sábado, 25 de junio de 2011

Entre una Oda y otra


Nos llegó por correo electrónico.

Nuestro País hoy se siente
Acéfalo de repente
Sin su Comandante, Paciente
Convaleciente, Presidente

Constitucionalmente
Debe asumir el suplente
El puesto de dirigente
Y aunque hay algunas mentes
Que opinen diferente
Se ve muy difícilmente
Que lo nombren legalmente
Debido a que el Presidente
No confía ni en su gente

Una operación “Urgente”
Surgió repentinamente
Cuando llego “Casualmente”
A visitar al Presidente
Castro muy amablemente

Le dio un dolor de repente
No se sabe si en un diente
Tenia la oreja caliente
Y una puntada en la frente
Temblaba furiosamente
El motivo, no se sabe exactamente

Debo trasladarlo urgente
Gritaba un lugarteniente
Que preguntaba insistente
¿Barrio adentro, Presidente?
¡Ni de vaina grito este¡
Eso es pal resto de la gente

Aquí en La Habana es prudente
Que se quede éste paciente
Hay médicos suficientes
Y una atención diligente

Que se quede el presidente
Comandante, convaleciente
Quieto como buen paciente
En Cuba hasta el dos mil siempre

Enmanuel

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico