10 Últimos

miércoles, 21 de junio de 2017

¿Derecha? Por @victordpaola


Por Victor Hugo D´Paola


Ya es costumbre que voceros del maloliente régimen que desangra al país, Maduro, Cabello, Padrino, Rodríguez, Villeguitas, Tarek William Saab- llamen “derecha” a quienes se les oponen. Se dice que los términos “derecha” e “izquierda” aplicados a la política han periclitado, pero como llamar entonces a Donald Trump y al equipo que lo llevó a la presidencia de los Estados Unidos, o a Madame Le Pen que estuvo cerca de ganar la presidencia en Francia. Son de derecha, sin duda, de ultraderecha incluso. Conservadores como Disraeli, Wiston Churchill, Abraham Lincoln o Charles De Gaulle, fueron considerados “derecha” e hicieron tanto bien a sus respectivos pueblos. Los políticos de derecha son conservadores, buscan mantener el estatus político, hubo pensadores importantes conservadores como Edmund Burke y Alexis de Tocqueville. El conservador o derechista busca mantener las cosas tal como están. En Venezuela, quienes actualmente se están oponiendo a cualquier cambio son los maduristas, Cabello, Maduro y Jorge Rodríguez. Si la izquierda significa cambios, ellos no lo son, representan el estatus gobernante desde hace largos 18 años. Lo que pasa es que la derecha tiene una perversión que es el fascismo, la más dura represión política contra los que se le oponen. En realidad, el chavismo no ha sido tanto de izquierda como fascistas. Arthurd Schlesinger como historiador lo explicó: “El cambio siempre provoca resentimientos y angustia, especialmente en aquellos que se han beneficiado del viejo orden”. (“La era de Rooselvelt”).

Llamar “derecha” a casi 15 millones de venezolanos que en diciembre de 2015 votan por la oposición es un desatino. Las grandes manifestaciones populares de resistencia al mal gobierno, de rebelión popular, miles y miles en todo el país no pueden ser calificadas de derecha a menos que esté desquiciado quien lo haga. Diputados electos y luchadores de calle como Pizarro, Borges, Olivares, Stalin González, Guerra, Delsa Solórzano, los hermanos Guanipa, Rescasens, Richard Blanco, Américo De Grazia, Florido, Ismael García, Mejías, junto a otros, son los valientes responsables de la voluntad popular. Nada indica que sean derechistas, pero si alguno lo fuera, estaría en su derecho asumiendo una posición ideológica. Luchan en defensa de la patria y de la democracia, por el derecho al voto, a la isegoría, libertad de prensa y de opinión. Eso no es derecha, está en el interés general de los venezolanos.


Quienes reprimen, hacen presos políticos, asesinan, torturan, arman a malandros y les permiten violencia urbana, violando la ley para mantenerse en el poder, se oponen a cambiar sus erróneas políticas son Maduro y su camarilla. ¿Quién quiere conservar el estatus entre la Sala Constitucional y los Alcaldes de oposición? Blyde, Ocariz, Muchacho, Smolansky, José Luis Rodríguez, Alfredo Ramos de Barquisimeto, José Luis Machín de Barinas, la Señora Ceballos de San Cristóbal, el Alcalde de Mérida, el de Lecherías y otros verdaderos representantes de sus pueblos no son derecha, son los Alcaldes electos por la voluntad de sus vecinos. El calificativo más le vale a la Sala Constitucional integrada por falsos magistrados, escogidos de manera ilegítima y dirigidos por un abogado acusado de graves delitos.

Llamar derecha a quienes se oponen a Maduro y a su padrino, es adjetivar incorrectamente a Pompeyo Márquez, Américo Martín, Héctor Pérez Marcano, Andrés Velásquez, Rafael Guerra Ramos, Héctor Rodríguez Bauza, Luis Manuel Esculpi, Simón García, de la verdadera izquierda, la que rompió con los dogmas marxistoides, los que enfrentaron a Fidel Castro cuando quiso convertir a América Latina en un gigantesco “Viet Nam” y a la cordillera de Los Andes en una enorme “Sierra Maestra” de Sur América. Han sido y siguen siendo de izquierda y opuestos a la militarización del país, resultado de la política de Chávez, Maduro y Padrino López. No es derecha el gran movimiento de oposición al régimen, ni es izquierda el madurismo, aunque algunos como Villeguistas ni siquiera saben lo que son. No está planteada una lucha de izquierda contra derecha, de lo que se trata es de una inmensa mayoría que pide cambios y una reducida minoría que se opone a ellos y controla los aparatos represivos del régimen. Pueblo contra un estado enemigo es la confrontación en una Venezuela cada vez más convulsionada.

20-06-17

http://www.talcualdigital.com/Nota/144036/derecha