10 Últimos

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Torrealba: Agresión contra VP es contra toda la Unidad



El presidente Nicolás Maduro pidió a las autoridades actuar contra el Partido Voluntad Popular por considerarlo un “grupo terrorista”, atacó al diputado Freddy Guevara, Secretario General (E) de esa organización política, pero posteriormente alabó la “sensatez” de la Mesa de la Unidad Democrática la suspender la marcha a Miraflores y otras acciones como la de suspender el juicio político que quería emprender la Asamblea Nacional.

La primera reacción fue la del diputado Luis Florido, posteriormente la tolda naranja emitió un comunicado en el que afirman que las amenazas solo los fortalece.

“Con esto Maduro nos ratifica que en Voluntad Popular estamos del lado correcto de la historia al denunciar la falsa intención con la que el gobierno asume el proceso de diálogo. No solo profiere amenazas contra nuestra organización y nuestro coordinador encargado, por cierto, las mismas que en 2014 lanzó contra nuestro Coordinador Nacional injustamente encarcelado Leopoldo López, sino que a Leopoldo lo han sometido a un aislamiento e incomunicación total durante las últimas 100 horas en Ramo Verde; e insiste en despotricar y amenazar a gobernadores, alcaldes y miembros de la Unidad. Vaya concepto de generar condiciones para el diálogo el de Nicolás Maduro y la dictadura cívico militar venezolana. Ante ello nuestra respuesta es firme y contundente: Maduro, sus amenazas y atropellos no nos van a doblegar, mucho menos torcer nuestra legítima lucha constitucional, democrática y pacífica por la defensa del derecho a elegir libremente de nuestro pueblo, por la defensa de nuestra Constitución”, reza parte del texto.


Freddy Guevara, aludido directamente en la alocución del presidente, afirmó que el Gobierno debe aplicar otra "estretagia" que no sea la de las amenazas y el chantaje para que VP se sume al diálogo.  

Por su parte, Jesús “Chúo” Torrealba, afirmó a través de su cuenta Twitter que las amenazas del presidente constituye una “patada a la mesa de diálogo”.


01-11-16