10 Últimos

miércoles, 19 de septiembre de 2012

Desde Cuba, un cubano revela que Chávez no está enfermo


Por Carlos Vilchez Navamuel, 17/09/2012

Los viajes a Cuba, las supuestas operaciones, el tratamiento en la isla, el secretismo alrededor de todo esto y las lágrimas ante las cámaras de televisión han sido una farsa bien programada para producir lástima ante la campaña electoral que le esperaba, todo lo idearon en la isla a raíz de un cáncer de próstata benigno que trataron rápidamente como veremos más adelante.

Quien  afirma  todo esto es un cubano que no ha querido  identificarse por obvias razones,  dice trabajar en el CIMEQ, uno de los mejores hospitales cubanos situado en la Habana, cerrado eso sí para el pueblo salvo excepciones de gravedad y en el que sostiene estuvo internado Chávez, las declaraciones las hizo a través de un correo electrónico  que circula en la red y donde expresa que lo tuvo que redactar poco a poco.    

El correo empieza así: “No se muy bien por que estoy haciendo esto. Soy cubano, vivo en Cuba y debo permanecer callado, tengo que permanecer callado. Escribir este mensaje me ha costado varias visitas a sitios para alquilar máquinas y escribir de a pedacitos para que no sepan que yo ando en estas. Digo que no se por qué lo hago, creo que sí se: porque quiero alertar a gente incauta que cree en el comunismo como una salida a sus problemas. Yo también lo creí. Alabao!! Dime tú si lo creí”

Luego nos explica que “Chávez tuvo un cáncer muy benigno, un tumor en la próstata que se atendió rápidamente.” “Ese tratamiento produjo unas quemaduras en la zona de  la Ingle que causaron muchas molestias, sobre todo porque al no haber sido tratamiento tradicional, nunca se supo si fue efectivo o no. También tuvo un pequeño  problema  en el hueso de la cadera (en la cabeza del fémur, exactamente) como consecuencia de un error medico. Hasta allí es verdad.  Créanlo ustedes o no. Mi deber es contarlo.”

El correo continúa con estas declaraciones: “Tengo 62 años y de esos, más de 30 han transcurrido limpiando pisos y lavando baños en los hospitales de La Habana sin pensar en mejor futuro y tratando de convencerme de que estudiando y preparándome y gritando consignas de alabanza a ÉL, la vida me iba a cambiar para bien.  No fue y ya sé que no será así. Por algunas cosas que me he atrevido a decir en voz alta, nunca he podido dejar cerrados los trapeadores, a pesar de mis títulos y mis estudios. Pero, me ha servido de algo. Me ha servido para desentrañar una de las mentiras mas crueles de la historia reciente. Una de las que ha movido mayor cantidad de dinero y ha servido para la mayor corrupción que ojos hayan visto: La supuesta enfermedad grave del Presidente de Venezuela, Hugo Chávez.”

Trabajo en el CIMEQ, un excelente hospital de La Habana que esta cerrado para el tratamiento del pueblo, salvo excepciones de gravedad. Es el centro donde se dijo muchas veces que Chávez estaba siendo tratado. Es el centro de “reclusión” de los tiempos en que Chávez y Fidel prepararon con detalle insospechado su infame historia. Es cierto, Hugo Chávez pasó varias semanas en una suite del CIMEQ a la que NADIE tenía acceso, salvo su jefe, algunos de sus ministros (los muy allegados) y dos de sus hijas. En las oportunidades que su mama fue a verlo, solo estuvo en la suite menos de 5 minutos y nunca sola. Mejor dicho, el único que estaba solo allí era Fidel. Todos los demás, un 90 por ciento de las veces, estaban acompañados por los esbirros del régimen, aquellos cuya fidelidad a toda prueba ha costado millones de dólares venezolanos. Pero de todo se entera uno y si usted no ha ido nunca a La Habana, usted no sabe como es de fácil comprar y vender  conciencias en este pueblo de hambre.”

A continuación el resto del mensaje enviado en este correo para que ustedes se formen su propio criterio, dice así: “Los analistas políticos del régimen cubano, que son los que mandan en Venezuela y los asesores Brasileros que Venezuela paga carísimo para Cuba y Fidel (son los que han logrado el embarque de “ayuda humanitaria” procedente de USA y están negociando el fin del conveniente embargo) descubrieron que en Venezuela, la ola de rumores desatada a raíz de los primeros avances de la enfermedad, tenia el pueblo y el gobierno de Venezuela muy locos. Entonces recomendaron darle largas al asunto, recluir a Chávez (ya convaleciente y en franca mejoría) y preparar todo un gigantesco complot para hacerle creer al mundo que el presidente de Venezuela estaba moribundo. De esa forma ganaban tiempo para negociar lo que mas abajo les contaré. Mientras tanto y para “prevenir problemas” Chávez recibió el mismo tratamiento con células madre (extraídas a soldados venezolanos que llegaban a La Habana de madrugada y en silencio total) que en su día recibió Fidel (de la misma fuente, por cierto). El resto lo hicieron algunas falsas “fuentes”: personal de inteligencia que posaba como enfermeros, médicos, trabajadores, esposas de militares de alto rango y soplones (todos de mentira) y le revelaban a algunos periodistas, escogidos por el G2, las mismas “noticias” sobre la gravedad supuesta. Estos periodistas, venezolanos unos, y piezas claves del exilio en Miami, otros; publicaban lo que creían eran noticias ciertas, bajo el asesoramiento de un medico supuestamente venezolano que ejerce su profesión en un pueblo de Florida. Este medico es en realidad un personaje de la contrainteligencia cubana y venezolana que ha recibido una importante cantidad de dólares venezolanos por contribuir con el rumor del cáncer terminal. A propósito, este medico que ha vuelto a aparecer recientemente, aun le quedan algunas declaraciones por dar debido a un contrato no escrito, pagado a precios muy elevados, que sostiene con el G2 y los órganos de Inteligencia cubana. Eso es lo que sucedió. Sí, el presidente de Venezuela estuvo un poco enfermo, pasó su susto, pero esta recuperado al 100% y nada de lo que dicen es cierto. Lo que digo es verdad y me consta. Yo estoy dentro del CIMEQ y allí dentro todo se sabe y todo se repite. No se imaginan lo que es eso. ¿Para que se hizo todo ese complot? Muy sencillo: Chávez y Fidel necesitaban tiempo para negociar tres de los grandes arreglos de cooperación que se pondrán en práctica al ganar Chávez las elecciones. Fue una negociación dura, en la que Chávez tenía cosas que perder y Fidel tenia exigencias muy difíciles de cumplir incluso para Chávez y Nicolás Maduro, verdadero hombre de Chávez y delfín del comandante en La Habana.

Esos tres arreglos son: 1.- La doble nacionalidad de Cubanos y Venezolanos. Según parece, (no puedo decirlo con seguridad) uno de los fundamentos de la cooperación cubana venezolana es la doble nacionalidad, no solo de los habitantes de ambos países, sino de sus bienes y de sus recursos. Aunque podría verse como que Cuba se convertirá en una colonia venezolana, la verdad es que es al contrario; pues la que impone condiciones es Cuba y El Gobierno Venezolano las acata. Los venezolanos podrán viajar a Cuba sin pasaporte y viceversa y lo más importante: Los cubanos podrán ir y venir entre Caracas y La Habana con más libertad que entre Cienfuegos y La Habana. Igualmente, el dinero y los bienes de Venezuela tendrán la misma suerte. Afinar los detalles de esa peligrosa conflagración es lo que ha demorado el anuncio, aquí en Cuba, de las reformas a las
pesadas leyes de inmigración que rigen hace mil años. 2.- El presupuesto común: fiel a lo anterior, Cuba y Venezuela discuten la posibilidad de establecer una moneda única, (con el CUC como ejemplo) y eso ha sido una súper traba. La idea es que la economía de un país sea espejo de la otra y eso lo desaconsejan
algunos asesores venezolanos pues creen que la economía venezolana es más fuerte y podría verse afectada. Fidel no transa y ha ofrecido retirarle su apoyo irrestricto a Chávez, quien está tan enamorado de Fidel que esta a punto de dar las ordenes necesarias para que en los aspectos económicos se proceda a la formalización de una patria sola, suerte de CubaZuela. 3.- La reforma migratoria venezolana: Es un punto álgido pues algunos asesores venezolanos (poquísimos pues es un plan bastante bien guardado) se oponen. Consiste en repetir las prohibiciones que para salir del país, tienen todos los cubanos desde hace más de 40 años, con el objetivo de diezmar a la oposición y a las clases mas pudientes, primeras en irse del país en caso de que una medida de ese tipo se imponga y, además, darle paso libre a los negocios del narcotráfico entre ambos países, pues se reduciría casi a su mínima expresión el trafico aéreo en Caracas y eso facilitaría mucho los embarques de droga. La idea es que a excepción de Cuba como destino, los venezolanos residentes en Venezuela no puedan tener un pasaporte a su nombre y no puedan viajar a ningún destino a menos que una oficina especial del gobierno lo autorice. Un asunto que casi olvido: con la doble nacionalidad, los cubanos (casi 10 millones de personas, podrían votar en Venezuela. ¿Les suena lo de 10 millones de votos de ventaja?)

Ahí les dejo esa información. Son cabos atados en días de trabajo en el CIMEQ y que llegaron hasta mi o por haber escuchado algunos comentarios aislados de boca de los protagonistas o porque alguien de nuestro grupo de limpiadores y enfermeros comentaba; mientras el Comandante Chávez estuvo descansando y trabajando proposiciones varias de este tipo con Fidel y nadie más. Las fotos de él, paseando con sus hijas y todo eso, eran montajes cuidadosos. En realidad, las hijas estaban en otro lugar (Una lujosa casa de protocolo) dándose la gran vida y venían al hospital cuando había oportunidad o necesidad de foto. Supongo que se descubrirá. Es la mentira más infame y la acción mas maligna que gobernante alguno haya puesto en práctica jamás. Y lo ha hecho (ME CONSTA) guiado por Fidel Castro (la única persona a quien Chávez escucha y obedece). Castro lo que quiere es la plata de Venezuela, Chávez lo que quiere es una especie de Imperio Caribeño con el de emperador. Chávez está enfermo, si. Pero de la cabeza. De megalomanía y de poder. Todo lo demás: léase, el cáncer terminal, la irreversibilidad de sus dolencias y los intensos dolores es mentira. Una mentira infame muy bien montada por los increíblemente bien desarrollados, bien pagados y bien sustanciados aparatos de
inteligencia del poder Cubano. Les ruego difundir este email y tener cuidado. Habrá señales que afirmen lo que digo aquí.”

Nosotros ya lo habíamos afirmado en un escrito anterior titulado “Entre mentiras y verdades a Hugo Chávez no le podemos creer” Si lo que se dice en este correo es cierto, se confirmaría lo hábil y mentiroso que ha sido el golpista del 92.

Visita los Blogs de: