10 Últimos

sábado, 1 de octubre de 2016

¿Cómo fue el referendo revocatorio presidencial de 2004? [3 de 3] por @prodavinci


Por Carlos García S.


La “Guerra de las Salas”

El caso de las “planillas planas” dio lugar a un conflicto de carácter judicial entre el Consejo Nacional Electoral (CNE), la Sala Electoral y la Sala Constitucional, que para la época fue conocido como la “Guerra de las Salas”.

En efecto, la Resolución por la cual se cuestionaron las “planillas planas” fue impugnada por la entonces Coordinadora Democrática ante la Sala Electoral, la cual dictó la decisión N° 24 de 15 de marzo de 2004, por medio de la cual esa Sala decidió suspender los efectos del Instructivo a partir del cual el CNE había cuestionado la validez de la “planillas planas”. Es decir, la Sala Electoral decidió que la Resolución sobre las “planillas planas” no debía aplicarse.

En consecuencia, conforme a esa Sentencia de la Sala Electoral, se ordenaba al CNE que el proceso de “reparos” se realizara de forma tal que sólo fuera necesario que los interesados pudieran “retirar” su firma, sin exigir por ello a los ciudadanos que habían firmado en las planillas de caligrafía similar que fuera expresamente a reafirmar su disposición de solicitar el Referendo Revocatorio. De tal manera, según la Sala Electoral, no era necesario que todos los firmantes que habían suscrito las “planillas planas” fuera a ratificar su firma, sino que sólo sería necesario que acudieran a la fase de reparos quienes consideraban que su firma debía ser “retirada” de las solicitudes de Referendo Revocatorio.


Sin embargo, esa Sentencia de la Sala Electoral fue objeto de revisión por la Sala Constitucional, que en la Sentencia N° 442 de 23 de marzo de 2004, declaró nula y sin efectos la Sentencia N° 24 de la Sala Electoral. Con lo cual, la Sala Constitucional declaraba nula por inconstitucional la Sentencia de la Sala Electoral, y daba respaldo jurídico a la decisión del CNE sobre las “planillas planas”.

Pero, a su vez, la Sala Electoral respondería a la Sentencia de la Sala Constitucional. Y dictaría para ello la Sentencia N° 37 de 12 de abril de 2004, en la que va a ratificar lo que había decidido en su Sentencia N° 24. En paralelo, la Sala Electoral planteó ante la “Sala Plena” un “conflicto de competencia”.

Finalmente, la Sala Constitucional, a través de la Sentencia N° 628 de 23 de abril de 2004, descartaría que hubiera un “conflicto de competencia”.

En realidad, la “Guerra de las Salas” fue un conflicto judicial inútil, porque prevaleció la decisión del CNE, avalada por la Sala Constitucional: todas las personas que habían firmado en las “planillas planas” debían acudir a un centro de votación para “ratificar” o “retirar” su firma.

En todo caso, esa “fase de reparos”, en la cual cada elector que hubiera suscrito las “planillas planas” debía “ratificar” o “retirar” su firma, se realizaría los días 28 al 31 de mayo de 2004. El resultado del proceso de “reparos” fue que se alcanzó el número de firmas necesarias para solicitar el referendo.

La celebración del Referendo Revocatorio

Una vez recogidas las firmas suficientes, y apenas unos días después de la “fase de reparos”, el 3 de junio de 2004 CNE fijó la celebración del Referendo Revocatorio para el 15 de agosto de 2004.

Que el CNE haya fijado la fecha de celebración del Referendo Revocatorio el 15 de agosto, implicaba que el referendo se celebraría cuatro días antes del cumplimiento del cuarto año del período del entonces Presidente Chávez, y más de ocho meses después de la recolección de las firmas en “El Reafirmazo”. Lo que, a su vez, significaba que, si el Presidente Chávez era revocado, debían convocarse elecciones para elegir un nuevo Presidente que completara el resto del período constitucional.

Sin embargo, el resultado del referendo fue que la votación a favor del “No” alcanzó 5.800.629 votos (59,0958 por ciento), mientras que el “Sí” alcanzó 3.989.008 (40,6393 por ciento).

Ello implicó que se alcanzó un número de votos superior al número de votos alcanzado por el Presidente Chávez en la elección de 5 de julio de 2000 (3.757.773 votos, lo cual era uno de los requisitos previstos en el Artículo 72 de la Constitución para la revocatoria del mandato.

Sin embargo, aun cuando se alcanzó un número de votos superior al que había alcanzado el Presidente Chávez en su elección, el número de votos a favor del “no” superó el número de votos a favor del “sí”. Si bien este requisito no estaba previsto en el Artículo 72 de la Constitución, había sido incluido como un requisito en las Normas para Regular los Procesos de Referendos Revocatorios de Mandatos de Cargos de Elección Popular (Gaceta Electoral Nº 181 de 20 de noviembre de 2003).

Este criterio incluso sería apoyado por la propia Sala Constitucional en la Sentencia N° 2750 de 21 de octubre de 2003, en la que advirtió que “se trata de una especie de relegitimación del funcionario y en ese proceso democrático de mayorías, incluso, si en el referendo obtuviese más votos la opción de su permanencia, debería seguir en él, aunque voten en su contra el número suficiente de personas para revocarle el mandato”.

En todo caso, que no se haya revocado el mandato del Presidente, fue interpretado por el oficialismo como una relegitimación del mandato dado al Presidente Chávez, que además implicó una fractura en la oposición, de la cual no se empezaría a recuperar sino al menos dos años después. Como lo afirmaría el entonces Presidente Chávez, reseñado por Martínez Meucci:

“Realmente hemos entrado en una nueva etapa del proceso revolucionario, y que nadie se asuste cuando hablamos de proceso revolucionario. Es una revolución absolutamente necesaria, que siempre ha querido ser pacífica y es su signo la paz. Es una revolución democrática que ha respetado, respeta y respetará los derechos de todos y de todas, pero es una revolución, y tiene que ser cada día más auténtica esta revolución, más profunda. Hemos entrado en un nuevo ciclo a partir del 15 de agosto”

♦♦♦

Tal es, muy resumida, la historia del Referendo Revocatorio de 2004.

Hoy, doce años después, cuando se plantea en el país de nuevo la posibilidad de que los ciudadanos ejerzan el derecho político al Referendo Revocatorio, el Referendo Revocatorio de 2004 es una historia de la cual cabe aprender varias lecciones.

29-09-16

http://prodavinci.com/2016/09/29/actualidad/como-fue-el-referendo-revocatorio-presidencial-de-2004-3-de-3-por-carlos-garcia-soto/