viernes, 24 de junio de 2011

Editorial Boletín REC, Núm. 5: "Duda razonable: Mejoras en el sistema de votación. o como asustar al votante para garantizar el triunfo en el 2012"



Punto de Encuentro. Boletín Año 1, Núm. 5, 15/06/2011
Red de Encuentro Ciudadano


Desde hace algún tiempo el CNE viene anunciando la modernización de los sistemas de votación, con la supuesta intención de “hacer el proceso de votación más eficiente, rápido, seguro y económico”. Y decimos supuesta, porque la actuación del CNE desde que es controlado por el Gobierno, dista mucho de garantizar la inviolabilidad del voto del venezolano.

Hace unas semanas comenzó a circular mayor información de esta modernización, la cual, se concentra, básicamente, en la conexión directa de la inefable captahuella a la máquina de votación, y el cambio de la membrana de votación.

Todos sabemos el efecto que esta propuesta tendrá en la mente del votante venezolano de nuestros días: se reeditará el temor a que el gobierno conozca por quien voto cada quien.

Debemos recordar que con el actual sistema de captahuellas, el cual está desvinculado física y espacialmente de las máquinas de votación— pues las mismas no se encuentra ni conectadas a las máquinas de votación, ni ubicadas en la misma habitación— costó mucho convencer al votante, en particular al empleado público, becario y/o contratista del gobierno, que no era posible que se supiera por quien había votado. Incluso, hubo una auditoría, realizada en los galpones del CNE ubicados en Filas de Mariche, donde los técnicos de los partidos democráticos encontraron una correlación entre el orden de los votantes y los votos registrados en las máquinas, lo que produjo un escándalo que obligó al CNE a modificar el programa de las máquinas para que alterara la secuencia de votos.

Sin embargo, a pesar de este antecedente, el CNE propone este nuevo esquema, y uno se pregunta: ¿Por qué?

El CNE asegura que con el nuevo sistema solo se busca:

• Garantizar que cada elector pueda votar una sola vez.
• Agilizar el proceso de votación al eliminar algunos pasos, como el cuaderno manual y la verificación de datos.
• Reducir los costos del proceso de votación.

Si no tuviéramos el CNE que tenemos, podríamos creer y aplaudir estas razones, sin embargo, como sabemos que estos no dan "puntada sin hilo", vale la pena plantear lo siguiente:

1. El sistema seguramente dificultará la votación de personas mayores y analfabetas, que ya tienen problemas con el sistema actual, pues requiere mayor manipulación tecnológica por parte del votante.
2. Es imperativo que se garantice que el terminal captahullas solo pueda enviar a la máquina de votación un código de activación, y en ningún caso, información del votante, pues se podría crear una asociación entre el voto y el votante.
3. El terminal captahuella tampoco debe guardar una secuencia de los votantes, pues esto también podría facilitar hacer una asociación con la secuencia de votos de la máquina.
4. Se debe garantizar que la máquina de votación no pueda funcionar sin el captahuella, ya que se perdería la seguridad de que no se emitan votos falsos en las llamadas mesas móviles y en sitios donde la oposición no tiene gente.

Para nosotros en la Red de Encuentro Ciudadano, no cabe duda que lo que se busca, más allá de que realmente se pueda saber o no por quien votó cada elector, es crear en la ciudadanía la duda sobre el secreto del voto, y así desalentar la participación del votante opositor y disidente en las elecciones presidenciales del 2012, lo cual favorece al gobierno.

Queda de parte de las fuerzas democráticas, en particular y sobre todo, de los partidos democráticos, desmontar esta emboscada y animar a la participación masiva.



Para ver el Boletín en pdf, Pulsa Aquí==> https://docs.google.com/boletinrec5

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico