10 Últimos

lunes, 19 de febrero de 2018

Venezuela en cierre técnico por @goyosalazar



Por Gregorio Salazar


Con el país al borde del cierre técnico, Maduro anuncia que acabamos de tener los carnavales más felices de los últimos años, que de alguna manera es decir de nuestras vidas. No es mucho el falsario consuelo que nos brinda el desquiciamiento oficial que al día siguiente dice con descomunal desparpajo que en sus narices le han robado un millón de cajas del CLAP.

Veamos: 10 millones de kilogramos que ocuparían toda una caravana de gandolas de alimentos, lo más preciado en el día de hoy para los venezolanos, puesto bajo custodia de las heroicas fuerzas armadas chavistas, desaparecen sin explicaciones. Otra excusa estúpida, mientras ocultan que en su última entrega las famosas cajas, distribuidas apenas cada tres meses, triplicaron su precio y disminuyeron drásticamente su contenido, íntegramente importado para colmo de males.

Decir que Venezuela está al borde del cierre técnico no es una exageración ni una desmesura de opositor neurótico

Si las refinerías nacionales, como es ya más que evidente, están al borde del colapso general lo está entonces el Estado venezolano, cuya economía sin los dólares que produce la industria petrolera pasará a ser un cuerpo exangüe, sin fuerzas para su funcionamiento ni su recuperación.

Desde Paraguaná, la dirigencia sindical de PDVSA viene alertando desde hace mucho tiempo la caía en picada de la operatividad de las refinerías de Cardón y Amuay, que otrora fuera el complejo de refinación más grande del mundo. Una sola planta destiladora, en Cardón, queda en funcionamiento y no todos los días de la semana. Además, en condiciones de riesgo extremo para sus trabajadores.

Es en el interior del país donde se percibe con más dureza los efectos de la hecatombe en la que ha sumido a Venezuela la descocada cúpula chavista. En Paraguaná, sede del complejo refinador, se conoce a la perfección lo que significa la estampida humana que está dejando a Venezuela sin sus mejores capacidades. Son masivas las renuncias del personal obrero y también del gerencial que han puesto su mira a otras latitudes donde puedan desarrollar con normalidad sus vidas.

Maduro-Diosdado-Rodríguez: El triunvirato del poder por @polis360



Por Piero Trepiccione


En los últimos tiempos las tres figuras que ejercen una influencia determinante en el gobierno y en la política venezolana sin duda alguna son Nicolás Maduro, Diosdado Cabello y Jorge Rodríguez. Los tres, desde sus respectivas esferas: Maduro en lo burocrático-institucional y emblemático (heredero público de Hugo Chávez); Diosdado en lo militar-organizativo y Rodríguez en lo estratégico-comunicacional; prácticamente constituyen una orquestación que dirige los destinos del país y la articulación política alrededor del proyecto “revolución bolivariana” en el Gobierno.

Mucho se ha especulado sobre la posibilidad de una división entre estos factores de poder en el seno del chavismo que debilitaría enormemente su capacidad de actuación monolítica y pondría en riesgo inclusive su estadía al frente del gobierno central; pero la verdad verdadera es que, frente al deterioro abrupto de las condiciones de vida de los venezolanos, el deslave económico al que nos ha conducido el esquema de políticas públicas y el cada vez más agudo cerco de la comunidad internacional sobre el Gobierno este triunvirato, lejos de dividirse, se aglutina y se cierra como mecanismo de defensa frente a la coyuntura actual.

Estos tres actores fundamentales de las fuerzas chavistas se han venido atrincherando para cerrar filas en defensa de su proyecto, independientemente de las consecuencias que esto está generando en la población venezolana.

Este 2018 parece ser un año determinante en materia de definiciones políticas. Con los niveles de hiperinflación y recesión a los que está sometida nuestra economía, difícilmente se pueda mantener el mismo rumbo de las dos últimas décadas. Es decir, el cambio, inevitablemente, pudiera estar cercano.

El problema radica en que si tienes un triunvirato firme y cerrado que no da pie para generar válvulas de escape constitucionales, las cosas pueden llegar a complicarse de tal manera que la población va a resentir aún más las dificultades. Esto puede llevarnos a escenarios donde la política se continúa por otras vías.

Experimento por @tulioehernandez



Por Tulio Hernández


Me gusta llamarlo así. Experimento Venezuela. Porque el proceso social que se inició en el año 2009, antes que un proyecto político que sigue un guion cerrado, ha tenido mucho de aleatorio. De ensayo y error. De talento para resolver la coyuntura e incapacidad para diseñar estrategias de largo aliento.

Al llamado “socialismo del siglo XXI” le ha costado mucho mantenerse en el poder. En ese esfuerzo ha gastado la mayor parte de su energía. Y de los recursos del país. Han sido tan resueltos para impedir la alternancia como impotentes e inservibles, para gobernar.

El legado de Chávez fue una utopía que tenía fijado un destino solo existente en su mente. Otro mar de la felicidad. Pero no le dio tiempo, o no quiso, o no pudo, diseñar el camino para arribar a él. Era un viaje con lugar de llegada, pero sin plan de vuelo. Sin itinerario.

Es lo que explica que este gobierno haya sido un proyecto experimental. No es, ya lo hemos dicho, una réplica del comunismo cubano o soviético. De las comunas verdes de Gadafi. Ni un calco de Videla o Pinochet. Ha sido otra cosa. Un híbrido.

Medianamente restringido por la camisa de fuerza de las reglas del juego democráticas escritas en  la Constitución que ellos mismos aprobaron, asediado por las nuevas relaciones internacionales que limitan la posibilidad de dictaduras orgánicas y por la transparencia inmediata de las redes sociales, el chavismo aprendió a construirse ardides, atajos, trucos y pillerías que le permitieran seguir en el poder sin tener que hacer abiertamente aquello a lo que su naturaleza totalitaria les empuja. Patear la mesa y gobernar por la fuerza de las armas y los ríos de sangre.

El hermano de los indígenas makiritares advierte sobre las consecuencias devastadoras del Arco Minero por @komunikaven1



Por Jesús María Aguirre S.J.


Siguiendo las últimas consignas del Papa Francisco en Laudato Sí, René nos invita a sumarnos al plan de defensa amazónico. Expresa serias dudas sobre el plan depredador del Arco Minero.

El miércoles, 7 de febrero, nos visitó en las oficinas del Centro Gumilla el Hermano René Bros, quien nos ha orientado siempre con reflexiones y análisis sobre el tema indígena. Muy cercano al jesuita extinto Hermano José María Korta, aunque anterior en la defensa de las causas indígenas del Amazonas venezolano, nos ha comunicado su honda preocupación por las consecuencias devastadoras del Arco Minero entre las comunidades nativas. Para quien no conoce al Hermano René, reproducimos esta semblanza de este hermano de los indígenas, quien ha convivido con ellos en la cuenca del río Caura, casi medio siglo.

Aislar a Maduro, por @ELTIEMPO



Mauricio Vargas 18 de febrero de 2018

a primera ministra peruana, Mercedes Aráoz, lo ha dicho con claridad: el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, “no puede entrar ni al suelo ni al cielo” del Perú porque “no es bienvenido”. Con esas contundentes palabras, la jefa de gabinete confirmó el retiro de la invitación al mandatario venezolano, quien no podrá asistir a la Cumbre de las Américas, por celebrarse en Lima el 13 y el 14 de abril. Con su verborrea de sátrapa ignorante, Maduro ha respondido a lo macho: “Iré a la cumbre, llueva, truene o relampaguee”. Aunque Maduro ladre, la realidad es que el anuncio de Perú, consultado con las principales cancillerías de la región, marca el inicio de un merecido aislamiento internacional al corrupto y sanguinario régimen chavista, que ha llevado a Venezuela a una tragedia humanitaria de hambre y violencia que produce miles de refugiados semanales, hacia Colombia y otros países de la zona. La reacción latinoamericana se ha tardado mucho: tras años de mirar para otro lado, el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, y la mayoría de sus colegas han comprendido que la onda expansiva de la explosión social de Venezuela amenaza a toda la región.

El camino a seguir, por @JulioCArreaza



Julio César Arreaza B. 18 de febrero de 2018

El camino de la lucha hay que definirlo después de tantos ensayos y errores cometidos. El momento histórico demanda grandeza y desprendimiento por parte de la oposición, procedamos a dejar de lado a los enanos que nos hunden en el tremedal con sus cálculos pequeños de sobrevivencia y descarrilan la ruta..

Quienes impunemente por ahora han producido los males de la patria a borbotones durante estos 20 años aciagos, están incapacitados definitivamente para superarlos. El causante principal de la desgracia es el difunto de ingrata memoria. Por favor no hablemos de sus hijos díscolos, si el actual ocupante de la presidencia era el hijo primogénito y predilecto, Rafael Ramirez significó el bebé querido del interfecto.

Venezuela: ahora, tragedia de todos, por @RicardoTrotti ‏



RICARDO TROTTI 18 de febrero de 2018

Esta semana fue funesta para Nicolás Maduro. Todos reaccionaron en contra de su fraudulenta convocatoria a elecciones para el 22 de abril, en las que quiere competir sin oposición ni supervisión.

Quedó en el pasado la época en que los gobiernos mantenían silencio ante la tragedia política venezolana, por miedo a las represalias estridentes del régimen o a quedarse sin petróleo a precios subsidiados.

A la oposición no le resultó fácil revertir esa indiferencia general. Sus denuncias chocaron con el romanticismo que se le prodigaba al chavismo por su cháchara anti imperio, igual que al comunismo cubano. También tropezaron con una tramposa maquinaria electoral de apariencia democrática y con la construcción de procesos de diálogo que el régimen usó para comprar tiempo y acrecentar su poder.

Perú tiene cómo impedir el ingreso de Maduro, dice la canciller, por @AFPespanol



AFP 18 de febrero de 2018

Perú tiene los mecanismos administrativos para impedir el ingreso del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a su territorio para participar en la Cumbre de las Américas, dijo el domingo la canciller peruana, Cayetana Aljovín.

“Todo Estado tiene facultades y procedimientos administrativos para establecer medidas de diferente tipo cuando una persona no es bienvenida”, sostuvo Aljovín en una entrevista con el diario La República.

“Cuando a alguien se le dice que no es bienvenido, debe asumir que no es bienvenido. Estoy segura, así va a ocurrir”, agregó.

El martes, al término de una reunión de los 14 países del Grupo de Lima, Aljovín pidió a Maduro que desistiera de acudir a la Cumbre, pues su presencia ya no era “bienvenida” a raíz de su insistencia de realizar elecciones presidenciales en Venezuela el 22 de abril sin garantías para la oposición.

domingo, 18 de febrero de 2018

Venezuela sí puede recuperarse por @hcapriles



Por Henrique Capriles


Este Gobierno ha demostrado que sólo sabe conducir en retroceso y por más que se le enseñe la manera de frenar para evitar caer en el abismo y de enrumbar al país hacia una senda de crecimiento, su afán destructivo y su ambición lo llevan a mantenerse en una dirección de desastre.

Venezuela, como otros países antes que el nuestro, enfrenta situaciones económicas, políticas y sociales que parecen insuperables, pero la historia ha demostrado que con políticas adecuadas, dirigidas por gobiernos que quieran de verdad la recuperación económica, el rescate es posible.

Los venezolanos no nos podemos permitir pensar que todo tiempo pasado fue mejor, como se dice popularmente. Es cierto que de mantenernos por el camino actual y con lo que han sido los primeros 45 días del 2018, no hay que ser un experto en economía para darse cuenta de que este año será peor, y por mucho que el 2017. Pero no nos podemos quedar con esa idea, observando con los brazos cruzados cómo se cumple el maquiavélico plan del Gobierno.

Venezuela sufre un proceso de hiperinflación que está destruyendo el salario, la pensión, la jubilación, el ahorro, la salud, la alimentación y a todo el país. La inflación del mes de enero fue de 84%, mientras la anualizada alcanzó 4.068%. Si esa tendencia se mantiene, al final de 2018 podríamos tener una inflación superior a 100.000 %.

Por cuarto año consecutivo encabezamos la lista de las economías más miserables. ¡Qué indignante! Esto ocurre en el país con las mayores reservas petroleras del mundo.

Siempre he dicho que Venezuela tiene más futuro que pasado y lo sostengo. Pero también podemos echar mano de la memoria y recordar que en nuestra tierra producíamos nuestros alimentos y que las industrias generaban empleos.

Ese contraste entre lo que llegó a ser nuestro país y en lo que se ha convertido por la acción de un Gobierno que atenta contra todo lo que estaba de pie debe ser un estímulo para la reconstrucción de Venezuela.

¿Otra vez? Por @leomoralesp



Por Leonardo Morales P.


Sí, pero no. Dale y después vemos. Espérame que no llegaré. Expresiones de una política sin aliento y sin futuro que solo se inspira en una abreviada mirada. Son como aquellas aves de atractivo plumaje y de pico largo, que a muchos atrae, pero que su mirada corta y bajo vuelo la hacen presa fácil de los depredadores.

Eso es lo que hoy se ofrece a los venezolanos: ahora abstención y luego ya veremos; antes lo habían hecho los adecos del 52 cuando llamaron a la abstención negando los votos a Jóvito Villalba, luego, en el 2005, junto al resto de los partidos le entregaron a Chávez toda la Asamblea Nacional. Lo repitieron en el 2017, regalaron las alcaldías y debilitaron la unidad.

Lo común en cada uno de esos momentos es, por un lado, que la dictadura no cayó sino hasta 1958 y no por obra de la abstención electoral, mientras que en los eventos más recientes, 2005 y 2017, revelan con meridiana claridad la inutilidad de la abstención como instrumento de cambio político: el chavismo sigue allí.

El argumento que siempre reposa en la mesa para defender la abstención es el de la legitimidad que otorgaría al régimen la participación electoral, cuando en verdad la legitimidad viene originada por el apoyo que recibe el gobierno por sus acciones. Dice Pierre Rosanvallon: “La elección solo valida un modo de designación de los gobernantes. Ya no implica una legitimación a priori de las políticas que luego se llevarían a cabo.”

A partir de esa precisión del historiador francés, bien puede concluirse que aun cuando no se participe en una elección, la designación que emerja de allí no queda deslegitimada por una baja cantidad de sufragios a favor del ganador. Así como tampoco por una alta abstención. Basta recordar que en su segundo mandato Caldera obtuvo cerca del 30% de los votos y en ningún momento se puso en duda su legitimidad y jamás se solicitó su dimisión por el escaso apoyo obtenido.

Unidad contra la dictadura por @perroalzao



Por Arnaldo Esté


Hay que darle la pelea a la dictadura.

El fraude está cantado y en marcha, pero hay que unirse para dar la pelea contra ese fraude y todas violencias que seguirán y que serán muchas.

Las divisiones del gobierno ayudan y cada vez son menos los que aún se refugian en pretensiones ideológicas. El discurso oficial se queda en consignas y rezongos para alimentar su poder y complicidad. El cultivo de la mendicidad es reiterado en billetes y regalos sin mayor valor. La crisis general invade todos los resquicios de la vida social e individual haciendo menudear las protestas. La infraestructura en vías y servicios se desploma y los ingenieros anuncian una caída de la energía eléctrica que lo paralizaría todo.

Frente a eso, el apoyo internacional ha crecido y sigue haciéndolo. Nos toca a todos corresponder superando el escepticismo y la amargura y, para ello, hay que incrementar nuestra fuerza, hacer conciencia de ella y expresarla con la unidad. La unidad requiere, además de decisiones y acuerdos, de unos símbolos que con economía de recursos lo expresen, y esos símbolos se deben mostrar en el juego electoral. Hay que participar en la farsa a sabiendas de lo que es, pero sabiendo también que hay que enfrentarla y desenmascararla con todos los recursos.

Cuando escribo ahora, sé que los dirigentes opositores están reunidos y en consulta y es bien posible que para el sábado, cuando esto se publique, ya tengamos una propuesta, un candidato y un acuerdo para apoyarlo.

¿UNIR POLÍTICAS CONTRAPUESTAS? Por @garciasim



Por Simón García


La tardanza de la MUD en decidir puede obedecer a elevar la presión por el cambio de las condiciones electorales o a la inexistencia de consenso. El punto de participar o no en el proceso electoral, lejos de ser un falso dilema, es nuevamente una piedra de tranca. Tan decisiva que nubla la oportunidad de formular una política alternativa y unitaria frente a un régimen que sigue destruyendo libertades y generando hambre.

Uno de los puntos para resolver ese dilema debería ser las experiencias de la abstención absoluta de la oposición el 2005 o las parciales del 2017. Ninguna impidió el avance del régimen ni evitó que los órganos electos en condiciones de ilegalidad, alcanzaran una legitimidad de hecho.

En la otra banda, existe un caso de participación unitaria el 2015, con objetivos claros y una eficiente defensa del voto que logró asegurar una contundente mayoría electoral, aunque posteriormente el  autoritarismo anulara inconstitucionalmente a la Asamblea Nacional. Ahora, tratándose de una elección presidencial, el ventajismo será mayor y el comportamiento oficialista más rudo; pero el rechazo al gobierno y las condiciones de sobrevivencia impuestas a la población son también más propicias para alentar un sunami electoral que quiebre al fraude o resalte sus tramposerías.

La decisión es de primera importancia. Sea cual sea la que se adopte, debería salvaguardarse la participación de unos y otros en la conformación de una estrategia unitaria de mediano plazo para hacer más eficaces las tácticas de debilitamiento,  desplazamiento y derrota del régimen. La oposición, en sus variadas gamas, debe dejar de atacarse a si misma para concentrarse en el combate a los responsables de la descomposición y la ruina del país.   

En el día del amor me tocó llorar por @centrogumilla


Por Sumito Estévez


Estoy en Manta. Ecuador. Hago un festival en un restaurante. En la cocina hay venezolanos. Uno de los anfitriones es venezolano. El señor que cuida los carros no es empleado pero le dan almuerzo y vive de lo que le den. En el camino un semáforo rojo es la oportunidad que espera un andino, infiero por su acento educado, para limpiar el vidrio del auto. Un andino como de mi edad, ya entrado en la década de los cincuenta. Ahora que lo medito el que cuida los autos, el anfitrión, el limpia vidrios, ya no son tan jóvenes. La gente no tan joven suele tener una vida hecha. Tenían.

Estoy en la habitación. Suena los nudillos de alguien contra la madera. Entra Fredy a asearla. También es un hombre como de mi edad. Es raro que un hombre limpie la habitación de un hotel. Ahora que lo pienso, no recuerdo si antes me había pasado.

Voy a contar la historia de Fredy. No sé si Fredy se escribe con una o con dos des. Hablé mucho rato con él. Usaré el recurso de la primera persona para intentar ponerlos en mi lugar.

Soy Freddy. Trabajaba para empresas Polar.

Pude comprar casa en los Dos Caminos y traerme a mi Mamá de Los Teques. Los Teques está muy peligroso. Tuve dos hijos y una hija. Tengo dos nietas. Son las hijas de uno de mis hijos. Mi hija tuvo que dejar la universidad, ya no podíamos pagarla.

Mi hijo estudiaba en la Andrés Bello. Lo persiguieron por la Páez para robarle la moto. En la Redoma la India lo balearon. Agonizó 15 días. Tenía veinte años.

Me volví loco del dolor. Literalmente loco. Me internaron en Clínicas Caracas por la depresión. Empresas Polar pagó todo, teníamos buen seguro.
Soy católico. Mi abuela me enseñó a rezar el rosario y mi Mamá decía que de no haberme casado hubiese sido cura. Pequé y le reclamé a Dios por haberme abandonado. Un día una enfermera me puso una estampa de José Gregorio Hernández en el pecho y me dije que no iba a enterrar a mi fe junto a mi hijo.

Las elecciones deben ser libres, por @Analitica




Editorial Analítica 17 de febrero de 2018

Uno de las conquistas principales de la humanidad ha sido la instauración de la democracia en numerosos países y, si bien, como decía Churchill, “la democracia es el peor de todos los sistemas políticos, con excepción de todos los sistemas políticos restantes”, no se ha descubierto otra modalidad de gobernar que asegure para los ciudadanos un adecuado respeto a las leyes y a la constitución, ni que les garantice el mínimo necesario de convivencia y de justicia social.

La pretensión de la ANC de convertirse en el ente supremo que puede decretar el cómo y el cuándo se pueden realizar elecciones en nuestro país, no solo proviene de un ente cuya legitimidad de origen ha sido cuestionada, tanto en Venezuela como en gran parte de la comunidad internacional, sino que como si eso no fuese en sí suficiente para desconocer su decisión de convocar a elecciones presidenciales anticipadas, lo hace sin las garantías necesarias para que estas sean transparentes, equilibradas y que todos los venezolanos puedan tener el tiempo requerido para inscribirse en el registro electoral, tanto en el pais como en el exterior.

Surco, Sobre Unidad, por Josemaria Escrivá



Josemaria Escrivá 17 de febrero de 2018

La táctica del tirano es conseguir que riñan entre sí los que, unidos, podrían hacerle caer. —Vieja artimaña usada por el enemigo —por el diablo y por sus corifeos—, para desbaratar muchos planes apostólicos.

Evita siempre la queja, la crítica, las murmuraciones...: evita a rajatabla todo lo que pueda introducir discordia entre hermanos.

No se puede promover la verdadera unidad a base de abrir nuevas divisiones... Mucho menos, cuando los promotores aspiran a hacerse con el mando, suplantando a la autoridad legítima.

En el apostolado, obedece sin fijarte en las condiciones humanas del que manda, ni en cómo manda. Lo contrario no es virtud.

La mirada misericordiosa de Dios todo lo transforma, por @Pontifex_es



Papa Francisco 17 de febrero de 2018

Evangelio según San Lucas 5,27-32

No he venido a llamar a los justos sino a los pecadores: "En aquel tiempo, vio Jesús a un publicano, llamado Leví (Mateo), sentado en su despacho de recaudador de impuestos, y le dijo: "Sígueme". Él, dejándolo todo, se levantó y lo siguió. Leví ofreció en su casa un gran banquete en honor de Jesús, y estaban a la mesa, con ellos, un gran número de publicanos y otras personas. Los fariseos y los escribas criticaban por eso a los discípulos diciéndoles: "¿Por qué comen y beben con publicanos y pecadores?". Jesús les respondió: "No son los sanos los que necesitan al médico, sino los enfermos. No he venido a llamar a los justos, sino a los pecadores para que se conviertan". Palabra del Señor.

Reflexión del Papa Francisco

Fuera máscaras, vive (en paz) según lo que eres tú, por @pacarlospadilla



Carlos Padilla Esteban 17 de febrero de 2018

Pienso que necesito adherirme a la verdad de mi vida dejando de lado las mentiras que me pesan.

Muchas veces vuelve a mi corazón esa afirmación de san Juan, cuando dice que la verdad me hará libre. La verdad sobre mí. La verdad en mi vida. La verdad que deseo y anhelo. La verdad en la que me reconozco y encuentro mi camino.

No hay nada que me haga más daño que la mentira. El engaño envenena mi alma. Enturbia la luz que ilumina mis pasos.

Tengo la opción de vivir en la verdad o vivir en la mentira.Engañar y ser engañado. Pero en ocasiones no me siento capaz de aceptar toda la verdad. No tengo fuerzas para enfrentar los hechos como son. Tengo miedo.

sábado, 17 de febrero de 2018

Mario Moronta: "Los obispos estamos contra el régimen totalitario que se está imponiendo en Venezuela", por @religiondigit, @JosMVidal1 ‏



José Manuel Vidal 16 de febrero de 2018

"A la dirigencia política del oficialismo y de la oposición no le parece interesar el bien común sino sus propios intereses". Contundente denuncia de monseñor Mario Moronta, recién nombrado vicepresidente de los obispos venezolanos, quien, frente al hambre, la opresión y la crisis migratoria que se vive en el país, apuesta por que la Iglesia siga "intensificando la opción preferencial por los pobres y excluidos".

Los medios españoles dicen que sólo por la frontera de Cucuta ha pasado un millón de refugiados venezolanos en un mes hacia Colombia. ¿Es cierto?