10 Últimos

sábado, 10 de diciembre de 2016

Temor a la palabra por @centrogumilla


Por Jesús María Aguirre sj


Les notificamos que Alejandra Hernández, profesora de régimen jurídico de la escuela de comunicación de la UCAB durante muchos años y colaboradora eventual de la revista SIC, ha sido reconocida entre los seis talentos del diario El Universal por su reportaje Temor a la palabra, que en su momento fue reconocido y aplaudido en ProDavinci.

Desde aquí nuestras congratulaciones y la gratitud por su servicio en la escuela de comunicación y su compromiso por el derecho a la comunicación.
Compartimos con ustedes parte del reportaje “Temor de la palabra”, por el cual Alejandra Hernández ha sido reconocida.

Temor a la palabra

Al menos 20 personas han sido detenidas o procesadas judicialmente por expresar opinión o difundir información sobre temas que molestan, según expertos, a quienes ejercen el poder.

Alejandra M. Hernández F

María Magaly Contreras tiene 55 años, es venezolana, vive en el estado Zulia y se promociona a través de su cuenta en Twitter @marletmaga como “tarotista, vidente y guía espiritual”. Desde hace más de 19 años recibe tratamiento psiquiátrico por padecer un trastorno conocido como síndrome ansioso-depresivo, el cual “le ha producido un socavamiento físico-emocional capaz de impedir su cabal y pleno discernimiento”.


El 2 de octubre del 2014 María Magaly tuiteó varios mensajes que incomodaron a algunas personas: (1) “La muerte sigue y va por los rojos rojitos del Psuv…”, (2) “Veo a una mujer del Psuv, y de la revolución roja que se está hinchando por dentro…”, y (3) “Fidel Castro te queda poco en este mundo, y también morirá la dictadura aquí en Venezuela y en otros países…”.

La respuesta a estos tuits fue contundente. El 27 de octubre funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) la detuvieron. La Fiscalía le imputó los delitos de instigación pública e intimidación pública por medio de difusión de información falsa, y dos días después el Juzgado 8 de Control de la entidad ordenó su privación de libertad en la sede del Sebin de Maracaibo (Zulia), lugar donde permaneció por 5 meses y medio hasta que el 10 de abril de 2015 el tribunal decretó su libertad.

La vidente ya no se promociona en Twitter, mucho menos comenta por esta vía lo que ve en sus visiones. El tribunal le prohibió usar las redes sociales y ahora está obligada a presentarse ante él cada 15 días.

María Magaly viene a engrosar la lista de las 20 personas, no profesionales de la comunicación, que durante los últimos años han sido detenidas, hostigadas o perseguidas judicialmente por haber manifestado su pensamiento o divulgado un determinado tipo de información.

Su caso fue presentado en junio pasado por la ONG Espacio Público ante el Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas, el cual examinó al Estado venezolano con respecto a la implementación del artículo 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el cual señala que “nadie podrá ser molestado a causa de sus opiniones”.

Para leer el reportaje completo: “Temor a la palabra” de Alejandra Hernández te invitamos a ingresar al siguiente enlace:  


08-12-16