10 Últimos

domingo, 16 de octubre de 2016

10 reflexiones sobre Venezuela de Arturo Sosa Abascal, nuevo Superior General de la Compañía de Jesús



El viernes 14 de octubre de 2016, el sacerdote jesuita venezolano Arturo Sosa Abascal, fue designado  Superior General de la Compañía de Jesús durante la 36 Congregación General de la orden. A propósito de esto, en Prodavinci hemos compilado diez reflexiones de Arturo Sosa Abascal acerca de la situación de Venezuela, tomadas de algunas declaraciones recientes, entre ellas su intervención en el Programa de Liderazgo Universitario Latinoamericano y su exposición en un conversatorio en el Centro de Fe y Culturas de Medellín, Colombia.

1. “Las decisiones públicas tienen que ser tomadas por los ciudadanos. […] El ejercicio del poder es un ejercicio ciudadano

2. “Siento que Venezuela es una sociedad herida y resentida. Heridas que han producido resentimiento. Resentimiento que han producido nuevas heridas y nuevos resentimientos. […] Y entonces, esa situación de esa herida y esos resentimientos que existen en la sociedad venezolana cada vez más patentes, ponen en riesgo el espacio público, ponen en riesgo la política. Y ése creo yo que es el mayor riesgo que corre en este momento la sociedad venezolana: cuando no hay espacio público, cuando no hay capacidad política de ponerse de acuerdo, de encontrar vías de solución a los conflictos, ¿qué sucede? Sucede la violencia o la guerra”

3. “La guerra es la expresión de lo que no es la política: es la solución de los conflictos por la vía de la fuerza. La sociedad venezolana está corriendo el enorme riesgo de que la política no sea el modo de resolver los conflictos, que son muchos”

4. Acerca del sistema político venezolano, durante un conversatorio en el Centro de Fe y Culturas de Medellín, Colombia, en 2014, señaló: “Quince años de gobierno chavista no han logrado establecer las bases de una nueva legitimidad política, ni la del chavismo ni otra. Entonces, me refiero a este régimen como un sistema de dominación, no como un sistema legítimo”


5. “En el mundo se vive una violencia multiforme que afecta la calidad de vida y las relaciones humanas, tanto en el campo como muy especialmente en las ciudades. Sobre todo en las ciudades donde los contrastes sociales son tan grandes, como las [ciudades] de América Latina”

6. “Una de las características más preocupantes del cambio de época actual es la creciente desafección por la política y la disminución de la participación ciudadana en las decisiones de todos los niveles local, nacional, regional o mundial. La hipervaloración del interés individual y del crecimiento económico que lo garantice, dentro de la lógica del mercado, ha separado en la práctica cotidiana las metas personales del medio ambiente o espacio público, lapolis, lo político, donde se desenvuelve tanto la vida colectiva como la propia vida individual. Ese desgarramiento hace que se pierdan esos puentes y que se piense, o se ilusione, en que se puede vivir bien individualmente en una sociedad con injusticia o en un ambiente contaminado”

7. “Hablar de gobernanza significa no pensar sólo en el presente ni entender sólo el pasado. Fundamentalmente, significa tener la conciencia clara de que las decisiones de hoy son las que van a hacer posible el futuro… o imposible si se toman las que son erradas”

8. “La política la hacen los ciudadanos. Es decir: quienes son capaces de relacionar los intereses comunes con sus intereses individuales, quienes son capaces de ver las consecuencias a mediano y largo plazo de las decisiones del corto plazo. […] Ése es el desafío del liderazgo actual: si no somos capaces de generar un tipo de liderazgo político que tenga siempre en su mente el largo plazo, la sustentabilidad hasta allá, pues simplemente estamos a politizándonos y convirtiéndonos en egoístas de la generación presente”

9. “La relación de lo que es la renta petrolera con la sociedad y el Estado venezolano ha generado la cultura política rentista. El tema de la renta no es un tema únicamente de realidad económica: el tema de la renta es un tema de cultura política. Los venezolanos nos vemos sólo como rentistas. […]  La sociedad venezolana, durante muchos años, no vive de lo que produce: vive de lo que recibe por un bien que no produce, que es un bien natural. Los niveles de vida de la sociedad venezolana están por encima de su capacidad productiva, gracias a ese plus que ofrece la renta petrolera”

10. “El venezolano no se ve a sí mismo como quien disfruta de lo que ha producido o quien reclama un derecho a vivir porque ha producido, sino que reclama un derecho a vivir porque es copropietario de un recurso que produce una renta y que me tiene que llegar a mí“.

14-10-16

http://m.prodavinci.com/2016/10/14/actualidad/10-reflexiones-sobre-venezuela-de-arturo-sosa-abascal-nuevo-superior-general-de-la-compania-de-jesus/