10 Últimos

domingo, 27 de noviembre de 2016

FERRETERIA FITVEN (Entre Cielo y Tierra), @susanamorffe




Por Susana Morffe, 27/11/2016

Semejanzas, parecidos, copia al carbón, es lo que impacta a primera vista cuando vemos a dos individualidades iguales, siendo en su forma de ser notablemente distintas, con actitudes diferentes y hasta en modo de pensar. Lo que no se puede esconder es la torpeza o el error, no con descuido, sino con toda alevosía.

Cuatro días de feria en la isla de Margarita bastó para que los ilustres visitantes de otros países se dieran cuenta que en la vitrina de Fitven 2016, faltó el municipio de primer toque para entrar al turismo que marca la historia, en ese renglón, del estado Nueva Esparta; como será de importante, que  incluso, muchos piensan que se trata de la capital del estado, por su movimiento económico, la profusión de tiendas y actividades nocturnas, playeras y gran entretenimiento en su mejor auge, hoy abandonada por  las políticas nefastas y atrasadas de un sistema de gobierno más que equivocado, peligroso, debido a la inseguridad.


La ciudad de Porlamar es el ancla del municipio Mariño y ese detallazo fue obviado por los organizadores del festín 2016, y tal es el error como si en Cuba invitaran a una feria turística sin incluir a Varadero. De paso  nuestra isla tiene serios problemas de transporte aéreo y marítimo.

Durante la jornada vendieron a la isla sin el municipio Mariño, para efectos de los distinguidos visitantes Porlamar no existe. Evidente el craso error porque convirtieron el evento del que tanto hicieron alharaca en una ferretería en tiempo de crisis, donde se consiguen tornillos, pero no tachuelas y peregrinar entre uno y otro local para buscar la pieza que hace falta.

Exactamente en eso transformaron a la Feria Internacional de Turismo de Venezuela, Fitven 2016, en una pobre ferretería, donde primó la astucia de hacer énfasis en otros municipios arrodillados al régimen y borrar del mapa a uno de tendencia opositora como algo que no existe. La metida de pata fue producto de la política burda que impone los intereses personalistas de un modelo acabado, acabado de  salir de su agujero donde dos ojos tuertos ven mejor que cuatro normales.

Como le habrán explicado a los visitantes de otras latitudes que Porlamar no es atractiva dentro de los parámetros de una Feria Turística, la cual es un evento decidido como sede permanente en la isla, hecho nada menos que en la ciudad de Porlamar. Es la propia ferretería del pobre pueblo, no saben si tienen o no tuercas, pero está. El Hotel Venetur, donde se realizó la Feria, pertenece al municipio Mariño, es decir Porlamar.

Lo embarazoso de tal situación es que hasta el más ignorante tiene conocimiento de que el turismo es gozadera, esparcimiento, descanso y atractivos para disfrutar en cuerpo y alma. Esos detalles los posee Porlamar en el municipio Mariño, cuyo alcalde es contrario a las gestiones autoritarias y antidemocráticas. Se ha identificado con el pueblo por la frase “Porlamar de Mis Amores”, pero sin el dinero que no envían del gobierno central.

El turismo no se empaqueta con el color político. El régimen tendrá que explicarles a los visitantes porqué se produjo el cierre del Hotel Villa El Griego en el municipio Marcano.

Los organizadores y algunos invitados del “cogolluelo” disertaron en el foro y el titular de la cartera de Comercio Exterior e Inversión Internacional, Jesús Faría, aseguró durante su intervención en la Fitven, que “Margarita juega un papel fundamental dentro de las potencialidades turísticas que posee Venezuela”. Es tácito, así debe ser con Porlamar incluida y los hoteles de la región. Entonces, ¿Qué pasó con Porlamar fuera del paquete que le mostraron al mundo?

Añade la nota de prensa que divulgaron en palabras del ministro que: “El 2017 será el año de la estabilización de la economía venezolana y recuperación del aparato reproductivo…”. Hasta ahora el único “aparato reproductivo” que se conoce es el femenino, pero si obviaron a Porlamar en este encuentro turístico, posiblemente incluyeron el órgano reproductor femenino como llave maestra y puerta de entrada para engrandecer la economía. ¡Qué ovarios!

Los amigos llegados de otras latitudes nunca entenderán a un país que se vende como una potencia turística si le falta incluir ciudades emblemáticas que son de un arraigo económico sumamente importante para lograr el éxito tan ansiado, donde no tenga necesidad el residente y el visitante de no tener el efectivo porque en los cajeros automáticos no hay, donde no se tenga que padecer por falta de agua, luz y alimentos.

Se entenderá ahora que si viajan a una Feria Turística en la Isla de Margarita, donde la sede de Fitven será permanente, encontraran toldos y sillas playeras como en cualquier punto de la geografía regional, pero se perderán de El Faro de La Puntilla y de la fresca entrada del principal puerto de cruceros que mataron por confundirlo con una universidad, lo mismo que para ellos es  realizar una feria con características de ferretería.


Susana Morffe
@susanamorffe