10 Últimos

martes, 4 de octubre de 2016

El viacrucis de un enfermo de cáncer, por @freddyspaz



Freddy Paz 03 de octubre de 2016
@freddyspaz

Diagnosticado y operado un paciente enfermo de cáncer, que no tiene recursos económicos, ni una póliza de seguro, debe iniciar un viacrucis, y comenzar por buscar un Médico Oncólogo y éste le indicará las quimioterapias que debe recibir y los respectivos medicamentos que al mes se le deben colocar cada 21 días por 5 meses o más. Para esto el médico le prepara una montaña de papeles con resúmenes del caso, récipe por triplicado de cada medicamento y planillas con las cuales debe acudir a comprar el tratamiento, lo cual es casi imposible para un paciente de bajos recursos, por su alto costo. O sino debe acudir a una dependencia oficial que se denomina “Farmacia de Medicamentos de alto costo del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales – IVSS” y en la ciudad de Maracaibo existe una, a la cual haremos referencia.

El enfermo de cáncer lleno de fe y esperanza y con mucho miedo y preocupaciones porque sabe que se trata de medicamentos para salvar su propia vida, llega al IVSS ubicado en la zona norte de Maracaibo. Allí comienza una verdadera odisea para no llamarla tragedia, portones cerrados como una institución militar y a la entrada dos vigilantes privados y tres soldados de la Milicia Bolivariana que te preguntan con odiosidad, sin cortesía, sin educación y sin valores, por qué acudes a esa institución y debes mostrarles todo el historial médico; al chequear los soportes del paciente, te autorizan ingresar a un gran salón de espera, pero sin acompañante ya que el acompañante del enfermo de cáncer sin importar su gravedad debe permanecer a las afueras en un pasillo.

Dentro del IVSS, el paciente observa diez taquillas para entregar medicamentos y solo una taquilla de atención al enfermo para revisar los documentos médicos, después de que el paciente ha permanecido en cola por largas horas de pie, es llamado para ser atendido por una “secretaria” para no ofender a las secretarias, pero la definimos como una funcionaria irrespetuosa, grosera y de muy mal genio, la cual revisa todo el expediente médico con ánimo de no solucionar y orientar al enfermo, sino que observamos una conducta extraña, poco común, y busca detalles para rechazar la solicitud , además de pedir carpetas, hojas en blanco, gancho para carpeta, piden copia de la biopsia y su informe sobre lo cual nadie te informa nada y sino las tienes, te rechazan sin importar tu estado de salud, es decir sin ningún tipo de consideración.

Otro detalle, es que si llevas todo los documentos que necesitas, muchas veces te dicen que queda a discreción de la “secretaria” negarte o entregarte los medicamentos o autorizar que te entreguen los que existan que es regularmente lo que pasa y los que no existan, toca al canceroso o a su familia, otra carrera angustiosa que es ir al Banco de Drogas Antineoplásicas BADAN y comprarlas, o adquirirlas en el mercado negro, “bachaqueros” o viajar a comprarlas a precios muy elevados a Colombia.

Todo esto ocurre el día antes que te corresponda hacerte la quimioterapia, porque no te dan cita antes. Pueden imaginarse ustedes la angustia que nace cuando eso sucede en el organismo del enfermo de cáncer. Es mi criterio que debería existir una persona que revise los documentos previamente y orientarlo. También deberían suministrarse información sobre los medicamentos disponibles en la farmacia del IVSS para evitar que un canceroso haga la cola y luego de 2 o 3 horas de pie le digan que no hay el medicamento.

Otra cosa que nos llama poderosamente la atención, es que en el mercado negro, las mafias, si disponen de los medicamentos para las quimioterapias que muchas veces te niegan en la farmacia del IVSS, con el logo del Seguro Social y hasta con aviso de “distribución gratuita”, y los venden a precios millonarios, lo que orienta a pensar que algo raro pasa en esa Institución. Al punto que en los pasillos otros enfermos con mayor experiencia en éste viacrucis, orienta los caminos que deben seguirse para lograr los medicamentos, y donde aparecen involucrados funcionarios vinculados al IVSS, entre ellos, milicianos, vigilantes y empleados que te pueden ayudar a conseguir los medicamentos que te niegan, pero eso sí, a precio de “bachaquero”.

Se imaginan ustedes lo que tiene que vivir un paciente que anda inmunosuprimido con riesgo de contagios de enfermedades externas y además operado o no, sabiendo lo que significa tan grave diagnostico que está asociado a la muerte, sino se trata a tiempo y además la preocupación de su familia. Por favor preparen a ese personal para que con amabilidad, humildad y honestidad, atiendan a los enfermos de cáncer que cada día son más.

Hay que decirlo, obligan a los enfermos a ir personalmente hacer estas gestiones, sin impórtales la gravedad o no de su estado de salud, así sea del interior del estado tiene que movilizarse cueste lo que cueste hacerlo.

Finalmente dejo constancia que esto que expreso pudiera ser verificado por cualquier autoridad honesta competente y ayudar a humanizar el trato a los enfermos de cáncer del Zulia y de toda Venezuela.

Diputado Freddy Paz
@freddyspaz