10 Últimos

domingo, 27 de noviembre de 2016

Si la oposición deja la calle, no habrá ni elecciones regionales: el pronóstico de VP


Por Vanessa Davies


El gobierno “está haciendo lo imposible para llegar boqueando al final del año”, advirtió el dirigente de la tolda naranja, Roberto Smith

Si la oposición no mantiene la presión en la calle, en Venezuela no habrá ni elecciones regionales. Este es el futuro inmediato que avizora el partido Voluntad Popular (VP). “Si no mantenemos la presión en la calle, el régimen no va a querer hacer ningún tipo de elección, porque los derrotaríamos” en los 24 estados del país, aseveró Roberto Smith, dirigente de la tolda naranja.

Un gobierno “que se niega a hacer revocatorio, que paraliza un revocatorio que ya estaba aprobado por el CNE” es “un gobierno que no va a hacer elecciones sino cuando le dé la gana, y esto es inaceptable”, fustigó. Para Smith, hoy día “estamos en un régimen dictatorial”, en el cual “no hay elecciones a la vista mientras se mantenga Maduro en el poder y mientras no haya un acuerdo nacional”. 

“Llegar boqueando”

Sobre la participación de la Iglesia católica en el proceso de diálogo, subrayó que una institución como el Vaticano “no vino a Venezuela a perder el tiempo” ni a “pasar unos días”, y por ello debe “mantener su neutralidad y el objetivo claro de que queremos una salida democrática en una situación de paz”, no que “reine una paz que es una paz artificial sobre la base de que se mantenga la tiranía de Nicolás Maduro”.


El único interés del gobierno en el diálogo “es llegar al 10 de enero del año que viene”, porque a partir de ese momento “el cambio de presidente no implicaría un cambio de régimen”, alegó. El gobierno “está haciendo lo imposible para llegar boqueando al final del año, no importa lo que sea necesario, no importa el hambre de los venezolanos” o que no haya medicinas. La estrategia oficial, visto con esa óptica, es “ganar un día más”. 

Que el país llegue a enero de 2017 con el mismo gobierno es, sentenció, un escenario “realmente fatídico”, contra el cual seguirán luchando como opositores.

El dirigente de VP reiteró que varios sectores del país siguen trabajando en la idea de realizar un revocatorio popular, a fin de que el pueblo pueda decidir si quiere o no que el gobierno continúe. La consulta se podría hacer en la primera semana de enero de 2017, adelantó, pero todavía está por definirse. 

Foto 2

Estas van a ser “unas navidades muy duras para la familia venezolana”. Foto: Ernesto García/ Archivo

Dura Navidad

Smith criticó el deterioro de la infraestructura del país y advirtió que la producción petrolera, lejos de aumentar, ha retrocedido. “No estamos ante una emergencia económica, nosotros estamos ante las consecuencias de un sistemático proceso de colapso del Estado-nación, del cual Nicolás Maduro es el principal protagonista”. Por ello, insistió en que el país necesita una salida pacífica y constitucional. 

Viene diciembre, pero estas van a ser “unas navidades muy duras para la familia venezolana”, sin hallacas, sin pan de jamón y sin juguetes. Una manera de alegrar la Navidad, en su criterio, es que el Jefe del Estado renuncie al cargo y “permitiera que hubiera una renovación democrática del poder político en Venezuela”. 

Los resultados del diálogo han sido “sumamente malos”, consideró. “Diálogo sin calle va a tener un resultado igual a cero”, enfatizó Smith. Mientras no siga la protesta “ese diálogo no dará resultados importantes, sobre todo en lo que se refiere a una salida electoral”. Aclaró que VP no está en contra del diálogo, pero cree que “no hay condiciones para estar en un diálogo cuando hay más de 130 presos políticos”. 

En este momento “no hay ninguna salida que esté muerta: no está muerto el revocatorio, no está muerta la enmienda, no está muerta la asamblea constituyente, no está muerta la renuncia”, aseveró. Tal como lo confirmó, cuando “haya unas mínimas condiciones”, como una salida electoral, “por supuesto que nosotros participaríamos en el diálogo”. 

26-11-16