sábado, 20 de noviembre de 2010

Conflicto territorial Nicaragua – Costa Rica


Editorial del Equipo Productor

Especial atención nos merece el conflicto territorial entre Nicaragua y Costa Rica, el cual ha escalado en magnitud hasta el punto que el gobierno nicaragüense ha colocado hombres de su ejército en Isla Calero (territorio Tica), según denuncia el gobierno costarricense.

Tal y como vemos en la foto satelital que publicamos, el conflicto se desarrolla en la punta noreste de Costa Rica, en la desembocadura del Rio San Juan, no es la primera vez que ocurre un conflicto por el control de esta zona, sin embargo como veremos, existen intenciones encubiertas para generar esta confrontación entre los dos países.

La pretensión centenaria de Nicaragua de construir un segundo canal que comunique el Pacífico con el Atlántico a través del Mar Caribe, es bien conocida por todos los países del hemisferio, de tal manera de competir con el canal de Panamá, pretensión que en principio podemos apoyar, siempre que contribuya al beneficio de los pueblos de América Central.

Los estudios técnico económicos realizados en varias oportunidades a través del tiempo denotan que en ese punto se corren riesgos importante para la construcción de un segundo canal por las condiciones naturales de la zona, hablamos de posibilidad de terremotos, erupciones volcánicas e impacto de tormentas y huracanes, todos factores de alto riesgo para una infraestructura de este tamaño.

Sin embargo observando el mapa de Nicaragua nos damos cuenta que sobrepasando el obstáculo de comunicar el Océano Pacífico con el Lago de Nicaragua, el Rio San Juan se convierte en un canal natural que comunica el Lago con el Mar Caribe, y cercano al punto de la desembocadura se encuentra la Laguna de Portillos que pudiera servir de estuario para la desembocadura de ese posible canal, para buques de gran calado.

El único problema es que la Isla de Portillos y más abajo la Isla Calero son territorios reconocidos como pertenecientes a Costa Rica. El Gobierno de Nicaragua haciendo una interpretación unilateral del tratado Cañas-Jerez del 15 de Abril de 1858 y ratificado por el Laudo Cleveland del 22 de Marzo de 1888, han procedido al dragado de un canal que comunica el Rio San Juan con la Laguna de Portillos, en abierta y franca contravención de los tratados y acuerdos internacionales firmados hasta el momento.

La intervención venezolana ocurre por cuanto la plataforma de dragado fue financiada por la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), cuyos recursos todos sabemos que provienen de los petrodólares que nuestro gobierno de manera dadivosa dispone para sus fines políticos y su proyecto continental. El asalto e invasión de un territorio que no les pertenece es posible por cuanto Costa Rica no es capaz de defender su territorio por la fuerza de las armas y de un ejército organizado, encontrándose en absoluta desventaja y en la imposibilidad de responder por la vía de los hechos a la invasión.

A continuación presentamos un video que explica el problema en detalle.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico