10 Últimos

miércoles, 22 de noviembre de 2017

¿Cómo se enfrentó la hiperinflación en Perú? Por @marinojgonzalez


Por Marino J. González R.


La crisis hiperinflacionaria de Perú tuvo una larga gestación. Al igual que en Venezuela, la destrucción del aparato productivo, iniciada con el gobierno de Velasco Alvarado en 1968, fue un factor fundamental. Se expropiaron muchas empresas en diversas áreas de la actividad económica, con lo cual la producción quedó en muchos casos en manos del Estado. La vuelta a la democracia a finales de los setenta requería consolidar una nueva institucionalidad, así como atender las demandas de cambios económicos. El gobierno de Belaúnde Terry (1980-1985) no fue muy exitoso en lo segundo. La tasa de inflación se mantuvo entre 60 y 75% en los primeros años de ese gobierno. En los últimos años la tasa de inflación ya había superado 100%, coincidiendo con una caída relevante de la actividad económica (casi 10% en 1983).

A mediados de 1985 se inicia el primer período presidencial de Alan García. Las medidas económicas implementadas estuvieron basadas en el control de precios y en el control de la tasa de cambio, así como en el aumento del circulante y del gasto fiscal. Al mantener los precios de los servicios públicos relativamente bajos, el gobierno logró reducir temporalmente la tasa de inflación mensual (de 10 a 3%). De allí que la tasa de inflación de los primeros años del gobierno de García alcanzara menos del 100% anual.

En septiembre de 1988 la tasa de inflación mensual alcanzó 114% con lo cual se produce el primer episodio de hiperinflación (el criterio de hiperinflación es una tasa de inflación mayor a 50% mensual). La tasa de inflación de 1988 alcanzó 666% y la de 1989 alcanzó cerca de 3.400%. A pesar de que se mantuvo por debajo de 50% mensual desde septiembre de 1988 hasta julio de 1990, la inflación acumulada fue inmensa. Entonces se produce el segundo episodio de hiperinflación en julio de 1990 con una tasa de inflación mensual de casi 400% (la tasa mensual más alta de todas las hiperinflaciones de América Latina).

John Magdaleno sobre transición: Sin fractura en la cúpula gobernante, nada es posible por @adistasiob


Por Alessandro Di Stasio


El nuevo proceso de diálogo anunciado por los voceros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) el pasado 9 de noviembre ha provocado diferentes opiniones en la sociedad venezolana: mientras algunos se mantienen expectantes, otros consideran que no traerá beneficios al país.

¿Es posible la superación de la crisis económica, social y política del país a través de la negociación? ¿Cuál es la estrategia de los bandos políticos? ¿Es posible un proceso detransición en el país? El politólogo John Magdaleno respondió a estas interrogantes en un foro realizado en la Ucab sobre los derechos políticos de los ciudadanos.

Explicó que la principal tarea a la que se enfrenta la oposición “es que las autoridades (Gobierno) violan sistemáticamente las garantías constitucionales“.

A su juicio, mientras se violenta el marco legal del país, el Gobierno también crea un dilema estratégico a la oposición. “Si siguen participando en elecciones, se pondrán más incertidumbres para crear desconfianza en el sistema. Y si no participan, también se cuenta con un repertorio preparado, como la legitimidad y control aún mayor de la administración pública“, afirmó.

Pero mientras el Gobierno pone disyuntivas en el camino a sus oponentes, Magdaleno especificó que la oposición tiene otro gran problema por delante: no hay consensobásico acerca de la estrategia para promover el inicio de la transición, “lo que disminuye la probabilidad de un cambio político“.
“Las transiciones no ocurren mágicamente. Es una acumulación de factores condicionantes, como presiones y amenazas creíbles. De lo contrario, no hay garantías para que el régimen se aparte”, dijo.

Vecinos de Sucre logran acuerdo entre candidatos a la Alcaldía por @morapin


Por Maru Morales P.


Los vecinos organizados sentaron a los tres aspirantes opositores. La candidatura se definirá a través de una encuesta y el favorecido se anunciará antes del 4 de diciembre. Por ahora el acuerdo es de palabra, pero en los próximos días se firmará un documento que contempla 8 puntos, incluyendo el compromiso de hacer gobierno municipal de unidad.

Caracas. Los vecinos expresados en la Asociación Civil Comunidades Ciudadanas del Municipio Sucre (Comunidanas), luego de una intensa fase de conversaciones lograron sentar en una misma mesa a los tres principales candidatos de la alternativa democrática y anunciaron al país que antes del 4 de diciembre esta zona de Caracas tendrá una candidatura unitaria opositora para enfrentar al candidato del Gobierno en la venideras elecciones municipales.

Manfredo González, coordinador general de Caracas Ciudad Plural y miembro de Comunidanas, informó que través de la mediación vecinal, los habitantes organizados del municipio Sucre lograron que los tres principales candidatos de oposición a la Alcaldía de Sucre alcanzaran “un gran acuerdo en pro del municipio”.

Los aspirantes por la oposición a esta alcaldía son el exalcalde de Sucre y exgobernador de Miranda, Enrique Mendoza, postulado por Copei; el activista comunitario y fundador de Queremos Elegir, Radio Comunidad y Mi Condominio, Elías Santana, postulado por Avanzada Progresista; y la concejal Rosiris Toro, del partido Un Nuevo Tiempo.

Podemos anunciar al país que en Sucre la alternativa democrática tendrá candidato único antes del 4 de diciembre, siendo ya esto un acuerdo de palabra y en los próximos días este será firmado en conjunto con otra serie de puntos”, reveló González.

Las dificultades de la vida diaria por @ElNacionalWeb


Por Maritza Izaguirre


Este año hemos sido testigos del derrumbe de las condiciones y calidad de vida de la población. Las cifras recogen la pérdida del poder adquisitivo del signo monetario, resultado de un proceso inflacionario que se refleja en el alza semana a semana de los precios de los bienes y servicios, lo que golpea duramente el presupuesto familiar, comprometido con obligaciones tales como la compra de alimentos, el pago del transporte, los gastos asociados a la educación de los hijos y a la salud, entre otros, porque lamentablemente la debilidad de la gestión pública ha afectado seriamente la oferta de servicios responsabilidad del gobierno central, los entes descentralizados y las administraciones locales.

Se han hecho frecuente los cortes de luz, el racionamiento del agua potable, la recolección oportuna de los desechos sólidos, el mal estado de las vías públicas, la inseguridad ciudadana y las serias dificultades asociadas a la atención primaria en salud, que ha llevado a brotes de enfermedades infectocontagiosas, controladas en el pasado reciente, mediante la gestión de las autoridades responsables.

Problemas que se agravan por las deficiencias anotadas en el sistema público de atención, fuertemente deteriorado en su infraestructura, equipamiento y dotación de insumos, incluyendo recursos humanos capacitados y con experiencia. Es frecuente escuchar acerca de la necesidad de adquirir medicamentos e instrumentos necesarios para el tratamiento del paciente, ejerciendo por lo tanto presión adicional al ya reducido presupuesto familiar.

10 claves reveladas por Rafael Ramírez sobre la situación económica del país por @adistasiob


Por Alessandro Di Stasio


Advertencias, críticas y lamentos. El exministro de Petróleo y expresidente de Pdvsa, Rafael Ramírez, rompió el silencio. En una publicación en el portal web Aporrea, dio detalles de sus últimos encuentros con el presidente fallecido, Hugo Chávez, y comentó que este conocía “la tormenta” que se avecinaba en materia económica.

En diciembre de 2012, cuatro meses antes del anuncio de su muerte, Hugo Chávez sostuvo una reunión con algunos miembros de su “equipo político”. En ella hablaron de los escenarios que pudieran ocurrir en el ámbito internacional y nacional, después de su deceso, recordó el exministro Ramírez.

A continuación las claves de lo revelado por el actual Embajador de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas:

1. En una noche de diciembre de 2012 (no especifica la fecha), el presidente Chávezobligó a todo su equipo económico a hablar sobre los escenarios que surgirían si ocurría su muerte, cuenta Ramírez. En ese momento, en una reunión realizada en La Habana, capital cubana, “el Comandante nos planteó escenarios de actuación, había preocupación en sus palabras y un alto sentido de responsabilidad, así como su intención de mantenerse al frente de la lucha, a la que, finalmente, entregó su vida”.

2. Aunque Ramírez no ofrece detalles sobres lo comentado en aquel encuentro, afirma que él mismo hizo referencia al jefe de Estado sobre la “tormenta” que se avecinaba.

El primer servidor, por @OmarVillalbaG



Omar Jesús Villalba 21 de noviembre de 2017

Si los grandes líderes regresaran a su misión de servicio, pronto el mundo sería lo que soñamos.
(Anónimo)

Mi carrera política en el concejo municipal de Baruta inicio gracias al empuje de las comunidades vecinales, esto al margen de la plataforma que me han ofrecido los partidos políticos. Como baruteño, miembros de mi comunidad me dieron un voto de confianza al que respondí con dedicación y servicio. Tras veinte años en esta movida, el asunto deja de ser una cuestión de ego, para volverse vocación. Y, al final del día todo lo que se hace es por el bienestar de la comunidad, al fin y al cabo uno no puede pasar más de una década en lo mismo si no termina cogiéndole cariño.

Papá: ¿para qué sirve un diputado?, por @CarlosRaulHer



CARLOS RAÚL HERNÁNDEZ 20 de noviembre de 2017
@CarlosRaulHer

Mientras con fastidio apoya un pie en la pared para mecer la hamaca, masculla: “¿quién autorizó a Borges y Florido para ir a República Dominicana –o a Kamchatka– a negociar con el gobierno? No estoy de acuerdo y a éste que está aquí no lo representan esos tipos”. Es una versión light del mismo sentimiento que impulsó a un uniformado a atropellar y golpear al presidente de la Asamblea Nacional este año, ya que para su lógica, ser diputado no es nada. Como dijo nuestro Francisco Suniaga, sabemos muy bien a quiénes representan los mencionados, no así a quiénes representan los espontáneos que se tiran al ruedo. Ocho millones de votos son bastantes sobre todo si la interpelación viene de quienes no tienen uno ni en su casa, o se fueron del país en los días que Eva perdió la virginidad. La pregunta posiblemente es de buena fe, tal vez porque se meten en política  o a “analizarla”, sin conocer los principios elementales.

Debate de Candidatos a la Alcaldía de Baruta





Deuda de Venezuela: Estados Unidos, Rusia y China juegan por apuestas altas, por @FinancialTimes ‏



John Paul Rathbone y Robin Wigglesworth 21 de noviembre de 2017

La semana pasada, por invitación del presidente Nicolás Maduro, un grupo de financistas internacionales viajó a Caracas para comenzar lo que se ha denominado la reestructuración de la deuda más complicada del mundo, también una de las más grandes y ciertamente una de las más extrañas.

En una Capital afectada por la tasa de homicidios más alta del mundo, los inversores se apostaron en un edificio que parece en una tarta de helado blanco, frente al Palacio Presidencial. Aumentando la irrealidad de una economía socialista apuntalada por las reservas de petróleo más grandes del mundo pero mal administrada hasta casi el colapso, el gobierno extendió una alfombra roja para sus huéspedes y colocó una guardia ceremonial.

martes, 21 de noviembre de 2017

UnidosXBaruta invita al Debate de los Candidatos, miércoles #22Nov, 5:00 pm, La Trinidad



Los pobres en último lugar por @ElNacionalWeb


Editorial

El Nacional


En nuestra edición de ayer le dedicamos un amplio espacio a las noticias sobre la crisis humanitaria que sufre Venezuela desde la llegada del socialismo del siglo XXI, que de socialismo no tiene nada y mucho menos de siglo XXI pues es atraso en estado puro y duro. También la columna de nuestro presidente editor, Miguel Henrique Otero, escrita desde el exilio, no solo hace referencia pormenorizada sobre esta crisis sino también sobre el problema moral y operativo que ella significa.

Desde luego que la parte moral es por sí misma no solo relevante sino fundamental porque un gobierno, como es el actual, que se niega a proporcionar atención médica a la población está incurriendo en un monstruoso delito más propio de otros siglos incivilizados y bárbaros. Impulsar una política basada en el exterminio del opositor al negarle sus derechos a la salud, el acceso a los alimentos y a las medicinas adecuadas solo era pregonado por el fascismo y el comunismo soviético. Hoy renace entre nosotros como una política de Estado de la cual la camarilla civil y militar se enorgullece.

Nuestro presidente editor en su escrito recuerda que “desde hace no menos de un año, voces de las más diversas instituciones y de la sociedad civil organizada vienen clamando porque se permita el ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela. La iglesia y sus núcleos de base, organizaciones no gubernamentales, voceros de los partidos políticos democráticos, líderes sociales y de gremios de trabajadores, profesionales y empresas, han coincidido en la petición. A ello se han sumado, en cantidad y representatividad impresionante, voceros e instituciones de más de 60 países”. 

El candidato unitario por @jpaezavila


Por Juan Páez Ávila


Tal vez previendo que Nicolás Maduro y sus más altos colaboradores, resuelvan ordenarle a la mayoría del Consejo Nacional Electoral (CNE) que convoque por adelantado las elecciones presidenciales, algunos dirigentes de la oposición, e incluso algunos sub grupos que han surgido entre los miembros de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) han expresado públicamente sus opiniones, favorables a escoger en lo inmediato el candidato de la oposición en elecciones primarias, haciendo uso del derecho inalienable de expresar libremente sus puntos de vista, sobre el momento político que atraviesa el país, y en particular los adversarios del gobierno.

El planteamiento podría resultar, si no extemporáneo, por lo afirmado en el párrafo anterior, por lo menos inconveniente a los intereses de la propia unidad democrática, si no se han neutralizado, para no decir arreglado, las serias discrepancias que han surgido en el seno de la MUD, en los últimos días, con descalificaciones personales entre altos y prominentes dirigentes de varios Partidos Políticos.

En las condiciones políticas de la actualidad, aprobar un candidato supuestamente unitario, después de una campaña interna en la que la diatriba política se manifieste con más virulencia, para descalificar a unos y privilegiar a otros, podría no sólo dividir y perjudicar a la oposición que tiene apoyo de la mayoría de los venezolanos, sino también favorecer la política y los intereses del gobierno.

La entrevista de un periodista español que acorraló a Maduro por @ElNacionalWeb


Por EL NACIONAL WEB


La primera parte de la entrevista que le hizo Jordi Évole a Nicolás Maduro para el programa Salvados, en el Palacio de Miraflores, estuvo cargada de tensión. Hablaron de la corrupción, las dictaduras, la economía, la situación económica de Venezuela, entre otros temas.

Évole le preguntó a Maduro sobre la gran cantidad de billetes que se requieren en Venezuela para comprar artículos de primera necesidad, a lo que el presidente respondió que esta situación es generada por la supuesta guerra económica.

El periodista explicó los elevados precios de los alimentos en el país y lo difícil que es adquirirlos con un sueldo básico.

“Venezuela ha sido sometida durante los últimos cuatro años a una de las modalidades más bestiales de la guerra económica”, contestó Maduro.

El mandatario explicó que, a su juicio, la economía venezolana se ha visto afectada por depender del petróleo como único ingreso. Ante este argumento, el periodista español cuestionó la eficiencia de la revolución.

“¿Y la revolución no ha sido capaz de acabar con eso? Lleva 18 años en marcha la revolución “, preguntó.

El subdesarrollo fue al banco por @cjaimesb


Por Carolina Jaimes Branger


Una de las cosas más desagradables de la Venezuela de hoy es ir al banco. La diligencia que antes tomaba media hora, ahora toma tres, cuatro o más horas, para obtener si acaso diez mil bolívares, que alcanzan para comprar un solo Cocosette. Maduro se llenó la boca diciendo que habían llegado treinta millones de billetes de cien mil, quizás sin darse cuenta de que eso es apenas un billete por cabeza en un país de treinta millones de almas. Encima, el billete de mayor denominación en el país no compra prácticamente nada.

El jueves pasado esperaba pacientemente en una de esas colas, repitiendo el mantra “ommmm, ommmm, ommmm”. La gente en general se veía resignada, conformismo que me mata, pero al menos había orden. Hasta que llegó una señorita que caminó ostentosamente al lado de la larguísima fila y escoltada por el vigilante de la oficina, se coleó. La gente empezó a verse las caras y un señor de camisa azul que estaba varios puestos más adelante de mí, se quejó con el guardia: “¿qué falta de respeto es ésa, si nosotros tenemos casi tres horas haciendo fila?”. La respuesta del guardia fue “ella trabaja en el banco y es más importante que ustedes porque es empleada”. Caramba. Esas categorizaciones de la nueva Venezuela son en verdad chocantes. Si la señorita era empleada del banco ha podido hacer su diligencia por la “parte de atrás” y nadie hubiera pasado por el disgusto de que se le hubiera coleado alguien luego de llevar ese tiempero haciendo cola. Yo pensé en mi mamá que odiaba que yo me quejara. Decidí convertir aquella pesadilla en una experiencia antropológica y me quedé como observadora omnisciente.

El señor de azul se acercó a la coleada a preguntarle que cuál era su privilegio para haber pasado por delante de todos. “Obviamente usted no está embarazada, ni es discapacitada, ni de tercera edad”. Ella ni lo vio y siguió adelante con su procedimiento en la caja. Otro señor de origen portugués también comenzó a quejarse. El señor de azul dijo en voz alta y clara: “Venezuela es una “M” (con todas las letras) por gente como ella, sin empatía con sus compatriotas, abusadora y maleducada”. Y allí se armó la sampablera. Salieron a relucir todos los estereotipos de subdesarrollo:

Los Abastos Bicentenario se convierten en tiendas Clap y ofrecen artículos de empresas privadas por @mayearmas


Por Mayela Armas


“No hay ninguna oferta, los productos los venden al precio que está marcado” comenta Iris Rojas una trabajadora que vive en El Cementerio y que acudió a la tienda Clap ubicada en Los Símbolos, donde hasta hace algunas semanas estaba un Abasto Bicentenario.

Desde tempranas horas de la mañana, Rojas llegó a la tienda y al mediodía había comprado arroz, mayonesa, café y papel higiénico, en lo que gastó más de 100.000 bolívares. “Vine hasta acá porque hay arroz que ya no se consigue con facilidad, pero los demás productos cuestan como en cualquier otro sitio”.

Los Abastos Bicentenario se están convirtiendo en la red de tiendas de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (Clap), lo que aumenta el dominio de esas instancias.

El pasado año el presidente Nicolás Maduro creó los Clap para la venta de bolsas de comida casa por casa, luego mediante los decretos de emergencia les dio poder para controlar la producción y distribución de las empresas.

Con un sector privado, cuya capacidad está disminuida por el control de precios y la menor asignación de dólares, el Gobierno le impuso más medidas para mantener a los Clap. Y ordenó que 50 % de la producción de alimentos y artículos de higiene de las industrias fuera a los Comités, aunque muchas plantas terminan entregan casi 60 % de lo que elaboran y el resto es lo que colocan en supermercados y mercados municipales.

Venezuela parece encaminada a más miseria, por @washingtonpost ‏



The Washington Post 20 de noviembre de 2017

Durante varios años, el autodenominado gobierno socialista de Venezuela ha estado pagando miles de millones de dólares a los banqueros de Wall Street para evitar el impago de sus abrumadoras deudas, incluso mientras priva al pueblo venezolano de importaciones vitales de alimentos y medicinas.

Ahora esa cuestionable política, una de las últimas formas en que el gobierno de Nicolás Maduro se distinguió de los regímenes parias del mundo, parece desmoronarse. La semana pasada, las agencias calificadoras declararon que Venezuela y su compañía petrolera estatal estaban en incumplimiento selectivo, un paso que podría desencadenar una cascada de otras sentencias y enviar a los acreedores a competir para apoderarse de los activos extranjeros del país.

Urge un grupo Contadora para Venezuela, por @ingridjimenezm



Ingrid Jiménez 19 de noviembre de 2017

En 1983, Colombia, México, Venezuela y Panamá tuvieron una iniciativa que a la larga condujo a la paz en Centroamérica. Los cuatro países se reunieron en la isla panameña de Contadora, con el fin de encontrar una solución pacífica a las guerras que durante años asolaron a El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Desde la Revolución Cubana, los movimientos insurgentes se fortalecieron en América Latina y decidieron combatir con las armas a las dictaduras militares que dominaban la región.

Paralelamente, el gobierno venezolano a través del excanciller Arístides Calvani, promovió directamente la democratización de Centroamérica a través del diálogo con los guerrilleros y los militares con el fin de delinear una estrategia de paz duradera. Esto se concretó en el Acta por la paz y la Cooperación que establecía un esquema de cooperación económica, paz, democratización y seguridad regional.

Acusan a cúpula chavista de crímenes de lesa humanidad ante Corte de La Haya, por @DelgadoAntonioM.



ANTONIO MARIA DELGADO 20 de noviembre de 2017

El Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) nombrado por la oposición venezolana anunció el lunes desde Miami que presentó ante la Fiscalía de la Corte Penal Internacional en La Haya una denuncia acompañada por pruebas que acusan a cerca de 60 funcionarios del régimen de Nicolás Maduro de participar en crímenes de lesa humanidad.

La denuncia, presentada ante el TSJ inicialmente por el ex ministro de Maduro Hebert García Plaza, acusa a los líderes del régimen de instaurar un esquema sistemático de persecución política que convierte en enemigos del Estado a cada ciudadano en desacuerdo con el proyecto político impulsado por el chavismo.