10 Últimos

martes, 25 de octubre de 2016

Emprendedores populares estudiarán la posibilidad de un Paro Nacional por @contrapuntovzla


Por Diana Moncada



Representantes de asociaciones de emprendedores, comerciantes y microempresarios manifestaron sus opiniones e inquietudes en torno al nuevo panorama político y económico que se dibuja a partir de hoy

El viernes pasado la Asociación de trabajadores, emprendedores y microempresarios (Atraem) tenía previsto sentar posición ante el panorama político del país, pero la noticia de la suspensión del referéndum revocatorio le dio un vuelco a sus iniciales aspiraciones y la reunión, en lugar de suspenderse se convirtió en una caldera donde comerciantes y emprendedores populares elevaron su opinión e inquietudes, condensadas en el deseo de convocar a un paro nacional como medida de presión.

Alfredo Padilla, director de la asociación se refirió a la suspensión del referéndum como una acción que “coloca en entredicho la constitucionalidad” y calificó al Gobierno como “una estafa continuada, pues a los venezolanos nos ofrecieron una democracia participativa y protagónica”.

En el documento que contempla la posición del Atraem ante la crisis que atraviesa el país, se indica que un 60% de las ventas han caído en comercios, mercados y negocios de la economía informal.

Asimismo señala como un grave problema que influye en la caída, la existencia de los Comités Locales de Abastecimiento y Distribución (Clap), operativos que según la asociación, les ha arrebatado a los comerciantes la posibilidad de vender productos regulados.

El documento fue firmado por asociaciones de emprendedores populares y comerciantes de la economía popular, entre los cuales cuentan Procatia, El Junquito y su gente, Escuela de vecinos de Venezuela, Asociación de comerciantes del Paraíso, Asociación de comerciantes de Nueva Caracas, Movimiento en Defensa del Patrimonio Familiar, Líderes de Caracas, Federación Nacional de Vecinos, entre otros muchos.

Paro nacional

Gran parte de los comerciantes, representantes de asociaciones y organizaciones agremiadas del sector que asistieron a la reunión de esta mañana, coincidieron que es necesario la organización de un paro nacional pacífico para ejercer presión ante la suspensión del referéndum.

German Mora, representante de los mercados municipales de Caracas, tiene más 40 años trabajando en uno de ellos y asegura que los Clap “nos han quitado el 50% de la producción. El consumo está en el suelo y ya casi no tenemos clientes en nuestros establecimientos”, señaló

Mora paga por su local 18 mil bolívares mensuales, una cantidad de dinero que asegura no poder obtener de su negocio “no produzco esa cantidad, entonces tengo que sacar dinero de otras parte”, afirmó.

Asimismo se suscribe a la idea de un paro nacional por las vías democráticas, aseguró que muchos de sus compañeros no participan en este tipo de encuentros “por miedo a que les quiten sus puestos”.

Jampier González de Santa Teresa del Tuy represente de la juventud emprendedora popular contó que desde que tiene recuerdos su familia ha sido comerciante. Su madre, dijo, estableció en el municipio Independencia de su sector, el primer comercio de cosméticos, sin embargo actualmente su familia sobrevive a los estragos de la crisis económica.

En su opinión hace falta “presión en la calle para hacer valer nuestros derechos. Es necesario un paro cívico”.

Otro joven, Brandon Aguillón, emprendedor popular aseveró que el 90% del aparato productivo de la nación, está siendo impulsada por la economía informal “que en estos momentos tiene una preponderancia lamentable en el llamado mercado negro”, señaló.

“Es la organización del pueblo la que tiene que tomar las riendas. La propuesta de un paro nacional hay que estudiarla, si no vamos a estar condenados a situaciones peores. No permitamos que el país se convierta en una segunda cuba”, explicó el joven.
Tania Ruiz, representante de la asociación Los Vecinos, ha bajado 24 kilos en los últimos meses a causa de los cambios alimenticios que ha impuesto la escasez de productos y encarecimiento de los mismos en el mercado “bachaquero”.
En su opinión, es impostergable la movilización y participación en las calles, primero contra los clap, que pretenden “controlar nuestras vidas” y para exigir “el derecho a decidir”.

“Hay motivos de más para salir a calentar la calle. Debemos crear nuevos mecanismos nuevos de movilización, hacer presión desde la calle”, expresó.

El señor Ismael García es representante de los Mercados a cielo abierto de la Gran Caracas, también coincide que la acción más adecuada para afrontar la suspensión del referéndum es la toma de las calles, “vamos a salir del paso, nos meterán presos a algunos. Llamamos a la organización, que se una la Federación Nacional del Transporte. Si Atrae dice que hay paro, habrá paro en todos los mercados municipales, a cielo abiertos y ferias”.

25-10-16