10 Últimos

jueves, 10 de noviembre de 2016

RECUERDO, MILITARES Y FORMA DE LUCHA por @jonatanalzuru67


Por Jonatan Alzuru


https://mail.google.com/mail/ca/u/0/images/cleardot.gifEn el escrito “Formas de lucha y Diego Arria”, afirmé: “El gobierno en el campo de lucha que es la Mesa de Diálogo se comporta como Donald Trump… Si tuviesen un líder o un hombre que supiese dirigir batallas no se le notaría las costuras, pero son demasiado torpes como para hacerlo bien, no tienen comandante…  Pero debemos estar claros, aprender, la estrategia de Trump da resultados, por eso es que debemos maximizar y agudizar nuestro olfato e inteligencia.” (Alzuru Jonatan, 7/11/2016)

La cita realizada no es para pensar en Estados Unidos sino en nosotros.  Saber que ese estilo y práctica política, esa forma de negociación,  tiene resultados.  ¿Qué significa? Que debemos maximizar nuestro trabajo desde la oposición. Todos debemos colaborar.

En estos momentos hay una discusión pública si Padrino López se incorpora o no al diálogo.. LA DISCUSIÓN SE AGRADECE… Solo la lógica de la conspiración funciona tras bastidores, en secreto o solo aquellos que consideran que el ciudadano común es un idiota. Nadie debe desalentarse con esa discusión. Es oportuno crecer en nuestra conciencia política. Es un extraordinario momento para saber que la diferencia de opinión no es traición ni división. Quien habla de traición supone que la política es de fidelidad.  Fidelidad es la actitud servil frente al otro. Es aceptar todo lo que el otro haga exclusivamente por la fe. Nuestro país está en su peor crisis, entre otras cosas por esa lógica, esa manera de pensar y concebir la política.

Lo que se debe exigir es el respeto a los acuerdos y cuando se rompe el acuerdo explicar por qué y cómo, simplemente eso es un cambio en la mirada del acontecer. Y uno, el elector, pondera ese cambio y apoya o confronta esa decisión. Una tarea cultural es borrar del mapa político los vocablos, traidor y fiel.


Criticar la acción de un líder es interpretado como traición, la solicitud es no critiques porque él le está echando bolas… Eso es absurdo y en términos prácticos minimiza los  beneficios comunes; porque el líder se hace cada vez más  sordo para  gobernar o confrontar. El político tiene una vocación y asumió esa responsabilidad, porque desea gobernar. Es extraordinario que desee gobernar. Ésa es su virtud. Y quien critica desea que el gobernante sea un buen gobernante o que sea un buen oponente, para que al tomar el poder gobierne bien. Es extraordinario que existan diversas y opuestas evaluaciones de una gestión o de una acción realizada por un político. Porque quien dirige puede evaluarse y evaluar los efectos de sus decisiones, tiene posibilidad de ponderar.

En el caso específico de la diatriba, desde la perspectiva del horizonte del país que yo quisiera, afirmaría que Padrino López no se sentara en la mesa de diálogo, tal como sostiene Ramos Allup…. Pero al saber que en esta coyuntura, los militares tienen la estructura política en sus manos…  Capriles puede tener razón… Como no sabemos cómo van las discusiones, prefiero no fijar una posición allí… PERO LA DISCUSIÓN  en sí misma nos da luces que hay avances… tanto que la oposición se está planteando esa discusión y lo está haciendo en público… 

Mañana es una fecha de evaluación.  A la oposición le interesa, más allá de la evaluación, darse un tiempo en la Mesa, porque en términos políticos, está comenzando el diálogo. Eso no debe frustrar a nadie. ¿Usted recuerda la consigna que se gritaba en el 2000? “Al loco le queda poco”… y el inmediatismo nos ha conducido a 18 años…. Quien se desespera, quien pierde el control, quien no tiene constancia en una estrategia, pierde…  Vea la victoria de Trump… Y lea desde esa práctica al gobierno, agresividad, discurso de fractura, y muchísima publicidad buena o mala… Saque de su cabeza, salidas como si estuviésemos en la Isla de la Fantasía… Algunos apuestan a levantarse de la Mesa. Mi pregunta a rajatabla: ¿Con cuántos tanques de guerra cuenta usted? Y si es la lógica de la protesta pacífica radical. Explíquele al pueblo opositor que esa forma de lucha supone que cada uno seamos un escudo frente a las piedras o las balas. No se descarta esta opción pero el sentido común indica que es la última opción.

Recordemos que quien acompaña el diálogo es una institución de liderazgo mundial como el Vaticano… La mesa es un espacio de lucha… Es una puja. Necesitamos ayudar a los negociadores de la paz y la restitución constitucional de Venezuela.

Una manera de ayudar en la protesta de calle es ser responsable. Esto significa rechazar las protesta espontáneas… Esto es clave.  Nuestros dirigentes son visibles Chuo Torrealba, Freddy Guevara, Capriles, Ramos Allup, Stalin González,  Julio Borges…  Son los que saben con precisión cuál es la táctica de la oposición en la Mesa para doblarle el brazo al gobierno.  Debemos seguir las instrucciones en las formas de lucha de manera disciplinada. En esta situación el espontáneo puede ser un infiltrado que le interesa cerrar una calle o caminar para un lado en específico para generar una situación de violencia. La violencia en la calle es el mejor escenario para el gobierno para levantarse de la mesa por unos heridos, un muerto, un saqueo…  Debemos protestar con fuerza, duro, consistente pero con los límites trazados por la MUD y su dirigencia. Pensamiento autónomo, crítico hasta el máximo, pero disciplina en la formas de lucha. Esa es la línea.

Saludos a todos.


10-11-16