10 Últimos

martes, 30 de mayo de 2017

Alfredo Ramos: Venezuela solo recuperará su estabilidad si hay elecciones generales por @contrapuntovzla


Por Vanessa Davies


Tres espadas de Damocles penden sobre el cuello del alcalde de Barquisimeto: un amparo, una demanda y un posible juicio militar. La Cámara Municipal de Iribarren intentó destituirlo. Dice que la constituyente es un ardid “para legalizar la dictadura"

El 11 de mayo, el alcalde de Barquisimeto, Alfredo Ramos, iba de regreso a la capital larense cuando supo que los concejales del Concejo Municipal de Iribarren presuntamente lo habían destituido. Pero más de una semana después de esta decisión, Ramos -un veterano, veteranísimo dirigente de la izquierda venezolana e integrante de la dirección nacional de La Causa R- sigue mandando en su despacho. Y fue justamente en su oficina barquisimetana donde el mandatario recibió al equipo de Contrapunto y recalcó que –a su juicio- el país solo volverá a la normalidad si se celebran elecciones generales.


"Destitución ilegal, írrita e inejecutable"

-¿Usted está destituido o no está destituido?

-Primero que esa fue una acción totalmente ilegal, inconstitucional por parte de los ocho concejales del Gran Polo Patriótico: seis del PSUV, uno del PPT y otro del PCV. Fue una destitución ilegal, írrita e inejecutable.


-¿Por qué?

-Porque ellos no tienen ninguna competencia para destituir a alcaldes legítimamente electos. Los causales para la sustitución de un alcalde son muerte, renuncia, revocatorio y la ausencia absoluta por más de 90 días. En la práctica esa fue una medida fundamentalmente política.

-¿A qué la atribuye?

-Desde que llegué a la alcaldía he venido asumiendo la defensa del derecho a la protesta. En 2014 se realizaron protestas y el primer amparo que se introduce en mi contra lo hizo un general, comandante de la ZODI. Ha habido, por parte de estos concejales, un ataque en mi contra desde que asumí la alcaldía. No solamente en 2014. En 2015 intentaron acusarme de tener nexos con el paramilitarismo colombiano. En 2016 irrumpieron en el Palacio Municipal, destrozaron parte del Palacio, llegaron hasta aquí con grupos armados. Gracias a Dios no llegaron hasta el despacho.

-Las relaciones han sido tensas.

-Han sido tensas. Pero desde que estoy aquí les he abierto las puertas a ellos.
Ramos atribuye al diputado y dirigente pesuvista Diosdado Cabello buena parte de la destitución que no fue tal: “Diosdado dijo que iba a iniciarse un proceso judicial contra varios alcaldes, entre los cuales anunció a la alcaldía del municipio Iribarren. Supongo que estos concejales, al ver esa línea de Diosdado, creyeron que estaban haciendo una acción para aparecer como más papistas que el Papa”.

Tal vez creyeron, asoma el mandatario, que no habría respuesta. “Lo que yo valoro es la reacción del pueblo. A pesar del torrencial aguacero que cayó en Barquisimeto (el viernes 12 de mayo) aquí llegó una multitud a apoyar al alcalde y el poder municipal, y eso generó también una reacción nacional”.

-¿Qué consecuencias hubiese tenido este precedente?

-Hubiese tenido unas consecuencias para otros alcaldes. Nosotros (oposición) ganamos 76 alcaldías en 2013, pero un número importante de esas alcaldías, producto de la reingeniería electoral que hizo el CNE y aunque tenemos la mayoría de los votos, no tenemos la mayoría en la Cámara Municipal. Eso ocurrió en Barquisimeto. Si ese precedente de mi destitución se hubiese concretado, podría haber generado una cadena en varias partes del país.

-¿La medida en su contra está paralizada?

-No. Yo tengo dos demandas. Esa decisión de la Cámara es inejecutable. Yo sigo ejerciendo la autoridad municipal. Pero tengo dos medidas judiciales: un amparo y una demanda. Un amparo que fue introducido hace dos semanas por un grupo de partidarios del PSUV, y una demanda introducida por los ocho concejales. El amparo y la demanda son idénticos.

-¿Qué se argumenta?

-El argumento es que yo financio las protestas en Barquisimeto, que yo soy un terrorista y que debo utilizar la policía municipal para efectos de represión.

-¿Puede hacerlo o no puede hacerlo?

-No. Primero, la ley establece claramente que las policías municipales no tienen competencia de orden público. ¿Qué ha hecho la policía municipal? Cada vez que hay una manifestación ellos resguardan, dirigen el tránsito para que la manifestación culmine. En todas las marchas en las que yo he estado a la cabeza no ha habido hechos de violencia.

-Pero sí ha habido hechos de violencia en Barquisimeto.

-Ha habido hechos de violencia en protestas que realiza la gente. Por ejemplo, vi la protesta del barrio Macuto, y ahí había gente protestando como a las 6:00 pm en forma pacífica: con banderas, con pitos. Al rato me llamaron para decirme que llegaron “colectivos” y la Guardia Nacional reprimiendo a los manifestantes. Igual ocurrió con la urbanización Sucre: estaban unos muchachos protestando pacíficamente, y después de eso vivieron horas de terror.


Tres acciones en su contra

-¿Usted responsabilizaría de la violencia a quiénes?

-A los colectivos, a los grupos paramilitares. Aquí hay grupos fuertemente armados y amparados por funcionarios de la Guardia Nacional. No es casual que el propio general Torrealba diga que la Guardia trabaja con los colectivos. Y hay un video en el cual los colectivos salen del Comando Regional 4. ¿Cuál fue la justificación que dio el general? Que él trabajaba con los colectivos y que ellos salían en horas de la tarde a limpiar la ciudad. ¿Cómo limpias la ciudad en una moto y armado? Se nota que hay un grado de impunidad con estos grupos, porque la Guardia Nacional los ampara.

-¿Usted ha pedido que esto se investigue?

-Sí.

-¿A quién?

-Al Ministerio Público. Creo que he ido cuatro veces. Ha habido señalamientos muy concretos también, porque hay evidencias.

-¿Ha tenido respuesta?

-Hasta ahora no ha habido respuesta. No sé si se iniciaron las investigaciones. En el caso de la investigación hablé con la fiscal, le expuse todo lo que está ocurriendo. Espero que se inicie una investigación, porque no puede quedar así que ocho concejales destituyan a un alcalde, ahora estén borrando las evidencias.

-¿Tiene pruebas de que las están borrando?

-Claro, porque cambiaron el acuerdo. Modificaron el acuerdo para decir que ellos no aprobaron mi destitución sino una investigación, cuando todo el mundo sabe. Los concejales de la Unidad se retiran cuando ellos votan; cuando ven que ellos van a ejecutar ese exabrupto, inmediatamente se retiran.

-Por lo que usted cuenta, sigue con la espada de Damocles del amparo y la demanda.

-Claro. Y agrego a eso la comunicación que me envió un fiscal militar.

-¿Qué le dice?

-El fiscal militar me envía una comunicación en la que me pide copia certificada del permiso que yo le otorgué a una manifestación que se realizó el lunes 8 de mayo. Pero al final dice: “esta solicitud la estamos haciendo porque hemos iniciado una investigación penal militar”. Contra quién, no lo dice, pero como era yo quien estaba al frente de esa manifestación indudablemente –mi suposición y la información interna que tengo- que quieren abrirme un juicio militar por esa manifestación. Muchos urbanismos reprimidos por la Guardia Nacional y los colectivos están al frente de la 14 Brigada; obligatoriamente, si haces una manifestación en los urbanismos, estás al frente de esa instalación. 

Ese día fueron retenidos ilegalmente cinco policías municipales. ¿Qué estaban haciendo? Resguardando la marcha, dirigiendo el tránsito. También retuvieron a un fotógrafo.

-¿Usted tiene una investigación militar abierta?

-Hasta ahora no dice a quién. Debo decir lo siguiente: el derecho a la manifestación en Venezuela está garantizado por la Constitución. Esa fue una manifestación pacífica, no hubo ningún acto de violencia. Fueron retenidos de manera ilegal esos funcionarios y nosotros culminamos la manifestación. ¿Cuál es la información? Que quieren iniciar na investigación penal militar en mi contra.

-¿No hay que pedir permiso para protestar?

-No. El propio extinto presidente (Hugo Chávez) dijo en una oportunidad que aquí no se necesita permiso para marchar. Yo lo que hago, en todo caso, es recibir la participación de la marcha.

-¿La recibió en esta ocasión?

-Claro. Como lo ha hecho el PSUV. El PSUV me manda sus comunicaciones, me dice que va a hacer una marcha y yo lo que hago es recibirla. No me voy a poner a decirle “usted no puede pasar por aquí”. Eso no lo hago. En todo caso, los organizadores de la marcha responsablemente harán la movilización. Han pasado por el frente de la alcaldía, rayan las paredes, pero yo no voy a poner a la policía a actuar en contra de ellos. Simplemente nosotros garantizamos eso. Ellos tienen derecho a marchar, tienen derecho a decirme lo que ellos quieran. Yo no voy a molestarme por eso. Tengo años en la lucha y sé lo que significan las movilizaciones, las pasiones.

-¿Tiene tres acciones en su contra?

-Tengo tres acciones en mi contra. Es una espada de Damocles: se pueden activar en cualquier momento. Sobre todo en este país en el cual no hay estado de derecho.


"Un ardid" para "legalizar la dictadura"

-¿No hay diálogo con el Gobierno Nacional?

-No hay, hasta ahora. Cuando se intentó el diálogo frustrado lamentablemente los acuerdos que supuestamente existían no se cumplieron.

-El Presidente habla de usted como un dirigente sindical a quien conoce hace tiempo y respeta.

-Es que yo conozco a Nicolás Maduro, conozco a Aristóbulo Istúriz. De verdad, digo cómo cambia el poder. Ese dicho popular que reza “dale poder a una persona y la conocerás” es una verdad.

-¿Qué cosas han cambiado, en su opinión?

-No es posible que dirigentes gremiales, sindicales, que en otros tiempos luchaban por el respeto de los derechos humanos, la protesta, mejora de condiciones; que luchaban contra los abusos de poder, en este momento utilizan el poder y abusan en contra de una población que lo que está reclamando es que haya elecciones, que se respete el derecho al voto.

Para Alfredo Ramos, fue después de las elecciones legislativas de 2015 cuando “la cúpula gobernante se dio cuenta de que había perdido la mayoría y comenzó a fraguar una traición a la Constitución y a la democracia”.

-¿Qué piensa de la constituyente?

-Considero que eso no es una constituyente. Para mí, es un ardid, una artimaña de Maduro que tiene un fin: darle forma al golpe de Estado que se ha ejecutado en Venezuela y legalizar la dictadura. ¿Por qué no hacen un referéndum consultivo? Es que ya voceros del oficialismo dicen que no se requiere ni siquiera el referéndum aprobatorio. Quiere decir que 500 personas, escogidas por ellos, van a dirigir los destinos de este país sin consultarle al pueblo venezolano que es el depositario del poder constituyente originario, como lo establece la Constitución. Nosotros estaríamos dispuestos a hacer una asamblea constituyente como lo establece la Constitución.

-¿Con el referéndum consultivo?

-Con el referéndum consultivo; con elecciones universales, directas y secretas y con un referéndum aprobatorio.

-¿En esas condiciones Alfredo Ramos iría?

-Así sí son una selecciones que nosotros queremos: elecciones universales, directas y secretas; que los constituyentes sean electos por el voto universal, directo y secreto; y que las reformas o una nueva Constitución sea sometida a un referéndum aprobatorio.

-Todo indica que no va a ser así. Si no es así, ¿van a continuar las protestas?

-Vamos a seguir acciones de calle el tiempo que sea necesario, porque lo que Maduro pretende con esa convención del PSUV (al final eso va a ser una convención del PSUV) es implantar en Venezuela una dictadura colegiada: él con esos 500. Y eso este pueblo no se lo va a permitir. Nosotros vamos a seguir en la calle. Maduro sacó un decreto que involucra las garantías constitucionales.

-¿Qué consecuencia va a tener eso para las protestas?

-En Venezuela las garantías constitucionales ya no están garantizadas. El derecho a la salud, que es un derecho constitucional, en la práctica no se está cumpliendo; es letra muerta. Aquí hay una crisis humanitaria; hay gente que se muere de verdad por falta de medicinas. No hay garantía de la salud. No hay garantía del derecho a la vida. Aquí se está asesinando a jóvenes que están protestando en la calle. Aquí hay miles de heridos, muchos no contabilizados. Hay heridos de bala que son tratados a escondidas. A los médicos les da miedo llevarlos a una clínica o a un hospital porque está el Sebin.


"Este no es un gobierno normal" que termina su periodo

Durante más de 50 días de manifestaciones en Lara han muerto seis personas, hay más de 200 heridos y un número no menor de detenidos. “Algunos de esos detenidos, seis, fueron enviados a la cárcel de Ramo Verde, con juicios militares, que los prohíbe la Constitución”, deploró.

-El país no está en una situación de normalidad. ¿Se puede sostener una situación como esta por varias semanas o meses más?

-Insisto: el tiempo que sea necesario este pueblo va a luchar. De distintas maneras, de distintas formas, con diferentes mecanismos que establece la Constitución. Eso sí: pacíficamente. La lucha tiene que ser pacífica.

-¿Vamos a un escenario como el de Siria, como dice el Gobierno?

-No quisiera jamás que en Venezuela se llegue a un escenario de esa naturaleza. Creo que la dictadura de Maduro está muy debilitada y aislada, nacional e internacionalmente. Maduro perdió toda legitimidad; el apoyo, incluso, de sus propios partidarios, porque no puedes ser un Presidente que le haga daño, incluso, a su propia gente. Creo que es un problema de tiempo. Nosotros tenemos que continuar, y uniendo a todo el que podamos: incluso, gente que haya estado del lado del oficialismo. He visto gente que está defendiendo la Constitución de 1999; algunos fueron constituyentes, otros fueron ministros. Siento que hay organización, preocupación en muchos líderes y dirigentes políticos, especialmente de factores que estuvieron en el oficialismo, de que esto entre en una etapa de violencia.

-¿Qué solución pacífica plantearía en este momento?

-Las elecciones.

-¿Regionales?

-Las que sean. Claro, Maduro ya es ilegítimo.

-Pero le queda año y medio de ejercicio.

-Los presidentes son electos por votos, pero en el desempeño, al violar la Constitución y ponerse al margen de la Constitución, se convierten en ilegítimos. Y es una tarea, del país y del pueblo, resolver esa ilegitimidad del presidente por la vía de las elecciones.

-¿Usted llamaría a elecciones generales? ¿Aunque no corresponda?

-Aquí hubo un golpe de Estado. Al haber un golpe de Estado, y quien está gobernando convertirse en un ilegítimo, indudablemente que la única solución para eso es la vía electoral: que haya elecciones generales para la sustitución, por la vía de los votos, de los que son ilegítimos y están gobernando en este momento, que es la dictadura de Nicolás Maduro. Este no es un gobierno normal, que cumple su periodo. La inmensa mayoría de este pueblo, cerca de 90%, quiere que Maduro se vaya. Nosotros estamos interpretando a esa inmensa mayoría que quiere que Maduro se vaya.

-Pero hay gente que quiere que se quede, gente que lo apoya.

-Un 10%. Pero 90% quiere que se vaya. Además, aquí hay gente asesinada, heridos, presos, torturas. Aquí la Constitución prácticamente es letra muerta. No hay garantías constitucionales. Por más que suspendan formalmente las garantías con un decreto, y decreten un estado de excepción con toque de queda, el pueblo va a seguir en la calle. Aquí hay una indignación popular. Por eso digo que 90% rechaza a Maduro y pide elecciones para sustituir a Maduro por la vía electoral.


Maduro debe dejar el poder

Las protestas han dejado otras heridas en el municipio Iribarren: las económicas. El alcalde confirmó que la recaudación del municipio bajó 15% durante el mes de abril y que tiene un déficit de 7 mil millones de bolívares. Por eso, como dirigente político, Alfredo Ramos insiste en que la situación actual “hay que resolverla”, porque “nunca habrá crecimiento económico en una inestabilidad política”. Es fiel convencido de que “se requiere estabilidad política en Venezuela, y la estabilidad política en Venezuela es que haya elecciones generales”.

-¿Qué le diría al Nicolás Maduro que conoció?

-Que deje ya de seguir dándole más dolor a este pueblo y a este país. Que un gobernante tiene que entender, en su vida, cuándo se le está haciendo daño a un país, a un pueblo. Y que lo mejor, para evitar más derramamiento de sangre, es su salida del poder.


28-05-17