jueves, 16 de mayo de 2013

Referéndum Revocatorio



Por Dr. Carlos J. Sarmiento Sosa, 06/05/2013

La legitimidad de un gobernante deviene del acatamiento de una constitución y de las leyes, amén del buen desempeño de sus funciones, por lo que, teniendo su origen en la voluntad popular manifestada en libres comicios, debe permanecer en el cargo hasta el fin de su mandato cuando, en aplicación del principio de alternabilidad debe dar paso a un sucesor, también en elecciones generales, salvo en aquellos poco democráticos supuestos de reelección.

Ahora bien, si un gobernante, durante su legítimo mandato, es repudiado por sus actos dando origen a un manifiesto descontento dentro de la colectividad, ciertas constituciones han previsto mecanismos para que se consulte excepcionalmente a los electores. Así, en el régimen parlamentario se prevé que el Presidente, o el Primer Ministro, disuelva el Parlamento y convoque a nuevas elecciones; y, en el presidencialista se prevé la posibilidad del referéndum revocatorio, como en el caso de la Constitución venezolana de 1999, para todos los cargos de elección popular.

En efecto, en el artículo 72 de la Constitución se dispone que transcurrida la mitad del período para el cual fue elegido el funcionario, un número no menor del 20% de los electores inscritos en la correspondiente circunscripción podrá solicitar la convocatoria de un referendo para revocar su
mandato.

De acuerdo a lo transcrito, si se tratara del Presidente de la República, que es electo por 6 años, se requerirían dos requisitos: Uno, que hayan transcurrido tres años, que es la mitad del período para el cual aquel fue electo; y dos, que la solicitud de revocatoria lo efectúe al menos un 20% de los electores inscritos en el Registro Electoral del Consejo Nacional Electoral.

Ahora bien, dice el mismo artículo que, una vez convocado el referéndum, para se considere revocado el mandato se exigirán dos condiciones:

1. Que igual o mayor número de electores que eligieron al Presidente hubieren votado a favor de la revocatoria.

2. Que haya concurrido al referendo un número de electores igual o superior al veinticinco por ciento de los electores inscritos.

Desde el punto de vista práctico, y siguiendo con el escenario del Presidente, si éste obtuvo 8 millones de votos en el proceso electoral en el que resultara ganador, para la revocatoria debería pronunciarse un número igual o mayor de votantes, o sea, 8 millones o más; y, asimismo, deberán concurrir al menos el 25% de los electores inscritos en el Registro Electoral para el momento de la celebración del referéndum.

Cumplidas ambas condiciones concurrentes, se considerará revocado el mandato y se procederá de inmediato a cubrir la falta absoluta prevista en el artículo 233 de la Constitución.

En cuanto a los cuerpos colegiados, verbigracia la Asamblea Nacional, la anulación del mandato se realizará de acuerdo con lo que establezca una futura ley.

Finalmente, es de observar que, dado el carácter excepcional del referéndum revocatorio, durante el período para el cual fue elegido el funcionario no podrá hacerse más de una solicitud de abolición de su mandato.

Para leer completo el Boletín 133 de AIPOP:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Para comentar usted debe colocar una dirección de correo electrónico