10 Últimos

lunes, 3 de octubre de 2016

Acuerdo nacional por @SantosYorme


Por Pompeyo Márquez


Estos meses que van hasta diciembre, fecha tope para la realización del RR2016 contra Maduro, serán de intensa movilización, de colocar como prioridad salvar a Venezuela y garantizarle una calidad de vida satisfactoria a nuestro pueblo, a todos los venezolanos sin excepción.

En los predios de la alternativa democrática se habla de la necesidad de un acuerdo nacional, incluyente, a partir de una visión sobre el futuro inmediato del país de que todos somos necesarios, que están dadas las condiciones para la unidad nacional y para un gobierno de transición que lleve a la práctica ese gran acuerdo nacional.

Hay que levantar la esperanza de que estamos cerca del inicio de la solución de la profunda crisis que afecta a la aplastante mayoría de quienes habitamos este territorio llamado Venezuela. Ese acuerdo nacional, en nuestra opinión, debe ser una plataforma que contenga los principales puntos políticos, económicos, sociales y convocar a la Nación venezolana a realizar un esfuerzo supremo para salir del foso a que ha sido conducido por las erróneas políticas de una dictadura militar civil que además de mediocre e incapaz, como lo demuestran los resultados de cerca de 18 años de gestión y está liderada por una cúpula corrupta.


El centro de ese acuerdo nacional es reinstaurar la democracia, la República civil, una política económica sostenible que modernice a Venezuela, que la haga progresar en todos los ámbitos donde los déficits de libertad, de empleo y de comida (¡Tenemos hambre!, es un grito que se oye a lo largo y ancho de todo el territorio nacional).

La idea del acuerdo nacional en nuestra opinión, sería hacer patente lo de la unidad nacional. Razones sobran para intentar llevar a la práctica esta idea que se barajan en los medios de la alternativa democrática, y el camino escogido por la MUD de consulta, de intercambio de opiniones, de unificación, luce como el más adecuado en este momento de grandes dificultades, problemas y peligros que amenazan a la paz de la República, que pareciera les importa un comino a los Maduro y a su camarilla, incluida por supuesto las cuatro comadres de la oficina electoral de Miraflores que por comodidad denominan CNE, quienes intentan retrasar el RR2016, la válvula de escape pacífica y electoral a la crisis.

No se trata de soluciones de izquierda, de derecha, de centro, sino de algo más específico respondiendo a las exigencias de estas dramáticas horas que vive nuestro pueblo, es en una palabra, converger en esa unidad nacional, los puntos que servirán de encuentro a los más diversos sectores de la sociedad venezolana.

Como advertencia final, es bueno precisar que no desaparecerán las diferencias, pero nos convoca y nos une un objetivo que permitirá abrir las puertas a una nueva Venezuela, como será el RR2016 del aprendiz de dictador.

02-10-16