10 Últimos

sábado, 12 de noviembre de 2016

“Aquí y ahora”, @renenunez51




Por René Núñez, 06/11/2016

Cuando se publique esta columna de los miércoles, habremos ya bautizado este libro de Eduardo Fernández en Ciudad Guayana. Me tocó presentarlo a la comunidad guayacitana, una distinción que valoro mucho por el afecto, admiración y reconocimiento intelectual, político, ciudadano y padre de familia, que le profeso a su autor; uno de esos venezolanos valiosos, incomprendido por las mayorías nacionales pero como pocos, en esto de la política, uno de los de mayor coherencia en cuanto a pensamientos, acciones, decencia pública y privada.

Un documento histórico, político-humano-social, que recoge la  autenticidad  de una nación que  “dejó de hacer” “dejó pasar” decisiones fundamentales que pudieron haber anticipado las amenazas, los riesgos y las secuelas de las que hoy sufren los venezolanos. No nos sorprende para nada el secuestro de las instituciones, de la constitución y del ejercicio democrático. Era predecible.

Igualmente, se desaprovecharon  de manera irresponsable las oportunidades económicas con un precio $100/barril de petróleo, cuyos ingresos eran suficientes para haber adelantado con patriotismo e inteligencia la transformación de los recursos materiales y humanos en progreso y desarrollo humano. En calidad de vida integral.

Con “Aquí y ahora”, Eduardo nos vuelve a advertir del peligro presente y  futuro país, los cuales obligan  a todos los sectores y actores del sistema de libertades a ponerse de acuerdo.

“El Tigre”, como siempre,  insiste en la Educación como prioridad nacional. No hay otra, para resolver la crisis estructural. “Si ganamos la batalla de la educación  tendremos futuro, de lo contrario, seremos un país tercermundista, irremediablemente”. “El futuro está en la materia gris no en las materias primas”. Le agregaría, “ni en colores e ideologías”.

No cabe duda que la crisis moral se debe a que el estado y la dirigencia no  terminan de entender que la Educación es la prioridad número uno en el plan de desarrollo de la nación, hoy desdibujado y desalineado del espíritu constitucional y democrático.

Comparto con Eduardo, las razones de sobra que tenemos para protestar y exigir cambio de gobierno y modelo político, económico social, pero, ello no nos impide con la misma fuerza ética para reclamar una mejor oposición, convertida en alternativa democrática sobra la base de una unidad y un consenso nacional alrededor de los graves problemas básicos de la sociedad venezolana, como lo son, entre otros: la inflación, el desabastecimiento, el alto costo de la vida, la recesión económica, la inseguridad.

No se trata de un sueño sino de una agenda política realista que nos una y no nos separe, orientada al fortalecimiento de la democracia, a la separación de poderes, a la reactivación del aparato económico, a la atención prioritaria de los grupos sociales más vulnerables; a la lucha integral contra la inseguridad, al combate y derrota de la ignominia de la corrupción con valores morales y éticos como cultura de vida.

Son, entre otros, temas que el libro nos plantea como reflexión autocrítica país, donde los resultados hasta ahora alcanzados dejan mucho que desear al compararlo con los de otros pueblos del mundo en materia de prosperidad, seguridad y bienestar social.

La infortunada política de estos últimos 17 años de gobierno en Venezuela, ha sido otro ejemplo demostrativo del fraude y engaño del socialismo autoritario, el cual bajo la excusa de garantizar la distribución equitativa de la riqueza y de las oportunidades, terminan controlando  la economía y la ciudadanía, negando sus libertades, irrespetando el derecho ajeno. Creando más pobreza y desigualdades sociales.

“La política es diálogo. En donde no hay diálogo, no hay política. La alternativa al diálogo y a la política es la violencia y la guerra. Cuando fracasa la política, irrumpen la violencia y la guerra”. Eduardo Fernández.

Escuche a René los domingos, 8 a 9 am, en ONDA GLOBAL por www.onda973fm.com, Guayana


René Núñez
@renenunez51
http://elportachueloderene.blogspot.com
Presidente Ifedec, capítulo Estado Bolívar