10 Últimos

viernes, 4 de noviembre de 2016

Unidad muestra al país sus cartas en la mesa de diálogo



MUD 03 de noviembre de 2016
@unidadvenezuela

La Unidad Democrática informó este jueves al país de forma “clara, detallada y transparente” las metas que persigue al participar en la mesa de diálogo con el gobierno convocada por el Vaticano, las cuales han  sido analizadas y aprobadas por consenso por todos los partidos políticos que forman parte de la alianza opositora.

Así lo informaron en rueda de prensa Carlos Ocariz y Luis Aquiles Moreno, quienes forman parte del equipo de la Unidad que está tomando parte en las mesas de trabajo acordadas el pasado domingo, cuando se instaló el proceso de diálogo en presencia del enviado del papa Francisco, monseñor Claudio María Celli, y de varios expresidentes.

“Queremos explicar de manera muy detallada, muy transparente y muy clara cuáles son nuestras metas al participar en esta mesa de diálogo convocada por parte del Vaticano. Nosotros queremos que la Constitución se respete y por eso es que estamos allí. Creemos que la Constitución ha sido vulnerada con las decisiones que ha tomado el Ejecutivo y queremos que se restablezca. Por eso estamos dando estos pasos”, dijo Ocariz.

“No vamos a improvisar y también vamos a comunicar, porque queremos que sea una mesa abierta a nuestro pueblo y que nuestro pueblo sepa y esté informado de lo que estamos solicitando en esa mesa en nombre de ese mismo pueblo, y también de los próximos pasos que daremos”, agregó.

Ocariz se refirió en primer lugar a los objetivos generales, a aquellos que llevaron a la Unidad a tomar la decisión de sentarse en esa mesa de diálogo. “En primer lugar, la solución electoral. Estamos allí porque queremos una solución electoral a la profunda crisis que vive el país, crisis producto de la nefasta política de parte del gobierno central (…)  Tener una solución electoral le conviene al país, que sea el pueblo el que se exprese, le conviene al país. Esa es nuestra principal motivación”, señaló.

Indicó que en esa materia la Unidad ha propuesto dos vías: la primera es la reactivación del referendo revocatorio. La segunda es un acuerdo para que se adelanten las elecciones. “Ese es el primer objetivo de nosotros que nos mueve a estar sentados allí, insistió.

El segundo gran objetivo es la libertad para los presos políticos, el egreso de los exiliados y la anulación de los procesos de judiciales y administrativos a toda la dirigencia opositora y a todos los que están siendo perseguidos en este momento.

El tercero es la reinstitucionalización de los Poderes Públicos en Venezuela, particularmente del Poder Electoral (Consejo Nacional Electoral) y el Judicial (Tribunal Supremo de Justicia). “También que el Poder Legislativo tenga el peso que debe tener según la Constitución, el cual en los últimos tiempos ha sido vapuleado por el resto de los poderes”, señaló.

En cuarto lugar, la atención a las víctimas producto de la crisis humanitaria.

11 de noviembre, fecha clave

Por otra parte, Ocariz se refirió a las metas concretas propuestas para la reunión prevista para el 11 de noviembre, cuando las partes volverán a reunirse. “Estas metas también fueron trabajadas por todo nuestro equipo y fueron adoptadas por consenso”, indicó.

Recordó que en la mesa de diálogo se decidió conformar cuatro mesas de trabajo, que han venido sesionando, para cuatro temas fundamentales: electoral, en la cual el representante de la Unidad es el mismo Ocariz; institucional, a la que asiste como representante Jesús Chuo Torrealba, secretario ejecutivo de la Unidad; económico y social y Derechos Humanos.

Precisó que las metas electorales son: 1) el compromiso de ambas partes de una solución electoral a la crisis que, en criterio de la Unidad, tiene que ser en muy corto plazo. 2) que en el corto plazo se realicen las elecciones en el estado Amazonas, para que vuelva a tener representación en la AN; 3) que para el 4 de diciembre, cuando se vence el periodo a dos rectoras del CNE, haya el compromiso para escoger a los dos nuevos representantes de mutuo acuerdo entre las partes y así el país tenga un nuevo CNE para esa misma fecha.

Con respecto a la mesa institucional la Unidad ha solicitado que se elimine el desacato a la AN por parte de los Poderes Públicos “que en este momento, de manera arbitraria y manipulada, le tienen al Poder Legislativo”.

En el tema de Derechos Humanos, solicitan la liberación de los presos políticos, mejorar las condiciones de salud de los presos políticos enfermos o su libertad inmediata, y que se acuerde un cronograma claro “de liberación de aquellas personas que están detenidas, a nuestra manera de ver, de forma injusta”.

En cuanto a la mesa económica proponen la adopción de una iniciativa urgente de apoyo a la población venezolana para lograr solidaridad en alimentos y para “sectores específicos y urgentes, llámese el caso de las medicinas, personas que padecen enfermedades crónicas como renales u oncológicas o cualquiera otra enfermedad, y que esta posibilidad se genere en tiempo real”. La segunda, es un acuerdo nacional para mejorar el abastecimiento de alimentos y medicinas y materias primas en el país.

“Estas son las metas concretas sobre las que estamos trabajando para la reunión del 11 de noviembre”, apuntó Ocariz.

“Queremos ser muy transparentes y lo estamos reiterando: asumimos este compromiso y este reto porque queremos que nuestro pueblo salga de la inmensa crisis que está planteada hoy en día en Venezuela, inmensa crisis que ha despertado la atención internacional, y por eso hay en este momento en Venezuela un acompañamiento por parte del Estado Vaticano, de Unasur, y de varios expresidentes”, señaló.

“Nosotros hemos decidido estar aquí y queremos ser muy claros y muy transparentes con nuestro pueblo sobre lo que estamos solicitando y cuáles son los pasos que estamos dando en cada una de las etapas de este difícil proceso. Nosotros estamos convencidos de que si de verdad hay voluntad de diálogo, no solamente hay que declararlo sino que hay que demostrarlo, y para nosotros las demostraciones son imprescindibles para que llegue a buenos términos esta posibilidad de acuerdo”, señaló.

“En este caso le corresponde al gobierno venezolano demostrar más allá de las palabras, con las acciones, que sí quiere que esta mesa de diálogo tenga éxito. Nosotros hemos expuesto nuestra posición de manera pública y también hemos tomado decisiones para fortalecer la iniciativa del Vaticano. Le corresponde también al gobierno tomar las suyas. Esperamos que en esta reunión del 11 de noviembre logremos estos avances y que al final del proceso, el cual no se debe extender mucho, tengamos lo que estamos solicitando no para la oposición, no para la MUD, para el país”, concluyó.

MUD
@unidadvenezuela