10 Últimos

lunes, 19 de diciembre de 2016

Saqueos acaban con 90 % de los comercios que venden alimentos en Ciudad Bolívar, por @mramirezcabello



María Ramírez Cabello 18 de diciembre de 2016

Boquetes en paredes. Santamarías fragmentadas. Vidrios partidos y mucho caos. Eso fue lo que pudieron observar este domingo en la mañana los dirigentes empresariales de Ciudad Bolívar al recorrer las calles de la capital del estado para realizar un censo de los negocios violentados y saqueados, tras la violencia generada por la eliminación abrupta del billete de Bs. 100 que, horas después, fue revertida.

Al mediodía del sábado, estimaban 100 negocios afectados, pero la violencia continuó y luego del recorrido de este domingo

“Fueron actos vandálicos hechos por una población fuera de sí y ayer (sábado) no contamos con las autoridades para resguardar los establecimientos”.

“Fueron actos vandálicos hechos por una población fuera de sí y ayer (sábado) no contamos con las autoridades para resguardar los establecimientos”, dijo, pese a que desde las cinco de la tarde del sábado empezaron a regir “medidas especiales” que restringen hasta el lunes la circulación peatonal, vehicular y de motos. “En la madrugada se escuchaban detonaciones, sirenas y carros pese a las restricciones, ¿por qué nadie detenía a la gente?”, cuestionó.

“Primera vez en la historia de Ciudad Bolívar que pasa esto, esta es una ciudad que vive del comercio. El 80% de la masa laboral que tiene la ciudad la genera el sector comercio, aquí no hay industrias y esto nos afecta mucho”, resaltó el presidente de la Cámara de Comercio del estado Bolívar, Austerio González, quien precisó que el 80% de los negocios que suministran víveres y alimentos fue saqueado.

“En la parte de licorería, hay de 25 a 30 saqueadas, además de negocios de ferreterías, ventas de repuestos, celulares y hasta caucheras. Estamos exigiendo al Gobierno nacional la mayor seguridad y si es necesario militarizar la ciudad y decretar un toque de queda”, planteó.

González sostuvo que en la primera reunión que tuvieron este sábado con el gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, le plantearon la necesidad de buscar un mecanismo para compensar a los propietarios de negocios afectados “y hay la posibilidad de canalizar préstamos blandos”.

La propuesta fue manejada este domingo por el mandatario regional, quien aseguró que ayudarán a los comerciantes.

El dirigente empresarial estimó que los saqueos afectan a 1.050 trabajadores directos y deja pérdidas millonarias, hasta ahora no cuantificadas. “Estamos haciendo un inventario y tratando de precisar las pérdidas”, agregó.

Está previsto que la dirigencia empresarial regional se reúna nuevamente con el gobernador Rangel Gómez a las 10 de la mañana de este lunes para evaluar las posibilidades concretas de ayuda a los comerciantes afectados no solo en la capital de Bolívar, sino en municipios del sur y oeste del estado.

Comerciantes protegieron con palos sus locales

En Santa Elena de Uairén, comerciantes, comunidad, milicianos y funcionarios de seguridad se organizaron en brigadas e hicieron vigilia para resguardos los negocios

Entretanto, en Santa Elena de Uairén, localidad fronteriza con Brasil en el municipio Gran Sabana, los comerciantes junto a la comunidad y funcionarios policiales y de la Guardia Nacional protegieron sus negocios con palos en mano, luego del saqueo de seis establecimientos el sábado, de los cuales solo uno era de alimentos.

“Hicimos una vigilia en las calles, organizados en brigadas de seguridad con la Guardia Nacional, la policía y los milicianos”, dijo el presidente de la Cámara de Comercio de Santa Elena de Uairén, Gilmer Poma, al estimar que 150 personas participaron en el informal operativo de resguardo.

El dirigente sostuvo que esperan que este lunes se flexibilice el paso por la frontera con Brasil, tomando en cuenta el “corredor humanitario” que el presidente Nicolás Maduro anunció que habría durante el cierre fronterizo hasta el 2 de enero de 2017.

“Hay muchos turistas frenados de ambos lados y lo que más preocupa es el caso de los niños brasilero-venezolanos que estudian en Pacaraima y los buses no pueden venir a buscarlos, pero de eso está al tanto el alcalde de Gran Sabana y está gestionando una solución”, planteó.

Poma informó, además, que tras el apoyo de la población de Santa Elena de Uairén en el resguardo de los locales del casco central, los comerciantes bajaron los precios de los principales rubros de la canasta alimentaria. Precisó que el arroz fue ajustado de Bs. 4.500 a Bs. 2.500, mientras que el aceite descendió de Bs. 5.000 a Bs. 3.000.