10 Últimos

jueves, 15 de diciembre de 2016

“Sumamente grave” para la democracia venezolana, designación de rectores del CNE por el TSJ



MUD 14 de diciembre de 2016
@unidadvenezuela

Como un hecho “sumamente grave” para la democracia en Venezuela, que vulnera la soberanía popular y que pone en riesgo hasta la seguridad del Estado, calificó la abogada Ana Paula Diniz la “imposición”, por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Tania D´Amelio y Socorro Hernández para que continúen en sus cargos como rectoras del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Esta sentencia viola la Constitución y la Ley del Poder Electoral, que establece que la designación de los rectores del CNE es competencia exclusiva y absoluta de la Asamblea Nacional”, dijo Diniz a Prensa Unidad Venezuela.

Diniz, quien fue postulada por la Universidad de Carabobo, la Universidad de Los Andes y la Asociación Venezolana de Rectores Universitarios (Averu) para el cargo de rectora del CNE, agregó que la decisión de la Sala Constitucional del TSJ conocida este martes en la noche es más grave aún que otras anteriores porque “ahora se trata de una designación hecha prácticamente a dedo, de una imposición”  y de forma “permanente”.

El pasado 4 de diciembre se vencieron los períodos de la rectora Socorro Hernández, en representación de las Facultades de Ciencias Jurídicas y Políticas de las Universidades Nacionales, y el de Tania D´Amelio, en representación del Poder Ciudadano. Aunque el comité de postulaciones de la AN había adelantado el proceso para designar a las personas que las sustituirían, anoche se conoció la decisión de la Sala Constitucional del TSJ por la cual se ratifica a ambas en sus cargos, para otros siete años.

En el año 2014, cuando estas rectoras fueron designadas por la Sala Constitucional ante la imposibilidad de que en la AN se pudiera alcanzar una decisión con los votos favorables de las dos terceras partes de sus miembros, al menos se respetó el trabajo que había realizado el comité de postulaciones de la AN, y sus nombres salieron del listado elaborado por dicho comité, refirió Diniz.

“Pero ahora es mucho más grave porque ni siquiera tomaron en cuenta las postulaciones que de buena fe hicieron las universidades, que fueron convocadas a este proceso y que actuaron de buena fe y ajustadas a la ley”, indicó.

“En 2014 la Sala Constitucional le solicitó a la AN la lista de los postulados, que fueron algo más de 30, y de esa lista se designaron a las rectoras. Ahora es más grave porque las designan prácticamente a dedo, simplemente ratificándolas en sus cargos sobre la base de su postulación la vez pasada. En este caso están obviando el comité de postulaciones. Para ellos es nulo la actuación de la AN”, agregó.

“Es algo inédito en el país, porque en el 2014, cuando hubo omisión legislativa porque no pudieron ponerse de acuerdo, por lo menos se respetó el proceso realizado por el comité de postulaciones. Ahora ni eso”, insistió.

Añadió que esta vez ni siquiera se permitió terminar el proceso que se venía desarrollando y al cual solo le quedaba la parte de la designación como tal. “Llama la atención  que esta decisión salga prácticamente la noche anterior a la designación de los rectores por parte de la AN”, acotó.

Asimismo, indicó que fue el Poder Ciudadano el único que incurrió en omisión al no haber presentado candidatos. “¿Qué debe hacer una Sala Constitucional en un estado de Derecho, donde haya división de poderes? Instar al Poder Ciudadano para que presente sus candidatos al comité de postulaciones de la AN”, como lo establece la ley y la Constitución.

AN debe seguir con el proceso

Asimismo, opinó que la AN debe continuar el proceso y designar a los rectores que deben sustituir a D´Amelio y a Hernández, aunque esto represente un nuevo capítulo en el conflicto de poderes que se vive en el país. “La AN debe hacerlo porque es a la que le corresponde designar a los rectores del CNE. No puede ceder ese poder, porque además no es competencia de la Sala Constitucional del TSJ”, señaló.

Recordó que la designación de funcionarios por parte de la Sala Constitucional ha sido reiterada – ocurrió en 2003 y 2014 -, y en ese sentido alertó que esto puede sentar un antecedente “sumamente grave para la democracia en Venezuela, porque así como como designan a los representantes del CNE, pueden designar a las autoridades de cualquier otro poder. En mi criterio, sería bien delicado que la AN lo permita”, dijo

Agregó que las designaciones que se hicieron en el año 2014 fueron provisionales, mientras que las de ayer son “definitivas”, lo cual es también muy grave. “No puede haber una omisión legislativa permanente. Esta puede cesar o ser superada si se da el caso de que se logre un acuerdo con el apoyo las dos terceras partes. En lo que cese la omisión legislativa, la AN debe cumplir con  su función de designar a los rectores del CNE”, explicó.

La abogada y profesora universitaria añadió que esta decisión también vulnera los derechos de los electores, así como los postulados del derecho a elegir y a ser elegidos, porque “se rompe con todo el formalismo y la estructura para la designación de estos funcionarios. Y se pone en entredicho, incluso, el Poder Electoral mismo”.

“En mi opinión, es un tema, incluso, de seguridad del Estado, porque estamos hablando de la democracia, y la democracia se basa en el voto. ¿Cómo vamos a unas elecciones que tenemos en puertas (regionales y municipales) con un CNE designado a dedo por el TSJ?”, cuestionó.

“¿Qué legitimidad tiene ahora el CNE, o al menos estas dos rectoras, si ni siquiera fueron designadas por un comité de postulaciones? ¿Quién revisó sus credenciales?”, preguntó.

Asimismo, opinó que la decisión de la Sala Constitucional irrespeta a las universidades, que postularon a unos candidatos “que consideraban, al menos en primera instancia, aptos para ejercer el cargo de rectores”.

“La AN ya había hecho todo un proceso de entrevistas, de selección. ¿Dónde queda el derecho de los postulados de poder concurrir? Ya nosotros pasamos por todo un proceso de revisión de credenciales”, acotó.

“En mi criterio, esto es sumamente grave, y no lo digo desde el punto de vista político. Hablo desde el punto de vista constitucional y legal, porque sienta un antecedente gravísimo para la democracia venezolana”, concluyó.

Prensa MUD
@unidadvenezuela