10 Últimos

lunes, 17 de julio de 2017

Vicente Bello: La consulta implica riesgos pero estamos obligados a luchar por la democracia por @contrapuntovzla


Por José Luis Carrillo


El representante de la MUD ante el CNE y miembro del equipo técnico que organiza el plebiscito, explicó que la transmisión de los resultados de este domingo se hará desde cada mesa, a través de mensajes de texto, hasta el centro de totalización

Vicente Bello, representante ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), admite que la realización de la consulta popular a la que ha convocado la coalición opositora para este domingo 16 de julio, pudiera ser un arma de doble filo, no solo en cuanto a los niveles de participación que se puedan lograr, sino porque no está garantizada la puesta en práctica del resultado de la misma. Sin embargo, argumenta que el intento del Gobierno, a su juicio, de tratar de legitimar un régimen autoritario, obliga a los ciudadanos a mantener la batalla por la democracia.

“Tenemos la obligación y el deber de luchar contra la elección e instauración de una asamblea nacional constituyente, que lo que pretende es crear una nueva constitución para ‘legalizar’ un régimen indefinido de Maduro. ¿Hasta dónde van a estar los venezolanos dispuestos a acompañarnos? Eso es algo que vamos a ver en la medida que se vayan desarrollando los acontecimientos este domingo”, expresó Bello en entrevista con Contrapunto.

–¿Ha realizado la MUD sondeos para evaluar la intención de participación en este proceso de consulta popular?

–Hay encuestas de empresas privadas. La MUD no lo ha hecho porque los costos son bastante altos. La empresa Hercon sacó una encuesta según la cual 11 millones de personas están decididas a participar. La firma estima que pueden llegar a hacerlo unos nueve millones. Datanalisis coloca la aprobación en un nivel más alto, pero prevé una participación de entre siete y ocho millones.


–¿Tiene la MUD una cifra que considere que con ella se pueda decir que la mayoría de los electores está de acuerdo con las propuestas planteadas? (rechazo a la convocatoria a una ANC, llamado a la Fuerza Armada a defender la Constitución, y convocatoria a elecciones generales).

–Las encuestas coinciden en que más del 80% de los venezolanos rechazan la constituyente. De allí a cuántos están dispuestos a votar, hay distintas percepciones. Hay circunstancias materiales. Tenemos centros de votación desplegados en las principales zonas de los municipios, pero hacia el interior de los mismos la situación cambia. Por ejemplo, habrá puntos en Guarenas, Guatire, Barlovento y los Altos Mirandinos, pero hay urbanizaciones donde la inseguridad personal es fuerte. En Cartanal, donde hay una población de muchos habitantes, se entra solo con protección policial; en la parroquia Sucre de Caracas no vamos a tener capacidad para instalar centros para el volumen de electores que hay y para llegar a los puntos algunas personas tendrán que tomar dos medios de transporte.

El experto en materia electoral explicó que hay dos extremos para la proyección que maneja a nivel personal. Por una parte, señala que la MUD recogió en dos días, con todas las dificultades que hubo y los horarios que estableció el CNE, tres millones 200 mil firmas; mientras que 14 millones de personas votaron en los comicios de la Asamblea Nacional (Parlamento), por lo que la cifra obviamente se ubicará entre estas dos “bandas”.


En todo caso, manifestó su optimismo sobre el éxito de la convocatoria, basándose en la respuesta a las movilizaciones a las que ha llamado la MUD a nivel nacional.

“Independientemente de que las marchas hacia el CNE o a la sede de la Defensoría del Pueblo, o las tomas de Caracas, no hayan cumplido con el objetivo debido a la fuerte represión, estamos convencidos de que el llamado a la consulta popular es un acto consciente, constitucional y será una de las convocatorias de desobediencia civil más grandes de los últimos tiempos”, apuntó el dirigente.

La puesta en marcha de este proceso comicial al margen del CNE y sin la participación de un plan república ni contando con recursos del Estado, ha implicado un esfuerzo mayúsculo para la MUD, que ha sorteado, según explicó Bello, gracias a la estructura que ha ido desarrollando, la alianza partidista a lo largo de las elecciones de los últimos 17 años.

“Hay dos estructuras: una permanente que tiene la MUD para la participación en los procesos electorales, que es realizar las auditorías de los comicios y, por otra parte, está toda a la estructura de testigos y coordinadores de centros que montan todos los partidos de la MUD. Eso está reforzado hoy por organizaciones de la sociedad civil, el movimiento estudiantil, las asociaciones de profesores, sindicatos y otras organizaciones. Tenemos mucho apoyo de las iglesias que han colocado, a disposición de la consulta, espacios, estacionamientos, anexos, escuelas. También instalaciones deportivas y algunas plazas públicas”, detalló Bello.

Indicó que la logística de los puntos, como la instalación de toldos, mesas y sillas, además de material como bolígrafos, y también la hidratación y los refrigerios está desarrollándose a través de voluntarios.

Un equipo técnico va a estar a cargo del seguimiento del proceso de participación, estimando los volúmenes de afluencia en cada centro para determinar si se requiere habilitar una mayor cantidad de mesas o incluso el traslado a otros centros con menos cantidad de personas.


–¿Cómo tienen previsto garantizar la seguridad de las personas que acudan al proceso?

–Si llegan grupos violentos tenemos la experiencia de las movilizaciones que se han hecho estos días. Sabemos que mientras la movilización está compacta, en su conjunto se ha garantizado la seguridad y entrada y desalojo o repliegue de los ciudadanos. Cuando en algunos sitios los sectores más fuertes han ido a una confrontación ahí es donde se ha producido la represión brutal que hemos visto. Estamos seguros de que mientras la participación sea masiva, el proceso será seguro y donde se produzca hostigamiento, entonces habrá que replegarse y si la presión es muy fuerte los centros serán reubicados con control del equipo nacional para trasladar el material.

“Los mismos ciudadanos se han organizado para hacer la observación y preservar los materiales. Hay muchos voluntarios que a lo largo de las movilizaciones han estado batallando y han sufrido acciones de los cuerpos de seguridad y colectivos”, añadió.

Resaltó que cuentan con material y recursos para ampliaciones de mesa en caso de que la cantidad de participantes supere la capacidad de los equipos desplegados en algún centro.

“En Caracas, por ejemplo, tenemos un megacentro en el estacionamiento de la sede de la Asociación de Profesores de la UCV, al lado de los estadios. Allí habrá 50 mesas que se instalarán temprano, pero si la afluencia de votantes sobrepasa la capacidad, contamos con más mesas y material. También habrá uno en la Plaza Brion y otro en el Bulevar de Sabana Grande”, detalló.

Explicó que el proceso contempla que cada mesa electoral vaya totalizando en la medida que vayan cerrando y que a través de un sistema de mensajería de textos por celular e internet se vaya procesando la información.

“Hay una estructura preparada para el procesamiento de esos datos, de claves y números que tiene la experiencia de los conteos rápidos de las elecciones que ha realizado el CNE”, resaltó.

La planificación contempla que en la noche de este domingo, la comisión de garantes del resultado, integrada por los rectores de las universidades Central de Venezuela, Cecilia García Arocha; Católica Andrés Bello, José Virtuoso; Metropolitana, Benjamín Sharifker; Pedagógica Experimental Libertador, Raúl López, y de Carabobo, Jessy Divo, emitan un primer boletín de resultados.

Bello hizo énfasis en que el material utilizado (boletas, cuadernos de votación), será destruido luego del proceso y en cada centro, por lo que el mismo no será trasladado y se minimiza el riesgo de que pueda ser substraído. Con ello se garantizará el resguardo de la identidad de las personas que participaron.


–Si el material va a ser destruido, ¿cómo se soporta el resultado ante cualquier organismo que vaya a verificarlo?

–El material va a ser procesado digitalmente. Así que se tendrá ese soporte. El material va a ser escaneado y luego las actas y cuadernos se destruyen, pero el (archivo) digital va a quedar. La MUD tiene la experiencia en este manejo de documentación para garantizar los alcances legales necesarios o la demostración frente a cualquier organización que quiera verificar esos datos y así minimizar cualquier hostigamiento contra las personas que participaron.

–Hay un riesgo de generar unas expectativas en la población que en lo inmediato no se puedan cumplir. ¿Han evaluado eso?

–Naturalmente. Es un riesgo. Todos tenemos el compromiso de luchar y tratar de hacerlo de la mejor manera, pero eso no es garantía de triunfo. La mayoría de los venezolanos estaba por la realización del referendo revocatorio contra Maduro y si se hubiese convocado hubiéramos tenido éxito y Maduro hubiera sido revocado. Sin embargo, el Gobierno encontró formas y vías para obstaculizar el referendo y esto tuvo un efecto en los ciudadanos; obligó a la MUD a retroceder y replantear todo lo que se estaba haciendo.

Para Bello, el éxito de la batalla de la oposición contra la convocatoria de una asamblea constituyente, depende de la voluntad de los ciudadanos para manifestarse en contra.

“Yo estuve en Alemania Federal cuando se produjo la caída del muro de Berlín y la República Democrática Alemana tenía unas brigadas obreras organizadas y armadas, entrenadas por los soviéticos y que cuidaban el muro; pero el día que los alemanes decidieron tumbarlo se derrumbó todo ese obstáculo infranqueable como un terrón de azúcar en el agua y sin un solo disparo”, relató el dirigente.

Y continuó diciendo que los militares que entonces custodiaban el muro tiraron el fusil y lo cruzaron. “Cuando a los regímenes autoritarios le quitan ese casco protector del gobierno autoritario, se deshacen, porque como dice el dicho venezolano, ‘a los amigos se les acompaña hasta el cementerio’ pero uno no se mete a la urna con ellos. Estamos viendo un gobierno tan rechazado y cuyo rechazo permea a todos los sectores sociales y que cada uno en su ámbito esté dispuesto a no guardar silencio, que podemos tener cualquier tipo de proceso. Lo único en que insistimos es que ese cambio debe ser pacífico y democrático”, puntualizó.

16-07-17