10 Últimos

viernes, 2 de diciembre de 2016

Venezuela necesita Gobierno de emergencia y de unidad nacional



MUD 01 de diciembre de 2016
@unidadvenezuela

El secretario ejecutivo de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba, hizo este jueves un llamado urgente a todos los sectores de la nación, incluyendo a la disidencia chavista, a incorporarse a la “lucha por un nuevo gobierno de emergencia y de unidad nacional”.

“No esperemos a que la tragedia se produzca. Vamos a actuar ya, para darle al país la única solución de fondo que nos puede llevar a convertir la crisis en oportunidad, y esa solución de fondo es un gobierno de unidad nacional que sea capaz de enfrentar la emergencia”, dijo Torrealba, al tiempo que pidió al Gobierno, a los oficialistas descontentos  y al sector castrense que entiendan la gravedad del descalabro de la moneda y sus efectos en la vida de la gente.

“¿Vamos a esperar la hambruna?”, se preguntó en tono reflexivo el secretario ejecutivo de la coalición opositora en su programa radial “La fuerza es la unión”.

“¿Qué vamos a esperar? ¿Qué la crisis estalle? ¿Que tenga un costo terrible en términos de pérdidas humanas, incluso, y en términos de trauma institucional?”, insistió Torrealba,  quien aseguró que lo que está ocurriendo con la moneda, la inseguridad y las lluvias no es  para verlo como “una película de ciencia ficción” o algo que le ocurre a otro país.

“Yo hago un llamado serio y muy respetuoso a los señores de la Fuerza Armada Nacional, a ellos en particular, porque si esta situación de gravedad en  lo económico detona, va a tener un impacto terrible en materia de fractura en la convivencia social y de fractura de lo que queda de gobernabilidad política. Entonces les van a pedir a ellos que resuelvan, a punta de represión,  lo que éstos no han podido resolver con políticas económicas y sociales justas y correctas”, acotó.

El vocero de la coalición opositora extendió su convocatoria a oficialistas distanciados de la gestión de Nicolás Maduro como el exministro Héctor Navarro, los integrantes de Marea Socialista y al mayor general Miguel Rodríguez Torres, así como a todos los independientes, neutrales y hasta a los llamados “ni –ni”, para que se unan a la solicitud de una salida electoral para lograr un gobierno de emergencia y unidad nacional.

Insistió en que las proyecciones al 31 de diciembre indican que va a recrudecer la situación económica, producto “del ataque sostenido al bolívar durante 17 años”.  Aseguró que el “cogollo rojo” que tiene acceso a los dólares preferenciales se frota las manos porque “se hacen hipermillonarios”, mientras que la mayoría de los venezolanos “se hace inmensamente pobre”.

Criticó que el presidente no esté en el país en medio de estas graves circunstancias. “Señor Maduro Moros, en este momento en el que el país está estremecido por las fosas comunes, mientras el país está inundado  por las lluvias, mientras está impactado por la destrucción de la moneda, usted parece que sigue en Cuba”, subrayó  Torrealba, quien además advirtió que ya no se puede “correr la arruga”.

“¿Cómo quiere usted una solución para este drama de país: construida con la sangre del pueblo o con los votos del pueblo”, preguntó Torrealba dirigiéndose al presidente Maduro, a quien reclamó haber cerrado la solución constitucional  a la crisis, como lo es el referéndum revocatorio.

Recordó que este miércoles 30 de noviembre se cumplió un mes de la primera reunión de la llamada mesa de diálogo y ratificó que en vista de que no se han cumplido ni uno de los acuerdos por parte del gobierno, para la Unidad Democrática esas negociaciones están paralizadas.

Dijo que frente a esta “encrucijada terrible” lo responsable es “darle un parao a esta dinámica de incumplimiento por parte del gobierno”.

El caso Ferrominera del Orinoco

Torrealba manifestó que la represión fue la opción que tomó el gobierno para enfrentar los reclamos de los trabajadores de las empresas básicas en el estado Bolívar, en especial en el caso de Ferrominera del Orinoco, conflicto que tiene ya dos semanas.

Dijo que se trata de una situación “extremadamente delicada” pues los líderes sindicales no solo tienen calificación de despido sino que son perseguidos. “Hay una situación prácticamente de clandestinidad, de persecución abierta y de militarización de estas empresas”.

Destacó que en la llamada mina San Isidro están trabajadores “atrincherados, haciendo frente a piquetes represivos”. A juicio de Torrealba, el gobierno está cerrando cualquier solución, pues se niega a sentarse con los trabajadores.

“Al parecer quieren arrasar la resistencia de los trabajadores. Este gobierno que se dice obrerista”, apuntó.

Rubén González, secretario general del sindicato de Ferrominera del Orinoco, dijo en el programa La Fuerza es la Unión  que ya existen al menos 100 órdenes de despido, a lo que se suman algunas órdenes de captura contra dirigentes sindicales.

Explicó que los directivos de la empresa alegan que el sindicato es ilegal porque se venció su período, pero a través del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se impide la realización de nuevas elecciones. “Hasta que no haya elecciones,  yo sigo siendo el presidente del sindicato”, apuntó.

“Justo Noguera Pietri (presidente de la Corporación Venezolana de Guayana), ustedes lo conocen, está anarquizado. Dice que va a sacar a esta junta directiva de Ferrominera, que la va a sacar, la va a esparcir, la va a eliminar”, apuntó.

Explicó lo que está sucediendo en la Mina San Isidro, ubicada en Ciudad Piar, donde los trabajadores, después de enfrentarse al piquete de efectivos castrenses “están aislados” pues los militares paralizaron hasta el transporte.

Torrealba recordó que González, quien también fue  concejal y dirigente del PSUV, estuvo 17 meses detenido por defender los derechos de los trabajadores.

Una desvergüenza lo del hospital de Catia

El vocero de la Unidad Democrática también rechazó lo ocurrido en el hospital de los Magallanes de Catia, donde se suscitó una situación de agresión y amedrentamiento cuando Lilian Tintori, esposa del dirigente político Leopoldo López,  intentaba, junto a dirigentes de la comunidad y de Voluntad Popular, entregar insumos médicos en ese centro asistencial público.

“Ante una donación de insumos médicos la respuesta del Gobierno, a través de sus grupos paramilitares maduristas, mal llamados colectivos, fue la agresión a los trabajadores, a los médicos y además pretendían hacerlos presos. Una cosa sencillamente increíble. Una cosa que es una desvergüenza por parte del Gobierno”, apuntó.

José Quintero, fundador de Pro Catia,  explicó que el argumento para la agresión es que se trataba de medicamentos vencidos del 2014. “Lilian Tintori no llevó medicamentos, sino insumos”, manifestó, y explicó que allí actuaron los colectivos Boina Roja y  Guaicaipuro, quienes tienen más autoridad que los funcionarios policiales.

MUD
@unidadvenezuela