10 Últimos

sábado, 19 de noviembre de 2016

Benigno Alarcón: para que haya transición los que salen del poder no deben ser perseguidos por @contrapuntovzla


Por Vanessa Davies


Los moderados de ambos sectores deben buscar mecanismos de justicia transicional, garantizar que no habrá persecución contra quienes dejan el poder y mantener un espacio político para los que dejan el gobierno, propuso el director del Centro 

¿Por qué un sector que tiene el poder estaría dispuesto a perderlo, más aún si amenazan con perseguirlo y cortarle la cabeza una vez que deje de gobernar? Apoyado en la teoría de juegos, el profesor Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), explicó que se necesitan dirigentes moderados para que el diálogo entre el gobierno y la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) realmente aterrice y lleve a cambios.

El dilema del prisionero fue el ejemplo que usó Alarcón para puntualizar que el país “necesita una negociación que no es la que estamos viendo” entre los sectores políticos. En esta encrucijada, se supone que dos personas pueden colaborar entre sí para su mutuo beneficio, o tratar de sobrevivir mientras “hunden” al otro pero con un resultado negativo para ambos. El mejor resultado lo obtendrían si ambos cooperaran.

De acuerdo con el investigador, el dilema del prisionero ejemplifica lo que sucede en Venezuela. Para él, está claro que el gobierno nunca va a permitir que la oposición le arrebate el poder, subrayó. Alarcón también recurrió al ejemplo del rey Salomón –dos madres que se arrogan la maternidad de un bebé- para referirse a las decisiones que toman los sectores políticos. 


Asunto de costos

¿Qué incentivos tiene el gobierno para negociar el poder?, se preguntó Alarcón este miércoles en la noche durante la presentación del libro Transición democrática o autocratización revolucionaria, editado por la UCAB. Según su análisis, para que haya transición política en Venezuela el costo de salir de la presidencia tiene que ser inferior al costo de mantenerse en el poder con represión. Y esas condiciones, tal como lo analiza, no están dadas en Venezuela. El gobierno montó el diálogo para bajar los costos de la represión.
Tanto en el gobierno como en la MUD hay grupos radicales y grupos moderados, ilustró el investigador. Las transiciones, apuntó, generalmente están en manos de los moderados, que pueden resolver asuntos cruciales. A esos factores moderados les corresponde, enfatizó Alarcón, buscar mecanismos de justicia transicional, garantizar que no habrá persecución contra quienes dejen la primera magistratura y mantener un espacio político para quienes se apartan del poder. 

18-11-16

http://www.contrapunto.com/noticia/benigno-alarcon-el-pais-necesita-una-negociacion-politica-que-no-es-la-que-estamos-viendo-109147/