10 Últimos

viernes, 4 de noviembre de 2016

Esclavismo moderno y socialismo del siglo XXI por @oscarbastidas25


Por Oscar Bastidas-Delgado


En nuestro anterior artículo mencionamos los modos de producción explicados por Marx a partir de la Teoría del Valor. Entre ellos resaltamos el esclavista o aquel en el que el dueño del esclavo como medio de producción se apodera del valor generado por éste al convertirlo en objeto de su propiedad otorgándole solo alimentación suficiente para que viva y produzca diariamente; también resaltamos el salario o parte del valor recibido por el obrero para vivir pues la otra parte del valor por él producido, plusvalía o plusvalor como debió denominarse, queda en manos del capitalista y sus empresas; en ambos casos el “bozal de arepas” sobre el esclavo u obrero domina el escenario y es mayor en la medida en que de éstos dependen sus familiares.

Hoy, con la estanflación causada por el harakiri del socialismo del siglo XXI, en lugar de una sociedad con justicia social sin jerarquías infladas, armas y militarismo, encontramos una sociedad embozalada que desarrolla más esclavismo en la medida en que el bono alimenticio pasa de 42.480 a 63.720 Bs. (50%) desplazando aún más un “salario mínimo” de 22.576 a solo 27.091 (20%) que sube por la escalera mientras una inflación mayor a 800% lo hace por el ascensor. En sus propios fueros Maduro debe saber que la inflación afecta a su gente pues la Tarjeta Socialista la aumentó en un 30%, pasó de 30.000 a 39.000 Bs.

Si observamos además que el número de empleados públicos ha subido en desproporción al crecimiento poblacional y pasó de menos de millón y medio cuando llegó el fallecido Chávez al gobierno a unos tres millones (sobre apreciaciones personales pues cifras oficiales creíbles no existen), puede afirmarse la existencia de un ejército de desempleados disfrazados de empleados que también permanecen encadenados a sus puestos de trabajo por la gracia del socialista bozalito de arepa.


¡Atención!, el régimen chavista no solo esclaviza venezolanos. En el 2010, siete médicos y un enfermero cubanos fugados de Venezuela demandaron en USA a Cuba, Venezuela y a Pdvsa por practicar con ellos “esclavismo moderno”; ¿cómo lo definían?, muy fácil: 1.- Mandados a Venezuela sin consulta; y 2.- el gobierno de Fidel cobraba por ellos en buenos dólares o petróleo barato. Del lado de acá, Chávez les pagaba algunos bolivaritos por sus labores en Barrio Adentro para mantenerlos con vida y pudiesen trabajar al día siguiente. Con esa demanda esos hermanos cubanos destaparon un delito de lesa humanidad, y desmontaron el objetivo castrista de sumar dólares y petróleo para su improductiva economía y el del dúo Fidel-Chávez de hacer proselitismo con los médicos como difusores ideológicos.

Así que, tenemos un régimen que lejos de ser socialista y pretender superar el “capitalismo impulsado por el imperialismo yanqui”, montó un “socialismo capitalista” gracias a los dólares petroleros; y que, en lugar de marchar hacia estadios más elevados del socialismo y el comunismo como diría Lenin, retrocede como el cangrejo hacia un capitalismo de Estado impulsor del esclavismo. En algún momento quien suscribe este artículo pensó que el color rojo de las franelas oficialistas se había inspirado en La Internacional; se equivocó, es rojo cangrejo.


04-11-16