10 Últimos

jueves, 29 de junio de 2017

Constituyente comunal, coartada criminal por @froilanbarriosf


Por Froilán Barrios


Desde el primero de mayo pasado se han publicado toneladas de papel, programas de radio y TV relacionados con argumentos jurídicos en pro y en contra de la convocatoria presidencial a la asamblea nacional constituyente. En ellos se ha ocupado la mente del atribulado ciudadano, en medio de un caos en el que no atina a descubrir cómo será su subsistencia cada amanecer y si acaso regresará vivo, herido o cadáver ante la macabra represión gubernamental.

El lapso transcurrido desde aquel mitin de la avenida Bolívar, que por la frecuencia y densidad de los eventos ocurridos hasta hoy pareciera haber sido hace un año, se ha encargado de apurar el desenlace de la aventura desatada por una camarilla gobernante que sufre el desengaño del televidente que descubre en los primeros capítulos la trama final de la telenovela.

En pocas palabras, el régimen percibe que la vida se le va como el agua entre los dedos cuando una mayoría de la población cercana ya a 90% rechaza el fraude de la constituyente comunal, se soltó el moño en la protesta nacional, no se tragó el anzuelo de oferta de empleos, misiones y alimentos con la nueva Constitución, y le perdió el miedo a la cruenta ofensiva policial y militar al participar en las masivas manifestaciones expresadas en trancas, marchas y pintas de todo género.

Descubiertas han quedado ante todo el país y la comunidad internacional las verdaderas intenciones de la improbable constituyente comunal, que está centrada en dos objetivos: uno, protegerse como pandilla de las querellas en tribunales internacionales, en los que confronta la jauría gubernamental un rollizo prontuario por tráfico de drogas, apropiación indebida de los bienes nacionales registrada en cuentas bancarias millonarias en dólares y adquisición ilícita de bienes; y dos, el más atrevido, instaurar el Estado policial comunal como medio para establecer una prisión de pueblos y mantenerse eternamente en el poder.


Esto explica su comportamiento y conducta criminal en innumerables casos. Los 75 asesinatos de estudiantes en las protestas, los jóvenes detenidos junto a delincuentes comunes en la colonia penal El Dorado para desmoralizarlos y quebrar su dignidad humana, así como  también la violación de mujeres detenidas. Todo eso es producto de una mente asesina y enferma que no merece permanecer en el poder. 

Efectivamente, presenciamos el modus operandi del pranato que gobierna, en el que priva el resentimiento y el rencor; justificar toda acción, desde el fusilamiento hasta el saqueo y quema de sus propias instalaciones, como parte de la complicidad de la pandilla, quien debe protegerse en la lealtad de la caverna gobernante.

Debían lograr un subterfugio como coartada para continuar a toda costa el saqueo del país, por eso manipularon el menú constitucional con la ayuda de mercenarios del derecho a quienes todos conocemos y procedieron a montar la farsa de la constituyente comunal con la finalidad de salvar su pellejo, subestimando a un pueblo dispuesto a defender con su sangre la preciada conquista de vivir en libertad y  democracia.

Nota. Felicitaciones a todos aquellos a quienes debemos, gracias a su profesionalismo, la oportunidad de publicar nuestras ideas e informar la verdad. A todos los periodistas los felicito en su día.

28-06-17