10 Últimos

viernes, 10 de febrero de 2017

País en quiebra, @Golcar1





Por Golcar Rojas, 08/02/2017

Ella entra despacio. Como pensando las palabras que debe usar. Una camisa blanca y del cuello guinda una cinta roja con las siglas BANAVIH impresas.

Con voz entre apenada y temerosa de lo que pudieran responderle, saluda y pregunta:

–Buenas tardes, ¿están inscritos en Banavih?

–No.

Mantiene el tono de perrito apaleado:

–Si la empresa no está inscrita, tienen que inscribirla. Por ley, tienen que estar registrados. ¿Le puedo dejar un papel con los requisitos?

–Sí.

Se acerca al mostrador mientras le comento:

–Aunque no tiene mucho sentido, porque ya estamos quebrados. Como ve, estamos a punto de cierre. –Le señalo los estantes vacíos.

Hace un gesto con la boca, un mohín que indica que lamenta la situación.

–¿Me da donde anotar los requisitos?

Al ver que no respondo, porque no termino de captar, lo que me dice:

–Un pedacito de papel, para anotar lo que tiene que hacer para registrar la empresa en Banavih.

Tomo un viejo volante de publicidad de un lava autos y se lo doy. Le digo:

–Gracias a la revolución, estamos a punto de quiebra.

Guardo silencio un momento y  observo como con letra menuda, escribe en la parte trasera del trozo de papel, los requisitos que se sabe de memoria. Mientras ella escribe, le digo:

–Bueno, por lo que veo, Banavih también está a punto de quiebra, porque si no tiene ni para hacer un volante o darles hojas a los trabajadores…

Ella sonríe un poco resignada y apenada. Se ve que en otros lados el trato no ha sido tan benévolo. Termina la plana y con el mismo tono avergonzado, se despide. 

Tomado de: