10 Últimos

domingo, 30 de julio de 2017

Después del 30 de julio ¿qué puede venir? Por @silvamichelena


Por Héctor Silva Michelena


Si bien la magia jugó un papel importante en la creación de la ciencia moderna (ver De Paracelso a Newton. La magia en la creación de la ciencia moderna, Charles Webster, F.C.I, Breviarios, México, 1988), no apelaré a ese medio trascendente para especular sobre la pregunta del título. Desde luego, habrá mucho de suposiciones, pero las mismas tienen un importante asidero material: El Instructivo que, a principios de julio, emitió el PSUV para a las asambleas populares para la promoción de la Asamblea Nacional Constituyente, dirigido a Consejos Comunales y estructuras de base del PSUV. No es suficiente, pero dice mucho. No lo copiaré, me limitaré a reproducir la opinión sobre cada uno de los puntos del Instructivo, emitida por numerosos constitucionalistas venezolanos y extranjeros. Desde luego, no discutiré la legitimidad de origen de tal jugada gubernamental, ya discutida hasta la saciedad. Sólo copiaré, a respecto, la clara nota introductoria de la destacada periodista Gabriela Rojas (El Nacional, 23/07/2017), a su investigación “El abismo constituyente”, que lo resume todo.

Escribe Rojas: “Nicolás Maduro pretende refundar el Estado con una constituyente a la medida del PSUV. De las listas de candidatos admitidos por lo menos 500 por cada estado militan en el partido de gobierno, los cuales han tenido acceso a minutos de cadena nacional para hacer sus campañas, lo que viola las leyes electorales. Además, un número de los que pudieran quedar encargados de redactar la nueva Constitución tiene antecedentes penales. Abogados advierten os peligros de esta jugada del presidente que es inconstitucional desde su origen. De concretarse el proceso el país entraría en un limbo legal entre los poderes establecidos y los nuevos representantes constituyentes”.


Yo pienso que será un limbo, pero en el sentido de que nadie puede enterarse de lo que pueda ocurrir después. El Instructivo apunta hacia la demolición de la República y la abolición de la soberanía popular, al reducir el sufragio a una elección de tercer grado, si es que su voto llega al poder supremo que instituya la ANC.  Tal es la naturaleza del Estado comunal, y la base del poder es el poder comunal, para elegir los venezolanos deben formar parte activa de las comunas, una nueva forma de votar “que dará más poder al pueblo”, dicen. Luego, si usted no es activo en una comuna, así viva en sus circunscripción, usted no tendrá derecho al voto. Sabemos que, hoy por hoy, no hay más de 1000 comunas. ¿Cuántos años debemos esperar para que toda la población forme “parte activa de las comunas? Con la política del látigo, tal vez; o con la fuerza de un ejército pretoriano. Veamos brevemente los puntos comentados por los constitucionalistas, en cuanto a lo que se persigue desde el gobierno con la convocatoria de la asamblea nacional constituyente:

I.-La convocatoria de la asamblea nacional constituyente es para:1 Crear el Estado comunal, o sea, para eliminar el Estado de Derecho federal y descentralizado, y con ello, eliminar a los estados y los municipios. 2. Estructurar el poder comunal como base en una “geometría del poder” para dar todo el poder a los consejos comunales. 3. Eliminar, como se dijo, los estados y municipios, afirmándose que frente al poder comunal “queda atrás el modelo de alcaldías y gobernaciones.” 4. Eliminar la democracia representativa y el sufragio universal directo y secreto y sustituirlo por una “nueva forma de votar”, que está concebida solo para integrantes de las comunas, sin sufragio universal, directo y secreto, lo que supuestamente es para dar más poder al pueblo. En realidad es para dar más poder al partido de gobierno que controle las comunas. 5. Eliminar la propiedad privada. Es falso que pueda haber una “propiedad privada-comunal”. O la propiedad es comunal o es privada. 6. Eliminar totalmente libertad económica. Es falso que pueda haber inversión privada “con participación absoluta del Estado”. 7. Enfrentar una supuesta guerra económica que solo ha creado el gobierno, eliminando la propiedad privada y la inversión privada. 8. Eliminar la autonomía universitaria; o sea someter la libertad de cátedra y crear pensamiento único totalitario. 9. Hacer más agresivos a los organismos de seguridad del Estado y asegurarles absoluta y total impunidad represiva. 10. Eliminar todas las restricciones y limitaciones impuestas a la actuación de los organismos de seguridad del Estado. 11. Eliminar totalmente la educación privada y el derecho de los padres a decidir sobre la educación de sus hijos. 12. Crear “Estado Padre”; es decir, un sistema en el cual solo el Estado puede decidir sobre educación y formación de los niños, y adolescentes. 13. Asegurar que el “Estado Padre” como “principal programa con rango Constitucional” arrebate los padres sus derechos sobre los hijos. 14. Eliminar la libertad de expresión de pensamiento mediante la “regulación y control de los medios de comunicación.”15. Regular y controlar “al nuevo fenómeno de las redes sociales.” o sea, intervenir y restringir el uso de Internet y redes.16. Aplicar en Venezuela, en materia de control de la libertad de expresión, “el ejemplo de la República Popular China.”
                                                                            
II.- El Instructivo para las Asambleas Populares del PSUV, además, informa sobre el funcionamiento de la ANC:

1.  Que su duración: “no está determinada, lo definirá la misma asamblea nacional constituyente en sus primeros meses de debate.” Es decir, puede ser eterna, lo que podría implicar que los venezolanos corremos el riesgo de estar sometidos durante un período largo e impreciso de tiempo, a un gobierno asambleario y tumultuario, sin límites de ninguna especie.

2. Que “mientras esté instalada la asamblea nacional constituyente no podrán fijarse ni ejecutarse elecciones de ningún tipo en todo el territorio nacional”. Ello confirma la falsedad de la oferta del CNE de convocar a supuestas elecciones regionales para fin de 2017, las cuales no se podrán realizar.

3. Que la ANC “no disolverá los poderes, sino que coexistirá con ello”. Pero en el mismo documento se agrega que la asamblea “podrá remover a todos los funcionarios electos, y reemplazarlos por los que designe la mayoría de la ANC”.

4. Que la ANC “es SUPRA CONSTITUCIONAL, por ello “podrá crear instancias para no detener y/o agilizar el funcionamiento de la nación”. Lo que significa que desde su instalación la Constitución de 1999 queda a merced de la ANC.

III.-En el Instructivo se indica finalmente que su texto es “De estricto uso para los postulados a la ANC. Estas líneas de discusión NO son para debates en medios de comunicación,”

Léanse a fondo los puntos 9 y 10 de la parte I: se trata, ni más ni menos, de crear un Comité de Salud Pública, al modo del Régimen de Terror, impuesto por Robespierre, el 6 de abril de 1793. El Comité, liderado por Robespierre, se convirtió en el órgano ejecutivo de la República en 1793, durante la Revolución Francesa. El desorden y la insurrección se expandieron por todo el territorio francés debido a la ausencia de una política definida con un horizonte claro. ¿Algo así como ese “limbo” jurídico durante la ANC? El fanatismo revolucionario se enfocó en el reclutamiento de campesinos para ampliar el pie de fuerza; el clero continuó siendo perseguido. Ese comité debería manejarse con “mano de hierro” y enviar a la guillotina a todos los conspiradores antirrevolucionarios. El gobierno francés había caído en un remolino de legislaciones sin administración que conducían a ninguna parte y beneficiaban a ningún grupo social. ¿El remolino de decisiones que emanará del “poder originario”, anulando instituciones como la AN y la Fiscalía?

Purificación y vigilancia contra los antirrevolucionarios: Robespierre asumió el liderazgo de un grupo de 12 personas para lograr lo que él pensaba sería la salud del Estado. En cambio otros veían al Comité de Salud Pública como un instrumento represivo para limpiar el territorio francés de todo traidor a la causa de la revolución. Robespierre envió a más de 60.000 franceses a la guillotina. Robespierre fue víctima de su propio invento. Hizo guillotinar hasta a sus mejores amigos. Quería limpiar a toda Francia de los que estuvieran en contra de la Revolución, fue un “honesto” asesino y paranoico.

Después de su ejecución, le siguió la Reacción de Termidor o Convención Termidoriana, que son los nombres que recibe el período de la Revolución francesa que se inicia el 28 de julio de 1794, tras la caída de Robespierre, y termina el 26 de octubre de 1795, fecha en la que la Constitución del Año III establece el Directorio.​ El nombre de "termidor" procede de uno de los meses de verano en el calendario republicano y hace referencia al 9 de termidor del año II (27 de julio de 1794), fecha en la que con la caída de Robespierre se puso fin al período de la República Francesa de dominio de los jacobinos, dando paso al dominio de los republicanos conservadores, llamados precisamente termidorianos. ¿Quiénes eran los jacobinos?

Jacobino: término procedente de “Jacobin”, es decir, del latín “Iacobus” (Santiago), en alusión a un convento de París donde celebraron durante algún tiempo sus reuniones los integrantes del grupo de revolucionarios al que le fue aplicado el vocablo. Los jacobinos constituían el ala radical de la revolución, en oposición a los más moderados girondinos. Por el lugar que ocuparon en la Asamblea Nacional (el más alto de la tribuna izquierda) también se les designó con el apelativo de “montañeses”. Desplazaron a los girondinos del poder en junio de 1793 y en gran medida fueron los responsables de la ejecución del rey Luis XVI. En julio de 1794 (Thermidor o "cálido") un golpe de estado protagonizado por los sectores más moderados (la "Llanura") de la revolución acabó con el gobierno jacobino, poniendo fin a la etapa denominada “Régimen de Terror”, en alusión al gran número de ejecuciones llevadas a cabo bajo el liderazgo de los más exaltados (Robespierre, Saint-Just).

En la actualidad el término jacobino se aplica a quien es partidario de medidas revolucionarias o al izquierdista radical. También se aplica con carácter peyorativo como sinónimo de exaltado, violento o sanguinario. ¿A quiénes les recuerdan, hoy en día? ¿No serán los comandantes de la GNB, de la PNB. De los colectivos y, bajo su sombra, el ala membranosa del general Vladimir Padrino López? ¿Y si los atrapa un Thermidor venezolano? Están en la lista de sancionados por Estados Unidos, y acusados antes la Corte Penal Internacional.

Despacito, oigamos a John Donne (1572-1631): “Ninguna persona es una isla; la muerte de cualquiera me afecta, porque me encuentro unido a toda la humanidad; por eso, nunca preguntes por quién doblan las campanas; doblan por ti”.

Y para los que luchan y sangran y son gaseados en las calles, va el poeta polaco Cyprian Norwid (1821-1883): “Como una estrella incandescente que arde/esparces a tu alrededor estrellas crepitantes./¿ Sabes, al menos, si ardiendo eres más libre/o si aceleras el desastre de todo lo que fue tuyo?/¿Si sólo quedara de ti un puñado de ceniza/dispersado por la tempestad, o si hallará/ en lo más profundo de las cenizas un diamante estrellado/promesa y prueba de victoria eterna?

29-07-17