miércoles, 18 de mayo de 2011

La verdad de Barrio Adentro


Por Grecia García

Jorge Díaz Polanco, investigador del Centro de Estudios del Desarrollo (CENDES) de la Universidad Central de Venezuela nos habló sobre la problemática que presenta el sector salud y sobre la desilusión que constituye Barrio Adentro como proyecto sanitario

-¿Por qué sólo el 17% de la población de escasos recursos usa la red asistencial Barrio Adentro? -Ese dato viene de unas encuestas que se hicieron a finales del año 2005 entre octubre y noviembre, los resultados se entregaron en el 2006. Dicha investigación fue hecha a 11.700 familias de todo el país, en esa muestra queda perfectamente claro que la población de Venezuela, acude más a la red convencional (hospitales y ambulatorios) y privada (clínicas) que a Barrio Adentro.

Pero hay estados como el Distrito Capital, Estado Miranda, Barinas, entre otros, en los cuales no usan la red convencional, sino la red privada, más que cualquier otra, de hecho la demanda por los servicios privados ha aumentado más del doble en los últimos tiempos porque la red convencional (hospitales y ambulatorios) no tienen recursos, y en cuanto a Barrio Adentro, más de la mitad de los consultorios están cerrados.

Por otra parte el gobierno, a través de los contratos de trabajo financia seguros privados para los trabajadores del estado, esas transferencias de dinero al sector privado hacen que la gente acuda más a las clínicas privadas y el gobierno paga por eso.

En conclusión, existen diversos factores que explican por qué la población usa más una red de salud que otra. En la red privada consiguen la atención requerida, en la red pública aunque tienen personal capacitado, los recintos no tienen los recursos y Barrio Adentro por su parte presenta problemas de incompetencia en sus médicos, porque no se le da al paciente la atención debida, además muchos de los recintos se encuentran cerrados.

-¿Cuál es la prioridad de Barrio Adentro? -La prioridad de Barrio Adentro no es la atención a la gente. Cuando las políticas públicas se instrumentan o se llevan a la práctica, tienen dos grandes objetivos: unos de orden técnico y otros de orden político. La relación entre lo técnico y lo político no se puede sustentar durante mucho tiempo si no se tiene un rendimiento técnico apropiado, porque no se puede mentir acerca de la eficacia de algo a menos que demuestre que es eficaz.

Lo que sucedió con Barrio Adentro es que fue un proyecto en donde lo técnico, de la gran oferta falló. Esto se debió a que se confió en los médicos cubanos, los cuales no supieron dar respuesta, porque no tenían la capacitación. Por otro lado, en Venezuela el 9% del Producto Interno Bruto está dirigido para la salud, no obstante cuando se observa la mortalidad materna e infantil se concluye que no significa ningún impacto sanitario, a pesar de la gran magnitud de dinero.

Uno de los objetivos fundamentales de Barrio Adentro es la atención Materno-Infantil, y las estadísticas muestran que la tasa de mortalidad no se reduce como debe ser, estos datos indican que la cobertura de la atención pre-natal, que es una de las formas de prevenir la mortalidad materna, debería revelar un descenso, no obstante muestra un ascenso de dicha mortalidad. De modo que, queda demostrado que la finalidad de Barrio Adentro no es una finalidad sanitaria. En consecuencia se trata de un impacto netamente político.

La salud depende de cómo vive la gente y si los indicadores se están deteriorando es porque las condiciones de vida se están deteriorando también. Entonces Barrio Adentro es una especie de gran mentira que se monta para que la gente se quede quieta y a demás se hacen ingentes negocios con cuba, por ejemplo: todos los medicamentos y la tecnología se negocia a través de Cuba, por lo tanto los beneficios para Cuba son muy grandes. Esa es otra motivación que también es de tipo político, pero no es una motivación política local sino que tiene que ver más con el continente.

-¿La población tiene confianza en Barrio Adentro? -Lo anteriormente dicho refleja el fracaso rotundo de ese nuevo sistema que se pretendía imponer, pues comenzó a salir a la luz pública que los medicamentos no servían (aunque no todos, el doctor Oletta hizo un estudio con más de 30 medicamentos de los cuales más de la mitad no servían ni eran indicados para el problema a solucionar).

Por otra parte, los médicos no están capacitados, y además se escapaban hacia otros países. Todo esto fue generando en la población desconfianza, al punto de que la gente que recibía los medicamentos los llevaban a los hospitales para que los médicos les dijeran si esa medicina era correcta o no.
-¿Según las estadísticas más del 40% de los médicos cubanos ya no trabajan en las misiones, a donde han sido trasladados? -Parte de ellos los sacaron a Bolivia, otros se fueron. Hay una enorme cantidad de médicos en Costa Rica, Centro América, Miami, porque huyeron. Nosotros estamos detrás de algunas entrevistas con médicos cubanos que huyeron a Costa Rica.

El tema de los médicos cubanos es sumamente delicado ya que desde el punto de vista legal es absolutamente ilegal, es decir, ninguna persona puede ejercer una profesión como la Medicina si no tiene una reválida y ese proceso nunca se llevó a cabo en Venezuela, porque se consideraba una situación de emergencia traer médicos.

-¿Quien controla Barrio Adentro, el Ministerio de Salud? -Barrio Adentro es un implante que controla directamente el gobierno cubano. Ellos no rinden cuenta al Ministerio. Nosotros tenemos dos Ministerios, uno que es el Ministerio de la salud de Venezuela y otro que es la Misión Médica Cubana que reporta directamente al Gobierno cubano.

Incluso las estadísticas las presenta el gobierno cubano, por ejemplo, la última tasa de mortalidad que presento el presidente Chávez fue 13 por mil nacidos vivos, eso es absolutamente falso, tanto la Unicef como el mismo Gobierno Cubano en sus páginas informa que son 17 y 18 por mil, lo cual es una barbaridad, considerando la gran cantidad de recursos que se invirtieron supuestamente en la salud.

-Hay un gran éxodo de médicos, ¿dicho éxodo le puede favorecer al gobierno, para incluir médicos cubanos? -No, Cuba tiene problemas porque los médicos se fueron a otros países. No creo que dicho éxodo pueda ser suplido por médicos cubanos. Hay un informe en la Facultad de Medicina de la UCV que indica que todos los cursos de postgrado están desiertos. A lo mejor los egresados de los cursos de Medicina Integral, y esos que están estudiando en Cuba pudieran venir y ocupar los cargos que están dejando los médicos pero no sé si le conviene al gobierno, a la larga pasará lo mismo que con Barrio Adentro, la ineficiencia desembocará en un grave problema sanitario.

En un programa de Alo Presidente una muchacha de unos veintitantos años se para en el auditorio y le da las gracias al Presidente porque hace 4 años ella no sabía ni leer ni escribir, y ahora era doctora. Eso muestra cómo el gobierno está actuando improvisadamente, se puede alguien imaginar la sensación de terror que causa el poder caer en manos de una persona como esa. Yo pienso que lo que está por venir es muy grave en términos de salud. Aquí se observará un deterioro creciente de todos los indicadores.

-En el Hospital Vera Zurita en Santa Elena de Uairén están trasladando los pacientes graves a Brasil porque no tienen médicos ni las condiciones para atenderlos. EL director dijo que el Gobernador se iba a hacer cargo de las remodelaciones y que la falta de médicos la van a compensar con los médicos que próximamente egresarán de la Universidad Bolivariana de Venezuela, para completar la nómina de galenos que requiere el hospital ¿Qué opina usted de esto? -Cómo formas médicos en una universidad que no tiene escuela médica y crear una Escuela de Medicina cuesta muchísimo dinero. Me cuentan de los egresados de Medicina Integral, que se asustaron y se fueron cuando llegaron a la Maternidad y vieron el grave escenario que presenta el nosocomio.

La situación por la que atravesamos es grave, hay un informe del director de postgrado de la Facultad de Medicina donde se expresa que no hay casi cursantes, están vacíos los cupos, porque además en otros países como Inglaterra están solicitando médicos y ofrecen no sólo buenas condiciones de trabajo, sino que además pueden realizar sus postgrados sin ningún problema.

-¿Si el gobierno quisiera mantener a los médicos venezolanos, que acciones debería tomar? - Primero, tendrían que cumplir con todo el plan de inversiones que hizo en infraestructura hospitalaria, para mayo de este año, puesto que las cifras de ejecución del plan que se había propuesto ya en el 2005 para rehabilitar toda la infraestructura hospitalaria del país, apenas se ha cumplido en un 6%.

Segundo, controlar el problema de la inseguridad, los médicos son asaltados y agredidos en sus puestos de trabajo, los galenos tienen unas condiciones de trabajo pésimas.

¿Cómo se revierte? Esto tiene que ver con una situación social mucho más amplia que no abarca sólo los hospitales sino que engloba a una sociedad que no tiene rumbo, que no tiene metas, cuyos canales normalmente utilizados para que la gente logre ciertas metas no existen. Con un trastrocamiento del sistema de valores y todo eso no sólo es permitido sino que además es auspiciado.

En cualquier país pobre la sociedad tiene reglas de juego, tú sabes a qué atenerte pero hay reglas claras, aquí no existen, todo eso ha generado una situación de inestabilidad emocional, mental, psicológica, profesional y las personas no ven futuro.

-Hay faltas de los médicos en los hospitales. ¿Por qué tardan tanto en darle un contrato a un médico? -Porque hay una burocracia totalmente ineficiente y si vas al Ministerio de Salud es igual. No tienen justificación ni explicación para fallas elementales. Los funcionarios me han dicho que no pueden hacer mas nada, que hay gente trabajando que a duras penas sabe leer y escribir. Entonces si estamos en manos de un gobierno totalmente ineficiente no puedes pretender que algún profesional médico le gane una contratación consistente, decente para que permanezca en un hospital.

No hay normas. La única norma es la palabra presidencial. Es una paradoja, el autoritarismo y la permisibilidad.

-¿Qué otras investigaciones se están haciendo sobre el sector? -En el instituto hay 4 proyectos, uno que tiene que ver con los problemas para la implantación de Barrio Adentro 3. Ahí salen los porcentajes de los recursos que se dedicaron a la renovación de la infraestructura.

Otro que tiene que ver con un estudio específico en el estado Aragua ya que fue uno de los pocos estados que logró incorporar Barrio Adentro a su estructura de salud y lo pagó tan caro que el Gobernador, Didalco Bolívar, está enjuiciado.

Un tercer proyecto que es el seguimiento del impacto de Barrio Adentro El cuarto proyecto que es el Observatorio Venezolano de la Salud, que tiene financiamiento a 10 años, ese espacio de discusión donde se colocan los datos, documentos, foros, hemerotecas.

Por otra parte hay un proyecto que se terminó recientemente, que es una base de datos sobre producción científica en política de desarrollo en Venezuela, basado sobre todo lo que se ha escrito sobre políticas de salud en Venezuela.

Publicado por:
http://www.notisalud.com.ve/editor/detailtemplate.asp?item_id=2065#

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico