10 Últimos

sábado, 19 de noviembre de 2016

“La libertad de un preso político es un logro de la capacidad de entendimiento del pueblo”



MUD 18 de noviembre de 2016
@unidadvenezuela

El secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba, aseguró que la libertad de un preso político, como es el caso del dirigente Rosmit Mantilla, es producto de la capacidad de entendimiento y vocación de encuentro de los venezolanos.

“La libertad de uno es la alegría de todos. Porque la libertad de uno es el anuncio y es la confirmación de que la libertad de todos, también es posible”, apuntó el vocero de la coalición de partidos de oposición, quien manifestó en su programa  La Fuerza es la Unión que cuando un preso político es liberado “todo el país mejora, en su condición, en su cultura democrática”.

“Este es un logro de la capacidad de entendimiento, de la vocación de encuentro del pueblo venezolano, por superar las confrontaciones que hoy vivimos, por construir una Venezuela en la que quepamos todos, en la que no tenga ni memoria de lo que es un preso político”, resaltó Torrealba.

Indicó que el diputado suplente firmó a altas horas de la noche de este jueves su boleta de excarcelación, justo cuando convalece en una clínica de Caracas, después de pasar un cuadro delicado de salud, que puso en riesgo su vida en los calabozos del Sebin.

Ingrid Flores, madre del joven opositor, habló con Torrealba desde el centro clínico donde se encuentra recluido tras ser operado de la vesícula. Aseguró que a la familia le costó creer que tenían en su mano la boleta de liberación.

“Feliz, otra vez aquí en la clínica, pero con la diferencia que no teníamos a nadie en la puerta cuidando. Me sentí en libertad yo también. Me sentí en libertad porque pude salir con mi hijo al pasillo, caminar libremente”, refirió la madre del joven diputado, quien aseguró que Mantilla tuvo que ser sedado por lo agitado que estuvo, después de la emoción de poder ver a sus familiares y allegados”, aseguró.

“Fue tanta la angustia que pasamos durante estos dos años y medio que cuando tuvimos esa boleta de libertad  y la tuvimos en las manos, no la creíamos”, relató Flores.

La madre de Rosmit Mantilla destacó los esfuerzos que hicieron dirigentes de la Unidad Democrática para liberar a su hijo y a otros presos políticos. En especial se refirió al diálogo como una vía para buscar soluciones y en especial como un espacio de reencuentro.

“Eso solamente se debe gracias a Dios y gracias a esa Unidad. Pudimos ver que sí se puede, que podemos hablar como hermanos. Que podemos sentarnos en una mesa y hablar como hermanos, que somos hermanos. Entre personas de distintas tendencias políticas puede haber un puente, porque existe eso, la sangre de venezolanos de por medio”, argumentó Ingrid Flores, quien aseguró que tiene sentimientos encontrados porque tras las rejas quedan muchos “por los que mi hijo, desde el mismo momento que recibió esa boleta de excarcelación, está luchando y seguirá luchando”.

El joven dirigente político será juramentado como diputado suplente el próximo martes en plenaria de la Asamblea Nacional.

Quedan otros

La diputada Delsa Solórzano, quien ha impulsado una labor a favor de los presos políticos,  dijo en el programa La Fuerza es la Unión que las horas previas a la liberación de Mantilla fueron difíciles.

Refirió la parlamentaria que Rosmit Mantilla tuvo la vesícula “destruida” y que muchos dudaron de la gravedad de su condición de salud.

Insistió que quedan 135 presos políticos, a los que suma 14 policías de Chacao, que habían sido señalados por hechos distintos al ámbito político,  que están tras las rejas, aunque tienen boleta de excarcelación avalada por Fiscalía y por un tribunal. Aseguró que permanecen presos por una orden expresa del procurador general encargado, Reinaldo Muñoz.

Recordó que hay presos políticos con serias dolencias de salud como Delson Guarate,  Villca Fernández, Alejandro Zerpa, cuyo estado de salud es delicado  y ya no puede caminar, así como otros, entre los que se cuentan los funcionarios de la extinta Policía Metropolitana,  que están en Ramo Verde a raíz de los sucesos de abril de 2002.

“Lo que nosotros tengamos que hacer para que en Venezuela no haya nunca más, no solamente un preso político, sino una familia divida por razones de pensamiento distinto, que es prácticamente lo mismo, lo vamos a hacer. Y por eso, agradecemos los esfuerzos que se están haciendo en la Mesa de Diálogo, para la libertad de nuestros presos políticos y de nuestra Venezuela. Porque al final, como siempre comentamos, la política no es el diálogo, la política es el cambio”, agregó la diputada, presidenta de la Comisión de Política Interior del parlamento, quien recordó que ella es hija de un preso político.

Guerra económica contra el pueblo

El secretario ejecutivo de la Unidad Democrática calificó como un “nuevo exabrupto” lo ocurrido al empresario Lorenzo Mendoza, quien fue retenido por varias horas en dos aeropuertos del país, el de Maiquetía y luego en Barquisimeto desde donde saldría hacia Ecuador,  a un encuentro de la Cámara de Comercio de ese país.

“Un venezolano ejemplar, que es víctima de la guerra económica, con todas sus letras. De la única guerra económica que de verdad existe en Venezuela: la guerra que libra el régimen contra todo venezolano que quiera producir”, apuntó Torrealba.

“El gobierno está en guerra contra nosotros. El gobierno está en guerra contra la Venezuela de trabajo, contra la Venezuela productiva”, aseguró el vocero de la alianza opositora, para quien el empresario Lorenzo Mendoza, presidente del grupo de Empresas Polar,  es un “claro objetivo” del régimen.

“Tanta paja que hablan de la Polar y resulta que cuando tú abres las bolsas de los CLAP, ahí están. Si no fuera por la Polar, no tuvieran con qué llenar más de la mitad de la bolsa.”

Torrealba destacó la advertencia de Mendoza, quien dijo que a partir de este viernes no habrá harina de maíz. Resaltó lo dicho por el empresario, quien aseguró que el gobierno impidió que el grupo Polar cristalizara un acuerdo con los productores del rubro.

Recordó que muchos criticaron las palabras “sabotaje y boicot” a la economía venezolana, citadas en la declaración conjunta de la segunda sesión de la Mesa de Diálogo. Agregó que el verdadero boicot es el que el gobierno hace a los productores y a los empresarios a los que obliga a vender a pérdida.

“Cuando se habla de boicot, de saboteo, estamos señalando con claridad al culpable, que no es otro que el gobierno”, apuntó.

MUD
@unidadvenezuela