10 Últimos

miércoles, 23 de noviembre de 2016

Venezolanos consumen 12,5 kilos menos de harina de maíz precocida al año


Por Dulce María Rodríguez


La arepa es la comida principal para los venezolanos, pero la falta de maíz blanco importado compromete la disponibilidad del alimento. El consumo ideal de harina precocida de maíz son 30 kilos al año por persona, pero este año serán únicamente 17,5 kilos, de acuerdo a cálculos realizados por el diputado Carlos Paparoni, presidente de la Comisión especial para la crisis agroalimentaria de la Asamblea Nacional. 

Precisó que en 2016 el gobierno ha importado 240.000 toneladas de maíz blanco y la cosecha nacional generó 520.000 toneladas lo que totaliza 760.000 toneladas del rubro que la agroindustria convierte en 543 millones de kilos de harina precocida de maíz, de los cuales le corresponde 17,5 kilos a cada venezolano.

La caída en la ingesta del principal alimento de los venezolanos es drástica pero las proyecciones para el 2017 son peores. De acuerdo con el diputado “el consumo per cápita descenderá a 15,5 kilos, si el gobierno mantiene los mismos niveles de importación del rubro de este año”, aseveró.

Tal situación afectará la dieta de la población porque a primera hora de la mañana la preferencia apunta hacia una arepa asada que es consumida por 69,6% de los venezolanos, o la frita que la escoge 2,5%. También es la comida elegida para el final del día, 48,2% opta también por una arepa asada para la cena. Así lo señala la Encuesta de Seguimiento del Consumo de Alimentos realizada por el Instituto Nacional de Estadística entre abril y septiembre 2015.


La producción de harina de maíz precocida ha ido en descenso y Rafael Rodríguez, presidente de la Asociación Venezolana de Industriales de la Harina de Maíz lo explicó refiriendo que “falta materia prima nacional e importada, aunado al control de precios que impide cubrir costos de producción y obtener rentabilidad para reinvertir lo que mermó la oferta de ese rubro en el mercado”.

Además le afectó a la industria la escasez de empaques y la improductividad en algunas empresas públicas y privadas que redujo la oferta del producto en los anaqueles.

Indicó que de las 27 platas que producen harina de maíz precocida, sólo 8 son de los agremiados a Venmaiz y de ellas las 3 de Polar están paralizadas por primera vez en 55 años. “Un kilo de harina de maíz equivale a 20 arepas, considerando que su precio está regulado en 190 bolívares y la falta de rentabilidad del rubro les impide a los agricultores aumentar la producción y este año obtuvieron la cosecha más baja en 35 años”, destacó.

El sector requiere de 1,6 millones de toneladas al año, para satisfacer la necesidad de materia prima de la industria. Se tendría que importar 1,1 millones de toneladas para reactivar las plantas de Polar y para que al sector no se quede sin insumos a mediados de enero 2017. 

22-11-16