10 Últimos

sábado, 5 de noviembre de 2016

Manos a la obra, por @freddyspaz



Freddy Paz 04 de noviembre de 2016
@freddyspaz

Al final de la segunda guerra mundial, Alemania no era más que un montón de escombros, no quedaron ciudades en pie: No había ni casas, ni industria, nada. Sin duda Alemania no habría salido adelante sin la ayuda del Plan Marshall.

Para 1946 se habla que al menos 4,5 millones de Alemanes habían caído en el frente, cientos de miles habían quedado lisiados y cientos de miles fueron tomados como prisioneros, muchos de los cuales fueron puestos en libertad entre los años 50 y mediados de los 60, de hecho quienes llevaron a cabo la parte más dura de la reconstrucción fueron mujeres. En lo que a edificios e infraestructura se refiere.

No había aprovisionamiento de energía, ni carreteras transitables, mucho menos industria. Alemania recibió del Plan Marshall 1.4 millardos de dólares, y todos concentrados en el trabajo para reconstruir su nación. Otros países en el mundo han recibido ingresos mayores y siguen sin salir de su crisis, caso Venezuela.

El gobierno Alemán creó una institución estatal de ayuda crediticia para la Reconstrucción de infraestructura e industria, también se implantó la reforma monetaria, se creó el modelo de la economía social de mercado que convirtió a Alemania en los años cincuenta no solo en la segunda potencia económica mundial (después de EEUU), sino que además permitió la creación de uno de los mejores sistemas de seguridad social del mundo, con un liderazgo importante en exportaciones.

Pero nada de esto hubiese sido posible, si el pueblo alemán no hubiese puesto su parte, puso manos a la obra: Digo, de que hubiese servido todo el dinero del Plan Marshall y los maravillosos diseños de reconstrucción, si los alemanes se hubiesen quedado de brazos caídos. Los años de la post guerra fueron de muchas carencias y de mucho trabajo.

Por su lado, el pueblo alemán pudo simplemente haberse dejado caer o limitarse a sobrevivir, sin embargo lo que hicieron fue asumir la culpa del desastre y poner manos a la obra. Tarea que nos toca asumir a los venezolanos en una tierra bendecida por Dios, libre de guerras y con grandes deseos de poder lograr unidos el cambio, para atender las necesidades humanas básicas de los venezolanos, y establecer las bases que permitan mejorar y mantener la calidad de vida y crear condiciones para que todos alcancemos nuestro máximo potencial.

Diputado Freddy Paz
@freddyspaz