10 Últimos

jueves, 24 de noviembre de 2016

“Hay que combinar todas las formas de lucha en democracia para derrotar al gobierno violento”


MUD 23 de noviembre de 2016
@unidadvenezuela

El secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba, ratificó este miércoles que la alianza opositora se mantiene en sesión permanente evaluando el escenario que se presenta en torno al diálogo, al tiempo que subrayó la necesidad de mantener todas las formas de lucha y “las herramientas de la paz” a la hora de enfrentar al gobierno de Nicolás Maduro.

Torrealba destacó en su programa La Fuerza es la Unión  que la sociedad está consciente de que debe “combinar todas las formas de lucha en democracia, todas las formas de lucha de la política, las herramientas de la paz, para lograr ese objetivo complejo, difícil, que es derrotar en paz al gobierno violento, derrotar democráticamente a un régimen que no es democrático”.

Indicó que no basta con el hecho de que al menos el 70 por ciento del país exija cambio de gobierno, tal como lo reflejan los sondeos de opinión.

“Somos mayoría. Pero no podemos seguir siendo simplemente una mayoría políticamente desagregada, organizativamente desagregada. Tenemos que ser una mayoría consistente, congruente, unida, coherente”, dijo.

Añadió que la alianza partidista opositora analiza los planteamientos de la sociedad civil, en especial, el documento presentado este martes por un grupo de 700 personalidades e instituciones del país denominado Una Propuesta Ciudadana,que plantea vías a seguir “frente al tema del diálogo, de la lucha de calle, del activismo internacional y de la necesaria actuación de los mecanismos en las instituciones ya liberadas por el voto del pueblo, como la Asamblea Nacional”, acotó.

No basta con decir que Maduro es malo

Torrealba consideró importante destacar del documento Una Propuesta Ciudadana el que, más allá de la crítica a la actuación de la Unidad Democrática en el ámbito del dialogo, se plantee cómo actuar no solo desde la dirigencia política, sino desde el campo ciudadano.

En el planteamiento de la sociedad civil se expone que hay dos vías para buscar salida a la situación del país: la política y la violencia.

Se sostiene que la violencia agravaría el cuadro que vive Venezuela, por lo que la vía idónea es la política, que supone construir y luchar, a través de la combinación de la presión popular y la organización ciudadana, sobre la base de una estrategia “agresiva, consensuada e inteligente” en la mesa de diálogo.

Ángel Oropeza,  psicólogo social, quien fue el encargado de leer el documento,  indicó que se trata de  unir al país en torno al cambio y dar un respaldo unánime  a la Unidad  Democrática como la única  instancia organizada.

“Sin unidad podemos ser una gran cantidad de gente, pero desagregada, desarticulada y políticamente muy inútil”, acotó Oropeza.

También precisó que es un espaldarazo a las formas de lucha cívica, con “presión de calle, presión política, presión internacional, porque se trata de unir al país en torno a un objetivo que es el cambio de modelo y de gobierno lo más pronto posible”.

“Lo importante es que haya una especie de vaso comunicante entre la dirigencia opositora y la gente”, manifestó Oropeza.

Torrealba suscribió estos planteamientos, pues estima que hay que ir más allá de la queja.

“No basta con decir que Maduro es malo, no basta con decir que hay que salir del gobierno. No basta con decir que queremos la restitución del derecho al voto para, a través del referéndum revocatorio o de elecciones adelantadas, salir de esta catástrofe y abrirnos paso hacia el futuro”, acotó.

“Es necesario definir con claridad cuáles serán los rasgos de ese gobierno de unidad nacional que debe sustituir a esta catástrofe, una vez que logremos recuperar el voto y encontrar y ejercer la solución electoral”, apuntó.

Evaluación del diálogo

Torrealba enfatizó que la Unidad Democrática continúa revisando los términos de su participación en el diálogo. “Nosotros no queremos hacer un libro de acuerdos sin cumplir. Nosotros queremos que ese sea un espacio para la construcción de acuerdos y que esos acuerdos se cumplan, porque lo importante aquí no es estar hablando de realidades, sino cambiar las realidades, destacó.
“Esa no es una mesa (de diálogo) para declamar acuerdos, es para concretarlos y cumplirlos”, subrayó.

Insistió en que el gobierno está “en mora” y que sectores de oposición han facilitado las cosas al sector oficialista.

“Se han visto, hasta ahora, alcahueteados, se han visto hasta ahora favorecidos, porque en el clima de opinión que hay en el país, sectores de la opinión pública opositora, en vez de hacerle presión al gobierno para que cumpla, le hacen presión a la Unidad porque se sienta. Una cosa insólita. Eso está ocurriendo y eso ha facilitado el incumplimiento del gobierno”, acotó.

Inmoral no aceptar el canal humanitario

Torrealba expresó su rechazo frente a las acciones que se adelantan para obstaculizar que la ayuda humanitaria internacional, en materia de medicamentos e insumos, llegue a los venezolanos que luchan por salvar sus vidas.

Refirió que Cáritas, la organización de asistencia social de la Iglesia Católica, ha sido objeto de bloqueo por parte del gobierno para impedir el ingreso de la ayuda humanitaria.

Calificó como escandaloso que en la aduana se cobre 7 mil euros a una empresa chilena que donó medicinas a Cáritas Venezuela, tal como lo reseñaron algunos medios este martes.

“Esto no es un tema económico, ni político. Este es un tema moral. Esto revela la catadura moral de un régimen que está en caída libre”, señaló.

MUD
@unidadvenezuela