lunes, 17 de agosto de 2009

Guerra de todo el pueblo

“Es la concepción estratégica para la defensa nacional. Se basa en el empleo más variado y eficiente de los recursos materiales y morales de la sociedad, organizados en el sistema defensivo territorial. Y se resume en la afirmación de que en caso de una agresión militar, Cada ciudadano tendrá un medio, un lugar y una forma de enfrentar al enemigo hasta lograr la victoria.”

Este concepto que está siendo aplicado por el Gobierno de Hugo Chávez, que tiene su base doctrinaria en la guerra entre Vietnam y los Franceses en primer lugar y después contra los Estados Unidos de América con resultados exitosos, contemplaba que todo habitante de ese país defendería por la fuerzas de las armas su territorio, está doctrina aplicada muy refinadamente en la Cuba, desde hace 50 años sigue fielmente el axioma de que solo con la fuerza del pueblo se pueden librar y ganar las batallas a favor de una causa justa; pero para vencer, toda la población necesita prepararse, instruirse y entrenarse en aras de combatir eficientemente.

Como dijo el Presidente Hugo Chávez:
“Cada pescador, cada estudiante, cada persona del pueblo debe aprender a manejar un fusil, porque es el concepto del Pueblo en Armas”
(Discurso del 15-05-2005 Caracas – Venezuela)

De allí que el régimen desarrolle muy aceleradamente la articulación entre las organizaciones comunitarias, los Consejos Comunales y la Fuerza Armada Nacional, conformando la “Milicia Bolivariana” (que no está contemplada en la Constitución) y la Guardia Territorial, preparándonos para una futura intervención militar de un país extranjero, es decir del “Imperialismo Yanqui”.

Pero como dicen en Aporrea.org: “Los enemigos del proceso son externos e internos; el capitalismo nacional e internacional, siendo sus representantes el imperialismo norteamericano y sus aliados lacayos externos y locales. Quienes serán capaces de cualquier cosa, desde guarimbas, paros, desabastecimiento, desestabilización, golpes de estado, magnicidio y hasta la invasión militar directa por parte de fuerzas internacionales con predominio yanqui…”

Es decir usted que es parte de la disidencia política, que no comparte las ideas del líder personalísimo y único de la Revolución Bolivariana, usted es un lacayo, usted es capaz de cualquier cosa para eliminar de la faz de la tierra al proceso revolucionario, usted es un enemigo de la patria y por lo tanto si se pone “comiquito” será eliminado por las fuerzas revolucionarias que se están preparando para “La Guerra de todo el Pueblo”.

Que doctrina tan peligrosa para la convivencia republicana democrática, y si alguien duda que esta doctrina se está aplicando, no tiene sino que ver la prensa de la semanas pasadas donde resurgen los brotes de violencia doméstica contra los opositores, Lina Ron contra Globovisión, el personal de Avila TV contra los periodistas de la Cadena Capriles, la Guardia Nazional contra los habitantes de Curiepe, Caucagua y Tacarigua. Los colectivos como el de la “Piedrita” cuyo líder fundamental “Valentín Santana” no ha podido ser hecho preso, por ninguna autoridad aunque todo el mundo sabe donde se encuentra.

Como la intervención armada del imperialismo yanqui no se consuma, no termina de llegar, los marines no aparecen por ningún lado, entonces para que queremos el pueblo en armas…, bueno la respuesta es muy directa y sencilla. Para combatir a los lacayos internos como usted y como nosotros. Esta es la amenaza que pende sobre cada ciudadano disidente de este país, a menos que usted además de lacayo aplique la política del avestruz, esconda la cabeza, arrodíllese y enciérrese en su casa.

Del Diccionario de la Real Academia de La Lengua

Lacayo,ya.
1. Adj. Servil, rastrero.

Las citas fueron tomadas de:
http://www.aporrea.org/tiburon/a38243.html
“Guerra de todo el pueblo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico