que más hicieron conocer su descontento: los trabajadores del sector estudiantil con 123 protestas, los del sector salud con 75 y los transportistas con 14. Otras 21 manifestaciones fueron realizadas por empleados de varios gremios.

En mayo también se contabilizaron 182 protestas por mayores derechos políticos en el país, un repunte que se vio influenciado por las elecciones presidenciales del 20 de mayo. De hecho, el OVCS registró en total 86 actividades de calle entre la noche del domingo 20 (fecha de la elección) y el lunes 21.

El costo de la irracionalidad por @roosengustavo



Por Gustavo Roosen


Las contradicciones se han apoderado de la dinámica económica nacional. El gobierno se empeña en endosarle a componendas externas de países enemigos el destrozo de las variables nacionales, cuando la realidad es que lo que ha sumido al país en una debacle de grandes proporciones es la sumatoria de decisiones profundamente equivocadas en el terreno de lo económico y la desatención al manejo de las enormes dificultades cambiarias y monetarias que el propio gobierno ha desatado. No existe ninguna racionalidad en nuestra dinámica económica ni congruencia alguna entre los elementos que la componen. Imperan el sinsentido y la contradicción.

Un elemental ejercicio numérico ilustra la dramática irracionalidad que describimos y de la cual no somos culpables sino nosotros mismos. Una gandola de combustible transporta 38.000 libros de gasolina. Esta carga de un camión cisterna, al precio de un bolívar por litro para el combustible de 91 octanos, representa 38.000 bolívares. Haciendo 20 viajes en un mes, la factura del combustible transportado suma en un semestre 4.560.000 bolívares, que al cambio del mercado no oficial llega hoy apenas a 2 dólares. Si en lugar de emplear la tasa del mercado no oficial, utilizamos un valor cambiario aceptado por nuestras autoridades, es decir la tasa de 1.303.000 bolívares por dólar aplicable a las transacciones asociadas al envío de remesas a través de las empresas autorizadas por el gobierno, esta operación semestral arrojaría el resultado de 3,28 dólares.

La distorsión se vuelve más evidente cuando se mira lo que ocurre en otras economías. Del otro lado de la frontera colombiana, un litro de gasolina se vende, grosso modo, en 0,8 dólares. Si utilizamos ese precio al consumidor en la tierra vecina –es decir, sin ir tan lejos como considerar el precio en una estación de gasolina en Estados Unidos o en Europa– en esos mismos 6 meses el ingreso por los 38.000 litros alcanzaría la suma de 3.648.000 dólares, muy lejos de los 2 exiguos dólares facturados en Venezuela.

LA GOLEADA DE DUQUE, por @FernandoMiresOl




Fernando Mires 18 de junio de 2018

Para continuar hablando en jerga mundialista, digámoslo así: Iván Duque (53,98%) ganó a Gustavo Petro (41,81%) por goleada. Salvo para quienes creen en milagros de última hora, el resultado no fue una sorpresa. Desde el punto de vista demoscópico tenía que ser así. Durante la primera vuelta la ventaja de Duque fue considerable y, como escribimos en un artículo anterior, si solo la mitad de los que habían votado por otros candidatos se decidían por Duque, este ya tenía el triunfo en sus manos. Fue más de la mitad. Lo que también es explicable: la mayoría de los  votantes de Petro son de izquierda pura y dura y, por lo mismo, Petro no tiene demasiado acceso al electorado de centro, pese a los innombrables esfuerzos que hizo para “socialdemocratizar” a sus ofertas. Un periodista de buen humor llegó a opinar que si Petro seguía modificando su programa iba a terminar votando por Duque.

   Por el lado de Duque ocurría algo similar. Para nadie es un misterio que Duque representa también a una derecha dura y pura, con todos los significados, a veces tortuosos, que eso supone en la historia colombiana. Sin embargo, Duque, ya habiendo concitado el apoyo de vastos sectores sociales intermedios, dio muestras de su disposición a transformar su programa de derecha-centro en uno de centro-derecha. O en otros términos: sin dejar de ser uribista encontró frente a sí un panorama muy distinto al que había prevalecido durante la era Uribe: una guerrilla militar y políticamente derrotada, un fuerte crecimiento económico y el aparecimiento de un centro político expresado durante la primera vuelta en la candidatura de Sergio Fajardo, quizás la mayor sopresa del proceso electoral colombiano.

Mapeando la oposición (Y 2), por @Ismael_Perez




Ismael Pérez Vigil 18 de junio de 2018
@Ismael_Perez

La semana pasada iniciamos este “mapa” con los planteamientos de la MUD y el Frente Amplio. Para nuestro análisis hemos prescindido de filosofías e ideologías y nos hemos concentrado en estrategias electorales, que parece ser la amalgama que mantiene unidos a algunos sectores, después del turbulento 20M, de cuyos resultados parece que aún no nos hemos repuesto. Veamos ahora la posición de los que participaron y la de los ─que además de la MUD─ se abstuvieron.

Los llamados Participacionistas del 20M, se nuclearon en torno a la candidatura de Henry Falcón y ahora pretenden construir una “nueva oposición”. Están conformados por unas diez pequeñas agrupaciones, donde destacan el partido del propio Falcón: Avanzada Progresista, el MAS, un sector de Copei y Bandera Roja. Este grupo obtuvo ─siempre según el CNE─ casi dos millones de votos, lo que da a su candidato un piso suficiente para mantener una posición negociadora en la oposición, con el denominado Frente Amplio.

ONU pide investigar violaciones de DDHH en Venezuela, por @VOANoticias




Voz de América 18 de junio de 2018

La Organización de Naciones Unidas está preocupada por el estado de los derechos humanos en Venezuela y ve recomendable que se cree una comisión que investigue las violaciones de estos en el país suramericano. Así lo afirmó este lunes el máximo responsable del organismo para los DDHH, Zeid Ra'ad al Hussein.

Zeid lamentó la persistente negativa del gobierno del presidente venezolano, Nicolás Maduro, para hacer una evaluación directa de lo que ocurre allí. "Dada la gravedad y el alcance de las violaciones de los derechos humanos en Venezuela, y de la persistente negativa de dar acceso a mi oficina, continuaremos haciendo un seguimiento y reportando a distancia", explicó el responsable.

Venezuela fue el país con mayor aumento de solicitudes de asilos en la Unión Europea, por @EFEnoticias




EFE 18 de junio de 2018
@EFEnoticias

Alemania siguió liderando en 2017 las solicitudes de asilo en la Unión Europea (UE), con 222.560 peticiones registradas, seguida de Italia (128.850) y Francia (99.330), según el informe anual de la Oficina Europea de Ayuda al Asilo (EASO), presentado en Bruselas.

Pese a mantenerse a la cabeza de los Veintiocho por sexto año consecutivo, el número de solicitudes de asilo en Alemania disminuyó un 70 % con respecto a 2016, cuando se presentaron cerca de 750.000 peticiones.

En la UE el pasado año se registraron 728.470 solicitudes de protección internacional, lo que supone una caída del 44 % frente a 2016, aunque todavía a un nivel más alto que antes de la crisis de refugiados de 2015.

lunes, 18 de junio de 2018

Partes inútiles del cuerpo humano por @ClaudioNazoa



Por Claudio Nazoa


A veces, no es que tengamos sobrepeso, sino que en el cuerpo humano sobran órganos que deberían ser eliminados. Parece una locura, pero esta fue la tesis de grado que presenté en la Escuela de Medicina de la UCV.

He aquí, un extracto de mi trabajo.

Los ojos: son inútiles, por eso cuando estamos cansados los cerramos. Además, como están las cosas, mejor es no ver nada.

La nariz: es muy molesta, en especial si tenemos gripe.

El cabello: es inútil y odioso, tanto, que pagamos para que lo corten. Nos obliga a gastar un realero en shampoo, acondicionador y peluquería.

Las orejas: poseen complicados laberintos. A veces sobresalen demasiado por ambos lados de la cabeza. Son tan feas, que se disimulan con zarcillos. Solo sirven para sostener los lentes y para que moscas y zancudos zumben en su interior.

Los dientes: deberían extraerse a medida que van saliendo, así no habría posibilidad de que les dé caries.

Las tetas del hombre: es el adorno más inservible de los hombres. Por eso se dice: “Más inútil que teta de hombre”.

Las tetas de la mujer: deberían estar en la espalda para que los hombres podamos admirarlas sin que su propietaria se dé cuenta y nos cachetee.

La ruta del padre Ugalde por @garciasim



Por Simón García


Hombre de ideas y compromisos, el padre Luis Ugalde es inspirador del Frente Amplio y referencia clara para explicar algunos cambios en la conducta de los partidos de la MUD. Alentó una candidatura supra partido para las elecciones presidenciales del 20 de mayo, pero no pudo convencer al empresario Lorenzo Mendoza. Fue pilar fundamental del abstencionismo.

Al padre lo conocí a fines de los 60, junto a otros admirables sacerdotes jesuitas que testimoniaban su solidaridad con los más pobres, en un barrio de La Vega. Asistí, con Antonio José Urbina, a varias reuniones con ellos. Caraquita Urbina era entonces el Secretario General de la Juventud Comunista y asumió directamente una relación que consideraba prioritaria. La actividad presagiaba el surgimiento del MAS.

En su último artículo de prensa, el padre Ugalde se dedica, con su certera pedagogía, a opinar sobre la ruta y los actores del cambio. Llama al debate sobre uno de los agujeros negros de la oposición: definir hacia dónde ir y cómo.

El nudo que el ex rector de la UCAB propone desatar debería comenzar por resolver, libre de pases de factura inútiles, el papel que juega la abstención en la consolidación del régimen y los márgenes de absorción que usa el poder para desnaturalizar el ejercicio del voto.

Esclarecer estos aspectos es prerrequisito para rescatar la eficacia de la resistencia a un poder que se propone transitar del autoritarismo al totalitarismo.

La propuesta Ugalde merece ser analizada abierta y críticamente para que opere como oportunidad de aproximación entre las distintas expresiones de la oposición. Al iniciar someramente su consideración es necesario establecer los contrastes con las tesis expuestas en La enfermedad, el remedio y la ruta. Estas diferencias se resumen en los tres siguientes aspectos:

La visión sobre la Gran Unidad Nacional es restrictiva y no se corresponde con la contradicción principal que existe entre el conjunto de la sociedad y la maraña de intereses ilegítimos que ha confiscado ilegalmente al Estado. 

Las señales de Maduro ¿de humo? Por @polis360



Por Piero Trepiccione


Hemos visto como Maduro ha ordenado la excarcelación por beneficios procesales a una lista importante de presos políticos. Aunque lo ha hecho con todo un ritualismo simbólico alrededor de la Asamblea Nacional Constituyente y haciendo movimientos tácticos para seguir siendo el centro de la noticia, ha dejado muy claro que él es quien está al mando. Esto obviamente, tiene sus repercusiones políticas. Maduro le está diciendo a la comunidad que él sigue al mando y que no existen posibilidades de fisuras internas que puedan comprometer su mandato.

En paralelo, ha remozado su gabinete ejecutivo y ha colocado al frente nada más y nada menos que a la hasta esta semana presidente de la ANC, Delcy Rodríguez, mostrando que este ente supuestamente “plenipotenciario” y “supraconstitucional” también está bajo su control (algo que en Venezuela es demasiado evidente). Todas estas señales están siendo enviadas a diferentes destinatarios para provocar reacciones y, en consecuencia, decisiones políticas. Pero, el problema fundamental es que estas señales parecieran ser de humo y no reunir un contenido medianamente adecuado como para ser interpretadas con seriedad diplomática.

Maduro con el reajuste a su gabinete prácticamente está ratificando sus políticas públicas y económicas llevadas a cabo en los últimos 18 años. Es decir, su modelo. Su mismo esquema de intervención estatal hasta los tuétanos y el control férreo de la economía del país. Las más de setecientas empresas públicas seguirán en manos del Estado y por ende, quebradas y con limitada producción. Los “dakazos” y sus réplicas parecidas seguirán siendo las protagonistas del formato. Independientemente, que el propio Maduro repita hasta el cansancio aquella célebre frase de Einstein que señalaba que “las mismas fórmulas producen los mismos resultados”. Maduro sigue apegado a un esquema ideológico que definitivamente no funciona en la economía, pero insiste. Él piensa que es su manera de preservar el poder a toda costa y no abrir compuertas por donde se puedan colar cambios esenciales en el país.

Por lo tanto, la comunidad internacional, los factores políticos opositores y la amplia mayoría de los venezolanos no se comen el cuento y lo interpretan más como “señales de humo” o su equivalente “más de lo mismo”. Maduro se está quedando sin credibilidad para una negociación seria que permita abrir las válvulas de escape institucionales, la reaparición del crédito financiero internacional y la asistencia humanitaria global. Y esto es verdaderamente delicado para la marca política “revolución bolivariana” cuyo destino político pudiera estar comprometido en caso de no poder convivir con factores opositores en esquemas democráticos.

El hundimiento será inevitable por @goyosalazar



Por Gregorio Salazar


Si por lo que se difunde a través de los medios audiovisuales juzgáramos, se diría que el gobierno de Maduro busca adentrarse en un nuevo estado de confort político. Sólo en ese terreno, que en lo económico la nueva señal de derrumbe ha sido el bajonazo de $ 500 millones de las reservas internacionales, ahora ubicadas en $ 8.836 millones, su nivel más bajo en 24 años, mientras que el default ya es una realidad.

En lo político los movimientos indican que actúa como si se sintiera afianzado, sin estorbos internos a la vista, una vez que ha logrado arrinconar a la oposición, una parte de ella derrotada electoralmente, la otra desmovilizada y ambas distanciadas. El pueblo opositor, aturdido y desconcertado, no responde a los llamados de calle. Maduro también ha podido desmontar las conspiraciones militares de las últimas semanas. Conspiraciones, dicho sea de paso, que se vienen entretejiendo cada vez con mayor frecuencia.

Ante ese panorama y teniendo asegurado en teoría un nuevo mandato hasta el 2025, Maduro se ha permitido acometer la liberación de presos políticos. La iniciativa de una amnistía que partió de la oposición representada en la Asamblea Nacional y fue bloqueada a troche y moche en los primeros meses del 2016 ahora ha sido asumida y administrada por Maduro reelecto, si bien mantiene en prisión al más emblemático de esos detenidos, Leopoldo López.

Mediáticamente, insistimos, el régimen busca ganar terreno y orienta su mensaje propagandístico hacia la total apropiación de conceptos como la paz, el diálogo y la vocación electoral y democrática. Demócratas son ellos, que supuestamente creen en esas herramientas las convocan y las ejercen. La oposición, se pregona, sólo cree en el atajo de la violencia y ahora la busca desesperadamente por la vía de una intervención extranjera. Mensaje insistente y repetitivo que las más de las veces queda sin respuesta, por omisión de la oposición, pero también por el hegemónico copamiento mediático.

En verdad, el gobierno se dice pacifista, pero si la población se lanzó a la calle durante varios meses del 2017 fue porque la cúpula roja cerró arbitrariamente la salida revocatoria de Maduro en 2016 y luego rompió el hilo constitucional al pretender sustituir la AN con el TSJ en 2017. De esas protestas salió la mayoría de los detenidos que ahora fueron dejados en libertad condicional, previa presentación obligada ante las cabezas de la constituyente espuria.

R. J. Medina: A la oposición le falta conexión entre la política y la realidad del país por @contrapuntovzla



Por Emma Sánchez Álvarez


"La MUD tiene que ofrecer un proyecto que sea creíble y esperanzador, porque no hay nada más sombrío que la incertidumbre", opina el exdirigente de la organización, y rescata la actividad internacional de la Mesa como un logro

Ramón José Medina fue secretario ejecutivo adjunto de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), cargo que ocupó hasta el 31 de julio de 2014. “Yo no tengo actividad política activa visible ahora, pero participo a través del Instituto de Estudios Parlamentarios Fermín Toro, a través de la Comisión de estrategias de la Mesa, o colaborando con tratar de llevar a un punto de acuerdo a todos los sectores de la oposición”, aclara de entrada ante la invitación que le hizo Contrapunto precisamente por ser un dirigente que juega el rol de "puente"y "negociador".

Es abogado. Experto en derecho tributario, corporativo, mercantil, civil, administrativo, minero, bancario y financiero, así como en las áreas de petróleo de un conocido bufete capitalino, y exdiputado. Tiene, además, prohibición de salida del país dictada por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, junto con los otros miembros de la junta directiva de El Nacional, debido a la demanda que entabló el diputado Diosdado Cabello contra el mencionado periódico. “Todo los miércoles debo presentarme en tribunales”, comenta Medina.

Contrapunto conversó con Medina sobre la situación de fragmentación y falta de coherencia en los mensajes de la Mesa de la Unidad Democrática, y por supuesto hacia donde va la oposición venezolana y cuál es el camino que, a su juicio, ésta debe seguir.

Del libro azul al Plan de la Patria, por @fernandocaminop




Fernando Camino Peñalver 17 de junio de 2018

Antes de la intentona del 4 de febrero los golpistas elaboraron lo que denominó su comandante un “muy modesto documento” denominado por ellos el libro azul. Ya en libertad en 1996, como respuesta a la Agenda Venezuela, plan económico del gobierno presidido por el Dr. Caldera, emiten otro pronunciamiento titulado Agenda Alternativa Bolivariana.

Una vez en funciones de gobierno, promulgan el Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación 2001-2007. Para poder aplicar el plan propuesto el régimen tuvo que recurrir a la aprobación de decenas de decretos leyes. De estos decretos, casi todos violan artículos de la constitución nacional, bajo la mirada complaciente de los poderes del estado sometidos al poder ejecutivo nacional.

La aplicación del Plan de Desarrollo Económico y Social de la Nación destruyó la actividad productiva nacional y con ello la generación de divisas y la oferta de bienes y servicios a nuestra población. Los sectores más afectados han sido, la industria petrolera, la de medicamentos y de la producción de alimentos. La destrucción de estos sectores básicos de nuestra economía, ha generado la crisis humanitaria que desafortunadamente se está convirtiendo en emergencia humanitaria.

Mapeando la oposición, por @Ismael_Perez




Ismael Pérez Vigil 17 de junio de 2018
@Ismael_Perez

No se ve es tarea fácil el tema de la unidad en la muy amplia, diversa y dispersa acera de la oposición. En todo caso, por lo pronto, lo primero es entender y analizar las diversas posiciones y opciones.

Sin atender a filosofías e ideologías, en 2017 con relación a los procesos electorales, nos dividíamos básicamente en tres grupos: MUD (participantes, que creíamos en la salida democrática, electoral), los abstencionistas y los disidentes del chavismo. Para el 20M se mantuvo más o menos esta división, pero con algunos cambios de “signo”, la MUD y disidentes del chavismo se conformaron en el Frente Amplio Venezuela Libre y llamaron a no participar en el proceso electoral, cosa que si hizo un grupo disidente de la oposición, encabezado por Henry Falcon, su partido, el MAS y un tercio de Copei, entre otros, que llamaron a participar y votar el 20M.

Tras el resultado del 20M, se consolidan estas posiciones eminentemente pragmáticas y electorales. Sin que sepamos aún muy claramente que más hay como estrategia fundamental, aparte de estar a favor o en contra de lo electoral, detrás de cada opción se ha armado el entramado opositor y demócrata del país, el cual pretendemos analizar, comenzando por el grupo más numeroso: la MUD y el Frente amplio.

Colombianos votaron en Venezuela en plena ola migratoria.




Redacción 17 de junio de 2018

Joser Barrera planea emigrar ante la severa crisis venezolana, y con eso en mente, fue uno de los cientos de colombianos que votaron este domingo en Venezuela para elegir al presidente de Colombia entre el derechista Iván Duque y el izquierdista Gustavo Petro.

“Tengo tomada la decisión de irme (…). Tengo un proyecto acá en Venezuela y cuando lo culmine, estaré en Colombia probando suerte”, dijo a la AFP Barrera, nacido en Venezuela, pero nacionalizado colombiano por sus orígenes familiares.

Su madre llegó hace cuatro décadas al país petrolero, otrora pujante y ahora hundido en una crisis socioeconómica.

“Es importante decidir”, comenta este diseñador gráfico de 33 años, que acude por primera vez a las urnas en unos comicios colombianos.

Hubo menor afluencia de votantes en el Consulado de Bogotá en Caracas respecto de la primera vuelta, el pasado 27 de mayo. Allí están inscritos 66.000 de los 218.040 colombianos habilitados para sufragar en Venezuela.

Un funcionario consular, sin embargo, declaró a la AFP que la asistencia se duplicó entre semana, pues las urnas están abiertas desde el lunes.

Venezuela: la mayor crisis de desplazamiento en América Latina, por @TeologiaHoy




IRIN Foundation 16 de junio de 2018

Días después de la victoria electoral del Presidente Nicolás Maduro el domingo, la mayoría de los venezolanos continúan enfrentado lo que se ha convertido en su nueva normalidad: la escasez de alimentos y medicinas, los bebes muriendo de desnutrición, el aumento del crimen, y el colapso de las infraestructuras. Los expertos advierten que el nuevo mandato de seis años de Maduro podría traerle al país – que se jacta de tener las reservas probadas más grandes del mundo – un mayor aislamiento internacional y caos económico, incluidas nuevas sanciones de los Estados Unidos, incumplimientos de la deuda, la peor hiperinflación y violencia política.

Para los países en América Latina, especialmente Brasil y Colombia, esto significa sentir aún más las repercusiones del colapso económico de Venezuela a medida que miles de familias son desplazadas a través de la región debido al hambre y la escasez.