10 Últimos

jueves, 3 de noviembre de 2016

Piden a Venezuela garantizar la libertad de expresión y reactivar el revocatorio



Puntual, como reloj suizo, inició ayer el diálogo interactivo entre el Estado venezolano y 103 países miembros de la Organización de Naciones Unidas que durante tres horas y media escucharon el relato del gobierno respecto a sus avances en la protección de los derechos humanos y presentaron recomendaciones y sugerencias en el marco del Examen Periódico Universal de Derechos Humanos que promueve el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. Sin embargo, a la hora de haber comenzado no estaban todos presentes: un grueso de naciones asiáticas y africanas no se encontraba en la sala, y muchos no se presentaron.

Mientras los aliados políticos del gobierno (Bolivia, Nicaragua, Ecuador, Cuba, entre otros) se limitaron a felicitar los avances de Venezuela en la protección de derechos y garantías, y a hacer recomendaciones generales; otros 37 países fueron directos a fijar posición a favor de la libertad de expresión, la libertad de información, la protección de los periodistas. Otros 3 Estados expresaron su preocupación por la persecución por motivos políticos, la falta de garantía para asociarse libremente con fines políticos y la represión del Estado contra las manifestaciones pacíficas. Tres naciones más hablaron fuerte y claro para exigir respeto para la Asamblea Nacional y solicitar la reactivación del referéndum revocatorio.

El otro asunto planteado por más de 40 países fue recomendarle al Estadovenezolano que autorice la visita a Venezuela del Alto Comisionado de Derechos Humanos de la ONU, Zeid Ra'ad al Husein, y de relatores.


Por la prensa. Finlandia enfatizó en la necesidad de que Venezuela “cumpla con las normas internacionales de libertad de expresión”. Italia pidió garantizar la libertad de expresión y proteger a los periodistas. Japón expresó “su preocupación por las restricciones a la libertad de los medios de comunicación y solicitó medidas concretas para garantizar la libertad de información”. Sudan se refirió a la necesidad de “incrementar el acceso a la información pública”, para lo cual Perú recomendó aprobar la Ley de Acceso a la Información Pública.

Diálogo, AN y revocatorio. Italia, Lituania y Guatemala abogaron por el respeto a la libertad de asociación con fines políticos, mientras que Francia, Estados Unidos y Suiza se refirieron a la confrontación de poderes y pidieron respeto para la Asamblea Nacional.

“Nos preocupa que voces opositoras sigan siendo detenidas y que se utilice a órganos de inteligencia para su persecución. Recomendamos permitir genuinamente la expresión de disentimiento, liberar a presos políticos, respetar a la AN y llevar a cabo el referendo revocatorio”, dijo la delegación de Estados Unidos.

Brasil hizo una de las declaraciones más directas a favor del revocatorio. “Brasil expresa su profunda preocupación por la decisión del Consejo Nacional Electoral de Venezuela de aplazar el proceso de recolección de firmas del 20% del electorado necesario para activar el referéndum. Pedimos a las autoridades venezolanas que garanticen el pleno ejercicio de todos los derechos constitucionales y que tomen las medidas necesarias para la realización del revocatorio presidencial sin demora, de manera clara, transparente e imparcial”.

El representante del Vaticano, al igual que los de Noruega y Nicaragua, felicitó la instalación de la mesa de diálogo en Caracas y abogaron porque las conversaciones puedan conllevar a solucionar la crisis en el marco de la paz.

Aliados. Hubo cierta incomodidad en la delegación venezolana, encabezada por la canciller Delcy Rodriguez cuando le correspondió el turno de palabra a Bolivia y el representante de ese país no se encontraba en la sala. Sin embargo, no se le quitó el derecho de palabra sino que fue reubicado más adelante en la lista. Bolivia propuso “reforzar medidas antes los hechos violentos promovidos por la oposición los últimos años”.

El representante de Cuba reiteró la solidaridad absoluta al gobierno de Nicolás Maduro y recomendó al Ejecutivo “continuar las investigaciones para sancionar a los responsables de los actos violentos perpetrados en el país entre 2013 y 2015”. Nicaragua destacó el “avance de los programas orientados a satisfacer las necesidades alimenticias del pueblo”.

Destacó la postura asumida por Ucrania, Georgia, Lituania y Armenia, entre otros, que abogaron por las libertades políticas, el respeto a la integridad del territorio, el cese de la persecución a la prensa, entre otros asuntos.

Exposición de la discordia. Periodistas y representantes de ONG comentaron con asombro la ovación de pie que la delegación de Venezuelase dio a sí misma al terminar su evaluación ante el Consejo. “Eso no es para nada apegado a las formas de trabajo aquí. En las sesiones no se aplaude. Simplemente los Estados hacen sus intervenciones, se escuchan unos a otros y listo”, señaló un periodista brasileño.

Otro factor discordante propiciado por la delegación venezolana fue la inauguración de una exposición titulada “Venezuela, país garante de los derechos humanos”, en unos espacios abiertos justos al lado de la Sala XX, en la que se realizó el examen.

La muestra fue inaugurada por la canciller Delcy Rodríguez y solo asistieron los 40 miembros de la delegación venezolana, el embajador de Cuba y otro embajador aliado del gobierno de Venezuela. “Esto fue un fracaso; los embajadores no quisieron fotografiarse aquí porque esto no fue autorizado por el Alto Comisionado”, dijo una fuente en el Palacio de las Naciones.


Tomaron la palabra en el Consejo de Derechos Humanos

Delcy Rodríguez, canciller                 

“El modelo para los derechos humanos en Venezuela es profundamente irreversible porque el sujeto histórico de la transformación de ese proceso enVenezuela es justamente el pueblo. A pesar de la guerra económica, no convencional, de este intento de desestabilización en Venezuela, nosotros mantenemos nuestro modelo de derechos humanos”. Consultada sobre la posibilidad de que se autorice la vista de los relatores de derechos humanos al país, respondió: “Cuando los relatores no tengan posiciones parcializadas ni hagan utilización política de los derechos humanos, entonces nosotros aceptaremos con mucho gusto”.



Luisana Melo, ministra de Salud

“1.142.422 medicinas son entregadas por día a través del sistema nacional de distribución en el país. Las 289.033.008 unidades entregadas equivalen a 9,3 medicamentos per cápita. En el primer semestre, Min Salud distribuyó para la red pública asistencial 255.390.000 unidades de medicamentos, 32.098.135 unidades de material médico quirúrgico y 68.644 equipos. Pese a la reducción de más 60% en los ingresos del país, a causa de la caída del precio del petróleo, Venezuela ha mantenido programas como la entrega gratuita de una lista de 230 medicinas de alto costo para 778.000 personas con tratamientos farmacológicos y de antirretrovirales”.


 William Castillo, viceministro de comunicación internacional

“La libertad de expresión se garantiza plenamente en Venezuela. No hay un solo periodista o miembro de una ONG detenido o sometido a proceso judicial en razón de su actividad profesional. Hay algunos dueños de medios que enfrentan juicios por delitos de difamación e injuria, y que se encuentran prófugos de la justicia. En Venezuela no hay monopolios ni oligopolios mediáticos. Del total de permisos otorgados en el espectro electromagnético 67% es controlado por privados, 5% por el Estado y 28% a pequeñas emisoras de radios y de televisión en manos de las comunidades. Hay 97 diarios privados y 11 públicos y 92% recibe papel de parte del Estado”.


Efectos de la escasez

Catorce países le reclamaron al gobierno información sobre lo que está haciendo para resolver la escasez de alimentos y medicinas. Canadá instó a aceptar la ayuda que otros Estados y organismos internacionales le han ofrecido para evitar efectos irreversibles en la población.

Más duro fue el representante de Suecia, quien expresó su preocupación porque el país pueda vivir una situación de “hambruna” y pidió al Ejecutivo proteger a los niños de los efectos de la crisis, no sin antes advertir de que los efectos sobre los más pequeños pueden “volverse irreversibles”.

Dinamarca, Finlandia y Austria expresaron preocupación por la escasez de medicamentos. Alemania recomendó “con urgencia frente a la escasez de servicios médicos, satisfacer las necesidades básicas de las personas en el espíritu de las recomendaciones de 2015 del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales”.

02-11-16