10 Últimos

sábado, 31 de diciembre de 2016

Comunicado Oficial de @partidoUNT ante el cierre obligatorio de El Diario el Impulso





Prensa UNT 30 de diciembre de 2016
@partidoUNT

LA HEGEMONÍA COMUNICACIONAL DEL GOBIERNO

El gobierno nacional a través de una serie de acciones y un conjunto de leyes ha venido implantando su hegemonía comunicacional y cercando la libertad de información y expresión en Venezuela.

Son innumerables las medidas que este régimen ha promovido y aprobado con este propósito. Desde su inicio han impulsado una plataforma mediática sin precedentes en la historia republicana del país y de América Latina. La idea fue conceptualizada con el objetivo claro y sin rodeos de instaurar un modelo comunicacional único.

Comienza en ese momento el diseño de todo un armazón jurídico para limitar, neutralizar, intimidar y generar verdadera autocensura. Este armazón se inicia con la Ley Resorte, hoy conocida como Ley de Responsabilidad Social en Radio, Televisión y Medios Electrónicos, en diciembre de 2005, y la Reforma al Código Penal en donde se incluye la figura de la injuria y el vilipendio.

La conformación de toda una plataforma de “Medios Paraestatales o Medios Parapúblicos”, que no son propiedad directa del Estado, pero son aupados desde el gobierno de maneras diversas, hasta agresiones personales y judiciales han sido las medidas dirigidas por el régimen para intimidar a los medios y comunicadores.

Estas acciones han continuado en forma permanente manteniéndose hoy una política de chantaje a los medios impresos sobre el suministro de papel periódico y materiales para la impresión, los cuales están siendo utilizados por la Corporación estadal “Alfredo Maneiro” como un arma para presionar y mantener una política de censura y autocensura sobre los contenidos, obligando a las empresas periodísticas a vender a personas ligadas al gobierno, a disminuir el tiraje, la paginación o simplemente cerrar por fallas en el suministro de tales materiales esenciales para las ediciones.

Ya son muchos los casos de periódicos regionales y nacionales que se han visto afectados por estas políticas de opresión, siendo el último de ellos “El Impulso”, un medio de comunicación centenario conocido por mantener una línea editorial imparcial y de equilibrio, lo cual le ha valido la restricción total del papel necesario para la impresión.

Desde UNT queremos expresar nuestra solidaridad a sus editores, periodistas, fotógrafos, trabajadores y al pueblo larense en general por cuanto consideramos que estas acciones, por demás inconstitucionales, contrarían la universalidad del carácter libre y plural de la comunicación, limitan el libre uso de cualquier forma de expresión y de comunicación y disminuyen el intangible derecho a estar informado, incluso en estado de excepción.

Prensa UNT
@partidoUNT