10 Últimos

sábado, 17 de diciembre de 2016

La @RedOrgBaruta se pronuncia: Nicolás Maduro es responsable político del desastre que estamos viviendo




Como ciudadanos Venezolanos y vecinos de Baruta, declaramos nuestro rechazo al Gobierno Nacional por su conducta sistemática de maltrato contra la población venezolana; acusamos y expresamos nuestro profundo malestar frente a unas políticas que lo único que han logrado es destruir de manera significativa la calidad de vida de los Venezolanos en todas las áreas de la vida diaria.

En la Red de Organizaciones de Vecinales de Baruta, como lo ha señalado en reiteradas oportunidades la Conferencia Episcopal Venezolana, estamos conscientes que el único responsable del deterioro y las ruinas en las cuales está el país, no es otra persona que Nicolás Maduro y el proyecto expresado como Plan de la Patria 2013-2019.

En consecuencia, como electores, expresamos nuestro absoluto respaldo a la Declaración de Responsabilidad Política del Presidente Maduro en la crisis venezolana, aprobada por la Asamblea Nacional el pasado día 13 de diciembre de 2016 y reconocemos en esa Declaración, la expresión más legítima del sentir de la soberanía popular.

Como ciudadanos, cuestionamos que los diputados del oficialismo se hayan retirado del hemiciclo de la Asamblea Nacional, pues ello pone en evidencia la incapacidad de esos representantes de escuchar una realidad social, económica y política que sólo advierte fracaso, ruina y deterioro del País. 

Asumimos como Sociedad Civil Organizada, nuestra responsabilidad en divulgar y debatir en los espacios públicos con nuestros vecinos, las razones de esa responsabilidad política, que se perciben con claridad por cada uno de los venezolanos. 

Denunciamos la incapacidad del Gobierno Nacional en atender los problemas más relevantes del país, con lo cual ha profundizado la crisis. Por más hegemonía comunicacional que tenga el gobierno y las acciones que intenten silenciar a la oposición, es imposible ocultar:

- La inseguridad alimentaria que se profundiza para el control político de la sociedad a través de un modelo clientelar selectivo y que afecta la nutrición de todos los venezolanos.
- La ausencia de medidas para enfrentar los graves problemas de salud pública que hoy nos afecta como sociedad. No hay un Estado que garantice el servicio público de salud con calidad, con los insumos médicos y quirúrgicos necesarios para atender las necesidades de los ciudadanos. La emergencia humanitaria ha sido reclamada desde hace muchos meses atrás, en varias oportunidades y el gobierno no ha actuado. 
- La crisis financiera que lejos de enfrentarse con el sentido común, se hace a través de medidas que se orientan a generar mayores problemas para la dinámica diaria y en detrimento de la capacidad de ahorro de los venezolanos.   El régimen ha sido exitoso en empobrecer al país, como medida de dominación política y de permitir el deterioro absoluto de los principales servicios públicos del país.
- El abuso de poder y el desconocimiento de la soberanía popular ignorando el paso discrecional del 1% para solicitar el Referendo Revocatorio, termina el año 2016 y no hay indicador alguno que permita afirmar que ese proceso iniciado tendrá un término concreto en los próximos meses.   Igualmente reiteramos nuestro rechazo a la forma tan irresponsable como el gobierno se ha enfrentado a la Asamblea Nacional manipulando la justicia vía Tribunal Supremo de Justicia, expresión clara de un régimen que desconoce la voluntad popular.
- La ruptura constitucional e institucional que hemos experimentado desde que en el 2010 se impulsó el modelo paralelo del Estado Comunal a espaldas e ignorando el resultado del referendo del 2 de diciembre de 2007.

Como ciudadanos y vecinos, nos sentimos violentados en nuestra dignidad, nos han arrebatado la tranquilidad y la paz social; nos han dividido como sociedad y en el propio seno familiar, pero a través de esta Declaración, alzamos nuevamente nuestra voz, expresamos nuestro rechazo y protesta frente a un gobierno que cada vez más se demuestra ilegítimo y autoritario. 

Rechazamos el abuso de la Sala Constitucional en obstaculizar una declaración que sólo reitera lo que es evidente, la responsabilidad política de Nicolás Maduro. Reiteramos nuestra postura frente a esos señores que se dicen llamar Magistrados, expresadas en un Manifiesto previo, debidamente consignado ante el TSJ, en el cual desconocíamos expresamente a esa Sala como único intérprete de la Constitución. 
  
Nos declaramos como sociedad civil organizada en emergencia y en sesión permanente, de la mano con la Constitución violentada para reclamar con fuerza la restitución del orden constitucional.

La mejor solución sería que renunciara o que se facilitara la vía electoral, el país quiere sacarlo con votos, él y sus adláteres deben concientizar que no nos cansaremos de defender la democracia, no nos arrebatarán la voluntad de trabajar con la verdad por la restitución del orden constitucional y por el reconocimiento de nuestra cualidad de ciudadanos.

En Baruta a los 17 días del mes de diciembre de 2016

Equipo Coordinador de la RED